martes, 30 de junio de 2009

Alemania reina en categorías inferiores

Un día después de que concluyese la Copa Confederaciones (con victoria de Brasil), acaba el Europeo Sub-21, y por tanto quedan cada vez menos competiciones en juego: empezará en breve la Copa de Oro de la CONCACAF, se reanudará la liga rusa, se jugará el Europeo Sub-19 y sobre todo veremos la resolución de la Libertadores. Así se puede resumir lo que veremos a lo largo de un mes de julio dominado por los fichajes, los rumores, las presentaciones de futbolistas, las pretemporadas y por supuesto los partidos amistosos.

La final del Europeo Sub-21 entre Inglaterra y Alemania estaba marcada por las bajas; en el bando inglés no estaban Joe Hart ni Gabriel Agbonlahor, mientras que Alemania no podía contar con Ashkan Dejagah a lo que había que añadir los problemas físicos de Marko Marin -que le impidieron ser de la partida-.
Así que todo estaba listo para ver sobre el campo a dos selecciones cuyo sueño sería un partido a la contra, a ninguna de las dos se la ha visto como un equipo que hiciese daño cuando tenía el balón, pero ambos habían sido letales a lo largo del torneo a la contra.
Inglaterra estaba especialmente necesitaba de esos contrataques, porque la sanción de Agbonlahor y Fraizer Campbell provocaba que un extremo como Theo Walcott tuviese que jugar como nueve, un serio problema para una selección cuya centro del campo (Muamba, Noble y Cattermole) es principalmente trabajador y físico. Pero en el inicio del encuentro, Alemania cedió el balón y los ingleses no supieron que hacer con él, al igual que en anteriores ocasiones, tuvieron poca claridad y escasa brillantez en mediocampo, solo alguna arrancada de Adam Johnson por banda izquierda o las intervenciones de Milner parecían entrañar peligro.
El inglés estaba siendo un equipo lento, apático, sin un jugador que tomase las riendas y también sin movimientos sin balón. Todo esto ante una Alemania replegada, bien ordenada y esperando atrás...esperando su oportunidad, que llegaría. 22 fueron los minutos que tardó en aparecer el genial Mesut Ozil, el cerebro de esta selección germana y el hombre que decidiría la final. Pase milimétrico a la espalda de Cranie, para que Gonzalo Castro definiese ante la salida del portero.
Primera intervención de Ozil en el partido y primer gol de Alemania.


El gol alemán complicó aun más las cosas al seleccionado inglés, que con 0-0 tenía problemas para elaborar juego y que perdiendo 1-0 tenía que buscar el gol del empate, pero eso podía dar más opciones a Alemania a la contra. La tónica del partido fue la misma que antes del gol de Castro: una Inglaterra impotente y sin capacidad para crear peligro y siendo incapaz de hacer daño a un equipo que no ha encajado más que un gol en todo el torneo, pero con serios problemas en el juego aéreo y con un portero -Neuer- que se ha mostrado muy inseguro y con problemas enormes en balones aéreos o jugadas a balón parado. Pero ninguno de estos defectos fueron aprovechados por los de Pearce.
Viendo el banquillo inglés también nos quedaba claro que Inglaterra no tenía nada de lo que tirar y que Pearce lo tendría muy difícil para cambiar el rumbo de un partido que quedaría sentenciado con un gol del MVP del partido: Ozil, que sacó un tiro libre directo desde lejos, que a priori no entrañaba ningún peligro. Sin embargo, la estúpida tarjeta amarilla recibida por Joe Hart en la tanda de penaltis ante Suecia le hacía perder la final, por lo que tuvo su oportunidad Scott Loach, que sería protagonista del partido debido a su fallo en esa acción en la cual el disparo de Ozil debía ser atrapado por Loach, pero que sin embargo se lo "comió".

Con el 1-0 las opciones inglesas seguían vivas, pero el 2-0 fue el mazazo definitivo, quedaba más de media hora para buscar la remontada, pero Inglaterra siguió igual y solo un gol en una jugada puntual podía levantar el ánimo del equipo...ese gol no llegó y un joven alemán casi desconocido hasta ahora tendría su momento de gloria.
A 12 minutos del final Sandro Wagner ponía la puntilla, un jugador al que ya pudimos ver hace dos temporadas en el primer equipo del Bayern Munich pero que el año pasado fue traspasado al Duisburgo.
Por si fuera poco, 6 minutos después, Wagner repetía, pero esta vez no era un gol cualquiera...¡era un golazo! Encara al defensa, se perfila y desde la frontal del área saca un colocado disparo, al más puro estilo 'Titi' Henry. Una forma perfecta de poner punto y final al torneo conquistado por los alemanes.


El 4-0 final es un resultado bastante exagerado y engañoso que no refleja el verdadero nivel exhibido por el combinado alemán a lo largo alemán, pero al fin y al cabo lo que cuentan son los resultados y Alemania es campeona de Europa Sub-21. De la misma forma, que Alemania es campeona de Europa Sub-17 este año -con Chris Buchtmann a la cabeza-...y lo fue de categoría Sub-19 el año pasado.

Y es que, si de algo puede presumir Alemania, es de que la salud de sus categorías inferiores es envidiable.

sábado, 27 de junio de 2009

Nuestros verdugos son finalistas

No sirve de consuelo, pero sí es una curiosidad que las dos selecciones que eliminaron a España en este Europeo Sub-21 han llegado a la final del campeonato, todavía más curioso es que la diferencia de nivel entre Alemania, Inglaterra y España es escasa. También es curiosos que ambos sufrieron de lo lindo en semifinales, es más, Alemania no fue mejor que Italia, e Inglaterra...nos regaló un partido para el recuerdo, difícil de olvidar el Inglaterra-Suecia.

Si la primera semifinales es digna de ser recordada y de formar parte de nuestro videoteca personal...la segunda fue más de lo mismo: partido lento, con pocas ocasiones y una Italia que fue mejor en la 1ª parte ante una Alemania que cedió la iniciativa.
Si recapitulamos nos daremos cuenta de que todo lo bueno que han hecho los alemanes se reduce al partido inaugural: fueron mejores que España e hicieron un buen partido aquel día...pero dieron una pésima imagen ante una débil Finlandia y todavía no se explican cómo han ganado
este partido de semis.

En el combinado italiano vimos lo de casi siempre: la cara mala de un Balotelli apático, individualista y enfadado con el mundo...todo lo contrario que Acquafresca y Giovinco, los que
verdaderamente tiran del carro en el equipo, aunque ayer no fue suficiente la aportación de estos 2 cracks. Pero aun así la 1ª parte de Italia era esperanzadora, habían sido mejores pero no se esperaban que Beck -que hasta ahora había pasado desapercibido en la faceta ofensiva- disparase desde fuera del área y batiese a Consigli. Fue un mazazo para Italia...y para el seleccionador Casiraghi, cuyas decisiones son similares a las de López Caro: de dudoso acierto. Ya habiamos visto a Casiraghi encerrarse atrás ante Suecia sacando del campo todos los delanteros que tenía...hoy dio una nueva muestra de conservadurismo haciendo cambios como Paloschi por Acquafresca o Pisano por Marco Motta. En ningún momento se vio que Italia inquietase a Alemania...a pesar de que los alemanes cuajaron otro partido muy decepcionante: inadvertido Marko Marin por enésima vez, lamentable partido de Ozil...y Dejagah recibiendo una amarilla -que le hará perderse la final-.

Alemania con muy poquito, haciendo lo justo, se ha metido en la final, y sin duda el perdedor del Inglaterra-Suecia se lo merecía más que los alemanes, pero así es el fútbol. El fútbol es capaz de brindarnos un partido en el que Inglaterra marca 3 goles a balón parado en la 1ª mitad...igual que el Milan en la final de Estambul. Por cierto, el primer gol inglés fue en el minuto 1...igual que el Milan en la final de Estambul. Las caras de los anfitriones -Suecia- en el descanso era todo un poema, el partido estaba "perdido", los jugadores estaban hundidos anímicamante, daba la sensación de que solo un gol tempranero haría recobrar la espezanza...pero no llegó ese tanto rápido.
Pasaban los minutos y el 3-0 seguía en el marcador, e incluso Inglaterra tuvo un par de ocasiones en las botas de Walcott. Corría el minuto 67 cuando Berg veía portería, el delantero sueco batía a Hart, pero ya habían pasado casi 25 minutos de la segunda parte, parecía que llegaba un poco tarde ese gol; pero poco después Toivonen marcaba en un lanzamiento de falta y se desataba la locura, un gol más y el empate sería realidad, había que atacar hasta el final y a por ese gol se fueron los suecos con la suerte de que cuentan con el MVP del torneo: Marcus Berg, ¿quién sino iba a empatar el encuentro?
Los que habían recordado la final de Champions de Estambul habían tenido buen ojo, con una única -pero vital- diferencia: que el Liverpool igualó el partido y "mató" en los penaltis", sin embargo los penaltis hicieron llorar a los suecos. En la muerte súbita, el delantero sueco (de origen uruguayo) Guillermo Molins estrellaba el balón en el palo y Suecia decía adiós al torneo.

Posiblemente Suecia no cuente con el talento individual de otras selecciones, posiblemente tenga menos jugadores de élite...pero como equipo han sido los mejores, saben de sus debilidades, pero han peleado como los que más, la delantera Berg&Toivonen ha sido perfecta, y jugadores como Rasmus Elm, Bajrami, Bengtsson, Johansson o Wernbloom han elevado su caché. A mi me hubiera gustado ver a Suecia en la final pero serán ingleses y alemanes quienes la disputen. Y atención a las bajas de ambos: Inglaterra no tiene delanteros (sancionados Fraizer Campbell y Agbonlahor) y Alemania no tiene a su delantero titular...por si fuera poco, Inglaterra no podrá contar con su portero Joe Hart. Aun así, será un gran partido, el próximo lunes.

jueves, 25 de junio de 2009

Las dudas son el denominador común

Escasos doce meses para que comience el Mundial de Sudáfrica, parece que fue ayer cuando la 'roja' se proclamaba campeona de Europa y ya tenemos el Mundial a la vuelta de la esquina, los seleccionadores tienen cada vez menos margen de maniobra y el tiempo apremia. Muchos buscan soluciones, los distintos seleccionadores prueban cuantos futbolistas pueden...otros todavía tienen que lograr billete para Sudáfrica 2010. Muchas dudas en casi todas las selecciones del planeta.

Capello cogió la selección inglesa con un único objetivo: formar un equipo competitivo con el que acudir a Sudáfrica. La no-clasificación para la Eurocopa hizo mucho daño en las islas y Capello se enfrentó a un gran dilema: ¿Gerrard o Lampard?
Fabio ha ganado los 7 partidos que ha jugado Inglaterra en esta fase de clasificación, tienen el billete en la mano pero todavía hay dudas. Ha hecho todo tipo de probaturas, y parece decidido a jugar con Gerrard y Lampard como interiores, con un mediocentro por detrás, 2 hombres en banda (Walcott y Rooney) y un delantero centro. Sin hacer mucho ruido, se están rehaciendo, pero todavía es difícil apostar por los ingleses, no es caballo ganador.

No lo tiene tan fácil la selección francesa de Domenech, con 2 partidos menos que Serbia, están a 8 puntos de los pupilos de Antic y salvo sorpresa tendrá que buscar billete a Sudáfrica vía repesca. Han echo el cambio generacional...a medias. Una selección que cuenta con la calidad de Benzema, Ribery, Nasri o Gourcuff debe ser optimista, el problema vendrá cuando Domenech renuncie al talento y juegue a algo para lo que no está hecha su plantilla...o mejor dicho, para lo que no están hecho sus mejores jugadores (si consideramos que esos son Nasri, Gourcuff y cía).
Su situación no es dramática, pero tampoco reina la ilusión en el país galo, como no lo hace en Alemania, que después de perder la Eurocopa han visto lo difícil que sería pelear por el Mundial.
Desde el Mundial del 2006, esta selección no ha vuelto a tener esa frescura y juego relativamente vistoso que tuvo la Alemania de Klinsi; Low no encuentra su once titular, da confianza a los Trochowski, Mario Gómez y cía, pero el bloque se resiente.
Su situación es similar a la de Francia, una última similitud: saben competir -como diría Luis Aragonés-...y puede recurrir al talento de Ozil, Marko Marin, Kroos o Helmes.

Pero ninguno de estos países tiene derecho a quejarse, si comparan su situación con la de nuestros vecinos portugueses. Ellos sí que están en una situación delicada. Faltan 4 partidos para que se acabe la Fase de Clasificación...están a 4 puntos de Hungría y un solo pinchazo les quitará toda opción de meterse en la repesca. Lo peor en Portugal no son los resultados, sino la lamentable imagen dada en una derrota en casa ante Dinamarca, un empate ante Albania y otro ante Suecia, además de un empate en tierras suecas. Ninguno de ellos por casualidad, en ninguno de ellos Portugal mereció más, su imagen -y la actitud de las "estrellas"- ha sido muy criticada.
También tiemblan en México, donde la crisis futbolística comenzó tras el Mundial de Alemania. Hugo Sánchez y Eriksson no han sido capaces de reconducir el equipo...y Javier Aguirre tiene el reto de meter a México en el Mundial. Todavía tienen tiempo para dar alcance a Honduras, no tengo ninguna duda de que México estará en Sudáfrica...pero en 3 años no han conseguido la unidad necesaria, dudo que la encuentren en los próximos meses.
Tampoco están en el buen camino (en África) Camerún y Egipto.

Pero si hay un país en el que los aficionados son escépticos ese es Argentina. La presión popular acabó provocando el cese de Basile...y la llegada al banquillo del mito por excelencia: D10S (Diego Armando Maradona). El debut de Maradona tuvo mucha repercusión, pero no se vio gran cosa. Sin embargo, días después la albiceleste caía con estrepito (6-1) en Bolivia.
La Argentina de Basile no era perfecta, pero la prensa argentina se da cuenta de que han dado un paso atrás con la llegada de Diego. No convence -como se vio en los partidos jugados hace un par de semanas- y Maradona es quién debe conducir este barco hasta 2010, ya no hay cambios posibles, Diego será seleccionador argentino en Sudáfrica, la presión popular será inexistente por motivos obvios...pero el Mundial se gana con un buen equipo de fútbol...y Maradona está lejos de tenerlo, quizás lo tenga -por nombres vemos que calidad no le falta en la plantilla- pero conjuntarlos e imponer un estilo de juego es una cosa bien distinta.

Ahora es Italia la que se da cuenta de que están metidos en un problema muy serio. Hace falta que Lippi haga una limpia importante, y a poder ser que no renuncie al talento de D'Agostino, Giovinco y Antonio Cassano, por poner 3 ejemplos. Nos remontamos a lo dicho en el caso de Francia y Alemania: saben competir, tienen oficio y tienen jugadores...es cierto que les falta un Del Piero o Totti pero Lippi tiene decenas de futbolistas interesantes a los que convocar. Una caída como la sufrida en esta Copa Confederaciones es lo mejor que le ha podido pasar, esto sirve para concienciarse de cuál es la cruda realidad y por suerte Italia aun tiene 12 meses para cambiar cosas.

La selección que hoy más convence, o eso parece, es Brasil, de eso no hay dudas. Multitud de elogios para el juego de Dunga en esta Copa Confederaciones, para sus contrataques perfectos, para la dupla Kaká&Robinho...pero hace tan sólo 9 meses la situación era bien distinta.
En aquel mes de septiembre, los de Dunga tocaban fondo. Llegaron al Mundial de Alemania como grandes favoritos y su fracaso fue estrepitoso, llegó Dunga al banquillo y desde el primer día hubo críticas a su estilo de juego...con él ganó la Copa América a la Argentina de Messi&Riquelme. Pero hasta hace nada, el puesto del seleccionador brasileño estaba en el aire.
Hasta hace nada, sus críticos eran mayoría...y sus defensores se contaban con los dedos de las manos, eso no es de extrañar cuando el propio Dunga no convoca para la Copa Confederaciones a Marcelo (y sí a Kleber y Andre Santos), a Diego, a Naldo, a Hernanes o al goledor Grafite.
El discurso y estilos futbolísticos de Dunga no me gustan ni me gustarán, no me atrae, pero en esta Copa Confederaciones estamos viendo de lo qué es capaz una selección con semejante entramado defensivo y con Kaká y Robinho asociándose, y por ende, aparecen Ramires y Luis Fabiano. Posiblemente sea Brasil -¿ganador de la Copa Confederaciones?- el favorito a poco menos de 12 meses para que empiece el Mundial. Brasil gana a pesar de Dunga...y no gracias a Dunga.

España sigue perdiendo crédito pasito a pasito, no es cuestión de haber perdido un partido sino de la evolución vivida desde la marcha de Luis Aragonés. A grandes rasgos es difícil -por no decir imposible- estar en desacuerdo con el nuevo seleccionador, no hará locuras como imponer un estilo conservador ni nada por el estilo. Pero pequeños detalles están restando credibilidad y confianza en este proyecto de Del Bosque, que está siendo "infiel" a la España de Luis.
Es cierto que los aficionados y prensa -gran mayoría- no han respetado como deberían a Estados Unidos, y el partido no era el trámite que algunos pintaban -tampoco ahora hay que alabar a EEUU como si fueran la Brasil del 70- pero eso no influye en lo sucedido en el campo, donde Estados Unidos con su excelente posicionamiento y letales contrataques han eliminado a España de la Copa Confederaciones. No hay que caer en el error de poner en duda la profesionalidad de los futbolistas, ni de ser tan pesimistas como para pensar que hemos dado 3 pasos hacia atrás...3 no, pero un paso atrás sí lo hemos dado con respecto a la pasada Eurocopa.

Como digo, a grandes rasgos, está clara cuál es y será el estilo de la selección, pero hay varios detalles -y ya van unos cuantos- que no invitan al optimismo. Enumeramos unos cuantos...se podría continuar esta lista con más puntos:
  1. Hoy Del Bosque cambia al que estaba siendo nuestro mejor hombre (Cesc) para dar entrada a Cazorla, por sino fuera poco tener que aguantar a Riera como titular indiscutible (que esa es otra) hay que ver cómo quita a Cesc para ¿abrir el campo?
  2. Se supone que abre el campo y ello debería servir para intentar hacer daño por bandas...y ¿con algún rematador?...quizás Llorente, pues nada, Llorente no pisó el terreno de juego...y no será porque el seleccionador agotase los cambios.
  3. Ya había tomado decisiones dudosas rumbo a Sudáfrica. Convoca a Pablo Hernández, un jugador que ha sido titular 12 veces en el peor Valencia que se recuerda...y eso que podía haber tirado de Jurado, Granero o otro jugador que realmente "conecte" con el estilo impuesto por Xavi, Iniesta, Silva, Cesc...pues nada, si Arteta no estuviese lesionado...quizás tampoco fuese convocado, porque visto lo visto.
  4. Luis Aragonés le dejó en manos un juguete precioso: una selección ganadora, perfectamente compenetrada...¿llegará ese mismo juguete intacto al próximo Mundial de Sudáfrica...o veremos un juguete roto y con remiendos?, del seleccionador depende, si él quiere la selección española será el rival a batir en 2010...si sigue tomando decisiones como cambiar a Cesc por Cazorla le estamos dando ventaja a los rivales.
Lectura recomendada: Culpable, no. Principal responsable, sí.

martes, 23 de junio de 2009

Crónica de una muerte anunciada

Horas antes de que se disputase esta última jornada del Grupo A, ya sabiamos que las posibilidades de que España se metiese en semifinales eran infímas, casi tantas como las que tenía Estados Unidos ayer de dar la campanada en la Copa Confederaciones. No hubo suerte, no hubo milagro e Inglaterra no venció a Alemania -no caigamos en la trampa de reprochar nada a los ingleses, ¿quién no jugaría a empatar en una situación así?-.
Nos lo tenemos bien merecido, y los pinchazos ante Alemania e Inglaterra sirvieron para cavar nuestra propia tumba. España estaba obligada a ganar y esperar a que Alemania perdiese, además había que recortar la diferencia en el gol average, por lo que se debía ganar por 3 goles. Hubo alguna esperanza en el tramo final de la 1ª parte cuando Inglaterra -jugando con suplentes- empató su encuentro, pero el 1-1 no se movería, así que la 2ª parte de ambos partidos fue muy deprimente...pero además de nuestra rabia y decepción tuvimos que sufrir un último "ataque de entrenador" de López Caro (dando la nota hasta el último minuto).

Algunos nos pueden tildar de demagogos a los que criticamos de esta forma a López Caro, así que para hacer balance de las inexplicables decisiones del seleccionador echemos la vista atrás y repasemos qué ha sucedido en este Europeo Sub-21:

1) No hay esquema ni estilo definidos. Es algo que ya se pudo apreciar en el playoff de clasificación y en algún que otro partido amistoso, no había un once titular claro, tampoco el equipo ponía en práctica un juego atractivo. Los meses previos al campeonato no fueron muy esperanzadores. Sin embargo, según se fue acercando el Europeo Sub-21 la euforia colectiva y la ilusión iban en ascenso, lo cual es lógico, ya que uno mira la convocatoria de España, Alemania, Inglaterra e Italia...compara...y es cómo para ser muy optimista. Es cierto que alguno ha podido menospreciar a Inglaterra y sobre todo a Alemania, pero la plantilla y la calidad españolas estaban ahí.

2) Sigue el 4-2-3-1. En los meses previos al Europeo, López Caro había trabajado principalmente con un 4-2-3-1, aunque había bastantes dudas al respecto: Raúl García había estado irreconocible en más de una ocasión, jugadores como Piqué, Busquets y Mata acababan de dar el salto a la absoluta. Finalmente España debutó ante Alemania con algunas decisiones difíciles de comprender. La más importante es la de situar a Sisi en banda derecha (renunciando a Pedro León e incluso a Capel), la presencia del doble pivote formado por Javi Martínez y Raúl García provocó que Jurado tuviese que actuar escorado en banda izquierda...con Granero por detrás de Bojan.
A grandes rasgos, no pintaba nada mal el equipo, pero pequeños detalles como la titularidad de Sisi, el hecho de que el doble pivote quitase protagonismo a Jurado y Granero, o que Sergio Sánchez fuese titular, no convencen. Como tampoco convenció -desde el primer día- el discurso del seleccionador, que situó a Sergio Sánchez (un central) como lateral derecho en detrimento de Azpilicueta. La explicación de esto es el intento de tener mayor poderío aéreo -de ahí la presencia de Sergio S. en el once-...lo que no entiendo todavía es porqué se le tenía miedo al juego aéreo alemán, ¿sería por la altura de Marin?, ¿por la de Ozil?, ¿quizás por la de Castro, Aogo, Dejagah o Beck? ¿Tan altos eran los alemanes como para meter a Sergio Sánchez y renunciar a un lateral ofensivo y con buena salida de balón como es Azpilicueta?

3) Falta de reacción. No tardamos en darnos cuenta de que las cosas no iban bien ante Alemania y que en el descanso íbamos empate a 0...y gracias. Se supone que ante esa situación, había que tomar alguna decisión, quizás meter un segundo delantero, buscar el desborde con Capel...o apostar por el talento de Pedro León.
Pues nada de eso, Capel entró tan solo a falta de 20 minutos, ¡Xisco entró a falta de 9 minutos!, ¡y Pedro León jugó 3 minutos!

4) Una nueva oportunidad. España tenía la oportunidad de resarcirse el jueves, ante Inglaterra, una victoria y el pase a semifinales estaría casi en las manos. Los ingleses habían ganado por la mínima ante Finlandia en un partido muy malo por su parte, sin embargo Inglaterra pasaría de ser inferior durante buena parte de su encuentro ante Finlandia a sentirse cómoda ante España.
López Caro desechó su 4-2-3-1...para jugar con algo así como un 4-4-2, que no me atrevería a asegurar que efectivamente era un 4-4-2. Por si no teniamos suficiente con el doble pivote Javi Martínez-Raúl García...López Caro mete a Mario Suárez junto a ellos, con esto no se consigue nada, J. Martínez acabaría jugando como interior derecho, casi como volante, y su aportación al igual que la de Mario y Raúl García sería nula, totalmente anulados por la fuerza y "destrucción" de Muamba y la calidad de Noble. Este se convierte, sin discusión alguna, en el experimento más extraño del seleccionador.

5) Parejita de centrales. Está claro que algo no funciona como debería cuando vemos que Sergio Asenjo es el mejor del equipo, también está claro que algo ha fallado cuando vemos que a lo largo de estos 3 partidos han pasado por el campo 3 parejas de centrales distintas. Marc Torrejón ha sido indiscutible -de lo poco salvable de nuestra selección, junto a Asenjo- pero por su vera han pasado Chico, Javi García y Marcano. Ahora que ha hecho 3 probaturas supongo que López Caro habrá llegado a alguna conclusión al respecto...lástima que no juguemos unas semifinales para que veamos qué pareja de centrales le ha convencido, aunque pensándolo bien, unas semifinales quizás le hubieran servido para probar una 4ª pareja de centrales...o aun mejor, para quitar a nuestro mejor central (Torrejón) y probar con otra gente.

6) ¿Y Granero?, ¿y Pedro León?, ¿y Capel? Se veía un muy buen ambiente en el grupo que viajó a Suecia, teniamos la impresión de que eran un grupo de jóvenes amigos que disfrutaban jugando al fútbol, pero a lo largo del torneo hemos visto cómo la apatía se apoderaba de los nuestros y sobre todo veíamos como algunos caían en el ostracismo.
¿Qué implica un trivote Javi M.-Mario-Raúl García?, pues entre otras cosas implica que se queden en el banquillo ¡Granero, Pedro León y Capel!
No sé si es peor empezar con estos 3 en el banquillo...o que ni siquiera en la 2ª parte pisen el campo Esteban Granero y Pedro León...perdón, Pedro sí pisó el campo, y jugó la friolera de 10 minutos. Después de 3 minutos de la basura ante Alemania le tocaron 10 minutos ante Inglaterra...en progresión para obtener la titularidad en el último partido. Último bandazo -o penúltimo- del seleccionador, que coloca a Pedro León, Jurado y Granero en una línea de tres -¡por fin!- por detrás de Xisco. Este partido ante Finlandia ya sabiamos que era casi intrascendente, aun así sirvió para disfrutar viendo a Granero y Pedro León, almas del equipo y que como no podía ser de otra forma fueron los mejores del equipo...quizás por ello López Caro tomó la decisión de hacerse notar por última vez -esperemos que sea la última vez- y ¡sustituyó a sus dos mejores futbolistas!

domingo, 21 de junio de 2009

Y pasó lo que nadie esperaba

Sabiamos desde que se realizó el sorteo de esta Copa Confederaciones, que el tercer clasificado del grupo B sería un equipo muy superior al segundo del grupo A y que incluso el cuarto clasificado de ese "grupo de la muerte" sería de bastante mayor nivel que el que fuese segundo en el otro. También sabiamos que casi todo el interés de esta primera fase estaba en el grupo B, ya que en grupo A además de ver cómo España se desenvolvía ante selecciones netamente inferiores, poco más había de interés, quizás el duelo Sudáfrica-Irak y ver quién de los dos se metía en semifinales. Al final, Irak acabó decepcionando a más de uno -entre los que me incluyo- y su pobre bagaje ofensivo les aleja de unas semifinales en las que sí estará Sudáfrica.

Las calculadoras eran obligatorias en el día de hoy, todo podía pasar. Desde que Brasil quedase eliminada, hasta que Italia o Egipto se jugasen una plaza -lo normal-...sin descartar la goleada estadounidense que los metería en semifinales (aunque esto era un poco inverosímil). Simplificando la situación podemos decir que era un Egipto vs Italia. Los campeones de África jugaron un partidazo ante Brasil y vencieron a Italia -en un partido en el que bajaron su nivel e incluso Italia mereció más-, por lo que tenían la clasificación en su mano. El gol average general egipcio era de 0, por el +1 de Italia. Casi todos contábamos con que Egipto ganase a EEUU y por lo tanto, las cuentas que muchos hacíamos eran las de que Italia tenía que ganar a Brasil, pero poco o nada transcurrió como imaginábamos.
Estados Unidos empezó ganando y parecía que eso solo servía para restar opciones a Egipto, teniendo en cuenta que a EEUU "no le afectaba" el marcador y que a Italia le venía de maravilla ese marcador, pero los problemas de Italia en esta Copa Confederaciones no han cesado, y Lippi no ha tenido más que problemas. No entra en mi cabeza que Iaquinta tenga más minutos que Gilardino, Toni y Rossi, tampoco entra en mi cabeza que en un partido como el de hoy sean suplentes Luca Toni y Rossi, de la misma forma que no le veo mucho sentido a cambiar la defensa para dar cabida a Dossena.
Demasiadas incongruencias en el discurso de una Italia que ha visto cómo en los últimos años "ha perdido" a sus dos mayores estandartes: Francesco Totti y Alex Del Piero, aun ante esta situación sigue siendo un equipo enormemente competitivo, y que si hace bien las cosas será uno de los rivales a batir en el próximo Mundial.

Soy el primero en criticar a Dunga y el primero que se echa las manos a la cabeza cuando ve jugar a Brasil, pero también disfruto de lo lindo cuando veo a Robinho y Kaká asociarse. Digamos que ver a Brasil no me gusta, sino que me disgusta, pero pagaría por ver a Robinho y a Kaká, por cosas cómo las que hicieron ambos en esos 8 minutos de locura al final del primer tiempo en los que acabaron cayendo 3 goles.
Brasil renuncia a tener el balón y ver juntos en el campo a Felipe Melo y a Gilberto Silva no me hace ninguna gracia...pero cuando el balón pasa por los pies de Kaká, Robinho y como consecuencia, por los de Ramires y Luis Fabiano, el fútbol se convierte en magia y sino que le pregunten a los defensas italianos. Por un lado, Luis Fabiano está respondiendo con goles a sus críticos -entre los que me incluyo-, Ramires está siendo voluntarioso y aportando mucho en banda derecha a pesar de no ser su posición, y ¿qué decir de los contrataques liderados por Robinho o de los pases milimétricos de Kaká?

En partidos como este vemos que el talento de Kaká y Robinho hacen buena la táctica de Dunga y no al revés, así que resulta lógico preguntarse de qué serían capaces Kaká y Robinho si estuviese rodeados de otros futbolistas, de otro estilo y dirigidos por otro seleccionador.
Dicen las malas lenguas, que después de derrotar a Italia los egipcios de fueron de fiesta, si esto fuese verdad ya tenemos una de las causas por las que han caído por un inesperado 0-3 ante Estados Unidos. Pero lo que es indiscutible es que la plantilla egipcia cuenta con muchísimo talento, pero como toda selección africana que se precie, es incapaz de eliminar ciertos "vicios" y comete los errores de siempre. Tácticamente las selecciones africanas están mejorando y ya no son el despropósito que eran hace años, aunque aun les queda mucho por correr. Precisamente en el plano táctico, la egipcia es la selección africana más y mejor trabajada, pero es que hoy hemos visto que -como diría Luis Aragonés- no saben competir. Con Italia perdiendo 0-3 y ellos perdiendo por la mínima ante EEUU tenían el pase a semis en sus manos, solo tenían que cruzar los dedos para que Italia no recortase distancias -que al final no lo hizo- y mantener su marcador. Perdían ante Estados Unidos, por lo que si Egipto se cierra bien atrás y defiende con firmeza, el partido era suyo, o bien porque EEUU sería incapaz de marcar, o bien porque a la contra la velocidad egipcia haría el resto. Sin embargo, una vez más, los faraones no supieron leer el partido, y aun siendo mejores que el rival, cayeron y de qué manera. Un sorprendente 0-3 que mete a Estados Unidos en unas semifinales que no podían soñar ni en sus mejores sueños.
No es un sueño, sino una pesadilla, saber que en semifinales veremos un España-EEUU y Brasil-Sudáfrica, interés escaso el que pueden tener estos partidos, y sobre todo escasa emoción la que espero de ambos.

viernes, 19 de junio de 2009

Decepcionante primera semana

Coinciden en el tiempo el Europeo Sub-21 y la Copa Confederaciones, la falta de tiempo ha hecho que me tuviese que decidir por ver uno de los dos torneos y he acabado viendo el Europeo, un Europeo que está siendo una gran decepción. Esa es la palabra que define el campeonato al que llegaban los Bojan, Balotelli, Walcott, Marin, Granero, Agbonlahor, Giovinco, Jurado y cía como grandes estrellas. Sin embargo, el cansancio y la falta de fútbol de algunos equipos está provocando que los 8 partidos que se han jugado hasta el momento se hayan caracterizado por su lentitud, falta de intensidad y cómo no, por la mala imagen mostrada por casi todos, especialmente por una selección al borde de la eliminación. Empate ante Alemania y derrota ante Inglaterra, ese es el paupérrimo bagaje de una selección plagada de talento, pero a la que solo le vale una victoria ante Finlandia y que Alemania pierda ante Inglaterra.


España contra las cuerdas: Solo un milagro puede salvar a España de la eliminación en primera fase, una eliminación que será totalmente merecida visto lo visto. No es de extrañar la cantidad de críticas que está recibido López Caro, algunas de sus decisiones son difíciles de entender, no ha dotado al equipo de una identidad propia y ha acabado propiciando el caos. Desde los pequeños detalles (Sergio Sánchez en el lateral derecho ante Alemania, Javi García central ante Inglaterra) hasta los grandes detalles (doble pivote Javi Martínez-Raúl García...que se convirtió en trivote con la entrada de Mario Suárez ayer, los bandazos que ha dado con jugadores como Sisi, Capel o Adrián López). Y también podriamos hablar del ostracismo de Pedro León o la suplencia de Granero en el segundo partido.
En ningún momento tuvo claró a qué jugaba nuestra selección, es difícil decir qué parte de culpa ha tenido el seleccionador, es mucha, pero no podemos obviar el bajo nivel de muchos de los jugadores. Ha sido como una bola de nieve: la falta de fútbol que ha habido en el doble pivote -o trivote- ha provocado que Jurado -y Granero- tuviese que hacerlo todo, a eso hay que unirle la superioridad física de nuestros dos rivales, la falta de desborde por ambas bandas y la escasa aportación de Bojan.
No hemos marcado todavía ningún gol en el torneo, pero yo me pregunto otra cosa: ¿cómo serían los marcadores sino hubiera estado Sergio Asenjo a este nivel -salvador ante Alemani, penalti parado a Milner-?
Torneo para olvidar...algunos se consuelan diciendo que por edad tendrían que estar aquí -y reforzar el equipo- Mata, Piqué, Busquets o incluso Cesc y Sergio Ramos, pero yo tengo claro una cosa: la convocatoria de 23 jugadores que han viajado a Suecia tiene suficiente nivel como para no verse humillada por Alemania y superada por Inglaterra, y nivel para pelear por ganar el campeonato.

Balotelli, ¿otra vez?: Por desgracia -dada mi admiración y predilección por Balotelli- tuve que hablar hace algunos meses sobre Balotelli y no precisamente por su fútbol. Hace un par de semanas por fin pude hablar bien sobre SuperMario, su final de temporada con el Inter había sido esperanzador.
Italia ha dado una clara muestra de su conservadurismo, tanto en la segunda parte de su debut ante Serbia (empate a 0) como en la segunda parte del partido de hoy ante Suecia. No convence lo que ha hecho Italia, donde hay un protagonista indiscutible: Mario Balotelli.
En casi todos los campos de Italia recibe silbidos Balotelli, por racismo y también por lo mal que cae a mucha gente. Y parece que Balotelli tampoco hace amigos más allá de las fronteras, y es que en Suecia también ha sido recibido con silbidos y no precisamente por racismo. A lo largo de estos dos partidos, Balotelli ha ido haciendo rivales, primeros fueron algunos gestos feos ante los serbios añadidos a la apatía que mostró durante ese partido. Luego vimos cómo se "peleaba" y empezaba a tener piques con algunos jugadores suecos y celebraba -no de la mejor forma- su golazo a los suecos. Ese gol es una clara muestra de la enorme calidad que atesora el joven jugador (de tan sólo 18 años, no lo olvidemos) que minutos más tarde era expulsado por roja directa -expulsión muy rigurosa- por una pequeña patada. Todo lo que ha hecho Balotelli en este torneo ha sido marcar un gran gol -clave en la victoria de su equipo- y dejar con 10 hombres durante una hora a su selección, el resto del tiempo ha estado desaparecido. Es verdad que jugar en banda derecha no le favorece...pero este no es el Balotelli que me gusta ver.

Luces y sombras: Alemania nos asombró a todos en la primera jornada, fueron bastante mejores que España y en la segunda parte de aquel partido dieron un baño, con una actuación impresionante de Dejagah, Marin y sobre todo de Mesut Ozil. Alemania se convertía en la favorita a llevarse el torneo, su debut había sido casi perfecto; un único fallo: la falta de gol (empate a 0).
No sabemos si fue la relajación o qué fue, pero vimos otra Alemania en el partido ante Finlandia (uno de los 2 equipos más flojos del Europeo), su cara más gris.
Ante un rival muy limitado como es Finlandia, Khedira tuvo la actuación más gris que le recuerdo, jugando como mediocentro hizo lo peor que se puede hacer: no ofrecerse y "no querer" el balón cuando sus centrales estaban en apuros. Khedira se hizo un "marcaje a sí mismo", aunque luego se rehizo dando un gran pase a Ozil, que a su vez ponía en bandeja un gol a Dejagah.
Si después del partido ante España Alemania salía reforzada, lo de ayer genera todo tipo de dudas: Marko Marin completamente desaparecido, Ozil y Dejagah tampoco estuvieron acertados, Gonzalo Castro como volante rinde peor que cuando actúa como lateral, etc.
En el caso de la selección serbia ni siquiera se hablar de luces y sombras, sino que Serbia no ha tenido el más mínimo momento de lucidez. Mucho talento, pero pocas ideas. La lucha constante de Kacar y el trabajo de Smiljanic es demasiado poco si Sulejmani, Zoran Tosic o Fejsa siguen a este nivel. Por suerte para los balcánicos, todavía tienen opciones de meterse en semifinales, pero las sensaciones no son las mejores.

Hat-trick de un goleador con mayúsculas: El Europeo Sub-21 está destacando, además de por su escaso fútbol e intensidad, por la falta de goles. Muy pocos goles, pero un goleador destacado: Marcus Berg, estrella sueca y máximo realizador de lo que llevamos de torneo, gracias al hat-trick que anotó ante Bielorrusia.
Los anfitriones siguen vivos y un empate en la última jornada, ante Serbia, les daría el billete para semifinales. Se echa en falta algo de elaboración en el mediocampo sueco, pero jugadores como Bajrami, Rasmus Elm o Toivonen están causando muy buenas sensaciones, pero nada comparado con lo que está haciendo Berg. El delantero del Groningen sigue aumento su caché, sus días en las filas del Groningen están cerca de llegar a su fin y el equipo que lo fiche se hará con un grandísimo goleador.

sábado, 13 de junio de 2009

Informe: Toulon 2009

Francia acudía al festival internacional de Toulon con el objetivo de resarcirse de la lamentable actuación de la anterior edición, en la que no pasaron la primera fase, y lo lograron....a medias.
Posiblemente la selección francesa y la argentina hayan sido los dos equipos con más calidad y se enfrentaron en semifinales, en lo que para muchos -entre los que me incluyo- era la final anticipada de un torneo en el que Chile acabó disputando la final frente a los franceses, después de que los chilenos eliminasen a Holanda en semifinales -en la tanda de penaltis- y después de que los anfitriones también venciesen a Argentina en la tanda de penaltis.
Chile dio la sorpresa al llegar a la final y dio la campanada al vencer en la final al anfitrión, en un partido en el que Francia fue mejor, pero Chile supo definir y eso le sirvió para llevarse un título, que el año pasado estuvo a punto de llevárselo, cuando perdieron ante Italia en la final.

Esta era la 38ª edición de un torneo no oficial para la FIFA, pero por el que han pasado jugadores como Kaká, Cristiano Ronaldo, Dani Alves, Riquelme, Rui Costa, Alan Shearer, Javier Mascherano, Hristo Stoichtkov, Adriano, Gilardino, etc. En las ediciones más recientes hemos visto participar a Hugo Lloris, Sergio Romero, Royston Drenthe, Yoann Cabayé, Abel Aguilar, Gianni Zuiverloon, Maxi Moralez, Mauro Zárate, Gregory Van der Wiel, Alexandre Bonnet, Gary Medel, Claudio Marchisio, Nuri Sahin, Carlos Villanueva, Graziano Pelle o las dos estrellas de la edición de 2008 (Fabián Orellana y Sebastian Giovinco).


PORTEROS


1. Christopher Toselli (Chile)
Repetía presencia en Toulon y ha vuelto a tener una gran actuación. El futuro de la portería chilena está asegurado, y no lo digo sólo por Claudio Bravo, sino también por Toselli. Brilló en el Mundial sub-20 de 2007, en la pasada edición del torneo de Toulon y de nuevo ha sido el mejor portero del festival de Toulon 2009. No ha jugado demasiados partidos con el primer equipo de Universidad Católica pero su potencial es enorme, llegará lejos y las ofertas de equipos europeos se sucederán. Su principal defecto -y lo que le puede penalizar el día que cruce el charco- es su falta de altura (1,81 m), pero apenas se nota, ya que en todo lo demás es magnífico: excelentes reflejos, agilidad, buen juego de pies y liderazgo.

2. Johnny Placide (Francia)
Francia sigue dando buenos porteros, y es que Placide se une a los Frey, Mandanda, Lloris, Riou, Cedric Carrasso, Y.Pelé, Landreau y cía. Placide es otro de los prometedores guardametas franceses, aunque su nivel está lejos del de otros jóvenes porteros galos, por lo que lo tendrá casi imposible para llegar a la absoluta.
El fenomenal nivel defensivo de la selección francesa provocó que tuviese mucho menos trabajo que el resto de porteros del campeonato, pero cuando tuvo que intervenir dio muestras de su nivel. Sobre todo se mostró muy firme, ágil y
con buenos reflejos cuando su equipo lo necesitó

3. Agustín Marchesín (Argentina)
No tuvo mucho trabajo a lo largo del torneo, ya que la superioridad de Argentina en la primera fase hizo que apenas tuviese que intervenir, pero las veces que lo pusieron a prueba respondió, al igual que hizo en la semifinal. Portero muy ágil, de extraordinarios reflejos, algo dubitativo en los balones aéreos.

4. Rui Patricio (Portugal)
Es uno de los participantes en el torneo, que ya está asentado en la élite. Lleva un par de años como portero titular del Sporting de Lisboa, a pesar de que solo tiene 21 años, y es uno de los porteros europeos con mayor potencial, su progresión lo puede llevar muy lejos y los grandes de Europa irán a por él.
Su mayor inconveniente durante el torneo fue que la zaga portuguesa mostró un nivel bastante bajo y cometió demasiados errores, por lo que Rui Patricio no sintió demasiada seguridad en algunos momentos. Situaciones como estas propiciaron algún fallo suyo, como en el gol que dio la victoria a Chile en la primera jornada.

Se puede decir que no sale del torneo revalorizado, no obstante todos conocemos a Rui Patricio y que con el mismísimo Sporting de Portugal ha tenido actuaciones decisivas en UEFA ó en la liga portuguesa, sus reflejos, calidad y dominio de todas las facetas del juego están fuera de toda duda.



LATERALES DERECHOS

1. Garry Bocaly (Francia)
Como dijo en algún momento Rubén Fernández, en las retransmisiones de Eurosport, el nivel general de los laterales que han pasado por Toulon ha sido bastante bajo, y sobre todo destacaron -negativamente- en una faceta: juego ofensivo. Habitualmente vemos brillar en categorías inferiores a laterales ofensivos, que suben mucho, mejor o peor, pero que pisan campo contrario. Sin embargo, en Toulon los laterales ofensivos han brillado por su ausencia, por lo menos se salva el altísimo nivel de Bocaly. Ha estado muy cómodo a lo largo del torneo, ningún rival -salvo en contadas ocasiones Buonanotte- lo ha puesto en apuros, ya que defensivamente es formidable. Buen físico, es rápido y se incorpora al ataque a pesar de no ser un prodigio técnico. Me recuerda a Bacary Sagna. Pertenece al Olympique de Marsella, pero ha estado cedido en el Libourne y en el Montpellier. El año que viene lo veremos en Ligue 1, y me imagino que lo veremos como lateral derecho titular del O.M., sería un grave error que el Marsella no recuperase a Bocaly.

2. Paulo Magalhaes (Chile)
Ha jugado durante todo el torneo con mucha confianza, y eso es fundamental para un carrilero en un esquema como el chileno. Posiblemente no sea el jugador mejor dotado técnicamente, pero se deja la piel en el campo, y sobre todo es rapidísimo y ha estado constantemente subiendo al ataque. Sin duda, un brillante lateral de corte ofensivo, que no tendría ningún problema en jugar como volante derecho, dadas sus condiciones.

3. Tom Hiariej (Holanda)
El nivel de la defensa holandesa fue paupérrimo, quedó en evidencia ante el talento de la selección argentina en la primera jornada, aunque es cierto que desde entonces mejoraron sus prestaciones, aunque no deja de ser una línea defensiva muy floja.
Dentro de ese desastre colectivo, Hiariej es el único que se salva de la quema. Tampoco es que brillase excesivamente, pero se le ve potencial: lateral derecho de corte ofensivo, pequeño y veloz, pero que durante el torneo sufrió mucho en defensa, su banda fue un auténtico "coladero" y no fue capaz de remediarlo.
Pero me mantengo firme en mi idea de que a pesar de que no haya estado bien en Toulon tiene un amplio margen de mejora y puede llegar lejos.


CENTRALES

1. Martín Abarca (Chile)
Compañero de Labrín en la zaga de Chile, y capitán de la selección. Ejerció como líder y desempeñó muy bien su función de central, aunque como pega a su rendimiento hay que poner en duda su cuerpo, central bastante pequeño y con problemas ante delanteros físicos y también en jugadas a balón parado.
Sin embargo, ante jugadores rápidos demuestra una de sus grandes cualidades: la velocidad. Siempre bien colocado, jugador de carácter y magnífico líder, tanto dentro como fuera del terreno de juego.


2.Mamadou Sakho (Francia)
Sin duda el mejor central -junto a Abarca- del campeonato, y uno de los jugadores de mayor nivel de todo el torneo. Su caché -se habla de que la Juventus y el Arsenal, entre otros, le siguen la pista- y el hecho de que sea titular en el PSG, después de ser capitán del equipo con tan solo 17 años, hablan por sí solos.
Central diestro, que destaca por su físico, pero es que además es rápido, contudente y muestra una seguridad impropia de un jugador de su edad. Predilección personal, y jugador destinado a jugar en un grande de Europa.

3. Carlos Labrín (Chile)
Bielsa y la selección chilena que participó en Toulon en 2008 pusieron el listón muy alto, pero aun contando con recursos inferiores, Ivo Basay realizó un gran trabajo dirigiendo a una selección chilena, que fue la más -y mejor- trabajada tácticamente.
La pieza clave de todo el entramado defensivo era Carlos Labrín, que durante el torneo actuó como líbero. Destaca, además de por sus condiciones físicas y por su inteligencia táctica, por lo bien que va al corte y por la seguridad que aporta a la zag
a.
Al igual que Abarca tiene muchísimas opciones de jugar en un futuro no muy lejano con la selección absoluta chilena.


4. Dorian Dervite (Francia)
Compañero de Sakho en el centro de la zaga francesa y que sale reforzado de este torneo. Llegó hace 3 años a la academia del Tottenham, pero una grave lesión de rodilla cortó su progresión. Posiblemente pase a formar parte del primer equipo del Tottenham porque durante su cesión en el Southend United y durante este festival de Toulon ha transmitido muy buenas sensaciones. Central muy alto (1,93 m) e insuperable en el juego aéreo. Le falta algo de velocidad, aunque su mayor déficit quizás sean sus desplazamientos laterales; no se complica con el balón en los pies. Nos quedará la duda de si hubiera mostrado este nivel sino estuviera rodeada de una defensa de este nivel (Bocaly y Sakho principalmente).

5. Ahmed Hegazy (Egipto)
El capitán egipcio es un central muy completo. Jugador impetuoso, de buen físico, que en todo caso sufre ante atacantes veloces, pero que jugó a muy buen nivel en el centro de la zaga egipcia. Le encanta sumarse al ataque, al más puro estilo Lucio y se deja la piel en el terreno de juego.
Seguramente lo veamos, más pronto que tarde, con la selección absoluta egipcia.

6. Agustín Parra (Chile)
En esa defensa de 3 centrales de Chile, Saavedra empezó como titular, pero Parra se acabaría afianzando y fue cogiendo confianza, hasta que en la final ante Francia, hizo un partido impecable. Una de las gratas sorpresas y un hombre por el que Basay ha apostado...y no se ha equivocado.

7. Hugo Nervo (Argentina)
Lo pasó mal Argentina en la semifinal ante Francia, en la que fue muy inferior en la 1ª parte. La selección de Batista era un equipo ofensivo, que lo pasó mal cuando el rival impusó su juego físico -como fue el caso de Francia- y cuando corrió detrás del balón. A Nervo se le vio bastante seguro, con el balón en los pies no se complicaba y se lo daba a los mediocentros. Aun así, el nivel mostrado por los centrales argentinos tampoco es como para echar cohetes.

8. Erik Pieters (Holanda)
El altísimo central holandés fue otro de los causantes del desastre defensivo en el que se convirtió una selección holandesa que destacó por su lentitud, y cuya defensa tuvo serios problemas ante el juego dinámico y veloz de egipcios, argentinos y chilenos. Pieters no podía ser menos, central que supera el 1,90 m y lentísimo, pero líder sobre el terreno de juego y sensacional en el juego aéreo. El entrenador que lo tenga a sus órdenes debe ser consciente de sus considerables limitaciones: sería un desastre en un equipo con defensa adelantada (en eso me recuerda a lo que le pasa a veces a Per Mertesacker) pero tienes ciertas virtudes que pueden ser aprovechables. Me recuerda también al central del Feyenoord Ron Vlaar, que apuntaba muy buenas maneras, pero que se quedó en el camino.

LATERALES IZQUIERDOS

1. Eugenio Mena (Chile)
Se presentaba la vigente campeona del torneo de Toulon, la selección chilena, con su defensa de 3, es decir, un líbero acompañado de dos centrales, lo cual permite a los carrileros tener una clara función ofensiva. De eso se benefició Mena, jugando como carrilero izquierdo, lo cual le permitió tener absoluta libertad y aprovechar sus virtudes: tiene un guante en su pierna izquierda, es un jugador que desde su puesto de carrilero aporta salida de balón al equipo, pone buenos centros. Jugador muy pausado, de ritmo lento, que quizás debería subir más por la banda.

2. Cheikh M'Bengue (Francia)
Funcionó realmente bien la línea de cuatro defensas de la selección francesa y todos sus miembros salen revalorizados de Toulon, M'Bengue no es menos.
Tiene unas impresionantes condiciones físicas, y da la sensación de que todavía no es capaz de sacarle el máximo provecho. Con esa velocidad que tiene debería subir más y ser determinante, si lo consigue y coge confianza será un lateral izquierdo de primer nivel...de momento, ya tiene su sitio en el Toulouse, tras la marcha de Mathieu.


3. Lucas Krupsky (Argentina)
El lateral izquierdo de Argentina fue posiblemente el mejor defensa de la albiceleste, un equipo de clara vocación ofensiva y cuyas estrellas eran jugadores de ataque, pero que en defensa pasó apuros. La mayor pega que se le puede poner a Krupsky es lo poco que subió por la banda, en su favor hay que decir que en ningún momento recibió ayudas de Buonanotte, por lo que Krupsky tuvo muy pocas ayudas defensivas, y aun así se mostró como un férreo lateral, excelente en labores defensivas.


MEDIOCENTROS / INTERIORES

1. Ever Banega (Argentina)
La trayectoria profesional de Banega lo deja bien claro, cuando se siente importante y tiene confianza es un jugador brillante como el que más: aparición fulgurante en Boca como relevo de Gago y jugando durante un año a un nivel altísimo (con 18 años), actuación sobresaliente en el Mundial sub-20 de 2007, pero problemas para adaptarse al fútbol español y poca confianza tanto en el Valencia como en el Atlético. En Toulon ha vuelto a demostrar su calidad, ha sido con diferencia el mejor mediocentro del torneo. Necesita estar en contacto con el balón, y eso sucede Argentina gira alrededor del juego de Banega; Buonanotte marca las diferencias, pero Banega es el director de orquesta. Siempre bien colocado, tomando responsabilidades y pidiendo el balón -a veces, tarda mucho en soltar el balón y se llena de balón- para hacer jugar a su equipo. Su visión de juego, su calidad técnica y su faceta de asistente lo definen. Si mejora algunos de sus defectos y alguien apuesta firmemente por él, triunfará en la élite del fútbol europeo. Si el Valencia se ve obligado -como parece que así será- a desprenderse de sus piezas claves, pueden hacer de Banega su "mejor fichaje" para la próxima temporada. Jugadorazo, una delicia verlo jugar.

2. Etienne Capoué (Francia)

Empezó el torneo como suplente, pero el seleccionador francés no tardó en darse cuenta de que su equipo necesitaba la pareja formada por Capoué y Sissoko, dos jugadores que se conocen a la perfección ya que juegan juntos en la medular del Toulouse. Ha jugado como mediocentro y se ha encargado de realizar esa labor oscura de robar balones, realizar coberturas, corregir errores de sus compañeros y en muchas ocasiones de sacar balones dadas las limitaciones de los centrales franceses. No es un mediocentro de gran físico, sino que ha evolucionado y técnicamente es cada vez mejor, y es bastante aseado con el balón, realiza buenos cambios de orientación y distribuye con bastante criterio.

3. Marco Medel (Chile)
Antes de nada, hay que decir que este Marco Medel no es hermano ni familiar de Gary Medel.
Tienen varias cosas en común: ambos se apellidan, ambos son dos prometedores futbolistas chilenos y ambos están destacando en categorías inferiores -Gary en mayor medida-. Después de un Sudamericano Sub-20 decepcionante, al igual que toda la selección chilena, Marco Medel ha mejorado sus prestaciones en este festival de Toulon.
Es un interior izquierdo completo, ya que no es un prodigio técnico, pero sí distribuye bien el balón y tiene buen disparo desde lejos, pero sobre todo es un trabajador incansable, realiza muchos kilómetros a lo largo de un partido y es muy participativo. No brilla en nada particular, pero lo hace casi todo bien y se supo asociar con Jorquera, de ahí surgió todo el fútbol chileno.

4. Moussa Sissoko (Francia)
Al igual que Capoué, empezó como suplente en el primer partido, pero acabó siendo una de las piezas claves de Francia. Ya ha jugado bastantes partidos en el primer equipo del Toulouse y su futuro es realmente prometedor. No ha rendido a su máximo nivel, y sus apariciones en los partidos no han sido demasiado constantes, se le debe exigir algo más de lo que ha hecho en Toulon. Sissoko es un interior muy poderoso físicamente, cuyo mayor defecto son sus limitaciones técnicas, pero por el contrario sus llegadas al área rival y sus aportaciones en jugadas a balón parado son muy peligrosas. Además aporta fuerza, trabajo y sacrificio. Tiene margen de mejora.

5. André Castro (Portugal)
Sin duda, el mejor jugador de la selección portuguesa -la gran decepción del torneo-. Ha formado doble pivote con Adrien Silva, y Castro ha mostrado muy buenas maneras. Centrocampista completísimo, en el Olhanense ha jugado escorado a la banda derecha, tiene cualidades para actuar como mediapunta de forma ocasional, pero su puesto es el de mediocentro o el de interior. Aúna trabajo y calidad, es un buen recuperador de balones, pero además distribuye muy bien el balón. Si bien, hay que decir que es un jugador de vocación ofensiva, y se ha visto que con un mediocentro más trabajador, como es Adrien Silva, al lado, se le puede explotar al máximo. Jugador interesante para un equipo español de nivel medio-bajo y sobre todo para un equipo de 2ª división con un buen proyecto deportivo.

6. Rafael Caroca (Chile)
Él y Luis Pávez han sido los dos mediocentros de esta selección chilena, ambos aportando equilibrio y realizando esa labor oscura, aunque Caroca además es un buen distribuidor.
Sin embargo, no me han gustado nada Pávez y Caroca cuando el balón pasaba por ellos. El equipo de Basay estaba hecho para jugar bien al fútbol, mover el balón, pero acabaron pegando muchos "pelotazos" los centrales ante la falta de claridad por parte de Caroca y Pávez, que penalizó mucho al equipo.

7. Adrien Silva (Portugal)
De lo poco salvable -junto a André Castro- de la selección portuguesa. Es una de las grandes promesas del Sporting de Lisboa y si se marcha Veloso o Moutinho este verano, el peso de Silva en el equipo aumentará, es sin duda uno de los grandes talentos del fútbol portugués. Mediocentro de buena técnica, y que a pesar de no tener un gran físico, realizar un importante papel en labores defensivos. Inteligente, sacrificado y con buena visión de juego. Si se le da confianza en el primer equipo del Sporting será un mediocentro importantísimo en el fútbol portugués, ha sido una lástima no haber disfrutado de todo su potencial, debido a la mala imagen de Portugal, en este torneo de Toulon.

8. Germán Galucci (Argentina)
Ha acompañado a Banega en el centro del campo de la albiceleste y se ha visto ensombrecido por la figura de Banega, que ha llevado el peso del equipo y cuya participación en el juego ofensivo provocó que Galucci viese bastante reducidas sus tareas. Acabó siendo un complemento de Banega y por lo tanto, este chico de River Plate no ha brillado, pero ha dejado algunos destellos de calidad. Comete algunos errores ingenuos y todavía le "quema" el balón en los pies. Pero no tengo ninguna duda de que su margen de mejora es amplio y de que puede triunfar en River...salvo que le pueda la presión.

9. Geert Roorda (Holanda)
El buen gusto de Holanda siempre nos hace disfrutar, sea cual sea la categoría, pero en este torneo han tenido problemas para imponer su típico 4-3-3 que acabó siendo un 4-2-3-1 y sobre todo han tenido un problema enorme en el centro del campo, que notó mucho la baja de Siem de Jong. En ningún momento han estado a la altura Roorda, Falkenburg y Gorter, pero por lo menos Roorda se fue asentando según fue pasando el campeonato y se le vio como un mediocentro muy poderoso físicamente (1,90 m), pero que no responde a los patrones del fútbol holandés: es muy limitado técnicamente, su visión de juego es escasa y es muy lento. Roorda es físico y poco más, y eso unido a los problemas defensivos de Holanda han provocado el bajísimo nivel de la 'orange'.

MEDIAPUNTAS

1. Cristóbal Jorquera (Chile)
Es muy difícil decir quién ha sido el MVP del torneo, pero para mi hay 3 candidatos: Jorquera, Buonanotte y Obertan, sobre todos los dos sudamericanos. El pase de gol que da Jorquera en la final, que deja a Martínez en un mano a mano ante el portero, define a este enganche chileno, que con esa jugada posiblemente se merezca el reconocimiento de mejor jugador del torneo. Aunque puede resultar complicado dar ese premio a un jugador bastante irregular y que ha desaparecido con demasiada asiduidad de los partidos.
Lo que sí nos ha dejado claro Jorquera es que es un mediapunta exquisito: tiene un guante en su pierna derecha y su visión de juego marca las diferencias. No le falta velocidad, ni inteligencia, por lo que su salto a la absoluta chilena dependerá de que sea más participativo en el juego.

2. Younousse Sankharé (Francia)

El '10' de la selección francesa es un claro ejemplo de los nuevos tiempos que corren en las categorías inferiores galas, y es que desde hace 2 ó 3 años cuesta mucho ver un mediapunta o mediocentro francés que destaque por su manejo de balón, y las selecciones inferiores francesas lo están pagando. El caso de Sankharé es claro: juega como mediapunta -aunque su posición ideal posiblemente sea la de interior izquierdo- pero no es un 10 al uso, sino que es un jugador de fuerza, corpulencia, llegada al área, dominio del juego aéreo. No es malo con el balón en los pies, pero no es su mayor virtud. Predilección personal, pero con muchos defectos por pulir si quiere asentarse en la élite.

3. Diego Biseswar (Holanda)
Llevamos viéndolo desde hace tiempo en torneos de categorías inferiores y ya debutó en la temporada 2004-2005 con el primer equipo del Feyenoord, y este torneo de Toulon ha servido para darse cuenta -yo, por lo menos- de que el puesto de Biseswar no está en banda, sino como mediapunta. Jugó el partido inaugural ante Argentina como extremo derecho en un claro 4-3-3...y naufragó. Sin embargo, el seleccionador holandés cambió de esquema y de jugadores, y acabó poniendo a Biseswar como mediapunta -por detrás de Van Wolfswinkel- y en esa posición dio una auténtica exhibición ante Egipto en un partido que metió a Holanda en semifinales.
Aquel partido define a Biseswar: jugador pequeñito, muy dinámico y ágil, le gusta estar en contacto con el balón y siempre se ofrece, asiste bien a sus compañeros y tiene un buen disparo.
Sus mayor defecto es que le falta pausa, a menudo trata de hacer jugadas imposible y se mete en batallas imposibles. El día que adquiere ese temple y sea capaz de tomar mejores decisiones cerca del área dará un paso adelante como futbolista.


4. Alejandro Gómez (Argentina)

El 'Papu' Gómez fue de más a menos y estuvo eclipsado por el talento de Buonanotte y Perotti, y por la dirección de Ever Banega. Estuvo un tanto irregular y poco participativo Alejandro Gómez, un enganche de muchísima habilidad, tremendamente eléctrico e imaginativo, un jugador que rompe a los defensas con sus acciones. Talento no le falta, pero sí que da la sensación que a veces tendría que ser capaz de sacar mayor provecho a sus virtudes, que no son pocas.

5. Gregory Sertic (Francia)
Habitual revulsivo en la selección francesa, y que se ganó el puesto de titular en la final. Segundo punta o mediapunta muy dinámico y con un interesante cambio de ritmo, su veloz y su calidad hicieron que se asociara constantemente con Obertan o con N'Gog.
A pesar de todo, sorprendió mucho que le diesen la titularidad en la final, donde rindió por debajo de cómo lo venía haciendo en esos partidos en los que entraba desde el banquillo.

6. Ahmed Khalifa (Egipto)
Talentoso mediapunta egipcio, muy elegante en sus movimientos y con visión de juego. Egipto ha hecho un torneo bastante bueno, aunque pagó muy caro su pinchazo -en un partido en el que mereció ganar- ante Emiratos Árabes Unidos, y Khalifa solo jugó un par de partidos, en los que dio muestras de su talento. A pesar del resultado, hay que resaltar la vistosa apuesta futbolística de Egipcio, que puso en serios apuros a Argentina.

EXTREMOS

1. Diego Buonanotte (Argentina)
Junto a Jorquera, el mejor del torneo. La diferencia es que uno -el chileno- se proclamó campeón y fue protagonista en la final, sin embargo la Argentina del "enano" Buonanotte
cayó en la tanda de penaltis, en semifinales. Hasta entonces, Buonanotte fue la estrella del campeonato, el jugador que marcó las diferencias en el combinado albiceleste y quién hizo las delicias del público con su inagotable talento. Batista le dio total libertad y en ningún momento trabajó en labores defensivas, sino que jugó pegado a la banda, con total libertad de movimientos y yéndose muy a menudo hacia el centro. Suyas son algunas de las mejores jugadas del torneo, ya todos conocemos al "enano" y su calidad, y también sabemos que su mayor problema es su poca estatura, que le puede dar algún problema de adaptación en el fútbol europeo -por cierto, el Benfica parece tenerlo atado-.
Veloz, hábil, a veces algo individualista, pero siempre llevándose la atención de los defensas rivales, por lo que sus acciones generan situaciones de superioridad para sus compañeros.
Uno de esos jugadores que levantan al público de sus asientos y que si todo sale como espera, dejará bastantes millones en la maltrecha caja de River Plate.

2. Gabriel Obertan (Francia)
Incomprensiblemente, Obertan fue suplente en semifinales, una decisión difícil de entender,
estaba siendo el mejor jugador francés...y acabaría siendo nombrado mejor jugador de la final, por lo que para mi Obertan está en el top 3 de este campeonato y no muy lejos de haber sido MVP.
Ya ha jugado con el primer equipo del Girondins de Burdeos, pero fue cedido en la segunda mitad de la temporada, por lo que no pudo disfrutar de la liga ganada por sus compañeros. Sin
embargo, la calidad que tiene y la buena actuación suya en Toulon le dan muchas opciones de hacerse con un hueco en el primer equipo del Burdeos.
Obertan ha jugado como extremo derecho, aunque puede hacerlo puntualmente como segundo punta, y ha sido un auténtica pesadilla para las defensas rivales. Tiene desborde, velocidad, es incisivo, no se "arruga" en ningún momento y ha sido el principal generador de fútbol de la selección francesa, un auténtico escándalo de futbolistas, que triunfará en la élite.

3. Diego Perotti (Argentina)
Ha ido de más a menos, y sobre todo, se ha visto eclipsado por Buonanotte.
Ha sido una de las sensaciones de la temporada y a todos nos ha asombrado ver cómo el Sevilla se ha sacado un futbolista de este nivel de la chistera.
Puede jugar como extremo en ambas bandas, se mueve a las mil maravillas entre líneas, sea cuál sea el puesto, el está cómodo y se siente protagonista. No es un extremo puro, ya que no viven exclusivamente de su velocidad y de su desborde, sino que tiene imaginación, clase y capacidad asociativa. Sin haber cuajado un gran torneo -ha sido bastante inferior a lo que él puede llegar a dar- sigo teniendo claro que Perotti será un jugador muy especial en el Sevilla a corto-medio plazo.

4. Bakari Sako (Francia)
El extremo izquierdo francés dio una sensación bastante pobre en el primer partido que jugó Francia, pero nadie le quitó el puesto a lo largo del torneo y fue a más, aunque tampoco me convenció. Sí se le vio como un extremo izquierdo muy ágil y veloz, algo "alocado" e imprevisible, pero excesivamente individualista y "chupón". Sorprende que un jugador como él haya sido titular indiscutible, o no lo hayan sido jugadores superiores a él como Kembo-Ekoko y Obertan.

5. Oussama Assaidi (Holanda)
En el último partido de la primera fase, ante Egipto, Holanda había tocado fondo, su juego era horrible y estaban al borde de la eliminación. Pero en ese partido apareció Assaidi en la segunda parte, y significó un soplo de aire fresco para un equipo que lo necesitaba y acabó siendo una de las notas positivas del combinado orange.
Ha jugado pegadito a la banda, yéndose al medio en muchas ocasiones y siempre creando peligro. Es un jugador eléctrico, capaz de inventar cualquier cosa, y cuyos cambios de ritmo siempre crean situaciones de peligro. Una pena no haberlo visto desde el primer partido.

6. Fabio Coentrao (Portugal) Desde que se dio a conocer en el Mundial sub-20 de 2007 no ha tenido suerte. No triunfó en el Benfica y su cesión al Zaragoza tampoco fue afortunada.
A pesar de ser extremo izquierdo, Rui Caçador lo uso a pierna cambiada o como mediapunta y eso le perjudicó a Coentrao, un extremo zurdo de muchísimo talento, con regate, velocidad, descaro. Si encuentra el club adecuado puede ser un extremo muy válido en la élite, talento no le falta.

7. Ukra (Portugal)
A pesar de ser diestro, jugó como extremo izquierdo, aunque él es más segundo punta que extremo. Se mostró muy voluntarioso y lo intentó por banda, técnicamente bastante bueno. Fue víctima del mal juego de su equipo y de jugadores como Pereirinha, que es una de las grandes promesas portuguesas desde hace tiempo y que sin embargo no acaba de explotar y pasó por Toulon con más pena que gloria y es un jugador que claramente se está estancando.

8. Donovan Deekman (Holanda)
Extremo derecho espigado y bastante peculiar. Empezó como suplente y se acabó ganando el puesto de titular, gracias principalmente al bajo nivel de Sarpong (la gran decepción de Holanda). Difícil de olvidar el fallo que tuvo ante Egipto, fallando un gol a puerta vacía, pero luego lo intentó y a pesar de no ser muy dotado técnicamente, peleó y con su velocidad creó algo de peligro. A pesar de todo, Holanda no encontró extremos que rindieran bien, por lo que Deekman y Assaidi acabaron jugando, pero por los puestos de extremos también pasaron -actuando como revulsivo- Alexander Buttner (que lo hizó bastante bien ante Argentina, en la 2ª parte) y Xander Houtkoop.

DELANTEROS

1. Eduardo Vargas (Chile)
Decidir quién había sido -a mi juicio- el mejor delantero del torneo ha sido realmente complicado. Tenía en mente a Van Wolfswinkel, pero el "sprint final" de los chilenos los aúpa a lo más alto, y por tanto a Eduardo Vargas, uno de sus delanteros. Se trata de un segundo punta muy "pillo", eléctrico e ideal para jugar a la contra, típido jugador especialista en ganar la espalda a la defensa, en este caso Vargas se ha aprovechado de tener a un asistente como Jorquera. Define bastante bien y es incansable, ya que es el primero de su equipo en empezar la presión al rival.

2. Jires Kembo-Ekoko (Francia)
La actitud, la movilidad y el atrevimiento de Kembo-Ekoko me han encantado. Puede jugar tanto de segundo punta o escorado a banda derecha, su juego se caracteriza por su descaro, su constante participación y lo bien que le pega al balón. Quizás no sea el jugador más elegante, ni el más técnico, quizás no está tan bien dotado como N'Gog o algún otro jugador galo, pero si hablamos de rendimiento Kembo-Ekoko ha sido de lo mejorcito del combinado de Mombaerts.

3. Ricky Van Wolfswinkel (Holanda)
Si el nivel de Holanda fuese acorde al nivel de su delantero, otro gallo cantaría, Holanda estaría posiblemente en la final y Van Wolfswinkel sería el mejor delantero del torneo, pero no es así.
Ricky ha tenido que luchar contra el mundo, él solo, se ha desgañitado pidiéndose más entrega y esfuerzo a sus compañeros, y apenas le han llegado balones en condiciones. Sin embargo, él se ha reivindicado y es uno de los jugadores, que ha pasado por Toulon, al que mejor futuro le espera.
Es un '9' muy trabajador, con una interesante capacidad asociativa, que va bien de cabeza y que le pega bien con ambas piernas. Le falta algo de físico para ser un '9' dominante y técnicamente no es demasiado brillante, pero es un delantero de muchísimo futuro, no es fácil encontrar un delantero así, que además es muy generoso y asociativo.
Acaba de fichar por el Utrecht y espero que pula su mayor defecto: el gol, da la sensación de que no es un killer, le falta ese instinto asesino; pero con las condiciones que tiene puede llegar a ser un delantero de muchos goles por temporada. Nombre a seguir, sin duda.

4. Gerson Martínez (Chile)
Su vida ha cambiado en las últimas dos semanas. No iba a participar en el torneo de Toulon, pero la lesión de uno de los convocados por Ivo Basay, obligó a llamar a Gerson Martínez, delantero ¡de un equipo de segunda división chilena! Lógicamente su papel era el de suplente, pero en el primer partido ante Portugal, Chile fue claramente inferior...y un gol de Gerson Martínez en el último minuto le dio a Chile una victoria decisiva. Desde entonces, Gerson se convirtió en el hombre gol, saliendo desde el banquillo...y cómo no podía ser de otra forma, marcó en la final, saliendo desde el banquillo y en los últimos minutos. Excelente definidor, oportunista y dominador del uno contra uno donde destaca su buen golpeo de balón y su frialdad. A Chile quizás le hubiera ido un poco mejor -si cabe- si Martínez hubiera tenido más minutos que David Llanos, Michael Silva o Mauricio Gómez, todos ellos decepcionaron. A Llanos le falta calidad, Silva perdió el puesto después del primer partido y Gómez es un delantero de área muy limitado. Tengo ganas de ver cómo le va a Gerson Martínez después de ser máximo goleador (con 4 goles) del torneo de Toulon 2009).

5. David N'Gog (Francia)
Actuación bastante decepcionante la del delantero del Liverpool. Tiene cosas muy interesantes: su físicos, su juego colectivo, lo bien que le pega con ambas piernas, pero en Toulon destacó su cara negativa, es decir, su frialdad y su falta de instinto goleador. Tiene unas condiciones envidiables, pero falla mucho de cara a la portería y es un jugador tremendamente frío, hasta que no corrija eso difícilmente va a triunfar. Hay que exigirle mucho más de lo que ha hecho en este campeonato, porque puede hacerlo muchísimo mejor.

6. Mohamed Abdou (Egipto)
Me hubiera gustado que Egipto llegase a semifinales, hizo tantos méritos como Holanda, pero la fortuna le fue esquiva a una selección egipcia que tuvo en Abdou a su jugador más destacado.
Delantero muy elegante, recuerda a Mido por su físico, se mueve por todo el frente de ataque debido a su capacidad asociativa, capaz de dar asistencias a sus compañeros, capaz de rematar dentro del área. Potente y bueno técnicamente, un jugador que me ha llamado mucho la atención y que espero verlo en Europa más pronto que tarde.


7. Moustafa Selim (Egipto)
Segundo punta eléctrico, jugando entre líneas volvió loca a la defensa holandesa, imprevisible y capaz de hacer daño jugando a la contra o incluso creando él mismo las jugadas desde atrás. Se desempeña bastante bien haciendo las labores de mediapunta, ya que además de ser rápido y bueno técnicamente, tiene bastante buena visión de juego. No tardará en jugar con la absoluta egipcia.

8. Franco Jara (Argentina)
No tenía un delantero claro Batista, y apostó por jugar con el chico de Arsenal de Sarandí como hombre más adelantado, como referencia, y se vio que eso era un error, entre otras cosas porque Jara es más bien un jugador de banda, es decir un extremo, o en todo caso un segundo punta. Pero nunca estuvo cómodo jugando de '9' y la albiceleste lo pagó muy caro, ya que Jara aportó muy poco, a pesar de ser un jugador bastante rápido y con talento. Falló un par de mano a mano en las semifinales ante Francia que fueron un reflejo del mal torneo de Jara.

9. Yazalde (Portugal)
Difícil de olvidar la jugada que falló con la portería vacía, en la demostración de que esta generación tampoco tiene un '9' de primer nivel y de que Yazalde es un delantero bastante pobre técnicamente y con enormes problemas de cara a gol.
Pero que sin embargo, tiene buen físico, trabaja, y participa del juego combinativo. Puede ser bastante aprovechable para jugar con un delantero rápido al lado, y sobre todo si no se les piden cosas que -dadas sus limitaciones- no va a poder hacer.


10. Candeias (Portugal)
Empezó en el banquillo, pero acabó siendo un revulsivo bastante útil. Es un delantero al que le gusta mucho caer a bandas, venir a recibir el balón y que le pega muy bien desde lejos con la pierna derecha.