viernes, 31 de julio de 2009

Con Özil como heredero de Diego

Se acabó un ciclo en Bremen, una ciudad que ha disfrutado del buen fútbol en el último lustro gracias a Thomas Schaaf, que hizo campeón de liga al Werder allá por el año 2004 y que desde entonces ha dado un toque muy personal y particular al equipo: defensa adelantada, posesión de balón y un equipo de corte muy ofensivo. La guinda de este proyecto fue el fichaje del brasileño Diego en 2006, un jugador que ha marcado las diferencias y que se ha convertido -con el permiso de Ribery- en el mejor jugador de la Bundesliga, hasta que sucedió lo inevitable: su marcha a otro club, la Juventus, por 25 millones de euros.
Ahora se antoja más complicado ponerse los objetivos que podía haber otros años, ya que el club se encuentra en una fase de reconstrucción, aunque no me cabe ninguna duda de que Schaaf será fiel a sí mismo...y eso se agradece.


1) Jugadores a seguir

Tim Borowski: Alcanzó un nivel impresionante en la temporada 2005-2006 (10 goles marcados), pero entonces llegó Diego y Borowski quedó en un segundo plano, además tuvo algunos problemas físicos y acabó dejando el club el pasado verano -fichó por el Bayern, por donde pasó con más pena que gloria-.
Ahora vuelve a la que fue su casa e intentará retomar su mejor nivel, lo cual sería una gran noticia para el equipo. Schaaf lo utilizaba y lo seguirá utilizando como interior izquierdo, posición en la que tiene bastante libertad, pudiendo incorporarse al ataque, que es una de sus grandes virtudes. Gran físico, hace daño en el juego aéreo, le pega bien desde lejos y sobre todo es un llegador con mucho peligro.

Mesut Özil:
Sorprendentemente el Schalke 04 dejó escapar el pasado verano a Ozil, por tan solo 5 millones de euros. En Bremen convivieron durante un año Diego y Ozil, quien pudo aprender del gran Diego y ahora tendrá que tomar el testigo.
Mediapunta de muchísima calidad, veloz, con capacidad de desborde y visión de juego. Le falta mejorar su definición y su disparo a puerta, a veces se precipita cerca del área. Su mayor defecto siempre ha sido su irregularidad, capaz de pasar inadvertido durante un partido, pero parece estar subsanando esto.

Marko Marin: La apuesta de Schaaf, el joven alemán por el que se peleaba media Europa. Un año en la Bundesliga le ha servido para demostrar su calidad. Puede jugar en cualquier posición en ataque, como segundo punta o como mediapunta, pero principalmente como extremo izquierdo. En un equipo como el Bremen posiblemente tenga que reconvertirse y dejar la banda para situarse como segundo punta con mucha libertad de movimientos. Pequeñito, velocidad, regate, desborde...y un mal Europeo Sub-21 a sus espaldas, lo cual crea dudas sobre si será titular indiscutible.


2) Peleando por la titularidad

Si hay una línea definida en este equipo es la defensa: Fritz, Mertesacker, Naldo y Boenisch (con Wiese en portería) son indiscutibles...a partir de ahí todo puede pasar.
La primera posibilidad -y la más probable- es que formen un rombo en mediocampo, con Frings como mediocentro, la duda de quien jugará como interior derecho (puede ser Niemeyer, Vranjes o incluso Jensen), la vuelta de Borowski al interior izquierdo, con Ozil como mediapunta. Esta sería la alineación más realista, sin descartar que Schaaf ocupe las bandas, donde encajaría perfectamente Marko Marin. Sin embargo, un 4-4-2 con Marin en una banda complica la ubicación de Ozil, quien difícilmente podría jugar en la otra banda, equipo más descompensando de lo habitual.
Es por eso, por lo que pienso que veremos un rombo en el mediocampo del Bremen y se mantendrá la delantera con dos puntas y ahí es donde puede entrar Marin, en un equipo en el que en lugar de jugar como extremo puede acabar asentándose como segundo punta.


Marin, a pesar de su caché y de ser el flamante fichaje del Werder, no tiene la titularidad asegurada y tendría que pelear con el resto de delanteros: Almeida, Moreno, Rosenberg, Sanogo y en menor medida Hunt. La competencia en el ataque del Bremen es altísima y todos tienen opciones similares de ganarse un puesto. La temporada pondrá a cada uno en su sitio y decidirá quienes son los delanteros titulares del equipo.

Quizás los resultados no sean los que muchos esperan, pero el fútbol del Werder Bremen seguirá siendo el que conocemos.

miércoles, 29 de julio de 2009

Solo superado por el ManU

Si por algo destaca el Borussia Dortmund es por su afición, por su estadio siempre repleto y por el calor que transmite la gente en el Signal Iduna Park. Equipo conocido por la Champions League conquistada en la década pasado y tristemente conocido por la grave crisis económica sufrida en los últimos años que obligó a vender a jugadores como Tomas Rosicky, que poco antes habían formado parte del Borussia campeón de la Bundesliga hace escasos 7 años.
De lo que podemos estar orgullosos todos los aficionados del Dortmund es del estadio, un estadio que se ha convertido en uno de los que más asistencia registra semana tras semana y solo Old Trafford superó la asistencia media del Iduna Park durante la pasada campaña (75304 espectadores en el campo del Manchester, por los 74830 espectadores del Borussia que superó una vez más a Madrid y Barça). Un dato muy significativo y que no sorprende, ya que Alemania es el país con mayor asistencia a los estadios: 4 de los 10 estadios con mayor afluencia son alemanes y hasta 11 estadios alemanes superan los 45000 espectadores de media, cifras impresionantes y que dicen mucho de la Bundesliga, donde el ambiente en los estadios -a diferencia de otros países- es inmejorable.

En los últimos años el Borussia ha vivido en la mediocridad, dando una de cal y una de arena, un partido bueno, uno malo, uno bueno, uno malo...así de triste ha sido últimamente la vida para los aficionados de un club que el año pasado levantó un poco al cabeza para lograr una aceptable 6ª posición en liga (por delante de Hoffenheim, Schalke, Leverkusen y Bremen) habiendo llegado ha tener una racha de 7 victorias consecutivas.
La llegada de Jurgen Klopp al banquillo acompañado por Mohammed Zidan, así como la que parece ser la explosión de Sahin y el buen nivel exhibido por Kuba, Hajnal y cía invitan al optimismo.


1) Jugadores a seguir

Neven Subotic: Su historia es más que curiosa: nació en Bosnia, jugó con las categorías inferiores de Estados Unidos, ha comenzado su carrera profesional en Alemania...y juega con la absoluta serbia. Llegó a Dortmund el pasado verano y tardó dos días en ganarse el corazón de la gente. Su rendimiento fue altísimo desde la primera hasta el última jornada, posiblemente el mejor jugador del equipo el año pasado y por eso estuvo a punto de fichar por el Nápoles y el interés de otros equipos europeos por él sigue aumentando. Mientras juegue en Dortmund, contamos con un central magnífico: diestro, muy buena planta, y a pesar de ello no es lento ni tampoco es malo técnicamente. Inteligente y con dotes de mando, un auténtico pilar en la zaga del Borussia.

Nuri Sahin:
No tenía ni 17 años cuando debutó en Bundesliga, asombró al mundo entero y parecía destinado a llegar a lo más alto. Pero la falta de oportunidades y su irregularidad hizo que se fuese estancando. Llegó el verano de 2007 y no hubo más remedio que ceder a Sahin al Feyenoord para no seguir cortando su progresión...fue titular indiscutible durante su cesión pero sin brillar. Y volvió a Dortmund el pasado verano para quedarse y se ganó la confianza de Klopp, la titularidad y el reconocimiento de una afición que ve como a sus 20 años, Sahin parece asentarse en el equipo.

Mohammed Zidan:
Llegó a la Bundesliga de la mano del Werder Bremen, pero sorprendentemente nunca confió en él Thomas Schaaf y su carrera renació cuando coincidió con Jurgen Klopp en el Mainz, posteriormente Zidan pasó por el Hamburgo, pero cuando Klopp se convirtió en nuevo entrenador del Borussia quiso tener a Zidan cerca y este llegó a Dortmund. Su primer año ha estado plagado de actuaciones irregulares, días buenos y días malos -la mayoría-, pero todos somos conscientes de su enorme calidad -como demostró en la Confederaciones-. Los aficionados confiamos en él, ahora es Zidan quien tiene que demostrar que es capaz de lograr continuidad y encadenar más de un partido brillante.

Lucas Barrios: 4,5 millones de euros ha pagado el Borussia por este delantero argentino de 24 años que marcó 37 goles (en 38 partidos, lo que le sirvió para ser el máximo goleador mundial de 2008) vistiendo la camiseta de Colo Colo. Fue la sensación del fútbol sudamericano al marcar 16 goles en el Apertura y 18 goles en el Clausura 2008, además de los anotados en Libertadores. Cifras contudentes y que dejan claro que estamos ante un delantero con mucho gol, letal dentro del área y con un gran remate con su pierna buena, la derecha. Es alto, rápido y oportunista.
Por cierto, Klopp ha dicho que no lo fichan por haber sus 37 goles de Youtube, sino que lo han seguido; y en su debut en un amistoso de pretemporada ya ha marcado su primer gol.


2) Pareja de centrales

Hemos hecho de nuestra defensa uno de nuestros puntos fuertes. Weidenfeller es un portero de buen nivel, Owomoyela no es muy brillante pero sí cumplidor, mientras que por el lateral izquierdo pelean un veterano Dedé y un joven Schmelzer que podría hacerse definitivamente con la titularidad. Pero si algo destaca sobremanera en la parcela defensiva del Borussia es la pareja de centrales, centrales que podrían estar en un futuro no muy lejano lejos de Dortmund y en un equipo con mayores aspiraciones, pero hasta entonces contamos con dos centrales que rozan el 1,95 m pero que no solo dominan el juego aéreo, sino que se compenetran. Ellos son Neven Subotic y el brasileño Felipe Santana. Uno es diestro, el otro es zurdo, uno saca el balón jugado, el otro se empareja con el "tanque" del equipo rival, pero ambos son más rápidos de lo que puedan aparentar. Fueron dos de las revelaciones defensivas de la pasada Bundesliga y son la razón por la cual un prometedor central -o pivote defensivo- alemán como es Matt Hummels se ve relegado a la suplencia.


3) Eclosión de Sahin

Vimos durante la pasada campaña atisbos de mejoría en su juego, tuvimos la sensación de que iba puliendo sus defectos, de que se sentía más cómodo sobre el campo y ahora es el momento de demostrar que no fue un espejismo, sino que de verdad puede explotar y convertirse en el jugador -o en algo cercano- que algún pensamos que podía llegar a ser. Sería una gran noticia para nosotros los aficionados del Dortmund, y también para los amantes del buen fútbol. Klopp mantendrá el 4-4-2, en el que veremos por momentos un vértice en el centro del campo con Sahin coronándolo, e incluso veremos como el dibujo se puede convertir en 4-2-2-2, pero lo que está claro es que Sahin será el cerebro del equipo, con un pivote defensivo cubriéndole las espaldas, ya sea Tinga o el capitán Kehl.
La banda derecha será ocupada nuevamente por el extremo polaco Kuba, mientras que el húngaro Hajnal se escorará a la izquierda en su posición de volante izquierdo con tendencia a irse al medio. Este es un centro del campo talentoso, que debe mejorar con respecto al año pasado y adueñarse del balón para imponer su estilo.
Pero que funcione mejor o peor el equipo dependerá de Sahin, él es el talento y él debe hacer mejores a sus compañeros.


4) Parejas de delanteros

Ha dejado el equipo el suizo Frei, un jugador que se ganó el corazón y la admiración de la afición, pero que ha sido maltratado por las lesiones y que no ha podido repetir los registros goleadores que había tenido en la liga francesa. Pero todo parece indicar que no extrañaremos al nueve suizo, ya que han llegado dos refuerzos para unirse a los delanteros que ya había en el club. Cuatro hombres pelearán por dos puestos en la delantera, si bien el búlgaro Rangelov tendrá pocas o ninguna opción de ser titular, salvo en momentos muy puntuales. Así que lo normal es que Zidan esté acompañado o bien por Valdez o bien por Barrios. Después de un año en el que Zidan fue más veces suplente que titular, debe ser más regular y si lo consigue no tendrá ningún problema para ser indiscutible. La duda está en quien será su acompañante. Por un lado está el paraguayo Valdez, un delantero con muy poco gol (8 goles en los 3 años que lleva en Dortmund), pero muy trabajador, capaz de desgastar a los defensas y asociarse con los compañeros. Aunque ahora que ha llegado un killer como Lucas Barrios las opciones de que Nelson Haedo Valdez sea titular bajan mucho. Todo dependerá de la adaptación de Barrios a Europa, si su adaptación es medianamente buena la titularidad será suya, sino seguiremos viendo muchos minutos a Valdez.

Si algo puedo afirmar con total seguridad es que hacía bastante tiempo que los aficionados al B.Dortmund no viviamos una pretemporada como esta, unos días previos al inicio de la Bundesliga en los que sabemos que el equipo es capaz de hacer grandes cosas y que sobre todo Jurgen Klopp intentará ser fiel a sus ideas, con ello los jugadores disfrutarán y por supuesto nosotros.

lunes, 27 de julio de 2009

No pierden la ilusión

El Hamburgo es sinónimo de regularidad en las últimas temporadas: no han bajado del 8º puesto en los últimos 7 años, pero no son capaces de dar el salto definitivo. La marcha de Van der Vaart fue un claro paso atrás, pero sin embargo han sabido reponerse, gracias principalmente a la explosión de Piotr Trochowski. El Hamburgo encara esta temporada como el resto de candidatos a la Bundesliga -que no son pocos-: sin nada que perder y sabiendo que todo puede pasar. Los refuerzos invitan al optimismo, y no solo los futbolistas, sino también la llegada de un nuevo entrenador: Bruno Labaddia.
Es uno de los entrenadores más jóvenes de la Bundesliga (43 años) y hasta hace poco todavía se vestía de corto para defender los colores del Karslruher. Dejó de jugar hace tan solo 6 años y desde entonces se ha trabajado su currículum como entrenador, obteniendo en 2008 el puesto de entrenador del Bayer Leverkusen. Un año en Leverkusen fue suficiente para que Labaddia llamase poderosamente la atención.
Disfrutamos de la apuesta futbolística del Leverkusen durante el primer año de Labaddia en la máxima categoría, aunque el Bayer acabaría en una discreta 9ª posición. Esperamos que Labaddia siga siendo fiel a sus principios y nos haga disfrutar de los partidos del Hamburgo.


1) Jugadores a seguir

Jerome Boateng: Ha progresado bien en los últimos tiempos. Fichó por el Hamburgo hace dos veranos, pero no se asentó en el puesto hasta la pasada temporada. Además se ha convertido en pieza clave de la selección sub-21 alemana y ya es uno de los pilares del Hamburgo a sus 20 años.
Puede jugar como lateral derecho e incluso como pivote defensivo, pero su puesto natural es el de central. Supera el 1,90 m y por tanto va muy bien por arriba, tiene un físico imponente, aunque le falta velocidad, si bien sabe sacar provecho de su cuerpo si se enfrenta a delanteros más veloces que él.

Piotr Trochowski: Líder indiscutible del equipo y uno de los jugadores más determinantes de la Bundesliga. Se crió en la cantera del Bayern Munich, pero desde hace 4 años forma parte del Hamburgo, donde ha progresado, al igual que ha hecho con la selección alemana, en la que cada vez tiene mayor peso.
En el Hamburgo se situa como volante izquierdo, pudiendo jugar perfectamente como mediapunta. Le gusta jugar en banda, a pierna cambiada, ya que así saca partido de sus diagonales y de sus espectaculares disparos con su pierna buena, la derecha. Tiene visión de juego, imprime velocidad al juego y es una amenaza tanto en disparos lejanos como a balón parado. Un jugador que hace disfrutar a los aficionados y sobre el que se gira este equipo y sobre el que puede empezar a girar la selección alemana, en la que cada día que pasa es más importante.

Mladen Petric: Se salió en su primer año en Alemania, jugando en las filas del Borussia Dortmund. Llegó a Hamburgo el pasado verano en un intercambio con Zidan (más dinero) y este año puede formar una pareja letal con Berg.
Petric es un segundo punta al que le beneficia jugar al lado de un nueve puro, ya que es muy rápido y no solo hace daño al contrataque, sino que se mueve bien entre líneas, es capaz de crear y finalizar su propia jugada. Le pega bien con ambas piernas e incluso saca bien las faltas. Delantero muy completo y uno de los candidatos a ser máximo goleador de la Bundesliga.

Marcus Berg: Fue la sensación y máximo goleador (7 goles en 4 partidos) del pasado Europeo Sub-21. La juventud, el potencial y el instinto asesino de este killer de solo 22 años hicieron que media Europa se pegase por él y el Hamburgo lo ha fichado por 10 millones de euros.
Es un delantero letal, actua como referencia y se encuentra muy cómodo jugando de espaldas. Tiene un buen físico, buen remate y va bien de cabeza. Todo un delantero de área, al que la Bundesliga le va como anillo al dedo. El Hamburgo lo compró por poco más de 10 millones...¿por cuánto lo acabará vendiendo?



2) ¿Petric&Berg?

El peruano José Paolo Guerrero no es santo de mi devoción, lo reconozco, y por eso me molestó mucho ver cómo era titular indiscutible en el Hamburgo, aunque sus cifras goleadoras nunca han superado la decena de goles. Parece que esta vez va la vencida y dejaremos de "sufrir" a Guerrero, un delantero interesante, de cierto nivel, con algunas virtudes...pero que no debería ser rival ni para el croata Petric ni para el sueco Berg.
Se encuentra Labaddia con dos delanteros formidables que se complementan a la perfección, como son Petric y Berg, y no debería caer en el error de seguir apostando por Guerrero, un jugador muy aprovechable saliendo desde el banquillo en ciertos momentos o para dar descanso a los titulares. Sin embargo, pensar en una pareja Petric&Berg con Trochowski poniéndoles balones es un sueño, que si se cumple hará que veamos un Hamburgo muy poderoso ofensivamente.


3) Revulsivos

En principio Labaddia mantendrá el 4-4-2 que tan buen resultado le dio en Leverkusen, y que solía utilizar Martin Jol el año pasado en Hamburgo.
Demel será el lateral derecho y por el lateral izquierdo pelearán Jansen y Aogo; no obstante, no se caracteriza el Hamburgo por ser un equipo que dé mucha importancia a sus laterales en fase ofensiva, quizás cambie eso con Labaddia, aunque no lo creo.
Ha llegado el veteranísimo Ze Roberto, al que todavía le pueden quedar uno o dos años a un nivel más que aceptable y salvo sorpresa será titular al lado de Jarolim. El checo se encargará del trabajo sucio, aunque es un jugador que también sabe pisar campo contrario; mientras que Ze Roberto tendrá un papel similar al que tenía en Munich. En sus inicio era un jugador, así que no es un mediocentro puro ni muchísimo puro, pero debe el brasileño quien aporte su criterio en la circulación de balón y quien haga llegar el balón a los puntas y a las botas del genial Trochowski.
La banda derecha la ocupará Pitroipa y el resto es lo ya comentado.

Pero algo que me gusta mucho de este Hamburgo es que tiene más recursos que en años anteriores y puede sacar mucho partido de su buen banquillo.
Se han creado muchas expectativas en torno a la figura del holandés Eljero Elia, extremo diestro que sin embargo suele jugar en banda izquierda. Tiene que adaptarse y con el paso del tiempo irá teniendo cada vez más minutos y sobre todo será importante cuando haga falta ensanchar el campo y buscar profundidad por bandas, con el también extremo holandés Romeo Castelen. Es aquí donde entra en juego la figura de Guerrero, que desde el banquillo puede aportar mucho.
Veremos si jóvenes promesas como Choupo-Moting, Tunay Torun y sobre todo el talentosísimo Anis Ben-Hatira tienen sus oportunidades.

Un equipo que me gusta, un equipo con los mimbres para pelear por la Bundesliga (aunque su doble pivote no me entusiasma) y un equipo que sería todavía más poderoso si Van der Vaart vuelve a la que algún día fue su casa, aunque no parece muy probable que Rafael vuelva al Hamburgo.

domingo, 26 de julio de 2009

Sin nada que perder

En 1931 ganó la Bundesliga el equipo de la capital germana, el Hertha de Berlin, y desde entonces se prolongó una sequía de títulos ligueros que ha durado 78 años. Lo peor para el equipo capitalino no ha sido estar durante casi un siglo sin conquistar una Bundesliga, sino verse sumido año tras año en la mediocridad y lejos de pelear por los campeonatos. No había demasiadas esperanzas puestas en la temporada 2008-2009, en la que el Hertha se presentaba prácticamente con el mismo bloque que había quedado en 10ª posición en los dos años previos.
Sin embargo, algo cambió en Berlin y sin hacer mucho ruido, el Hertha se fue metiendo en los puestos altos de la Bundesliga y como no podía ser de otra forma, la ciudad y los aficionados soñaron con lograr la hazaña y llevarse la liga. Vivimos una Bundesliga apasionante con varios equipos "en un pañuelo" y en la que cada semana cambiaban las cosas, al final el Hertha sucumbió y los goles de Pantelic, Voronin y cía no fueron suficientes. El premio para tan buena temporada se me antoja escaso, ya que el Hertha se tuvo que conformar con una 4ª posición debido a su flojo "rush" final y quizás hubiera merecido meterse en zona Champions.

1) Jugadores a seguir

Nemanja Pejcinovic:
Acaba de perder el Hertha a uno de sus pilares defensivos durante la pasada temporada (Josip Simunic) y ya han encontrado un sustituto de plenas garantías, uno de los centrales más prometedores del panorama futbolístico. Llega a Berlin en calidad de cedido, a sus 21 años, y con ganas de demostrar su potencial en una liga como la alemana, que le va como anillo al dedo. Es diestro, pero a pesar de ello puede jugar en el perfil izquierdo y probablemente actúe como central izquierdo, donde se debe acabar imponiendo como el 'kaiser' de la defensa. Central con un físico impresionante, fuerte y rápido a la vez, con carácter y que tiene que tomar más responsabilidades y por tanto, mejorar su salida de balón, que no es mala, pero sí es mejorable. Llamado a ser una de las revelaciones de la próxima Bundesliga.

Gojko Kacar: El todoterreno por excelencia. Jugador capaz de jugar en cualquier puesto -salvo el de portero...aunque podría intentarlo-. Lo hemos llegado a ver como volante, como lateral e incluso como mediapunta, pero sus dos puestos naturales son el de central y el de mediocentro o interior. Se dio a conocer como central en sus inicios en Serbia, pero Lucien Favre lo utilizó y lo seguirá utilizando en el centro del campo, al lado de Dardai. Es el alma del equipo, el jugador que trabaja en defensa y que aporta en ataque, que corre como el que más, y que se incorpora al ataque constantemente. No es un portento técnico como para poder ser el cerebro del equipo, por tanto en el plano ofensivo actua como llegador, aunque también sabe asociarse con los hombres de delante. Equilibra el equipo y corrige errores de los compañeros, mientras sigue progresando y puliendo sus defectos. Su valor en el mercado también aumenta poco a poco y no tardarán en llegar las ofertas por parte de los grandes de Europa.

Raffael:
Llegó hace año y medio al Hertha y todavía no ha logrado ser titular indiscutible. Es cierto que jugó muchos minutos durante la pasada temporada, sobre todo cuando se lesionó Voronin, pero esta debe ser la temporada de su confirmación en la Bundesliga. Delantero brasileño ideal para jugar a la contra y que se mueve muy bien entre líneas. No solo tiene velocidad y habilidad, sino que también es muy 'pillo' dentro del área. No obstante debe mejorar su definición y mejorar sus cifras goleadoras, ya que desde que está en Berlin ha destacado más por las asistencias y jugadas que ha creado, que por sus tantos.

Artur Wichniarek:
El Hertha se queda sin Voronin y sin Pantelic, por lo que han tenido que reforzarse y fichar otro delantero, este es el polaco Wichniarek. Jugará como referencia, pero no es el típico 'delantero tanque', sino que hace daño a la contra, define bien, se mueve bastante y tiene gol. Muy regular a lo largo de su carrera, asegura sus 10 ó 15 tantos por temporada y destaca principalmente por su poderoso disparo con pierna derecha.



2) Sin Pantelic&Voronin

Dos de los principales artífices de la buena temporada vivida en Berlin el año pasado fueron el serbio Marko Pantelic y el ucraniano Andrei Voronin.
Pero ahora el Hertha tendrá la difícil tarea de tener que sobrevivir sin ellos dos: Pantelic terminaba contrato y no renovó; mientras que el periodo de cesión de Voronin se acabó y ha vuelto a Liverpool. La producción de ambos en el juego ofensivo del Hertha fue enorme, no solo por sus goles, sino por todo lo que aportaban al equipo. La nueva pareja de delanteros será la formada por Raffael y Wichniarek, a su favor hay que decir que ambos son jugadores de contrastada calidad y que aseguran una buena cifra de goles. Pantelic y Voronin sumaron entre los dos solo 18 goles, no parece muy complicado que Raffael&Wichniarek igualen o incluso mejoren esa cifra...pero el serbio y el ucraniano eran algo más que goles.


3) Equilibrio y sencillez

El Hertha de Berlin se aupó a los puestos altos de la liga alemana sin hacer mucho ruido y su fútbol estuvo lejos de ser brillante. Marcó muchos menos goles que Wolfsburgo, Bayern, Werder Bremen, Stuttgart, Hoffenheim, Borussia Dortmund o Bayer Leverkusen...solo 48 goles. No obstante, sacaron provecho de su fortaleza como locales y del equilibrio del equipo.
Está muy lejos el Hertha de ser un equipo ofensivo, pero tampoco es defensivo. Habrá que ver si cambia algo este año, pero en principio estamos ante un equipo que se va a sentir muy cómodo sin el balón y que tendrá como principal recurso el contrataque, tiene armas para ello. Como he comentada, Raffael y Wichniarek hacen daño cuando tienen espacios, el Hertha es un equipo al que le gusta abrir el campo y que aparezcan por bandas Cícero y Ebert.
No se complica la vida este equipo, lo cual también implica que es un equipo con poca elaboración de juego, ya que no tiene un "cerebro" en mediocampo y este año volverán a apostar por el juego directo.
Mejorar los resultados del año pasado se antoja casi imposible -todos los equipos han mejorado y el Hertha parece haber dado un paso atrás- pero también pensábamos que el Hertha no lograría lo que logró el año pasado, así que todo puede pasar.

viernes, 24 de julio de 2009

Se cansaron de esperar

No sólo el Wolfsburgo sabe lo que es ganar una Bundesliga contra todo pronóstico, y es que hace 2 años el Stuttgart se proclamó campeón dando la sorpresa. Y de aquel Stuttgart campeón todavía se mantiene el bloque casi al completo, pero ahora tendrán que superar la marcha de su gran estrella Mario Gómez.
Perder a Mario Gómez es lo peor que le podía pasar a este equipo, pero el Bayern ha sido muy "generoso" y recibir 30 millones de euros por su traspaso tampoco suena mal. Dadas las carencias del equipo que dirige Markus Babbel el club apostó por reinvertir el dinero recibido y se fijaron en Klass Jan Huntelaar, jugador al que el Madrid había puesto el cartel de transferible y que podía ser una auténtica ganga. No hubo problema para llegar a un acuerdo con el Real Madrid: 18 millones de € y 2 millones por objetivos, con esas cifras el Stuttgart alcanzó un acuerdo con el club blanco.
Situación ideal para un equipo que perdía a su estrella, pero que traía a un delantero de la talla de Huntelaar por 10 millones menos de los que habían recibido por Gómez, sin olvidarnos de que el año próximo hay Mundial y Huntelaar podría revalorizarse. Los beneficios deportivos y los beneficios económicos eran un hecho, una evidencia. Durante dos semanas el holandés estuvo coqueteando con el club alemán, hasta que estos se hartaron y dieron por finiquitadas las negociaciones a la vista de que a Klaas le interesaba más buscar un club en la Premier League.


1) Jugadores a seguir

Serdar Tasci: Predilección personal, uno de los mejores centrales de la Bundesliga sin ningún género de dudas, y un jugador capacitado para jugar algún día en un grande de Europa. Este central alemán ya formó parte del equipo que se proclamó campeón en 2007 y desde entonces no ha dejado de progresar, siendo el líder indiscutible de la zaga del Stuttgart. Se ha rumoreado que el Arsenal podría haberse interesado en él y no debería sorprendernos, ya que Tasci lo tiene todo: es rápido, va bien por arriba, saca el balón jugado, quizás le falta algo de carácter y ser más expeditivo.

Sami Khedira: Otro canterano y otro de los artífices del título ligueron conquistado hace un par de años. Habitual en la sub-21 alemana pero que debe dar un paso adelante en su carrera. Se trata de un mediocentro de muy buena planta, lo cual le permite tener un buen nivel defensivo y que además tiene buena salida de balón y calidad para aparecer en campo contrario. Su mayor defecto es que es demasiado intermitente y "desaparece" de los partidos demasiado a menudo...y eso es mortal para un mediocentro.

Thomas Hitzlsperger: Compañero de Khedira en la medular y jugador al que le gusta tener libertad para incorporarse al ataque y sacar provecho de su fenomenal disparo desde media distancia. Le falta técnica y visión de juego para ser el cerebro del equipo, es por eso por lo que es más bien un llegador, un jugador que hace mucho daño desde segunda línea y que además es el capitán del equipo.


2) Una difícil tarea

Se ha ido Mario Gómez y no ha venido Huntelaar, así que la pareja formada por Cacau y Ciprian Marica tendrá que mejorar sus registros goleadores. Los antecedentes no son muy esperanzadores: el rumano Marica llegó a Stuttgart en 2007 y 6 goles es su pobre bagaje en los dos primeros años de su estadía en Alemania. Ya no está Gómez, así que Marica ya no tiene excusa, debe responder con goles. A su lado estará el brasileño Cacau, un delantero que no responde al perfil del nueve puro, sino que es un segundo punta con mucha movilidad, al que le gusta caer a bandas y bajar a recibir. Más un asistente que un goleador. ¿Conclusión?, ni Marica ni Cacau son killers y no tener ese perfil de delantero en tu plantilla lo pagas caro. El Stuttgart sigue teniendo en caja el dinero recibido en el traspaso de Mario Gómez...y si no lo gasta deberían darle la oportunidad al joven y prometedor Manuel Fischer.
Tampoco nos olvidemos de la aportación de Timo Gebhart y Roberto Hilbert, jugando cada uno en una banda.
Lo que es evidente es que el Stuttgart a día de hoy aspira a bastante menos de lo que podía aspirar si Huntelaar vistiese su camiseta.

Edito (19:17 del 29 de julio): A. Hleb deja el Barça, pero no para irse al Inter, sino para volver al Stuttgart, en el que puede jugar como mediapunta en un 4-2-3-1, de forma que solo juegue un delantero.

miércoles, 22 de julio de 2009

A recuperar la corona

Cuando comenzó la temporada 2008-2009 una de las muchas preguntas que nos haciamos era si el Olympique de Lyon mantendría su reinado en la liga francesa y si lograría su octava liga consecutiva. Viendo los rivales y la teórica superioridad de la plantilla del Lyon parecía complicado que sucediese algo que no fuese otra victoria del Olympique. Pero llegó la frescura del Girondins, con Laurent Blanc dirigiendo a un equipo que se movía al ritmo de Gourcuff y que se acabó llevando la liga francesa acabando con un ciclo que parecía interminable.
Pero si en algo es experto el Lyon, es en rehacerse de importantes bajas. Se fue Essien y el equipo sobrevivió, se fue Diarra y el Lyon siguió ganando ligas, ahora se han ido Juninho y Benzema.



1) Jugadores a seguir

Hugo Lloris:
Porterazo con mayúsculas. Destinado a ser uno de los 10 mejores porteros del mundo y ya en la élite tras su primer año en Lyon, en el que cuajó una buena actuación ante el Barcelona. La competencia en la selección gala es enorme, aunque Lloris debería imponerse como se ha impuesto en su club, para el que Lloris es un auténtico seguro de vida. Guardameta muy ágil y completísimo. Domina el uno contra uno, va bien por arriba, es rápido, tiene buen juego de pies y tiene carácter.

Aly Cissokho: Hasta hace poco era un completo desconocido, pero se dio a conocer en las filas del Oporto y media Europa se fijó en él al verle jugar la Champions ante el Atlético y el Manchester. Era cuestión de tiempo su marcha del Oporto y hace unas semanas el Milan concretó su fichaje, pero lo desestimaron después de comprobar en el reconocimiento médico que Cissokho sufre una maloclusión (contacto irregular de los dientes del maxilar superior con los del inferior) que podría tener consecuencias sobre su columna vertebral.
Extraño es que un reconocimiento médico privé a un futbolista de cerrar su traspaso y menos frecuente son esos problemas en la dentadura. No tardó el Lyon en ir a por ir Cissokho y en pagar 15 millones por él, su lateral izquierdo del futuro, un jugador con un futuro muy prometedor, con gran físico, velocidad y vocación ofensiva.


Ederson: El heredero de Juninho en el Lyon, también brasileño, también mediapunta, también fantasioso. En todo caso, estamos ante un jugador distinto, con menos pausa y por tanto más veloz y con capacidad para cambiar el ritmo. Un perfil distinto al de Juninho, pero que tiene que tomar responsabilidades en el equipo después de un primer año de adaptación.
Aun siendo un mediapunta, su estilo y sus características le permiten jugar escorado a banda, donde seguramente jugará muchos partidos.

Michel Bastos: Difícil decisión la de decir quién fue el mejor futbolista de la pasada Ligue 1. Bastos y Gourcuff por encima de todos, el éxito colectivo de Gourcuff le aupó a lo más alto, pero la temporada de Bastos fue escandalosa. 14 goles y 9 asistencias de gol fueron las cifras de un Bastos que junto a Hazard y Cabaye hizo las delicias de los aficionados. Varios equipos de la Premier tantearon su fichaje, pero Aulas se plantó en Lille con el dinero suficiente como para llevarse a Bastos.

Lisandro López:
He de decir que me han encantado los fichajes de Cissokho y de Bastos, pero el de Lisandro me deja un poco frío y sobre todo habiendo pagado 24 millones (11 millones menos de lo recibido por Benzema). Nunca he sido pro-Lisandro y siempre me ha dejado muchas dudas. Delantero de mucha movilidad, muy trabajador, pero que no es un killer ni ningún prodigio técnico. El precio pagado por él me parece excesivo -el propio Lisandro tendrá mucha presión, teniendo que demostrar que sí vale lo pagado por él- y creo que Claude Puel debía haber acudido al propio mercado francés, donde se podía encontrar con delanteros como Gomis, Hoarau o Gignac. Mientras tanto, sigue sonando la posible contratación de Vagner Love.


2) Benzema=Cissokho+Bastos

35 fueron los millones recaudados por Aulas en la venta de Benzema, un precio que yo esperaba que fuese superior a esa cifra, pero finalmente se quedó ahí y con ese dinero el Lyon ha montado una banda izquierda que asusta. 15 millones destinados a la compra de Aly Cissokho y 18 millones para hacerse con los servicios de Michel Bastos.
Con las piezas que tiene Puel, lo lógico es que acabe jugando con un 4-3-3 en el que Cissokho y Bastos tendrán toda la banda izquierda para ellos. El francés es un lateral ofensivo, que sube constantemente la banda y que se aprovecha de su velocidad para hacer daño arriba; cuando doble a Bastos y se asocie con él, el resultado puede ser temible. Bastos comenzó siendo el típico lateral brasileño de corte ofensivo, pero en el Lille jugó como volante. Su posición sobre el terreno de juego ha quedado definida como la de volante o extremo izquierdo.
Nos hará disfrutar a todos con su fútbol, Bastos es rápido, tiene desborde y visión de juego, incluso puede hacer daño a la contra, y es un muy buen lanzador de faltas. Su zurda es prodigiosa: para poner centros, para chutar desde lejos, para sacar faltas y penaltis, para asistir. Un jugador que marcará diferencias y que se asociará con Cissokho, un Cissokho que se aprovechará de la presencia del brasileño, lo doblará, lo buscará y entre ambos formarán una banda izquierda de auténtica lujo. Quien sabe si Bastos será la próxima gran venta de Aulas.


3) Falta de gol

Una de las razones por las que al Lyon se le escapó su octava liga consecutiva fue por la falta de ideas que se fue implantando en un equipo apático, con poca movilidad y escaso fútbol en el último tramo de la pasada temporada. Necesita revitalizarse y dejar a un lado ese fútbol para recuperar un fútbol alegre y rápido, eso llegará con jugadores como Kallstrom, Ederson o Bastos. Pero hay un segundo factor determinante en los malos resultados del año pasado: el gol. En 38 partidos de liga, solo pudo marcar 52 goles un Lyon que sumó 12 tantos menos que el Girondins y 14 tantos menos que el Marsellas. Cifras muy significativas, lo peor es que dos de los que ya no están -Benzema y Juninho- sumaron 24 de esos 52 goles. Así que el Lyon tendrán dos tareas: que alguien supla los goles aportados por Karim y por Juninho...y que la cifra goleadora del equipo aumente. Veo este como el mayor defecto del Lyon 09/10, un equipo con muchas variantes tácticas y en el que Puel debe dar mayor importancia a la calidad. Si finalmente juega con ese 4-3-3 lo ideal sería que Makoun y Toulalan -dos mediocentros defensivos- no jugasen juntos, ya que es contraproducente para un equipo que no va sobrado de calidad en mediocampo. Quizás sea demasiado arriesgado meter a Ederson al lado de Makoun/Toulalan y Kallstrom y si llega el fichaje de otro delantero -¿Vagner Love?- podría acabar imponiéndose el 4-4-2.
Jugadores como Delgado, Bodmer o Govou contarán con muchos minutos y cualquiera de ellos puede pelear por la titularidad. Y atentos también a los jóvenes Miralem Pjanic, Timothée Kolodziejczak, Yannis Tafer o Anthony Mounier.

Con todo estos mimbres, el Lyon es tan favorito como el Girondins y el Marsella en la pelea por la Ligue 1...lo que se antoja más difícil es que el Lyon vuelva a llegar lejos en la Champions.

Edito (19:15 del 29 de julio): Bafetimbi Gomis ha fichado por el Lyon, gran fichaje que hará que el esquema de Puel sea un 4-4-2 con la pareja Gomis-Lisandro, Bastos actuará como volante izquierdo, Ederson jugará escorado a la derecha y en el doble pivote Kallstrom o Makoun acompañarán a Toulalan.

lunes, 20 de julio de 2009

Casi todo sigue igual en Wolfsburgo

Estamos en pleno verano, pero el fútbol va recuperando la normalidad. Las pretemporadas y los partidos amistosos se suceden, mientras que en algunos países como Holanda o Bélgica están a solo 10 días de que comiencen sus respectivas ligas, sin olvidar que el próximo sábado tendremos la Supercopa francesa y que hoy mismo hemos visto la Supercopa alemana.
El inicio de una apasionante edición de la Bundesliga no está muy lejos, ya que se dará el pistoletazo de salida el próximo 7 de agosto y hasta entonces repasaremos como se presentan los principales candidatos al título alemán...que no son pocos.


La gran estrella del Wolfsburgo, Edin Dzeko, está realizando la pretemporada con el Wolfsburgo y salvo sorpresa de última hora parece que seguirá en Alemania lo cual no me parece una mala noticia como ya comenté en su momento.
Y no está solo el bosnio, ya que no ha habido bajas importantes, sino que se ha ido un hombre secundario como Okubo y varios jugadores del filial o que estaban cedidos en otros equipos como eran Sergiu Radu y Cedric Makiadi.
El mayor déficit del Wolfsburgo el año pasado era sin duda su escasa profundidad de banquillo, que parece haberse remediado con la llegada de dos jugadores que vuelven tras cesión (Daniel Baier y Jonathan Santana) y con los fichajes de Karim Ziani, Thomas Kahlenberg y Fabian Johnson.
Todo parece perfecto: siguen los cracks que fueron artífices de la pasada Bundesliga, buenos refuerzos...y un único cambio: el entrenador.
Se fue Felix Magath y su baja se cubre con un entrenador que sabe lo que es ganar la Bundesliga y que sabe lo que es jugar la Champions, se trata de Armin Veh, un técnico capaz de hacer campeón -dando la sorpresa- al Stuttgart.
Veh tendrá la difícil tarea de hacer olvidar a Magath en una ciudad en la que la gente sueña con hacer una buena Champions y porqué no con meterse en octavos de final y dar que hablar en Europa.


1) Jugadores a seguir

Josué:
El capitán del Wolfsburgo y eje del centro del campo. Pieza clave en el 4-3-2-1 de Magath y que seguirá siendo el pulmón del equipo. Pivote defensivo aparentemente frágil, pero incansable y muy sacrificado, con una gran colocación que compensa sus carencias con el balón.

Zvjezdan Misimovic: El cerebro de este equipo, un mediapunta a la sombra de Grafite y Dzeko, que acapararon todas las portadas y todos los elogios. Pero no debemos pasar por alto las ¡20 asistencias de gol! que dio Misimovic en la pasada Bundesliga.
Por él pasa el juego ofensivo de un Wolfsburgo que juega al ritmo que marca el bosnio y que puede ser una de las revelaciones de la próxima Champions League.

Grafite:
Su continuidad en Wolfsburgo seguramente no sorprenda tanto como la de Dzeko debido a su edad. 28 goles la temporada pasada le avalan y la pareja que forma con Dzeko fue una de las grandes sensaciones de la última campaña. Grafite se implica como el que más y él es el primero que presiona. Si es necesario hasta cae a banda para cubrir la subida del lateral. En el área es letal y por si fuera poco es capaz de hacer goles maradonianos.

Edin Dzeko:
Ni la Premier ni el Milan han podido sacar a Dzeko de Wolfsburgo -de momento- y los aficionados ven cada vez más probable la posibilidad de ver al bosnio disputar la Champions con el equipo con el que ha saltado a la fama. Está disfrutando de su gran año, tanto por sus éxitos individuales como por los éxitos del Wolfsburgo y los de la selección bosnia. Delantero alto, pero con muy buenos movimientos, inteligencia en el desmarque y una aceptable técnica individual. Siempre está en el sitio oportuno y además es generoso y un jugador con una gran capacidad asociativa. Debe ser este el año de su confirmación y no olvidemos que si Bosnia sigue igual Dzeko puede que no tenga solo el escaparate de la Champions, sino también un Mundial.


2) Jóvenes revulsivos

El mayor deficit del Wolfsburgo durante la pasada temporada estaba en la escasa profundidad de plantilla. El buen rendimiento de todos los titulares hizo que aguantasen el tirón y realizasen una segunda mitad de campeonato casi perfecta y que no pagaran su falta de banquillo, como sí pagaron el Hertha y sobre todo el Hoffenheim. Sabiendo que este año habrá que afrontar la Champions y que el calendario ha cambiado sustancialmente en Alemania ya que se ha reducido mucho el parón invernal, el Wolfsburgo afrontó este mercado veraniego con la necesidad de reforzarse y parece haberlo hecho muy bien.

El jugador nº12 debe ser Ashkan Dejagah, el joven delantero de origen iraní que vio como Dzeko y Grafite le quitaban muchos minutos. Corre el riesgo de estancarse y no será titular en el Wolfsburgo, pero debe dar un paso adelante en su carrera. Saliendo desde el banquillo puede hacer mucho daño con su velocidad y su buen disparo. Por sus características, se complementaría muy bien tanto con Grafite como con Dzeko.
Su compañero en la Sub-21 Fabian Johnson es uno de los fichajes que ha realizado el Wolfsburgo. Un jugador que aportará algo que escaseaba hasta ahora en el equipo: jugadores específicos de banda. Johnson es un volante derecho que también puede actuar como lateral y que tiene un buen físico, aportará bastante trabajo, aunque le falta algo de calidad. Cuando las necesidades del partido requieran ensanchar el campo no solo estará Johnson en la recámara, sino también Karim Ziani, un volante argelino que hace solo un par de años llegó al Olympique de Marsella como sustituto de Ribery pero que fracasó con estrépito en Marsella y que intentará rehacer su carrera en Alemania.
Dudo mucho que Johnson y Ziani tengan un hueco en el once titular, pero como plan B no está nada mal, ya que Armin Veh seguirá con el 4-3-1-2 de Magath, con algunos matices.
Josué seguirá siendo el mediocentro, pero quizás Riether pierda su puesto como interior. Un centro del campo en el que el físico y trabajo de Gentner más la calidad del danés Kahlenberg servirían para mejorar un poco más. Todo dependerá de cómo se adapte Kahlenberg, destinado a entenderse y asociarse con Misimovic.
Por otro lado, jugadores como Daniel Baier, Caiuby y Makoto Hasebe serán otros de los hombres habituales en las rotaciones, así como el central Alexander Madlung, quien peleará por un puesto con Simunek.


3) Especialistas a balón parado

Una de las muchas claves del éxito del Wolfsburgo son sus buenas aptitudes a balón parado.
Y en ello tiene mucho peso la figura de Misimovic, el futbolista encargado de lanzar las faltas y los córners; un mediapunta muy técnico especialista en los lanzamientos de falta y que tiene un guante en sus botas.
A balón parado no solo hay que tener en cuenta las faltas de Misimovic, sino también el peligro que crean en el juego aéreo los centrales Barzagli y Simunek, así como Gentner, Dzeko y Grafite.
Aunque lo que más asusta a los rivales son los 54 goles que marcó la pareja Grafite&Dzeko, sin menospreciar las 11 y 10 asistencias de gol que dieron, respectivamente.



4) Velocidad e intensidad

Además de la indudable calidad de la plantilla, hay otras razones por las que el Wolfsburgo se llevó la Bundesliga más disputada e igualada que se recuerda. La confianza ciega que los jugadores tenían en sus posibilidades fue fundamental y la intensidad con la que jugaron fue fundamental. Una intensidad que ahogaba a los rivales y que era todavía mayor cuando el equipo jugaba en el Volkswagen Arena. Con jugadores como Barzagli, Josué, Gentner, Grafite o Dzeko la intensidad está asegurada.
Pero hay algo que los rivales no deben descuidar, y es que a pesar del aspecto de Dzeko y Grafite, ambos son más veloces de lo que pueda parecer y son mortales con espacios. No solo son delanteros de área, sino que son rápidos y buscan la espalda a la defensa. Una clara muestra de esta velocidad es el gol marcado a la contra por Grafite en la Supercopa alemana que hoy mismo ha perdido el Wolfsburgo (1-2) contra el Werder Bremen.

Sobre el papel tenemos un Wolfsburgo mejor que el de la temporada 2008-2009, pero en el fútbol 2+2 no siempre son 4 y nada está escrito. Felix Magath colocó el Wolfsburgo en lo más alto, ¿lo mantendrá Armin Veh ahí arriba?

Lectura recomendada: Radiografía de un campeón

domingo, 19 de julio de 2009

Ángel Cappa: el filósofo del fútbol (III)

Lo que realmente hizo saltar a la fama a Cappa fue su paso por el Madrid, no era un simple ayudante del entrenador, sino que prácticamente tenía tanto peso en el vestuario, en las decisiones y en la dirección del equipo que Jorge Valdano. Así fue como Ángel vio debutar a Raúl y vio jugar juntos a los Redondo, Hierro, Laudrup, Zamorano y cía, y así fue como la dupla argentino consiguió el objetivo de hacer campeón al Real Madrid, el club al que habían arrebatado dos títulos en los años previos.

Sin embargo, la relación profesional y de amistad entre Ángel y Jorge se rompió, comenzaron las discusiones y las diferencias entre ellos, que provocaron la ruptura y su marcha del club blanco. Jorge se iba con destino a Valencia, en la que sería su última aventura como entrenador, mientras que Ángel volvería a las Islas, esta vez para dirigir a la UD Las Palmas.
Ángel ha comentado en más de una ocasión que no veía en Valdano a una persona con una clara vocación para ser entrenador y que así se explica el rumbo que acabó cogiendo la carrera de Valdano cambiando banquillos por despachos. Valdano cumpliría su última etapa como entrenador dirigiendo al Valencia, mientras que Cappa era destituido al poco de empezar su andadura en Las Palmas, aunque pocos meses después volvía a la senda de los éxitos, al hacer subcampeón a Rácing de Avellaneda. Un paso efímero por el Atlante mexicano, una vuelta a Tenerife, un campeonato peruano con Universitario de Deportes, otro paso efímero por Rácing y un exótico paso por el sudafricano Mamelodi Sundowns fue la evolución de la trayectoria profesional de Ángel, quien se centraría progresivamente en su faceta como escritor y comentarista.


En 1992 Jorge Valdano se ganaba la vida como comentarista y recibió una llamada del Tenerife, que le cambiaría la vida a él y al propio club tinerfeño. 16 años más tarde, en 2008, Ángel Cappa se ganaba la vida colaborando con el grupo Marca y curiosamente recibió una oferta para volver a los banquillos...¡una oferta inferior al sueldo que estaba cobrando en Marca!
Huracán había ascendido un año antes y su objetivo era no descender. El reto no era fácil para un Ángel Cappa que no tardó en hacer unas sorprendentes declaraciones: "Si este equipo tuviera un año sin desarmarse, en el tercer torneo pelearía por el título. Pero claro, en cuatro meses solo quedan tres jugadores"
También fue sincero: "Yo no estoy en Huracán para ver si mañana me llaman de otro equipo; yo estoy en Huracán para disfrutar del fútbol. Si me sale bien, lo disfrutaré; y si me sale mal, tendré que irme a mi casa"

Todo salió mucho mejor de lo previsto y desde el primer día Huracán se fue impregnando de ese estilo de juego que tanto gusta a Cappa, y al que tan fiel ha sido siempre. No solo se practicaba un fútbol atractivo, sino que también se cosechaban resultados positivos, pero no fue hasta la segunda mitad del Clausura 2009 cuando Huracán se convirtió en aspirante al título. La segunda mitad de campeonato fue casi perfecta por parte de Huracán, con Bolatti como director de orquesta, un mediocentro que llegó in extremis a Huracán ya que no contaban con él en el Oporto.
Y las otras dos figuras del equipos que han sido sin duda Javier Pastore -recientemente fichado por el Palermo- y De Federico.
Con esos mimbres Cappa rozó el título, que se le escapó en la última jornada. Lograr eso fue muy complicado, más complicado todavía será repetir la hazaña sin Pastore y presumiblemente sin Bolatti...y quizás sin De Federico.
Pero como el mismo Ángel Cappa dijo: "yo estoy en Huracán para disfrutar del fútbol".

domingo, 12 de julio de 2009

Ángel Cappa: el filósofo del fútbol (II)

Después de unos duros inicios en el mundo del fútbol, después de exiliarse y después de comenzar a trabajar junto a Menotti, Cappa iniciaría su gran aventura en el mundo del fútbol, la que significaría un punto de inflexión en su vida y la que le daría la fama.


Años mágicos en Tenerife


En la temporada 91-92 el Tenerife era dirigido por Jorge Solari, pero los resultados no eran todo lo buenos que desearían y ya en la segunda vuelta del campeonato el equipo insular veía como su rendimiento caía en picado, rozaban los puestos de descenso y solo habían sumado 2 de los últimos 18 puntos en juego. El equipo necesitaba un revulsivo y se fijaron en un joven Jorge Valdano, que por aquel entonces era comentarista en diversos medios y que se disponía a comentar unas semifinales de Copa de la UEFA entre el Torino y el Madrid. Y estando en Turín Jorge recibía la oferta tinerfeña, pero él ponía dos condiciones: que Ángel Cappa fuese su mano derecha y que la oferta incluyese no solo ese final de temporada sino la siguiente campaña. La situación era delicada y el cambio que se avecinaba era radical, a eso había que añadir un difícil calendario que incluía rivales como Valencia, Barcelona, Athletic, Sevilla o Real Madrid...y la pareja de técnicos argentinos debutó ganando a Valencia y Barcelona.
El Tenerife salvó la categoría, con dos hechos destacados: que ese equipo apostase por tener la pelota, por atacar, por jugar bien al fútbol...y sobre todo que le arrebatasen la liga al Madrid, un Real Madrid que viajaba a Tenerife preparado para celebrar la liga, pero algo inesperado sucedería.
El Tenerife había dado un paso importantísimo logrando la permanencia y la victoria en la última jornada de liga ante el Madrid será el inicio de una época dorada para el club. El Madrid se jugaba la liga con el Barcelona y necesitaba ganar, parecía que lo conseguiría, ya que se puso por delante 0-2, pero fue cayendo el 1-2, un gol mal anulado a Milla, el 2-2 y la locura con el 3-2 definitivo...la locura en Tenerife y en Barcelona, y una dolorosa para el Real Madrid al que tanto
amaba el entrenador del Tenerife.


No estaba claro si aquellas jornadas finales de la temporada 91-92 habían sido un espejismo o si verdaderamente el Tenerife podría repetir ese buen juego y esos buenos resultados al año siguiente, en el que Valdano y Cappa seguían al frente.
El tándem era casi perfecto y las cosas seguirían yéndole bien a ambos. La temporada 92-93 sería inolvidable para ellos e histórica para el Tenerife. Fue una campaña marcada de momentos inolvidables, de nuevo el Tenerife arrebataría una liga al Real Madrid en la última jornada, pero sobre todo sería histórico el 5º puesto en la liga española, acompañado de unas semifinales de Copa del Rey.
Ese 5º puesto en liga no solo significaba la clasificación para la Copa de la UEFA, sino que también suponía una pequeña victoria en esa gran rivalidad entre menottistas y bilardistas porque en aquel año Valdano y Cappa imponían sus ideas en un Tenerife en el que empezaba a destacar un joven Fernando Redondo. Mientras, en Sevilla, Bilardo dirigía a un equipo con estrellas del calibre de Maradona, Suker o Simeone.
La tensión previa a aquel Tenerife-Sevilla era enorme y aumentó debido a las palabras de Cappa, que tras una pregunta de la prensa, pretendía diferenciar entre menottismo y bilardismo: "Dije que el menottismo era como los Reyes Magos: uno espera siempre a los equipos de Menotti con ilusión, sin saber qué le van a traer. Y bilardismo es el señor que le dice al pibe de 4 años: Los Reyes Magos son los padres, así que te doy un pulover que te hace falta para el invierno y punto. Se me ocurrió una cosa así y se armó un quilombo descomunal".
Sin embargo, fue el Tenerife quien obtuvo el pase a la UEFA y no el Sevilla. Por lo tanto, al año siguiente el Tenerife jugó por primera vez una competición continental, en la que superó al Auxerre y al Olympiacos pero perdió contra la Juventus, aun habiendo ganado a los italianos en el Heliodoro.

Esa temporada 1993-1994 era la última de Valdano en las islas, ya que no podía rechazar la oferta que le hacía Ramón Mendoza para entrenar al Real Madrid, así que en el verano de 1994 se fue para la capital junto a su fiel amigo y ayudante Ángel Cappa...pero su aventura sería más efímera de lo deseado.

jueves, 9 de julio de 2009

Ángel Cappa: el filósofo del fútbol (I)

Hace casi 63 años nacía en Bahía Blanca Ángel Cappa, quien desarrollaría su carrera como futbolista, no fue una carrera excesivamente brillante y una grave lesión le obligaría a retirarse prematuramente. Aprovecha esta coyuntura para estudiar Filosofía y Psicología, y por supuesto, para comenzar a sacar el carnet de entrenador pero los acontecimientos se precipitarían en la Argentina de la época.


El fútbol como forma de supervivencia

En 1976 comenzaba la dictadura de Videla y por aquel entonces Ángel militaba en el peronismo de base, y formando parte de esa corriente de izquierda él se dedicaba a repartir panfletos, con el riesgo que ello significaba.
Y su vida cambiaría el día que era parado en un control militar, en el que los agentes lo reconocieron ("¡Cappa, el que jugaba al fútbol!") y lo dejaron pasar. Aquello le hizo tomar una decisión muy clara y era la de abandonar el país; la situación era insostenible y el riesgo era evidente, aquel control había sido en su Bahía Blanca natal donde era conocido por todos, como él mismo ha contado en alguna entrevista, si aquella hubiese sucedido en otro lugar quizás hoy no lo contase.
Vendió su Citroën y se exilió en España, con la idea de intentar vivir del fútbol sin olvidar su actividad política. Seguía militando y junto a otros exiliados crearon la revista Correo Argentino con el fin de denunciar las tropelías de la dictadura, pero el fútbol era su gran pasión y él deseaba trabajar en el mundo del fútbol, lo que no se podía imaginar era que en 1980 un colaborador del seleccionador argentino se iba a poner en contacto con él. Menotti necesitaba gente que siguiese a los jugadores argentinos que estaban en Europa y que siguiese a los rivales de la albiceleste, ese hombre sería Ángel Cappa.
El acuerdo se oficializó el 13 de mayo de 1980, cuando Argentina se enfrentaba a Inglaterra en un partido amistoso en Wembley, allí se vieron Cappa y César Luis Menotti, este último le perguntaría cuántas entradas quería y cómo a Cappa le parecía un abuso pedir más de una se conformó con una, a pesar de que estaba en Londres acompañado por su mujer. Así que su esposa tuvo que ver el partido en un hotel y Cappa comenzaría a trabajar ese día para la federación, que le pagaba los viajes y el hotel.

Cappa tuvo que compaginar el curso de entrenador con su nuevo trabajo, aunque su situación económica no era nada buena y seguía sin poder volver a Argentina, cosa que haría en 1981 cuando la situación se había tranquilizado. Volvió para disfrutar de un evento muy especial, un River-Boca o lo que era lo mismo "el matador" Kempes vs Maradona.
El Mundial de 1982 se acercaba y la selección argentina, que había ganado el anterior Mundial, era una de las favoritas pero no lo tendría fácil y una derrota en el partido inicial provocó que se viesen metidos en una segunda fase durísimo. El sistema de competición era un tanto peculiar, y los equipos que superaban la primera fase accedían a otra fase de grupos: 4 grupos de 3 equipos, de los que solo el primero conseguiría el pase a semifinales. Para más inri, Argentina compartía grupo con Italia y Brasil y perderían los dos partidos.
El trabajo de Cappa como "espía" no había dado resultados y es que, como el propio Ángel dice, "el fútbol es imprevisible y el 'laburo' es un dato más; todos sabemos como juega el Barcelona, ¿no?, bueno, andá y ganale entonces".
La decepción en Argentina era enorme y esa eliminación a manos de italianos y brasileños provocó la destitución de Menotti.


De la mano de Menotti

Se había acabado su trabajo en la federación argentina, pero pocos meses después recibía una llamada de Menotti que estaba a punto de firmar con el Barcelona, y que le proponía formar parte de su cuerpo técnico. Ángel -que todavía no había acabado su curso de entrenador- aceptó y se dispuso a comenzar su primera experiencia en un club, una experiencia que no duraría más de un año y que estaría plagada de luces y sombras. Ese despido por parte del Barcelona separó los caminos de Menotti, el hombre que marcaría para siempre la carrera profesional de Cappa y que le dio la oportunidad de empezar a vivir del fútbol y de disfrutar del deporte que tanto ama. Ángel Cappa obtendría su primer contrato como entrenador en Banfield (por recomendación de Menotti), un modesto club argentino que por aquel entonces militaba en Nacional B (Segunda División) y al que Cappa ascendió a Primera, pero poco después de lograr ese éxito volvía a recibir una oferta por parte de Menotti, este acababa de ser nombrado como nuevo entrenador de Boca Juniors y quería a Ángel a su lado (para trabajar en Inferiores y estar en los entrenamientos)...este dejó Banfield y se fue a Buenos Aires.


Lo que no se esperaba Cappa era que llegaría a coger los mandos de la nave. Su experiencia como entrenador era escasa, pero cuando Menotti tuvo que ser operado de urgencia no hubo más remedio que poner a un joven Ángel Cappa al frente del equipo, un equipo que acababa de terminar el torneo y estaba a punto de disputar la Liguilla. Cappa dirigió al equipo al equipo en los cuatro primeros partidos de la Liguilla, luego volvió "el Flaco". Boca se quedó a tres puntos del campeón: Rosario Central.

La experiencia en Boca se había acabado, si hace dos años Menotti y Cappa se separaban tras dejar Barcelona, ahora se separaban debido a que Menotti se disponía a fichar por el Atlético de Madrid y Cappa volvía a Banfield, donde estuvo menos de un año. Entonces ficharía por Huracán, un par de años antes ya había logrado ascender a Primera a Banfield y ahora debía hacer lo mismo con Huracán, pero no lo consiguió y dejó el cargo al termino de la temporada.

La vida volvería a unir los caminos de Ángel y César Luis en 1990, ahora en Uruguay, al frente de Peñarol. Sería la última vez que trabajaban juntos, esa última experiencia profesional conjunta duró menos de un año, ya que en el verano de 1991 Ángel Cappa cambiaría por completo su vida y su carrera profesional, era el momento de comenzar una nueva etapa tras una década aprendiendo y compartiendo vivencias con César Luis Menotti.

Próxima entrega: Ángel Cappa en España

lunes, 6 de julio de 2009

Un cruel final

Hace escasos 9 meses, Ángel Cappa recibía una oferta por parte de la directiva de Club Atlético Huracán, el modesto equipo argentino acababa de ascender a primera un año antes y sus dos primeros torneos en primera no eran demasiado esperanzadores. Pensaron en Cappa, que no dudó en aceptar el reto. Poco después en una entrevista le preguntaron a Ángel qué creía que podía conseguir con el equipo, y él contestó que en el torneo que estaba a punto de comenzar lucharían por no estar en la zona baja, pero también tenía dos cosas claras: que su equipo pondría en práctica un fútbol vistoso y que si le dejaban trabajar con el grupo durante un tiempo prolongado podría pelear por convertir a Huracán en campeón, pero para ello decía que necesitaba mantener el bloque y no perder jugadores.
Hablaba por tanto, de que en el tercer torneo que disputase -sería el Clausura 2010- podría estar con su equipo en lo alto...si el club era capaz de mantener a sus jóvenes promesas. No hizo falta esperar tanto y los acontecimientos se precipitaron.

Huracán jugó bien desde la primera jornada, el toque y la pelota eran dos de las máximas de un equipo que te hacía disfrutar, pero los resultados eran irregulares, y es que tras las primeras nueve semanas de campeonato Huracán estaba en mitad de tabla, pero desde entonces Huracán sería un equipo casi imbatible, no solo jugaban bien sino que ganaban y lograban resultados históricos como la goleada a River. Se acercaban poco a poco a los puestos de cabeza y la afición empezaba a soñar, hasta que en la penúltima vieron como no solo había la posibilidad de llevarse el título sino de que llegarían a la última jornada con ventaja. Precisamente esa última jornada enfrentarían a los dos primeros, a Huracán le servía un empate para proclamarse campeón...pero Vélez jugaba en casa. Fue una semana convulsa: la gripe A en Argentina, problemas con el reparto de entradas, pero lo más insólito estaba por llevar.

A los 19 minutos de partidos, una fuerte granizada obligó a suspender el partido durante algo más de media hora, pero eso no deja de ser una anécdota, lo realmente importante había sucedido 10 minutos antes cuando anulaban a Huracán un gol a todas luces válido. Fuera de juego que no existía y gol injustamente anulado al 'Globito'.
Se acabaría reanudando el partido, pero los 22 futbolistas habían estado durante mucho tiempo parados y la reanudación del encuentro dio lugar a una primera parte con muy poco fútbol, con dos equipos imprecisos, alguna ocasión aislada y sobre todo un penalti fallado por Vélez, en el que Monzón salvo el lanzamiento de H.López desde los once metros.
La segunda parte fue distinta, más intensa, pero con Vélez como dominador, teniendo el balón, aunque sin crear mucho peligro. La intensidad dio paso a la violencia, entradas duras y una tensión palpable tanto en el campo, como en las gradas, como en los banquillos.
Y de nuevo llegó la polémica, de nuevo un fallo arbitral, de nuevo una decisión del árbitro perjudicaría a Huracán. Si en la primera parte anularon un gol válido a Huracán, a solo 7 minutos del final Moralez marcaba el gol de victoria después de una falta no señalada sobre el portero Monzón.

Dos decisiones, dos fallos, dos jugadas que cambiaron el rumbo de la historia, que hicieron que don Ángel Cappa perdiese los papeles y que el sueño de Huracán se acabase.

Próximamente: Especial sobre Ángel Cappa

viernes, 3 de julio de 2009

Informe: Europeo Sub-21 2009

Una vez terminado el Europeo Sub-21 es hora de analizar a los jugadores que han brillado en Suecia durante las dos semanas que ha durado el torneo.
Marcus Berg es mi MVP -y creo que el de mucha gente-, en un torneo en el que anteriormente habían logrado el premio de mejor jugador, futbolistas como Rudi Voller, Manuel Sanchís, Laurent Blanc, Davor Suker, Luis Figo, Fabio Cannavaro o Andrea Pirlo.


PORTEROS

1. Andrea Consigli (Italia)
El nivel de los porteros en este Europeo ha sido muy alto, pero Consigli ha estado un peldaño por encima de todos. En los últimos años ha sido un habitual en las categorías inferiores italianas y este parece ser el año de su confirmación como portero de primer nivel: fichó por el Atalanta, en el que ya es titular, y su buena actuación en este torneo hace que sean muy creíbles las informaciones que hablan sobre el posible interés del Milan en contratarlo.
Portero alto, pero cuya agilidad y rapidez están fuera de toda duda; tiene muy buenos reflejos, va bien por arriba y también tiene carácter. Su participación en el Europeo ha sido casi perfecta, pero un único error costó muy caro a su equipo: el gol de Beck que dio la victoria a Alemania en semifinales, en una acción en la que Consigli podría haber hecho algo más.

2. Sergio Asenjo (España)

Tres partidos son suficientes para que Asenjo haya sido de lo más destacado del torneo, aunque el excesivo trabajo que tuvo fue un claro síntoma de la inferioridad de España en sus dos primeros partidos. Asenjo ha sido el mejor de la selección española: él solito evitó la derrota ante Alemania y volvió a estar bien ante los ingleses -parando un penalti a Milner-. Una verdadera lástima que sus compañeros no estuviesen a su nivel y una pena no ver a Asenjo más que tres partidos, por suerte lo veremos durante la próxima década en la élite y convertido en uno de los mejores porteros del planeta, sin duda.

3. Joe Hart (Inglaterra)
Ha tenido luces y sombras, pero en términos generales realizó un muy buen campeonato. Se mostró seguro y firme en el juego aéreo, fue uno de los líderes de su selección y solo el partido de semifinales empañó lo que estaba haciendo. Ante Suecia cuajó su peor partido, con un par de acciones en las que se mostró dubitativo, pero las compensó con otras paradas meritorias, aunque en la tanda de penaltis un error infantil le costaría muy caro. Estaba apercibido de sanción y la amarilla que le mostraron en la tanda de penaltis le impediría disputar la final, lo cual fue otro imprevisto para Stuart Pearce.

4. Manuel Neuer (Alemania)
No es una decisión fácil colocar a Neuer en 4ª posición, sus actuaciones dejan muchas dudas. Todos sabemos que es uno de los mejores porteros jovenes de Europa, pero también sabemos que es capaz de lo mejor y lo peor, todavía tiene que pulir algunos defectos. Se ha mostrado especialmente dubitativo en los balones aéreos y no ha transmitido demasiada confianza a su defensa. También le falta calma y a veces es poco ortodoxo en sus acciones. Neuer podía haberlo hecho mucho mejor en este campeonato, y a un portero con sus cualidades hay que exigirle mucho más, esperemos que veamos su lado malo lo menos posible.

5. Jukka Lehtovaara (Finlandia)
Ni el sueco Dahlin, ni el serbio Brkic, ni mucho menos el bielorruso Chesnovski me han convencido, pero sí Lehtovaara.
El portero titular finlandés fue Jaakkola, pero jugó 2 partidos y como Finlandia ya no se jugaba nada en el último partido, dieron la oportunidad a Lehtovaara, quien previsiblemente será el portero de la sub-21 en la fase de clasificación para el próximo Europeo Sub-21. Así que pudimos ver a Lehtovaara ante España ¡y qué grata impresión nos causó!
Vimos a un portero que unos reflejos impresionantes, rapidísimo, dominante en el juego aéreo. Solo fueron 90 minutos, pero vimos a un portero con un interesante potencial, al que habrá que seguir de cerca.


LATERALES DERECHOS

1. Andreas Beck (Alemania)
Los laterales, en general, no han brillado demasiado en este Europeo, y una buena muestra de ello es comprobar que Beck ha sido el mejor lateral derecho aun jugando lejos de su mejor nivel. Jugador de sobra conocido por todos nosotros, internacional absoluto y pieza clave del Hoffenheim.
A pesar de ser joven, es un lateral muy sobrio y tranquilo, no se vuelve loco yéndose al ataque y eso puede acabar siendo un defecto en un jugador con capacidad para ser mucho más determinante. Defensivamente ha estado impecable, pero en una selección alemana muy "atascada" y con problemas a partir de tres cuartos de campo, Beck debía haber subido mucho más al ataque y haber aportado más al maltrecho ataque alemán...y una de las pocas veces que lo hizo, metió a Alemania en la final. Subida por banda y disparo lejano que acabaría siendo el gol que servía para eliminar a Italia en semifinales. Hay que exigirle un poquito más a Beck tanto aquí como en el Hoffenheim, y su primer puesto en este particular ranking dice mucho de lo discreto que han estado el resto de laterales.

2. Marco Motta (Italia)
Siendo sincero, he de decir que pongo a Beck por delante de Motta debido a la relevancia del gol marcado por el alemán en el partido que precisamente mandó a Motta y los suyos para casa.
Hasta entonces, posiblemente Marco Motta fuese el mejor lateral derecho de la competición, jugador ya asentado en la Serie A y que ha formado parte de la mejor zaga del campeonato: la italiana.
Es un lateral derecho muy potente, con buen físico y bastante bueno técnicamente, incansable y muy férreo defensivamente. Sobre todo, estamos ante un lateral muy completo, correcto en casi todos los aspectos del juego.

3. Mikael Lustig (Suecia)
A pesar de su cuerpo de central, es un lateral derecho, y que además es mucho más ofensivo de lo que su aspecto físico pueda dar a entender. Lateral muy alto y potente que se incorpora al ataque creando peligro, incansable y peligroso también en jugadas a balón parado; sin descuidar nunca su trabajo en defensa. Le falta algo de técnica individual y mejorar sus centros. Pero no deja de ser un jugador a seguir, y que muy probablemente acabe dejando el Rosenborg.

4. Martin Cranie (Inglaterra)
Defensa muy polivalente, puede jugar en cualquiera de las posiciones de la defensa y a lo largo del Europeo ha sido el lateral derecho titular de la selección inglesa, aunque también jugó algunos minutos como central.
Jugador muy limitado técnicamente, con problemas para sacar el balón jugado y que apenas se incorpora al ataque; compensa sus carencias con un buen nivel defensivo.

Si hablamos de laterales derechos, no podemos olvidar a César Azpilicueta, que junto a Beck y Motta es el lateral derecho de mayor nivel que había en el Europeo, pero que sin embargo cuajó una actuación muy decepcionante -al igual que el resto de jugadores españoles- y estuvo muy por debajo de lo esperado.


CENTRALES

1. Micah Richards (Inglaterra)
Si en el caso de los laterales hay que hablar del discreto nivel de estos, en el caso de los centrales hay que resaltar el buen nivel exhibido por muchos de ellos. No es fácil decir quién ha sido el mejor, pero si hay que decantarse por uno yo lo hago por Richards. Desde hace un par de años es considerado como uno de los jóvenes centrales con mayor futuro, pero su última temporada con el City ha dejado mucho que desear y ha sido realmente gris. Sin embargo, ha rendido en el Europeo y ha sido, junto a los dos centales alemanes, el mejor central del campeonato. Insuperable en el juego aéreo, potente, con dotes de mando y una gran colocación. Su mayor defecto quizás sean sus carencias para sacar el balón desde atrás, sin olvidarnos de que de vez en cuando sufre en exceso ante atacantes veloces.

2. Jerome Boateng (Alemania)
El seleccionador alemán tenía algunas dudas sobre cuál sería la pareja de centrales, ya que Schwaab tenía opciones de jugar, pero finalmente Howedes y Boateng formaron una pareja de centrales que solo recibió un gol. Boateng es polivalente, ya que puede actuar como lateral derecho y mediocentro, pero aquí lo ha hecho en su posición ideal: central. Es rápido a pesar de su altura, es contundente, está siempre bien colocado, sufre con el balón en los pies y ese es su mayor defecto.

3. Benedikt Howedes (Alemania)
Compañero de Boateng en el eje de la defensa y rindiendo a un gran nivel. Al igual que a Boateng, se le vio algo dubitativo en balones aéreos -a pesar de rozar el 1,90 m- y con algunos despistes puntuales. Por el contrario, es contundente y elegante a la vez, muy inteligente y expeditivo. Llegará lejos en el fútbol alemán.

4. Salvatore Bocchetti (Italia)
La italiana ha sido la mejor línea defensiva, y la pareja de centrales formada por Bocchetti y Andreolli estuvo a muy buen nivel, pero Bocchetti fue la gran revelación. Ya era conocido el potencial de Motta, Andreolli y Criscito, pero Bocchetti llegó al Europeo con menos cartel...y sale de él revalorizado.
En Italia ya lo comparan con Fabio Cannavaro, y las similitudes físicas están ahí: Boccheti también mide menos de 1,80 m, pero tiene un gran salto y va bien por arriba, por si fuera poco es contundente y saca bien el balón desde atrás. Uno de los grandes descubrimientos defensivos del Europeo y que triunfará en la Serie A.

5. Nedum Onuoha (Inglaterra)
El compañero de Micah Richards empezó siendo Mancienne, pero este fue expulsado en el
partido inaugural después de una jugada en la que estuvo muy blandito y perdió la partida ante el delantero finlandés Sadik, que acabaría en penalti y expulsión. Esto sirvió para que Onuoha se hiciera con la titularidad y nadie se la quitase en todo el torneo.
Se conoce muy bien con su compañero de equipo Richards, aunque es cierto que ambos tienen problemas para sacar el balón desde atrás y eso lo notó mucho su selección.
Onuoha es físico, fuerza y contundencia, pero también es velocidad, agilidad, subidas al ataque y calma. Ha progresado muchísimo en los dos últimos años y ha demostrado que está preparado para jugar al más alto nivel.

6. Rasmus Bengtsson (Suecia)

Otro joven semidesconocido hasta el momento, pero que se ha destapado con su buena actuación en el Europeo.
Central elegante y de buen manejo de balón,que domina el juego aéreo y que es lo suficientemente rápido para pelear con cualquier delantero rival. Quizás le falte un pelín de contundencia, que a buen seguro irá teniendo según vaya adquiriendo experiencia.
Su compañero en el centro de la zaga sueca, Mattias Bjarsmyr también tiene cosas interesantes (físico, juego aéreo, contundencia) pero no me convenció y me deja muchas más dudas que Bengtsson, un central que no tardará en dar el salto a una liga más importante.

7. Marco Andreolli (Italia)

Llegaba al torneo con más cartel que Bocchetti, pero estuvo por debajo de su compañero. No termina de dar el salto y no acaba de convencer un Andreolli que casi siempre pasa desapercibido. Central muy "discreto", que no destaca en nada en especial, pero que cumple con su cometido. Bastante alto y con buen físico, se complementó muy bien con Bocchetti.

8. Marc Torrejón (España)

Todos coincidiremos en que Sergio Asenjo fue el mejor jugador de la selección español, pero algún otro futbolista español consiguió un aprobado y Torrejón es uno de ellos: el mejor defensa del equipo. Central alto y con un imponente físico, que saca mucho provecho de su experiencia y la pone en práctica, ya que siempre está tranquillo y bien situado. Se ha tenido que multiplicar por dos, entre otras cosas, porque a lo largo de los tres partidos pasaron por su lado tres centrales distintos (Chico, Javi García y Marcano) y ninguno convenció. Siempre crea peligro a balón parado y organiza la defensa. Está claro que está lejos de la perfección, ya que no destaca ni por su velocidad ni por su técnica, pero en el Europeo ha demostrado porqué es un jugador ya consolidado en la primera división española.

9. Nemanja Pejcinovic (Serbia)

Decepcionó mucho la selección serbia, pero jugadores como Pejcinovic sí se salvan de la quema, aunque el central serbio no pudo mostrar su mejor versión. En otro contexto y pudiendo rendir a su mejor nivel, Pejcinovic hubiese sido uno de los mejores centrales del torneo.
Central con un físico imponente para lo que nos solemos encontrar en jugadores con 21 años. Una auténtica roca, que debe mejorar su velocidad si quiere encontrar acomodo en un equipo importante de Europa. Su compañero, el central Vukovic, también es un jugador a seguir.


LATERALES IZQUIERDOS

1. Domenico Criscito (Italia)
Antes del Europeo muchos nos preguntábamos porqué Criscito no estaba en la plantilla del club al que pertenecía (Juventus)...después del Europeo nos preguntamos porqué la Juve ha traspasado a Criscito al Genoa, para más inri la Juventus no está sobrada en el puesto de lateral zurdo.
También puede jugar como central, pero las necesidades del guión hicieron que Casiraghi situase a Criscito en banda izquierda y respondió con creces.
Es rapidísimo y va muy bien al corte, y que además tiene una muy buena técnica individual que le permite subir al ataque creando peligro. Predilección personal y jugador de equipo grande de Europa.

2. Emil Johansson (Suecia)
Había buenas referencias de Johansson antes del campeonato, y cumplió con lo esperado. Lateral zurdo muy ofensivo, que tiene técnica y pone buenos centros, en algunos partidos debió haber confiado más en sí mismo y subir más al ataque, ya que las diagonales de Bajrami hacia el medio, dejaban todo el carril izquierdo para Johansson. Debe mejorar defensivamente, y sus ayudas a los centrales no fueron todo los buenos que podrían ser.

3. Kieran Gibbs (Inglaterra)
Sigue creciendo poco a poco. El 2009 está siendo su año. Ya en 2008 destacó en el Europeo Sub-19, y ya en 2007 había debutado con la primera plantilla del Arsenal pero es ahora cuando ha dado el gran salto. La lesión de Clichy en el Arsenal hizo que jugase unos cuantos partidos como titular y lo hizo realmente bien. Era uno de los grandes nombres de la selección inglesa en este Europeo, pero el excesivo conservadurismo de Pearce y el estilo de equipo impidió ver la mejor versión de Gibbs, que podía haber sido mucho más determinante en ataque. Su potencial es enorme: es rapidísimo, ágil, bueno técnicamente. Solo tiene que aprender a llegar a campo rival con las ideas más claras e intentar poner mejores centros; además tiene que pulir sus defectos en el plano defensivo.

4. Sebastian Boenisch (Alemania)
Comenzó el torneo como lateral izquierdo titular, pero se lesionó en aquel primer partido contra España y su puesto lo ocupó durante dos partidos Schmelzer, que cumplió con creces y que quizás hubiese merecido ser titular en semifinales y en la final. Sin embargo, Boenisch recuperó la titularidad en esos dos últimos partidos del Europeo.
Ya había sido titular en la final de la Copa de la UEFA con un W.Bremen en el que está totalmente asentado y se ha ganado un puesto como titular.
No es un jugador que me guste demasiado, pero cumple con que se le pide. Es muy alto y un pelín torpe, limitado técnicamente, pero muy voluntarioso. Como digo, no me llama demasiado la atención.


MEDIOCENTROS/INTERIORES

1. Fabrice Muamba (Inglaterra)
No ha sido un torneo en el que los mediocentros hayan estado especialmente brillantes, y que Muamba haya sido el mejor dice mucho del nivel de los jugadores que ocupan esta demarcación.
El que fuese discípulo de Wenger hace un par de años, ha dado un salto cualitativo enorme y ha sido el mejor mediocentro del torneo. Un mediocentro de claro corte defensivo, que anuló a Jurado cuando se enfrentó a España por ejemplo, y que ha hecho a la perfección esa labor oscura que se le pedía. Siempre bien colocado y aprovechando su poderoso físico. Sus limitaciones son más que evidentes, ya que no es un jugador al que vayamos a ver construyendo el juego ni entrando demasiado en contacto con el balón...pero en lo suyo un 10, por lo menos en este Europeo.

2. Luca Cigarini (Italia)

Fue víctima del conservadurismo de Casiraghi, si el seleccionador italiano hubiese sido más valiente, quizás Italia hubiese llegado más lejos, sin embargo Cigarini siempre estuvo metido en los partidos.
Sobre él giró el mediocampo italiano, flanqueado por Marchisio y De Ceglie, y siempre como encargado de situarse justo por delante de los centrales. Su principal virtud no es la visión de juego, tampoco su calidad técnica, es por eso que Italia tuvo muchos problemas en la elaboración de juego. Sí es un mediocentro que saca con cierto criterio el balón, pero que necesita estar apoyando por sus compañeros. Tiene mucho que mejorar en el aspecto ofensivo y quizás deba tener más confianza en sí mismo.

3. Sami Khedira (Alemania)
Una de las piezas claves del equipo alemán, un jugador que sigue progresando año a año, pero que ha dejado un sabor agridulce en este Europeo.
Mediocentro muy completo, que ha destacado por su excelente colocación y su buen trabajo defensivo, pero resultó muy decepcionante ver cuál fue su aportación ofensiva, y es que en un centro del campo en el que Aogo era el otro mediocentro, Khedira tenía que tirar del carro y ser quién moviese el balón. Debía ofrecerse a los centrales, pero en partidos como los de Finlandia e Italia se "autoanuló" y por tanto, Alemania no tuvo elaboración en el centro del campo.
Tampoco aportó Khedira algo que podía haber hecho: llegada al área rival, desde segunda línea.
Así que, la tercera posición de Khedira -jugando por debajo de su mejor nivel- en este particular ranking de mediocentro dice bastante del pobre nivel mostrado por mediocentros e interiores en este torneo

4. Claudio Marchisio (Italia)
Marchisio actuó como interior derecho en ese 4-3-3 casi inamovible de Casiraghi, una posición un tanto desconocida para el juventino, ya que en la Juventus lo hemos visto mucho como mediocentro.
Este puesto de interior no le benefició a Marchisio, ya que a veces acabó escorándose a la banda y hay no es un jugador demasiado aprovechable.
Su trabajo estaba más encaminado a conseguir -junto a Cigarini y De Ceglie- que el mediocampo italiano tuviese superioridad y fuese muy fuerte, y lo consiguieron. Quizás debía haber sido más protagonista del juego italiano, tomar más responsabilidades y estar más en contacto con el balón, y es que Marchisio está capacitado para hacer todo eso. Sin duda, el estilo impuesto por Casiraghi perjudicó a un Marchisio cuyo papel de cerebro del equipo fue arrebatado por Cigarini, en muchos momentos del Europeo dio la sensación de que Cigarini y Marchisio "se pisaban" y chocaban entre sí, ese papel secundario de Marchisio en la medular no ayudó a Italia, donde Marchisio debía haber tenido un papel mucho más importante.

5. Gustav Svensson (Suecia)
Mediocentro de la selección sueca, el encargado de dar equilibrio y cubrir las espaldas a Bajrami, Elm y Wernbloom. Una clara muestra de su excelente trabajo es ver cómo sus ayudas defensivas y su buena colocación permitieron que los laterales suecos -Lustig y Johansson- explotasen su faceta ofensiva gracias al buen hacer de Svensson en las ayudas defensivas.
No es brillante técnicamente y el balón apenas pasaba por sus botas, aunque dice mucho de él que no se complicase la vida y dejase que jugadores mejor dotados técnicamente como Elm y Bajrami tomasen el peso del juego ofensivo. Jugador inteligente y sacrificado ante todo.

6. Mark Noble (Inglaterra) El que a priori debía ser el cerebro inglés, quedó ensombrecido por el estilo de la selección inglesa: selección muy física y hecha para contragolpear. Así que el papel de Noble no fue acorde a lo que Noble está acostrumbrado a hacer en el West Ham.
Fue de los pocos jugadores ingleses capaz de hacer algo interesante con el balón, pero por desgracia el balón pasó muy poco por los pies, aunque llegó a cuajar buenos partidos como contra España.

7. Sergei Kislyak (Bielorrusia)
Una de las gratas sorpresas del torneo, uno de esos jugadores que llegan al torneo sin nombre y siendo un auténtico desconocido, pero que deja muy buen sabor de boca.
Mediocentro muy elegante, un jugador muy bueno técnicamente que ha sido quien ha construido fútbol en la selección bielorruso. Buenos desplazamientos en largo y buena visión de juego, además de un gran disparo lejano. Quizás no sea una aparición fugaz, sino un jugador con nivel como para dar el salto a una liga de mayor nivel, quizás a la Bundesliga como en su día hizo su compatriota Hleb.

8. Lee Cattermole (Inglaterra)
Un trabajador incansable, así podemos definir a Cattermole, interior derecho de esta selección inglesa subcampeona. Jugador que aporta mucho trabajo, despliegue físico, pero muy poco en ataque, y teniendo en cuenta que Pearce ya tenía una roca como Muamba se me antoja prescindible la figura de Cattermole y no es de extrañar que Inglaterra fuese incapaz de llevar la iniciativa en el juego.

9. Dennis Aogo (Alemania)
Sorprendentemente, Horst Hrubesch puso a Aogo junto a Khedira cuando lo más lógico parecía que Castro acompañase a Khedira, y que Ebert ocupase la banda derecha, pero el que fuera pieza clave en el Hamburgo campeón de Europa en el 83 confió en el jugador del Hamburgo, en lo que no creo que sea más que una casualidad.
No me convenció en absoluto el papel de Aogo, un jugador que podría ser bastante aprovechable en banda gracias a su velocidad, pero que como mediocentro no aportó gran cosa. Corrió como el que más, mostró un buen despliegue físico, pero no parece que fuese el compañero ideal de Khedira.

10. Tim Sparv (Finlandia)
El capitán, líder y estrella esta selección finlandesa. Había buenas referencias sobre él antes del torneo, pero el bajo nivel del resto de compañeros le perjudicó y seguramente no ha podido demostrar todo lo que atesora este interior de gran poderío físico.
No es un virtuoso con el balón, sino un llegador, un jugador que hace mucho daño tanto en jugadas a balón parado como llegando desde segunda línea. Tiene muy buen disparo, pero técnicamente le falta mucho para ser ese referente que la selección finlandesa absoluta necesita. No descarto que acabe encontrado un hueco a medio plazo en algún equipo de nivel medio-bajo de Premier League.

Otros:
Dos de los grandes mediocentros del Europeo, a priori, debían ser los españoles Javi Martínez y Raúl García, jugadores consagrados y asentados en primera división, de sobra conocidos por todos, pero que defraudaron y que cuajaron una actuación lamentable.
Se podría decir lo mismo de los serbios Milan Smiljanic y Ljubomir Fejsa, ambos son mediocentros de corte defensivo y que trabajaron, corrieron, lucharon...pero les falta calidad técnica y Serbia lo notó en su escasísimo juego ofensivo; lo cual nos hace ver que ha sido una pena no ver a Nikola Gulan.
Tampoco han tenido demasiados minutos para demostrar su calidad el sueco Andreas Landgren y el inglés Jack Rodwell, dos jugadores muy jóvenes a los que la competencia en su puesto les ha perjudicado.


MEDIAPUNTAS

1. Mesut Ozil (Alemania)
Sino hubiera sido tan irregular, sería el mejor futbolista el Europeo Sub-21, sin discusión. Pero las apariciones de Ozil se reducen a un muy buen partido ante España y a un partido genial en la final ante los ingleses, sin embargo estuvo fuera de combate ante Finlandia y en las semis ante Italia.
Probablemente esa irregularidad sea el gran problema de un Ozil que en el Bremen también se ha mostrado bastante irregular, y de momento es incapaz de solventar ese defecto. Aunque debemos quedarnos con lo bueno, que es la calidad del jugador y lo determinante que ha sido en la consecución del campeonato.
Algo que le ha beneficiado muchísimo ha sido jugar como mediapunta, con mucha libertad y con un único punta. Es un jugador exquisito y cuando el balón pasa por sus botas todo puede pasar, le encanta meter pases milimétricos a la espalda de la defensa pero también realiza jugadas individuales, es rápido y eso lo aprovecha.
Debe mejorar su disparo desde lejos y aprender a ser más constante y participativo; defensivamente no se le puede exigir demasiado ni esperar que haga gran cosa en ese sentido.
Lo que está claro es que tiene que explotar en el Werder Bremen ahora que se ha ido Diego, aunque para ello debe jugar lejos de la banda y con la mayor libertad posible.


2. James Milner (Inglaterra)

Para mi ha sido uno de los tres mejores futbolistas del torneo, junto a Ozil y Berg. En ningún momento ha actuado como mediapunta, sino que lo ha hecho como extremo en ambas bandas e incluso como lateral derecho en buena parte del partido inaugural.

No lo considero un extremo a Milner, sino un mediapunta que por necesidades del guión juega en una banda. Aun jugando en banda, fue el verdadero líder y cerebro de la selección inglesa.
Es un jugador completísimo, que combina calidad técnica, velocidad, desborde, atrevimiento, que tiene como mayor defecto su irregularidad, que le ha perseguido hasta ahora en los casi 7 años que lleva en la Premier. Su última temporada con el Aston Villa y este Europeo invitan al optimismo y da la sensación de que Milner toma más responsabilidades y se muestra mucho más activo en el juego ofensivo.
No estuvo bien en la final -aunque poca culpa tiene de ello, dadas las circunstancias- pero su Europeo ha sido notable, muy por encima del nivel mostrado por algunos de sus compañeros de equipo.

3. Gojko Kacar (Serbia)
El jugador polivalente por excelencia. Solo tiene 22 años y ya se ha dado a conocer a toda Europa gracias a su peculiar trayectoria profesional. Comenzó como central y ya lo hemos como mediocentro, como volante e incluso como mediapunta siendo esta última la posición menos habitual para él. Sin embargo, las necesidades del guión hicieron que Kacar jugase este Europeo como mediapunta, aunque visto lo visto quizás hubiera sido mejor que actuase de mediocentro, lo agradecería él y su selección. Al no ser un mediapunta al uso, ha ejercido más bien como centrocampista llegador, líder del equipo en todos los aspectos y cuya mayor aportación ha sido su carácter y liderazgo y esas llegadas al área; aunque ha quedado claro que como mediapunta se le desaprovecha en exceso, ya que su visión de juego no es especialmente destacable, así como tampoco se siente del todo cómodo. Ha jugado bien sin más, si lo hubiéramos visto como mediocentro quizás hubiésemos visto su mejor versión. Lo que queda claro es que su polivalencia y capacidad para adaptarse a la situación son admirables.

4. Pontus Wernbloom (Suecia)
Como vemos, en la selección sueca todos los titulares han tenido un papel muy importante, y Wernbloom no ha sido menos, ya que su equipo acusó su baja en las semifinales. Se trata de un llegador, no es un mediapunta al uso, pero que además aporta mucho trabajo en la medular ayudando al mediocentro. Le falta algo de técnica individual y visión de juego, pero lo compensa con aquello en lo que destaca: la llegada al área desde segunda línea. Tiene gol y le pega muy bien con ambas piernas.
Lo veremos el año que viene en las filas del AZ Alkmaar disputando la Champions, habrá que ver en qué puesto, y no descarto verlo como interior o como volante.

Otros: En este apartado todos pensábamos que los futbolistas españoles tendrían un hueco, pero tampoco han cumplido las expectativas. Jurado fue quién tuvo una actuación muy gris, víctima también del flojo nivel del equipo y del seleccionador López Caro. Algo más de luz aportó Esteban Granero, muy lejos de su mejor nivel y de lo que puede llegar a hacer, pero que tuvo detalles de su enorme calidad en el último partido que jugamos; es difícil olvidar su suplencia ante Inglaterra, al igual que las suplencias de Pedro León, que también dio buena muestra de lo que puede hacer en los escasos minutos que tuvo. Tampoco tuvieron demasiados minutos, ya que fueron suplentes, el alemán Ben-Hatira y el italiano Antonio Candreva, pero dejaron buen sabor de boca y posiblemente merecieron más minutos. También me quedo con las ganas de ver más minutos a Anton Putilo, el bielorruso.


VOLANTES/EXTREMOS

1. Sebastian Giovinco (Italia)
Uno de los grandes talentos del Europeo Sub-21 y uno de los grandes talentos del fútbol europeo, su futuro es prometedor.
Todos disfrutamos viendo a Giovinco sobre el campo, aunque en este Europeo no ha estado a su mejor nivel, tuvo apariciones puntuales, pero el estilo del equipo provocó que Giovinco no brillase con luz propia.
No es un jugador con una posición bien definida, puede actuar como enganche, al igual que de extremo o segundo punta. En este Europeo ha sido el extremo izquierdo de un equipo en el que Giovinco fue el hombre clave y uno de los pocos capaz de cambiar el rumbo de un partido.
Lo tiene casi todo: velocidad, calidad, descaro, verticalidad, imaginación y visión de juego. Así que si Italia hubiese sido un pelín más ofensiva Giovinco hubiese brillado todavía más, y quizás Italia hubiese llegado a la final.


2. Rasmus Elm (Suecia)
Los hermanos Elm siguen dándose a conocer en el mundo del fútbol. Son tres hermanos, que hicieron al modesto Kalmar campeón. Ahora Viktor empieza a triunfar en el Heerenveen.
Pero es Rasmus el que tiene un futuro más prometedor por delante, a tenor de lo visto durante estas dos semanas en Suecia.
Brillante volante derecho, aunque pienso que podría adaptarse también a la posición de mediapunta ya que es un jugador elegante con buena visión de juego, inteligencia y buen disparo desde lejos. En banda derecha es donde puede sacar partido de su velocidad y de su calidad técnica, pone buenos centros, aunque no acostumbra a llegar hasta línea de fondo, tiende a irse hacia el medio. Tiene multitud de recursos y seguramente llegue a una liga importante.


3. Emir Bajrami (Suecia)

Jugador similar a Elm, tanto en algunas de sus características como en su rendimiento en este Europeo, pero en el perfil opuesto. Ha actuado como volante izquierdo y por esta banda izquierda hizo mucho daño Suecia, Bajrami demostró su buena visión de juego, su calidad técnica y su excelente disparo. Aunque confió más en Rasmus Elm de cara a llegar lejos a corto-medio plazo.

4. Theo Walcott (Inglaterra)
Llegaba junto a Bojan, Balotelli y Giovinco como el gran nombre del Europeo, pero no vimos al mejor Walcott. Las bajas de Agbonlahor y Campbell provocaron que Walcott fuese delantero centro en la final -y así le fue-, aunque hasta entonces había actuado como extremo derecho e incluso algunos minutos en la izquierda. Parece ser que tuvo algún tipo de discusión con el seleccionador inglés y que no le sentó nada bien su suplencia ante España ni su cambio ante Finlandia. Pearce no dio todo el protagonismo que debiera tener Walcott, pero que cuando pudo explotar su desborde y velocidad los rivales lo pagaron -España sobre todo-.
Todavía peca de individualista y debe levantar la cabeza y buscar algún compañero en lugar de querer acabar él mismo jugadas que no llevan a ninguna parte.

5. Gonzalo Castro (Alemania)

Jugador polivalente, no tanto como Kacar...pero casi.
El jugador de ascendencia española está acostumbrado a jugar como lateral derecho en el Bayer Leverkusen y aquí lo hemos visto como volante derecho.
Y su rendimiento tampoco fue como para echar cohetes, rinde mejor como lateral y como mediocentro -en esta posición disputó la final-, ya que como volante apenas desbordó, intervino poco y no es un jugador con unas cualidades indicadas para que juegue ahí. Un jugador específico de banda como Ebert podría haber sido más beneficioso para Alemania...y a Castro le hubiera venido mejor haber actuado como mediocentro a lo largo de todo el torneo.

6. Marko Marin (Alemania)
Otra de las grandes decepciones (parece que este ha sido el Europeo de las decepcionante). Otro que llegaba con el cartel de jugador estelar y que se ha ido de Suecia con más pena que gloria.
Dio un recital en el primer partido -ante España- con todo aquello que le caracteriza: velocidad, desborde, verticalidad y un jugador determinante, un extremo izquierdo espectacular que sin embargo, desapareció en el segundo...en el tercero...y en el cuarto partido que jugó. Así que unas molestias que tenía poco antes de la final del Europeo, sirvieron para que el seleccionador alemán tuviese la excusa perfecta para sentar en el banquillo a Marin sin que nadie le reprochase nada.
Llegó a Suecia como la gran estrella de la selección alemana -junto a Ozil- y sale de Suecia...con un contrato firmado con el Werder Bremen.
Sigo teniendo la sensación de que es un jugador ligeramente sobrevalorado, con más nombre del que merece y que todavía tiene muchísimo por demostrar.

7. Ignazio Abate (Italia)
Jugador nº12 del combinado azzurro. Ha sido habitual su entrada en las segundas partes desde el banquillo. No tenía cabida en el once inicial, pero cuando jugó se situó como volante derecho y dio frescura al equipo, además de potencia, despliegue físico y buenas internadas por banda. Un jugador al que claramente le perjudicó el uso de un 4-3-3 en el que su juego no encaja.

Otros: Zoran Tosic no tiene el caché de los Walcott, Bojan y cía, pero es un jugador del que hay que esperar -y exigirle- mucho más de lo que ha hecho en este Europeo, que ha sido prácticamente nada. Se esperaba bastante de la selección serbia, pero solo Kacar dio la cara -nos quedamos con las ganas de ver más al veloz extremo Nemanja Matic-, y Tosic pasó totalmente inadvertido, pegadito a la banda y sin intervenir lo más mínimo. Algo similar podemos decir de los españoles Diego Capel y Sisi, este último no debió haber jugado tantos minutos.


DELANTEROS

1. Marcus Berg (Suecia)
Aunque su selección cayese en semifinales, Berg fue el mejor futbolista del torneo. 7 goles en 4 partidos es una marca asombrosa y todavía más asombroso es que Berg todavía esté en el Groningen. Media Europa se peleará por Berg a lo largo de este verano, es muy pronto para decir si Berg acabará siendo un jugador de equipo grande de Europa, pero no tengo ninguna duda de que es un jugador de sobra capacitado para ser titular en un equipo de nivel medio-alto tipo Sevilla, Valencia, Everton, Fiorentina,etc. Delantero de área, un auténtico killer con un olfato goleador impresionante y que es letal dentro del área: va bien de cabeza, le pega bien con ambas piernas, es magnífico en el uno contra uno.
Le falta algo de velocidad, técnica y capacidad para moverse mejor fuera del área, pero está más que capacitado para dar el salto a una liga grande de Europa.

2. Robert Acquafresca (Italia)
El nueve de Italia fue una de las grandes figuras del torneo, autor de 3 goles y delantero referencia de Italia.
El Genoa tiene en él a un fenomenal sustituto de D.Milito y Acquafresca seguirá haciendo lo que viene haciendo desde hace tiempo en las categorías inferiores italianas y en el Cagliari.
No es un killer al uso, no es un jugador con mucho gol, sino que es un nueve muy trabajador y que realiza un gran trabajo colectivo. Muy alto (supera el 1,90 m) pero mucho mejor dotado técnicamente de lo que pueda aparentar, también se mueve bien y va bien de cabeza. Solo le falta ese instinto goleador que lo convierta en un delantero de 20 goles por temporada, veremos si lo consigue.

3. Ola Toivonen (Suecia)
El compañero perfecto de Berg, formaron una dupla casi perfecta. Berg representa el nueve puro, el del instinto asesino, el goleador por antonomasía...Toivonen representa ese delantero alto y fuerte que trabaja constantemente y que se mueve mucho, cae a bandas e incluso retrasa su posición por momentos. Toivonen es muy generoso, y sus acciones sirvieron para ayudar a Berg.
Le fue asignado ese papel y lo realizó de maravilla (también marcó goles), estuvo a la sombra de Berg pero su nivel fue altísimo. Va bien de cabeza y sobre todo es muy elegante y le pega bien con ambas piernas.
Tiene margen de mejora, y ya está en las filas del PSV, quién sabe si veremos la dupla Berg-Toivonen en Eindhoven, sería muy interesante que esto sucediese.

4. Ashkan Dejagah (Alemania)
Venía de ser suplente -habitualmente- en el Wolfsburgo de Dzeko y Grafite, y tenía la oportunidad de reivindicarse en este Europeo, donde sería el delantero centro.
Acabó yendo de más a menos, cuajó un gran partido ante España, pero a partir de ahí su rendimiento hasta que en las semifinales recibió una tarjeta amarilla que le hizo perderse la final del campeonato.
No es un nueve de área, sino un delantero muy móvil e inteligente, rápido y que le pega bien con ambas piernas. Necesita continuidad para asentarse en la élite, y en el Wolfsburgo no lo ha tenido durante esta pasada temporada.


5. Mario Balotelli (Italia)
Uno de los protagonistas indiscutibles del Europeo Sub-21 por desgracia para los amantes del fútbol. Y es que vimos las dos caras de SuperMario: la mala y la buena.
En su favor debemos decir que en el 4-3-3 de Casiraghi, Balotelli fue usado como extremo derecho, lugar en el que no se siente nada cómodo y donde no puede explotar todo su potencial.
Un muy buen gol suyo ante Suecia fue la demostración de que es un genio, un delantero completísimo...la roja directa ese mismo día y su nula aportación en semifinales -con alguna jugada muy individualista y egoísta incluida- son la muestra de que todavía no tiene la cabeza bien amueblada.
De lo que sí estoy seguro es de que si alguien aconseja bien y hace cambiar a Balotelli, Italia tiene delantero para rato y toda Europa disfrutará del mejor Balotelli, al que calidad le sobra.


6. Sandro Wagner (Alemania)
La sanción de Dejagah dejaba a Alemania sin su delantero titular en la final, la solución era reforzar el centro del campo y dejar a Sandro Wagner como único delantero...y cumplió, vaya que si cumplió.
Delantero muy alto y espigado, pero que es algo más que eso, como lo demuestra el golazo que marcó ante Inglaterra, un disparo desde la frontal del área en el que demuestra su buena pegada y su calidad. Durante todo el partido había hecho buenos movimientos y peleado con los centrales, pero esos dos goles fueron su momento de gloria. Una pena no haberle visto antes, en este Europeo. Jugador a seguir a partir de ahora y que buscará su hueco en la Bundesliga.

7. Gabriel Agbonlahor (Inglaterra)
La escasez de delanteros de Inglaterra en este Europeo fue alarmante: un jugador cuya posición natural no es la de nueve -Agbonlahor- era el titular, y tanto este como Fraizer Campbell se perdieron la final por sanción, así que un extremo como Walcott tuvo que ocupar el puesto.
Agbonlahor no solo se perdió la final por sanción, sino que ya antes tuvo problemas físicos, no estuvo nada acertado Agbonlahor, demostrando una vez más que de nueve tiene poco.
Se movió mucho -incluso demasiado en algunos movimientos-, siempre cayendo a bandas y participando mucho en el juego colectivo, también sacó provecho de su velocidad, pero como digo es un atacante al que le falta gol y mejorar su remate a puerta.

Otros: Uno de los nombres propios del Europeo ha sido el de Bojan y no precisamente porque haya brillado sino por todo lo contrario, jugó dos partidos y en ninguno hizo nada, en su favor hay que aclarar que el equipo español estaba roto y Bojan solo como un islote arriba, poco o nada pudo hacer ante eso. Igual de discreto fue el paso de Adrián López y Xisco por el torneo y el del serbio Miralem Sulejmani, así como el del italiano Alberto Paloschi, aunque en su caso tiene mucho que ver la nula confianza que tuvo Casiraghi en él. La otra cara de la moneda la encarna un conocido de la afición española: el finlandés Teemu Pukki. Con 16 años ya había debutado en la primera división finlandesa y el Sevilla pronto se fijó en él, en el que parece ser otro gran acierto de esta secretaría técnica. Ha jugado con el Sevilla Atlético y ha llegado a debutar con el primer equipo. Con 19 años ha disputado este Europeo, pero solo fue titular en el tercer partido que jugó Finlandia, eso y los pocos minutos que había tenido en los anteriores partidos sirvieron para que demostrase su velocidad, desparpajo y buenos movimientos. Será difícil que triunfe en un equipo como en el Sevilla, pero Pukki apunta buenas maneras.


Lectura recomendada: Análisis de Italia y Suecia