martes, 23 de marzo de 2010

"English refs" or "Spanish refs"?

Comentaba el otro día en su Twitter Sid Lowe lo siguiente: "I'm sick of refs in Spain ... every little touch and the game is stopped. Gah! enough already! Stop ruining games, please!"
"Creen que parando constantemente el juego protegen a los futbolistas y el espectáculo, pero se equivocan".
No entramos a valorar si el árbitro español es mejor o peor; o si los ingleses son los mejores, ni mucho menos. Los árbitros ingleses se equivocan (y mucho); pitan penaltis que no son, ven fueras de juego donde no los hay, como sucede con los árbitros de todo el mundo. Pero "entienden" el fútbol como ningún otro árbitro en el mundo.
video

¿Cuándo hemos visto en España a un árbitro dialogando con los jugadores?, ese gesto -apararentemente insignificativo- me parece de vital importancia. ¿Tanto le cuesta a nuestros árbitros dialogar con los jugadores...o simplemente explicarles sus decisiones? Esa es la parte meramente formal, pero ¿qué hay de las tarjetas? Nada que nos sorprenda, ¿verdad?

10 comentarios:

nicolas dijo...

Es lo mismo que pienso en el tema arbitral. A parte de que se pueda mejorar en la toma de decisiones, lo que hay que mejorar es el trato al futbolista del árbitro y viceversa. Es increible ver a algunos árbitros ir con sensación chulesca a hablar con jugadores, no permitirles tocarles, ni permitirles pedir explicaciones.

Si se dialogara más dentro del campo de fútbol con el árbitro se acabarían muchos males.

José David López dijo...

Hola:

Pues es cierto, yo también me uno a esa dinámica de intentar impedir que el futbol nos lo estropeen los de negro con decisiones que no son favorables. Que seamos el pais donde hay mas cartulinas amarilñlas ya dice mucho...

Saludos desde El Enganche

Sergio Santomé dijo...

@ nicolas

"Es increible ver a algunos árbitros ir CON SENSACIÓN CHULESCA a hablar con jugadores, no permitirles tocarles, ni permitirles pedir explicaciones."

Tú lo has dicho.;)

Álvaro de Grado dijo...

Creo que la principal diferencia entre los árbitros ingleses y españoles está en la actitud. En Inglaterra se ponen al mismo nivel de los jugadores y dialogan con ellos, al contrario que en España que se creen superiores y no dejan hablarles ni "ir en son de paz".

A pesar de todo, no tenemos que olvidar que allí en Inglaterra el juego es mucho más duro y los árbitros a veces ponen el listón de las tarjetas demasiado alto por lo que hay partidos extremadamente bruscos.

Saludos Desde Anfield: El extraño caso de Owen Hargreaves

Carlos Pérez dijo...

Gran artículo, la verdad es que dialogar siempre es bueno, ayuda bastante. Hay partidos, claves, derbis, que a la mínima el árbitro saca la tarjeta, y cuando se lleva poco tiempo... en Inglaterra, esto de los derbis lo entienden de otra manera, dialogan, saben que el jugador se juega el honor y por ello suelen amonestar verbalmente.

Un saludo Sergio!

Martí dijo...

Interesantísmo debate.

Estoy de acuerdo en lo que comentáis. Algún apunte más.

Los árbitros españoles, cuando arbitran en Europa, toman actitudes más parecidas a las inglesas lo que demuestra que pueden ser capaces de hacerlo.

No solo es culpa del árbitro sino también de los jugadores y de la afición. Me explico: en España los jugadores son mucho más "pícaros" o "tramposos", como se quiera, por lo que el árbitro siempre tiene la duda. Aunque es cierto que en Inglaterra esto cada vez se ve más.

Respecto al diálogo, las aficiones se indignan cuando un árbitro habla largo rato con un jugador para después dejarlo marchar sin amonestación efectiva ninguna. Hace falta un proceso de adaptación.

Lo que sí debería adoptarse es la más alta "permisividad" de la Premier. Herny comentó que Shearer no podría jugar en España porque le pitarían falta en cada jugada. Esto hay que hablarlo y ponerse de acuerdo no solo los árbitros sino jugadores y entrenadores.

Un saludo!

Willy dijo...

Pues sí, firmo todo lo que dices.
El fútbol es un deporte de contacto y los colegiados españoles no entienden eso. Hay un árbitro español que me gusta bastante, es Mateu Lahoz y en ese sentido tiene una filosofía muy inglesa.

Saludos

Gonzalo Novillo dijo...

Es un debate interesante el que planteas, Sergio, sobre todo me gusta lo que dices: No es que sean mejores árbitros-que en general, lo son- porque se equivoquen menos, si no que entienden el juego, leen los partidos. Ahí está la clave del asunto. Saben que los partidos a veces se calientan, cuando tienen que sacar un tarjeta y ponen calma cuando se precisa.
También hay un indudable trasfondo cultural. En España, se juega distinto que en Argentina o en el Reino Unido. En Argentina, por ejemplo, si pasa lo que ocurrió en ese derby entre Chelsea y Arsenal, el árbitro expulsa a cuatro jugadores y se termina. En España sacan dos rojas y dos amarillas. Lo mismo con las faltas, y ya deando de lado el tema de piscineros, ya que Inglaterra ya no es lo que era en ese sentido. Aquí se juega con menos contacto, y no sólo a nivel profesional, si no desde categorías inferiores nos acostumbramos a que cualquier contacto es falta. El concepto de tackle duro al balón y los agarrones, que en Inglaterra son interpretados por los colegiados como una forma de luchar por el balón, aquí en España son consideradas como infracciones. Es muy difícil que esto cambie, pero al menos, los árbitros deberían aprender a entender más el juego, y no interrumpir constantemente el partido.

Javi dijo...

Simplemente comparar a los árbitros ingleses con los españoles es comparar el día con la noche. Con respecto a los jugadores, más de lo mismo. El jugador va en plan chulo y el árbitro se pone a su altura o al revés.

En Inglaterra la figura del árbitro tiene una consideración que ni de broma tiene en España y es una maravilla ver como hablan con los jugadores y como manejan las situaciones.

Saludos desde http://manchesterutdblog.info

Pablo G. dijo...

Buen y acertado post. Saludos