miércoles, 28 de octubre de 2009

Paciencia...¿qué es eso?

Mayo de 1988: la crisis del FC Barcelona es cada vez mayor e incluso hay quien pide el cese ("motín del Hesperia") de Josep Lluis Núñez, presidente de la entidad. Para calmar los ánimos, Núñez trae a Johan Cruyff, quien también había llegado 15 años atrás a Barcelona como salvador del club; ahora, en 1988 llegaba para ser el nuevo entrenador del Barça.
Pero Cruyff no iba a ser un entrenador más, sino "el entrenador", el personaje que en cierta medida cambiará la historia y la evolución de la institución blaugrana. Lo tenía claro, iba a jugar con 2 extremos, sin un '9' al uso, con defensa de 3, etc. Le tachan de suicida, le quieren hacer ver que con eso se puede triunfrar en la floja liga holandesa, pero que esto es la liga española. Cruyff -
como ha hecho siempre- hace oídos sordos y sigue a lo suyo. Ensamblar las piezas de este innovador puzzle requiere su tiempo y en el primer año de Cruyff como entrenador el equipo sufre en demasía fuera de casa, pero -aun jugando con defensa de 3- es el equipo menos goleada de primera división. Además, se gana una Recopa de Europa. Lo más importante no eran los resultados sino que esa filosofía de juego de Cruyff calara en los jugadores, así pues en su 2º año (89-90) no hay una gran mejoría en lo que a resultados se refiere y solo se gana la Copa del Rey.
Son ya 2 años los que lleva el holandés en el banquillo culé y sin embargo, el Madrid sigue dominando la liga española, por lo que en verano de 1990 los detractores de Cruyff llegan a pedir su cabeza. En ese año 1990 y en una asamblea de compromisarios, algunos socios piden a la junta directiva la "cabeza" de Johan. Núñez se opone, confía en Cruyff y todos conocemos lo que sucedería en los 4 años venideros: 4 Ligas consecutivas, la primera Copa de Europa de la historia del Club y la implantación de un estilo que aun hoy perdura y que no solo afecta al actual primer equipo del Barça, sino también a la cantera barcelonista.

Julio de 2003: Joan Laporta gana las elecciones.Después de varios meses muy convulsos, Laporta devolverá un cierto grado de estabilidad a la entidad. Con él llega Frank Rijkaard, un joven entrenador, sin apenas experiencia en los banquillos. La situación deportiva con la que se encuentra Rijkaard era desastrosa, y aun con el fichaje de Ronaldinho, el equipo dista mucho de ser un equipo competitivo...hará falta tiempo y paciencia. Pero la 1ª vuelta del Barcelona es pésima, hasta el punto de que el Málaga le mete 5 goles, de que el Real Madrid vence en el Camp Nou -algo que no había sucedido en las dos últimas décadas- y de que el Barça está ya a 18 puntos del líder, es entonces cuando varios miembros de la junta directiva apuestan por el cese de Rijkaard. La presión popular y mediática es cada vez mayor y parece que Laporta no tendrá más remedio que destituir al entrenador holandés.
Sin embargo, Laporta y muchos de los directivos no perderán su confianza en Frank, quien en invierno les pide un esfuerzo: fichar a Edgar Davids. Cinco días después el mediocentro holandés estaba en Barcelona, aunque su cesión no gustó a quienes pedían un delantero para salir de la crisis. La segunda vuelta del Barça -con Ronaldinho a la cabeza- será espectacular, un aperitivo de lo que vendría en años venideros: dos ligas, la Champions de París y un fútbol exquisito.

Junio&Septiembre de 2006: España recibe un serio correctivo en el Mundial de Alemania. Íbamos a jubilar a Zidane, y este nos mandó de vuelta a casa. Pero sería tres meses después cuando la España de Aragonés toca fondo. Derrota muy dolorosa en Belfast, que hace que "Luis Aragonés perdiese la poca credibilidad que tenía". Luis aguantó lo que no está escrito y más. No volvió a convocar a Raúl y acabó de perfilar una selección que llevaba tiempo preparando: tanto en Belfast como en el partido contra Francia se juega con un 4-3-3 (o algo parecido a ello), aunque es casi imposible juntar a Raúl, Villa y Torres. A partir de entonces todo cambiará y nos presentamos en la Eurocopa con la ilusión de siempre, hay motivos para creer en el éxito, pero no debemos caer en la euforia desmedida e ir paso a paso. No obstante, en esta ocasión hay muchos escépticos...pero España se proclama campeona de Europa ¡y de qué manera!, ¿quién lo diría la noche de Belfast, verdad?

Octubre de 2009: Los mismos medios y aficionados que hace menos de un mes presumían del equipazo que había montado el Madrid, montan en cólera y piden la "cabeza de Manuel Pellegrini.
Claro, la culpa es de él.. igual que antes era de Juande Ramos, Bernd Schuster, Fabio Capello, Juan Ramón López Caro, Vanderlei Luxemburgo, Mariano García Remón, José Antonio Camacho y Carlos Queiroz...

lunes, 26 de octubre de 2009

Volvió, vio y venció

Llegaba el clásico de Inglaterra y si el Liverpool perdía estaríamos hablando de la peor racha del club desde los años 50. Una quinta derrota consecutiva podía ser un obstáculo casi insalvable incluso para Benítez. Enfrente de un obligadísimo Liverpool estaba un Manchester que no tenía tanto que perder y sí mucho que ganar.


Planteamiento Liverpool

Había alguna duda sobre si Fernando Torres iba a ser titular, pero una vez recuperado de su lesión estaba claro que iba a ser titular, ni Benítez tiene un recambio de garantías para el madrileño, ni tampoco podía prescindir de la presencia del "niño" en un partido de este calibre. Su titularidad ayudaba, además, a minimizar -si es que es posible- la baja de Steven Gerrard, cuyo puesto ocupó una vez más Benayoun.
Así pues, 4-2-3-1 en los 'reds' con Lucas y Mascherano en el doble pivote, F.Aurelio como volante izquierdo, Benayoun mediapunta, Kuyt en la derecha y Torres como único '9'. Sin embargo, vimos constantes permutas entre Dirk Kuyt y Yossi Benayoun, de esta forma el holandés aparecía por momentos cerca de Torres, mientras que el israelí caía a banda.


Planteamiento Manchester United
Al igual que Benítez, Ferguson dispuso de su delantero estrella, y es que su participación estuvo en duda hasta última hora, pero finalmente Rooney jugaría aunque su actuación no sería determinante. Mantuvo el 4-4-2 Ferguson, esta vez con Scholes y Carrick en mediocampo, con Valencia y Giggs como volantes. La apuesta del United era ceder la iniciativa al Liverpool, jugar muy replegado e intentar hacer daño a la contra (aunque no disponga del personal idóneo para ello).


Iniciativa que no se traduce en ocasiones de gol

Desde el pitido inicial, la iniciativa del juego corresponde al Liverpool, que domina la pelota, marca el tempo del partido y se siente cómodo sobre el terreno de juego.
A pesar de no solucionar sus problemas en la salida de balón, el Liverpool es capaz de tener el balón gracias a la escasa presión del United, que permite a los 'reds' llegar a 3/4 de campo con relativa facilidad y sin encontrarse con muchos obstáculos por el camino. Es ahí donde se echa en falta algo más de profundidad, ya que Glen Johnson no estuvo tan brillante como nos tiene acostumbrados -y enfrente tenía a todo un Patrice Evra- y la banda izquierda -Insúa y Fabio Aurelio- no generó todo el fútbol que debiera. Por suerte, está Benayoun, que sin llegar a cuajar una gran 1ª parte, si deja varias perlas y recuerda al rival que si alguien tiene último pase y capacidad para asistir ese es él.
Pobre, pobrísima 1ª parte del United, que no solo juega gran parte de la misma en campo propio, sino que sus transiciones dejan mucho que desear y sólo es capaz de llegar al área de Reina con un par de llegadas por el costado que, a decir verdad, no debieron inquietar mucho al portero español, que tendría una tarde mucho más tranquila de lo esperado.
Mejora el United en el tramo final de la 1ª parte, pero son los peores minutos -futbolísticamente hablando- del partido. Si bien es cierto, que esta leve mejoría del Manchester nos hacía pensar que podíamos ver una espectacular 2ª parte, jugada de tú a tú.
Aun así, esa superioridad 'red' no se traduce en goles, ni siquiera en ocasiones de gol.


Grande Yossi, grande Fernando...

La tónica de la 2ª parte es, a grandes rasgos, la misma de la 1ª mitad. Pero dos jugadores aparecerán para marcar las diferencias. Si algo tiene Benayoun es visión de juego y calidad para el último pase, y ayer le sirvió para inclinar la balanza del lado 'red'. Había hecho méritos el Liverpool para ir por delante en el marcador, pero esto es fútbol y por muchos méritos que hagas puede darse el caso de que siga el 0-0 pasada la hora de juego.
La magia de Benayoun y la calidad de Torres fueron determinantes para abrir la lata. El partido de Torres volvió a ser extraordinario, demostrando que se le da bien el Manchester y convirtiéndose en la bestia negra de Nemanja Vidic.
Solo entonces y tras casi 70 minutos, el United reaccionó -tímidamente- y adelantó líneas. Los 'red devils' crearon más ocasiones en el último cuarto de hora que en el resto del partido...con eso está todo dicho. El 1-1 estuvo cerca -Valencia lo tuvo en sus botas- pero acabaría sentenciando N'Gog.

Ahora bien, muchos se preguntan por qué Benayoun no es titular en el Liverpool. Pues por la sencilla razón de que comparte posición con el estandarte del club y uno de los mejores futbolistas del planeta (Gerrard). Son perfiles diametralmente opuestos, pero al fin y al cabo el israelí es un mediapunta y en el actual Liverpool ese es el hábitat del capitán. Otra cosa es que Benayoun debiera jugar más partido como volante izquierdo. El rendimiento de Riera, Babel y F.Aurelio en esa demarcación no es como para echar cohetes, así que quizás Benítez tendría que valorar seriamente la posibilidad de hacer un hueco al israelí en esa banda izquierda, pero tampoco debemos olvidar que su rendimiento bajaría con respecto al que ofrece como mediapunta y por ello Benítez prefiere aprovechar la banda con un volante (Fabio Aurelio) o con un extremo (Riera o Babel). Yossi, difícilmente perderá su rol de jugador nº12, que por cierto lo hace muy bien, así que ¿por qué dejar de ser el nº12?

sábado, 24 de octubre de 2009

¿Ultimátum ?

Liverpool y Manchester United llegan en situaciones muy diferentes al partido por antonomasia del fútbol británico. El ManU lidera la Premier League y tiene encarrilado su pase a 1/8 de final de Champions; sin embargo, el Liverpool vuelve a caer en la irregularidad de años atrás. En los 4 primeros años de Benítez en Liverpool, raro era el año en que los 'reds' seguían peleando por el título cuando llegábamos a Navidades.


Mal verano, peor inicio de temporada

Las marcha de Hyypia, Leto y Arbeloa fueron poco menos que insignificantes. Pero perder a Xabi Alonso se convirtió en el mayor quebradero de cabeza de Rafa Benítez. Ya en 2008 había intentado fichar a Gareth Barry, pero este continuó en el Aston Villa, como era lógico Benítez volvió a intentar su fichaje pero el jugador se vio atraído por el interesante proyecto del Manchester City. Era el hombre, la ficha que cubriría el hueco dejado por Xabi Alonso, y es que el técnico español soñaba con un doble pivote Mascherano-Barry...por suerte no se les "escapó" 'Masche'. Con el dinero pagado por el Real Madrid, Benítez fichó a Kyrgiakos -¿alguien me explica este fichaje, por favor?-, a Glen Johnson y a Alberto Aquilani.
  1. Alberto Aquilani: Tuvo luces y sombras en la Roma, jugador irregular pero de gran clase. Ha estado lesionado hasta ahora y todavía no ha podido debutar. Su adaptación al fútbol inglés es una incógnita; además, no será fácil que se acople al equipo ya que él no puede ser "el sustituto de Xabi A." simplemente porque Aquilani no es mediocentro sino interior o mediapunta. La presencia de Gerrard hará que el italiano tenga que actuar como '8'.
  2. Glen Johnson: Su traspaso fue bastante caro...pero está siendo muy rentable, de lo mejorcito del Liverpool en estos dos primeros meses de temporada. Cumple defensivamente y genera muchísimo fútbol. Aporta mucho más de lo que aportaba Arbeloa.
  3. Sotirios Kyrgiakos: Central griego muy alto, experimentado...pero que no será más que el 4º central de la plantilla.
El Liverpool empezó con mal pie: derrota en White Hart Lane y derrota ante el Aston Villa en la 3ª jornada. Lo peor vendría después: lesiones de Gerrard y Torres; y 4 derrotas consecutivas ante Fiorentina, Chelsea, Sunderland y O.Lyon. Lo preocupante no están siendo los resultados, sino las dudas que genera el fútbol del Liverpool. Benítez ha apostado por Lucas Leiva, pero esta no está siendo la solución al problema. El puesto de extremo/volante izquierdo se convierte en otro problema: Riera ha tenido problemas físicos y como era lógico, Babel ha sido su sustituto en algunos partidos pero el holandés sigue estancado y su evolución es nula, sus condiciones son formidables, pero no lo demuestra sobre el campo. Así pues, Benayoun ha cobrado mayor protagonismo, puede ocupar esa posición así como sustituir al lesionado Gerrard en la mediapunta. No todos los problemas del Liverpool se reducen a la falta de Xabi Alonso, pero ya sabemos que el Liverpool es capaz de levantar la cabeza cuando las cosas no van bien.


7 puntos que pueden convertirse en 10

La temporada pasada, el Liverpool no llegó en su mejor momento a la eliminatoria contra el Real Madrid, pero entonces vimos la mejor cara de los 'reds', golearon al Madrid, levantaron la moral y pocos días después golearon (1-4) ¡al United en Old Trafford! Ahora, y después de solo 9 jornadas disputadas, el Liverpool está a 7 puntos de la cabeza, por lo que una derrota ante el Manchester los alejaría a 10 puntos que se antoja demasiado y no sería de extrañar que si esto sucede el crédito de Benítez se acabase. Por si fuera poco, Rafa no podrá contar con el lesionado Gerrard y no sabemos si Fernando Torres estará al 100%, ya que acaba de salir de una lesión.

Así pues, Benítez no tiene mucho dónde elegir y parece claro que veremos un 4-2-3-1 con:

-------------------------------Reina---------------------------------

Glen Johnson--------Skrtel------------Carragher-----------E. Insúa

-----------------Mascherano----------Lucas Leiva-------------------

Dirk Kuyt--------------------Benayoun--------------------Ryan Babel


---------------------------Fernando Torres---------------------------

Jugando en Anfield, el United se tomará el partido con "calma" y la iniciativa ha de ser para el Liverpool, que hubiera preferido otro contexto en el que pudiera explotar la velocidad de Babel y Torres. El Liverpool sufre en ataque posicional y a poco que el mediocampo del United anule a Leiva y sobre todo a Benayoun, el juego 'red' quedará limitado a lo que pueda inventarse Torres en una jugada individual y al juego por bandas.
El Liverpool debe aprovecharse de tener dos laterales ofensivos para buscar 2x1: Giggs no está físicamente como aguantar 90 minutos corriendo detrás de Glen Johnson y ese puede ser uno de los puntos débiles del ManU.
Pequeños detalles como las jugadas a balón parado serán decisivas en un partido del que no espero muchos goles.


No está tan claro cuál será el once titular que presente Sir Alex Ferguson: Darren Fletcher y Wayne Rooney son duda, así que si estos dos jugadores no se recuperan podríamos ver algo así:

----------------------Van der Sar-------------------------

G. Neville-------Vidic-------------R. Ferdinand-------Evra

Valencia------O'Shea---Carrick----Scholes-----Ryan Giggs

-----------------------Berbatov----------------------------

Ante la posible ausencia de Wayne Rooney en el once titular, no debería sorprendernos que Ferguson reforzase el centro del campo con un trivote formado por O'Shea, Scholes y Carrick. Si el Liverpool está teniendo enormes problemas en mediocampo, los problemas podrían multiplicarse por 2 con la presencia de estos 3 futbolistas: O'Shea se encargaría de "anular" a Benayoun y Carrick y Scholes tendrían mayor peso en fase ofensiva, sus llegadas al área rival serían otro peligro y el equipo buscaría salir rápido a la contra. Dos extremos como Giggs y Valencia tendrán la obligación de hacer mucho daño a dos laterales ofensivos como son Johnson y Emiliano Insúa. Mañana Ferguson -a diferencia de Benítez- no tiene nada que perder y se puede aprovechar de ello.

El duelo: F.Torres vs N.Vidic. El central serbio estaba siendo, para muchos, el mejor jugador de la pasada Premier League hasta que quedó en evidencia ante "El niño" Torres. Ya en el partido de la 1ª vuelta había sido expulsado, pero el partido de la 2ª vuelta en Old Trafford se convertiría en toda una pesadilla para Vidic, que fue expulsado y que poco pudo hacer ante la exhibición de potencia y calidad del delantero español.

Este Liverpool-Manchester United es el partido de los ausentes (Gerrard, quizás Rooney...) y podría ser el último partido de Benítez en Inglaterra, aunque mi opinión personal es que una derrota mañana no provocaría la fulminante destitución del español, para que este sea destituido mañana tendría que caerle al Liverpool una goleada importante y eso es bastante improbable.

viernes, 23 de octubre de 2009

Un barco sin patrón

13 son los años que lleva el Atlético de Madrid navegando a la deriva, 13 son los años que han transcurrido desde que se logró el histórico doblete. Desde la marcha de Radomir Antic en 1998, 14 entrenadores distintos han pasado por el banquillo colchonero, y los aficionados vieron cómo se decretaba la intervención del club, cómo se descendía a 2ª división, cómo se pasaban 2 años en "el infierno" y cómo se vagaba durante varios años en la mediocridad más absoluta. No hubo paciencia con Aragonés, tampoco con Goyo Manzano y menos aun iba a haber con César Ferrando, Bianchi y Pepe Murcia. Fue entonces cuándo se depositó la confianza en el mexicano Javier Aguirre. Venía de hacer un trabajo formidable en Pamplona, pero después de un primer año muy decepcionante tuvo que resignarse y ver cómo Fernando Torres hacía las maletas. Desde entonces, el Atleti empezó a vivir de la pareja Forlán&Agüero, era un equipo sin fútbol, no tenía muy claro a qué jugaba pero los goles de los delanteros sudamericanos fueron suficientes para devolver al Atleti al sitio que le corresponde (la Champions), pero la mejoría era nula, los errores eran los mismos y las carencias no se corregían. Llegado ese punto en el que la evolución del proyecto era nula, el finiquito de Aguirre no se hizo de rogar. Desde entonces, Abel Resino intenta dirigir -con más sombras que luces- un barco que le viene grande. Su destitución se producirá más pronto que tarde, pero encontrar sustituto se está convirtiendo en una tarea harto complicada.


Cerezo, Gil Marín y la afición

En numerosas ocasiones hemos visto como el público del Vicente Calderón se daba la vuelta para increpar a Enrique Cerezo. Su gestión tiene millares de detractores y gran parte de la afición hace tiempo que quiere verlo lejos del Calderón. Cada verano oímos las mismas palabras en boca de Cerezo: "Creo que tenemos un gran equipo. Los fichajes son de una calidad impresionante y estoy seguro de que van a hacer grandes cosas en el Atlético de Madrid." El discurso no cambia, de la misma forma que se repiten los mismos errores año tras año, lo cual no impide que el presidente muestre su habitual ironía en las entrevistas y que se muestre encantado de haberse conocido. Nada ha cambiado en la cúpula atlética en los últimos años, por el club han pasado entrenadores de todo tipo, decenas de futbolistas han sido fichados, pero el equipo no funciona. ¿No será que el problema está arriba?
Ahora parece que Gil Marín ha decidido ceder la gestión deportiva a Enrique Cerezo y desvincularse de la misma; todo ello, en el mismo día en el que Laudrup daba"calabazas" al Atleti.


Defectos y carencias que no se corrigen

En julio de 2007, Fernando Torres abandona el club de sus amores, está a punto de comenzar la segunda temporada de la era Aguirre, que ficha a Forlán para que haga pareja con el 'Kun'. Últimos días del mes de agosto: principio de acuerdo con Riquelme, pero Aguirre desestima la contratación del astro argentino. Nunca sabremos qué hubiera sido del Atleti si Riquelme se hubiese enfundado la casaca rojiblanca, pero el ataque posicional hubiera sido bien distinto. Durante estos dos años, el Atlético ha sido un equipo cuya mejor cara la hemos visto cuándo sus dos puntas han tenido espacios y han podido hacer daño con su velocidad; los problemas han venido en el ataque posicional. Incapacidad para elaborar jugadas y falta de ideas. La tónica ha sido ver una distancia excesiva entre los centrocampistas y los puntas. La transición ofensiva y el doble pivote -por el que han pasado Raúl García, Maniche, Motta, Banega, Santana, Assunçao, Camacho y algún otro- se convirtieron en todo un quebradero de cabeza. Durante todo este tiempo, Aguirre y Abel deberían haberse planteado probar seriamente el 4-3-3 y reforzar el mediocampo; el nivel de Maxi Rodríguez nunca ha vuelto a ser el mismo -ni de lejos- después de su grave lesión, pero ahí sigue, es indiscutible y no han sido muchos los que se han atrevido a cuestionarlo.
Han habido errores tácticos, pero también en la toma de decisiones: parece mentira que todo un Atlético de Madrid no fuese capaz de ir a por Diego cuando este jugaba en el Werder Bremen, tampoco se entiende cómo no fueron a por Modric cuándo este era la joven promesa del Dinamo Zagreb. Y no son los únicos futbolistas que hubieran venido de perlas al Atleti: Miguel Veloso, Lucho González, Samir Nasri, Gaetano D'Agostino, Mesut Özil, Mikel Arteta...¿tan difícil era llevar a uno de estos al Manzanares?
Todavía más sencillo, y casi tan rentable, hubiese sido dar la oportunidad a Ever Banega -¡y que tuviese continuidad!-.


Después de Abel...¿quién?
  1. Michael Laudrup: Llegó en 2007 a España para dirigir al Getafe. Solo estuvo un año ¡pero qué año! Con él, el Getafe jugó una final de Copa del Rey y unos 1/4 de final de UEFA. Sin embargo, lo más importante no fueron los resultados, sino el juego y el estilo de aquel Getafe que tanto nos hizo disfrutar. No sabemos qué ha podido pasar, se reunen, pero esta tarde García Pitarch dice que Laudrup tiene dudas. Primer 'no'.
  2. Quique Sánchez Flores: Si Laudrup era la primera baza, parece que Quique es el plan B, al que tendrá que recurrir el Atlético. Al igual que Laudrup, brilló en Getafe, mientras que sus etapas en Valencia y Lisboa no fueron del todo satisfactorias. No creo que sea el perfil idóneo: ex-jugador madridista...
  3. Luciano Spalletti: Salió de la Roma por la puerta de atrás, pero no debemos olvidar lo que hizo con un equipo sumido en graves problemas económicos. Tiene las ideas claras y sabe a lo que juega: fútbol de toque, llevar la iniciativa del juego...solo espero que los rumores de que Roberto Mancini forma parte de los futuribles sea falso, porque de lo contrario habrá quedado demostrado que García Pitarch -porque ¿es él quién elige entrenador, no?- no sabe lo que busca y no tiene un perfil bien definido.

Las prisas no son buenas consejeras, lo que se hizo mal en verano será difícil de solucionar a estas alturas de curso. Cambiar de entrenador es fácil, cambiar la dinámica negativa del equipo será mucho más difícil...

Edito (12:37): Finalmente será Quique Sánchez Flores quien diriga al Atlético. No me desagrada esta elección, posiblemente la que yo hubiera tomado después de haber "fallado" el Plan Laudrup.

jueves, 22 de octubre de 2009

¡Qué lástima!

¡Qué lástima que los 2 equipos con más Copas de Europa en sus vitrinas, no nos hayan brindado un partido acorde a su historia! El Madrid venía de jugar un buen partido contra el Valladolid, el Milan venía de jugar su mejor partido este año, aunque ambos encuentros por debajo de lo que se debe exigir a ambos clubes, sobre todo al actual Real Madrid.
Pero en el Bernabéu ambos mostraron su peor cara, lo cual era previsible en el caso del Milan, no tanto por parte del Madrid.
Que el Milan ponga en práctica este fútbol lento, sin imaginación y a la espera de que Pato invite algo, no es nada nuevo. Leonardo intentó poner en problemas al Madrid con ese 4-3-3 con Pato como '7', Ronnie de '11' e Inzaghi de '9', pero durante una hora no funcionó. Tampoco se puede decir que el Madrid funcionase mucho mejor: gol que caza Raúl en un error clamoroso de Dida y poco más. El partido de Kaká ha vuelto a ser preocupante, tampoco hemos visto la mejor versión de Benzema, por si fuera poco Pirlo soltó uno de sus 'latigazos' y Pato se aprovechó de la fragilidad defensiva del Madrid. Un Madrid en el que se sigue echando de menos a Mahamadou Diarra, en el que los cambios de Pellegrini siguiendo siendo indescifrables y bastante cuestionables, y en el que Marcelo ha vuelto a ser el mejor.

¡Qué lástima que un jugador con condiciones para ser uno de los 10 ó 5 mejores futbolistas de todos los tiempos, se arrastre de esta manera! Hablar de Ronaldinho es repetirse y decir lo mismo una y otra vez. Lo malo no es ver cómo Ronaldinho se arrastraba por el Bernabéu, jugaba andando, no bajaba en fase defensiva, etc, lo peor es ver cómo Sergio Ramos sigue a lo suyo. Tiene condiciones para ser uno de los mejores defensas de la próxima década, tiene condiciones para ser uno de los 3 mejores defensas de la historia de nuestro país...pero prefiere jugar y cansarse lo menos posible, la palabra "concentración" no está en su diccionario particular. Su exceso de confianza ha provocado que lleve meses, quizás más de un año, siendo una caricatura de lo que puede llegar a ser el verdadero Sergio Ramos. Ahora, si el no quiere implicarse y no quiere centrarse, él se lo pierde.

¡Qué lástima que después de un año peleando contra viento y marea por conseguir un puesto entre los 4 primeros en nuestra Liga, el Atlético aproveche ese premio para hacer "esto"! Su participación en esta Champions deja en muy mal lugar a los colchoneros, que no aprenden de sus errores. Y cada vez tengo más claro que la historia del Kun Agüero con el Atleti acabara igual que la historia de Fernando Torres con el Atleti, porque el Kun lo necesita, porque los aficionados al fútbol lo necesitamos y porque lo que el Atlético de Madrid necesita no es un equipo que sea Forlán&Agüero&9 más, sino un EQUIPO de verdad, aunque parece que para que eso ocurra los cambios tienen que producirse arriba.

domingo, 18 de octubre de 2009

Nos quedamos sin tiki-taka

Se esperaba mucho del partido, era lógico, se enfrentaban el actual campeón de liga y todo un Valencia. Pero ante todo fue un duelo marcado por las ausencias: la de Villa, la de Joaquín, la de Henry, la de Ibrahimovic...y la de Andrés Montes.

Ante las bajas de dos de sus hombres fundamentales, Emery tuvo que recolocar sus piezas y eso significa poner a Mata en punta -al lado de Silva- y dejar el puesto de volante izquierdo a Mathieu, en la derecha Pablo Hernández, es decir nada que ver con el temible Joaquín, Mata, Silva & Villa. Sin embargo, Guardiola también echó de menos a Ibra y Henry y es que tuvo que poner a los 3 bajitos (Pedro, Iniesta y Messi) en punta, una fórmula que no dio resultado. El tridente culé fue la gran decepción del encuentro, solo Iniesta dio señales de vida en la primera media hora, a Messi apenas se le vio y Pedro cuajó un partido muy discreto.
El Valencia plantó cara al Barcelona, presionando muy arriba en la primera parte. El problema del Valencia fue el poco "fútbol" que tenía en el campo. Anuló bien el arsenal ofensivo del Barça, pero no inquietó a Valdés, y es que todo es más difícil cuando tus volantes son Mathieu y Pablo Hernández. En la segunda parte, el conformismo y el cansancio fueron la tónica dominante, nadie parecía tener ideas y ambos parecían conformarse con el empate: el Valencia porque no pudo hacer frente a las bajas de Villa y Joaquín...el Barcelona porque, ¿por qué?, quizás porque en lo que llevamos de temporada todavía no se han acercado ni de lejos al nivel que deben alcanzar. A los de Guardiola se les debe pedir mucho más de lo que nos están dando hasta ahora.
Era un buen día para rendir tributo al "inventor" del tiki-taka, pero en Mestalla vimos más bien poco.

Mientras que Inter, Real Madrid, Manchester United y Arsenal saldan con victorias sus compromisos ligueros, el Chelsea vuelve a pinchar -aunque todavía es muy pronto para poner en tela de juicio el buen trabajo de Ancelotti- y el Liverpool...¡ay, el Liverpool!
¿Pero qué hicieste hoy Rafa?, no sabemos qué pretendía Benítez al alinear a Glen Johnson junto a 3 centrales, un doble pivote ¡formado por Fabio Aurelio y Leiva! con Spearing y Benayoun entre líneas, Babel y Kuyt arriba. Desorden absoluto en un equipo caótico, cuyo inicio de temporada no invita al optimismo. Hoy perdieron porque en frente estaba el Sunderland -¡ojito al Sunderland de Bent & Kenwayne!-, porque jugaban sin sus 3 mejores futbolistas y porque un globo/balón de playa se coló en el campo. No obstante, el Liverpool no pierde por culpa de un gol que nunca debió subir al marcador, la reflexión de Benítez debe ser otra; el tiempo pasa y el equipo sigue sin carburar.

Desde hace 2 ó 3 años el término tiki-taka convive con nosotros día a día, la expresión fue una de las muchas ocurrencias del maestro Montes, quien ponía motes a los jugadores durante los propios partidos de forma totalmente improvisada. Nunca te olvidaremos y siempre que disfrutemos del tiki-taka nos acordaremos de ti.
Porque eras un gran profesional y mejor persona, sin duda uno de los mejores comunicadores que ha dado este país en las últimas décadas.

Porque, al igual que a nosotros, te encantaban los jugones.
Porque nos hiciste pasar innumerables madrugadas delante del televisor...aunque no fuésemos amantes del basket; sencillamente, porque eres único e irrepetible y tu pareja con Antoni Daimiel rozaba la perfección. Allá donde estés, DEP.



Y como no podía ser de otra forma, cerramos el post con una canción de Van Morrison (I'll be your lover"), al que tanto admiraba el maestro Montes -todo un melómano-, quien marcó una época en el periodismo deportivo español con su particular estilo y que nos ha hecho saber que "la vida puede ser maravillosa".

jueves, 15 de octubre de 2009

Increíble, pero cierto

Argentina está en el Mundial y Uruguay está en la repesca. Antes de que empezara esta interminable fase de clasificación todos hubiéramos apostado por la clasificación de la albiceleste y casi todos apostaríamos porque Uruguay se metía entre los 5 primeros. Lo sorprendente es que hayan logrado sus objetivos jugando como han jugado. El de ayer era un partido especial, un partido que podía pasar a la historia y sin duda, uno de los partidos del año, a priori.
Pero sobre el campo, argentinos y charrúas nos obsequiaron con el mismo juego que nos han ofrecido en los últimos dos años. Aun jugando como han jugado a lo largo de estos 18 partidos, uno estará en Sudáfrica y el otro tiene en su mano conseguir el billete, pero mucho deben cambiar las cosas en ambos combinados si quieren hacer un papel digno en Sudáfrica. No hablamos de que hayan estado por debajo del nivel que ha mostrado Brasil, sino de que la todopoderosa Argentina no puede presumir de tener la solidez y las ideas tan claras como las tiene la Paraguay de Martino; tampoco pueden presumir de exhibir un juego como el que nos ofrece la Chile de Bielsa, que tan buen fútbol nos ha ofrecido a lo largo de estos dos años.


Pero el protagonismo no fue de los futbolistas -que nos brindaron un partido lamentable-. La victoria de Chile ante Ecuador encarrilaba el camino de ambos, y ninguno jugó a nada. A ambos les servía el empate, ganó Argentina (0-1) pero el resultado es lo de menos en un partido que no invita al optimismo y que queda eclipsado por las desafortunadísimas palabras del seleccionador, Maradona.
Diego fue justamente criticado por la goleada en Bolivia, por la derrota ante Brasil, por los malos resultados y el mal juego, en definitiva. Pero eso no le sentó bien, y ayer reaccionó insultando a sus críticos. Se mostró agradecido "a la gente que se cruzó el charco y que estuvo pendiente de la Selección por la televisión. Pero hay un sector que no se lo merece y ellos lo saben bien.
Yo tengo memoria y ahora voy a recordar más que nunca. Estos es para los que no creyeron en la Selección y me trataron como una basura. Hoy estamos en el Mundial sin ayuda de nadie".

En este caso, ya no se trata de la incapacidad de Maradona para dirigir semejante transatlántico, sino que hablamos de un seleccionador que no acepta las críticas y cuyas formas no son las mejores.
No obstante, no demos por muerta a Argentina: en el 85 la albiceleste también recibía críticas y ya sabemos lo que hizo en México 86; Brasil sufrió lo indecible para clasificarse para el Mundial de Corea y Japón 2002...pero en aquel plantel había una constelación de estrellas que se plantó en el Mundial, dio lo mejor de sí y se proclamó pentacampeón.

Lectura recomendada: "Mi Argentina"
Lectura recomendada: Una albiceleste muy gris

miércoles, 7 de octubre de 2009

"Mi Argentina"

Si el seleccionador argentino no se llamase Diego Armando Maradona estaría contra las cuerdas y la afición pediría su cabeza. La prensa argentina pedía la cabeza de Bielsa después del Mundial de Corea y Japón 2002 -aunque aguantó hasta 2004-, a Pekerman se lo cargaron después del Mundial de Alemania 2006 y a Basile también se lo cargaron hace algo menos de un año. Los malos resultados y algunas decisiones controvertidas acabaron con estos tres seleccionadores, sin embargo la presión mediática no va a poder con Maradona, principalmente porque no va a existir...de momento.
La paciencia tampoco va a ser eterna, pero si Maradona quiere, va a sentarse en el banquillo de la albiceleste en Sudáfrica. Ni la prensa, ni los aficionados, ni los dirigientes de la federación argentina podrán con él. De él depende seguir al frente o no; yo no tengo ninguna duda de que no renunciará. A nadie se le escapa que Maradona no está preparado para dirigir semejante transatlántico; no obstante, estoy convencido de que Argentina, ya sea de forma directa o a través de la repesca, conseguirá billete para Sudáfrica y hasta que llegue ese mes de junio hay tiempo para trabajar, renovar el bloque y, de una vez por todas, apostar por los mejores futbolistas argentinos

Con los mimbres de los que dispone el fútbol argentino, este sería el equipo con el que yo trabajaría:

1) Uno por uno
Sergio Romero: Mariano Andújar es el actual titular, a la sombra están Juan Pablo Carrizo e incluso Óscar Ustari, sin embargo Romero representa el futuro. Solo tiene 22 años y no tardará en dar el salto a un grande de Europa -juega en el AZ Alkmaar- ya que es un guardameta completísimo, con reflejos, agilidad y dominio del juego aéreo. Por si fuera poco juega muy bien con los pies, por lo que podría ayudar al equipo ejerciendo de líbero.
Javier Zanetti:
36 años y ahí sigue. Lo preocupante es que sea titular indiscutible por el hecho de que no hay nadie que pueda hacerle sobra en ese puesto ahora que Angeleri está lesionado. No obstante, mi apuesta sería Pablo Zabaleta...de no ser por su actual suplencia en el M. City.
Nicolás Pareja: Uno de los futbolistas más infravalorados de nuestra Liga. En su primer año en el Espanyol rindió a un nivel altísimo y hace un par de meses ya fue convocado por Maradona. Es cuestión de tiempo que se convierta en un habitual de la albiceleste. Centrales como Otamendi o Ezequiel Garay no son descartables.
Martín Demichelis:
Actualmente lesionado, pero cuando esté al 100% debe ser el jefe de la defensa, sin lugar a dudas. Su físico, su experiencia y su carácter son virtudes que escasean en la actual zaga argentina, una zaga que flojea en el juego aéreo, faceta que domina Demichelis. También hay que tener en cuenta al sevillista Fazio, lástima que no sea titular ijndiscutible en el centro de la zaga del Sevilla.

Emiliano Insúa:
Maradona ha probado con Papa y Heinze, pero ninguno parece ser la respuesta. A medio-largo plazo ese puesto de lateral izquierdo será para Insúa, que ha comenzado la temporada como titular en el Liverpool y eso le hará aprender mucho. Tiene buenas condiciones y además, un año a las órdenes de Benítez le será de gran ayuda para mejorar táctica y defensivamente.

Javier Mascherano: El "Jefecito" es uno de los indiscutibles. Se lució en el Mundial de Alemania 2006 y desde entonces es uno de los mejores mediocentros del mundo. Incansable recuperador de balones, con un despliegue físico inmenso y la capacidad para equilibrar los desajustes que se generen. No obstante, tiene lagunas ofensivas y necesita a alguien a su lado que haga jugar al equipo...'Masche' es muy bueno, pero no perfecto.


Ever Banega/Esteban Cambiasso: Desde que llegó Maradona, Cambiasso no ha vuelto a la albiceleste...y por ahí han pasado Battaglia, Gago o Verón. La presencia de Mascherano sacaría a Mascherano de su habitat natural y tendría un rol más organizador que recuperador (el que tiene en el Inter, donde juega de '5'). Mi alternativa sería Banega, un joven que se salió con la sub-20 y que cuando tuviera continuidad brillará en el Valencia se iba a salir...y lo está haciendo en este inicio de temporada, sobresaliente por su parte en este primer mes de competición.. No está claro si es un '5' o si es un '8', en todo caso rendiría de maravilla al lado del 'Jefecito' y de Lucho G.
Lucho González: Ha estado lesionado y acaba de volver de la lesión, pero que cuando vuelva a estar al 100% debería tener un hueco en la albiceleste. Interior derecho con buen físico, que trabaja en fase defensiva, que tiene calidad para hacer jugar al equipo y que sobre todo es un llegador. Completísimo y con una dosis de garra e intensidad siempre necesarias.
Leo Messi: Para muchos, el mejor jugador del mundo. Es muy bueno, pero no tanto como para hacer jugar por si solo a Argentina...eso lo hacía Maradona en México '86 y pocos más. Si la selección juega como ha hecho hasta ahora, es difícil que Messi pueda rendir a su mejor nivel. Es por eso por lo que la albiceleste debe intentar parecerse -dentro de lo posible- al Barça. La ausencia de un enganche en el combinado argentino permitiría ver jugar a Messi más entre líneas y actuando por momentos, como enganche.
'Kun' Agüero: Talento puro. Diego Milito tiene argumentos para pelear por un puesto en el once, pero dejar al Kun en el banquillo. Al igual que le sucede a Messi, su rendimiento con Argentina tiene poco que ver con su rendimiento en el Atlético, la causa ya la sabemos.
Carlos Tévez:
Si Argentina juega con dos puntas Tévez tendría menos opciones de ser titular El 'Apache' cuenta con la confianza de Maradona y eso no ha de sorprendernos.. Jugadores como Lavezzi, Higuaín o Milito están al acecho, pero solo un mal año en el City alejaría a Tévez de la titularidad.

2) Sistema de juego

Nos olvidamos del 3-4-3, del 4-4-2 y demás probaturas de Maradona. Vamos al 4-3-3, que en este caso es el sistema con el que se sacaría el máximo rendimiento de cada uno de los once futbolistas.
No debemos menospreciar la calidad técnica de Argentina. No hay un Fernando Redondo, no hay un Juan Román Mascherano; pero Banega y Lucho González están capacitados para dirigir el juego. Mascherano es sinónimo de trabajo y recuperación de balones, Banega es sinónimo de técnica y distribución, Lucho aúna cosas de ambos. En definitiva, un trivote completísimo, lejos de la perfección, lejos de ser una unidad sobresaliente desde el punto de vista técnico, pero que puede ser muy competitiva. La disyuntiva llega cuando hablamos de iniciativa, ¿qué sería lo mejor, que este equipo tuviese el balón o que renunciase a él? Cuando vemos jugar a Argentina nos damos cuenta de que Maradona -tras un año en el cargo- no tiene claro si quiere llevar la iniciativa o no. Mi apuesta es clara: Argentina tiene que tener el balón, sin olvidarnos de que con este tridente de 'bajitos' jugar al contrataque es un argumento muy válido, pero en principio mi apuesta sería tener el balón y dominar los partidos.


3) Virtudes
  1. Jugadores desequilibrantes en ataque, los tres de arriba aseguran velocidad, verticalidad y gol. Un tridente temible, formado por varios de los mejores futbolistas ofensivos del momento.
  2. Amplitud. Con Messi y Tévez jugando como extremos y con laterales como Zanetti e Insúa se lograría superioridad por bandas y se abriría constantemente el campo.
  3. Solidez defensiva, o lo que es lo mismo: una defensa que aúna velocidad, experiencia y técnica; un mediocampo que aúna físico, coberturas, talento y llegada a área rival.
  4. Revulsivos en el banquillo. Aun jugando con estos 11 futbolistas, Argentina dispondría de recursos en el banquillo: la magia de Verón, volantes como Maxi y Dátolo, y delanteros como Lavezzi, Higuaín, Lisandro y sobre todo Diego Milito.
4) Defectos
  1. Juego aéreo. La albiceleste flojea en jugadas de estrategia y eso no se arregla de la noche a la mañana. Trabajar esas jugadas es lo primero, a partir de ahí se verán los resultados, aunque seguiría siendo un equipo débil en ese aspecto, ya que solo cuenta con Demichelis, Pareja y poco más. Ante rivales importantes esa inferioridad se paga (véase partido vs Brasil).
  2. Compenetración. Considero que este 'once' mejora notablemente el nivel de los 'onces' con los que está trabajando Maradona, no obstante, la compenetración y la adaptación no se logran de la noche a la mañana, así que jugadores como Romero, Insúa, Pareja ó Banega tendrían problemas en ese sentido. Claro está que es preferible llegar a un Mundial con un grupo de futbolistas que llevan un par de años trabajando juntos y que se conocen a la perfección, aun así no veo mejor opción para la albiceleste que una alineación como la expuesta.