miércoles, 29 de abril de 2009

Cómo salir vivo...o cómo dejar con vida al Arsenal

Nos supo a poco el primer partido de semifinales, visto ayer, y también nos sabe a poco lo visto en Old Trafford, aunque a difícil del partido entre Barça y Chelsea, el de Manchester sí ha sido un partido con varias fases y con más cosas para analizar. Quizás no haya sido un partido de una gran brillantez futbolísticamente, pero sí ha habido media hora sobresaliente del United y un Arsenal que jugará el partido de vuelta, en su campo, con vida, teniendo que remontar un 1-0, pero con vida...que no es poco.


1) A por todo Ferguson, con problemas Wenger. No se guardó nada Ferguson. La gran duda estaba en la elección entre Tévez y Berbatov...el Apache fue el elegido y Sir Alex acertó de pleno.
4-3-3 del ManU con Carrick como mediocentro, Fletcher y Anderson interiores, y arriba el tridente que tanto asusta: Rooney-Tévez-Ronaldo. Imponente el once del United, aún con Giggs y Berbatov en el banquillo.
No sabemos si Wenger colocó a sus 11 jugadores en función de cómo iba a jugar el Manchester o si de verdad pensaba que esa era la mejor opción. Lo indiscutible es que sorprenden muchas cosas de un Arsenal que de nuevo jugaba sin 2 de sus defensas titulares (Gallas y Clichy), en su lugar Silvestre y Gibbs, o lo que es lo mismo: un jugador que no es más que un lastre para el equipo (Silvestre) y un jovencísimo lateral izquierdo que está cumpliendo con creces y que tiene una proyección más que interesante. Ya habrá tiempo para hablar de Kieran Gibbs, pero hoy tenía un examen muy complicado ante C.Ronaldo y ha vuelto a aprobar, a nadie debería sorprenderle que Wenger dejase marchar a Clichy a cambio de una cierta cantidad de dinero, ya que con Gibbs el sustituto está asegurado...y es de las islas.
Por delante de la línea de 4, llega el rompecabezas de Wenger, estaba claro que Song jugaría como mediocentro, que Cesc jugaría unos metros por delante, que Walcott y Adebayor se situarían en sus respectivos habitat naturales, pero lo que nadie se podía imaginar era que Nasri abandonaría su puesto en la banda izquierda para jugar en el interior, con Diaby haciendo el viaje inverso. Los mismos nombres de casi siempre, con alguna excepción, pero con ese detalle táctico de sacar a Nasri de la banda para que jugase en el medio.
A simple vista, se ve que el Manchester va a ir a por todo, y que Wenger plantea su típico partido conservador, sabedor de las limitaciones de su equipo y de que es inferior al Manchester.

2) Dominio, ataques sin tregua...y gol. Era consciente el Manchester de que no podía repetir los errores cometidos ante el Oporto, y que para ello, era necesario jugar a otro ritmo, a otra velocidad y con mucha más intensidad. Uno de los problemas del United en las últimas semanas/meses es esa falta de intensidad y de ritmo en el juego, además de un cierto bajón físico. Ha sido tan fácil como recuperar esos viejos signos de identidad del equipo para que el United volviese a parecer el United que conocemos. Ferguson acierta de pleno en la alineación, Anderson y Fletcher son posiblemente los jugadores que pasen más desapercibidos, pero hacen un gran trabajo en mediocampo, del que se beneficia enormemente Carrick, un excelente distribuidor de juego, que ha tenido momentos brillantes hoy dirigiendo al equipo. Pero los que marcan las diferencias son los 3 de arriba (Tévez, Rooney y Ronaldo). El inglés y el portugués jugando en bandas -con algunas permutas entre ellos- y generando muchísimo fútbol, desbordando a sus respectivos laterales y buscando área, asociándose con Tévez y buscando -y encontrando- los espacios.
Y como desde el pitido inicial el Manchester tuvo esa superioridad tan insultante (con un Carlitos Tévez de nuevo sobresaliente -algún día se arrepentirá Ferguson de dejarlo marchar-) el gol era cuestión de tiempo. Si al nivel sublime del tridente red se le unen los despropósitos defensivos de Silvestre es normal que Almunia tenga que empezar pronto con su recital de paradas y de reflejos, pero Almunia no pudo evitar que sus compañeros dejasen literalmente solos a 3 jugadores del United en el 2º palo en una jugada estrategia. Desastre defensivo del Arsenal y falta de concentración, resultado: gol de O'Shea...y el Manchester que sigue a lo suyo, así hasta cumplir la media hora. Dominio absoluto del Manchester en los 30 minutos, algo impensable en una semifinal de Champions, una diferencia abismal, pero que se iría diluyendo, no sabemos si por mérito del Arsenal o por demérito del Manchester, creo que hay un poco de todo, pero sobre todo demérito del Manchester.

3) Solo es el balón. Ese cambio en la dinámica del partido viene propiciado porque en el último cuarto de hora de la primera parte el Arsenal tiene más el balón, pero nada más, es solo eso. Ni tiene profundidad, ni tiene verticalidad, ni sus jugadores de ataque desbordan, ni Cesc encuentra espacios, ni Van der Sar...y así podriamos seguir enumerando cosas. El Arsenal se limita a hacerse con la posesión del balón progresivamente -sin saber qué hacer con él- y el United lo acepta, y se equivoca, porque el partido estaba muy de cara para el Manchester, que podía llevar varios goles y que podía haber sentenciado la eliminatoria de no ser por Almunia. Sin embargo su ventaja era tan solo de 1-0 y aun así "renunciaron" al balón, Anderson, Fletcher y Carrick no debían hacer tenido problemas para imponer su autoridad en la 2ª parte, viendo el mal papel de Nasri, Song y Cesc en la 1ª parte.
Con el resultado con el que se llegaba al descanso y visto lo visto, se hacía casi impensable pensar que el Arsenal saldría vivo de Old Trafford, el Manchester solo tenía que jugar como en la 1ª media hora -o acercarse a ello- para dar el golpe de gracia a un Arsenal tocadísimo en todos los sentidos. Pero en la 2ª parte, el Manchester acabó "imitando" al ManU de los últimos minutos de la 1ª mitad; craso error, la oportunidad de sentenciar estaba ahí y se dejó pasar.
Cuando decimos que el Arsenal tuvo algo más el balón -tampoco es que se adueñara de él- hay que recalcar la palabra "solo", ya que poco más -o nada más- hizo el Arsenal, que no es poco, teniendo en cuenta la diferencia entre uno y otro equipo y las bajas notables de Gallas, Clichy y Van Persie.

4) El Manchester es favorito, ¿cuántas opciones tiene el Arsenal? Otra forma de verlo, es pensar que el Manchester ha ganado sin despeinarse -a pesar de Almunia- y que durante buena parte del partido jugó por debajo de su verdadero potencial. Eso debe tenerlo en cuenta Wenger para un partido de vuelta en el que hay una dificultad añadida: el Manchester ha dejado la puerta a cero...y es un equipo que tiene muchas papeletas para marcar en el Emirates. Las opciones de remontada está ahí, pero el Manchester es favorito, por lo que el Arsenal tiene que cambiar mucho.
2 nombres me vienen a la cabeza: Van Persie y Cesc. Si el Arsenal quiere tener alguna opción de remontada, sobre el campo tiene que estar algo parecido a la mejor versión de Fábregas...y Robin Van Persie sobre el campo, jugador vital, con calidad para cambiar una eliminatoria de esta calado. Sin olvidarnos nunca de los muchos argumentos del Manchester: la ventaja de la ida, la solidez defensiva, Ronaldo, Rooney, Tévez, etc.

Primer asalto

¿Cómo definiariamos este primer asalto? ¿Decepcionante, igualado, sorprendente? Supongo que un poco de todo, pero sobre todo, decepcionante, no sé si sorprendente o no, eso ya depende de lo que cada uno esperase, pero a grandes rasgos este Barça-Chelsea ha sido bastante pobre futbolísticamente. Muy lejos de aquellos Barça (de Ronaldinho) - Chelsea (de Mourinho), básicamente porque el Barcelona ha hecho un partido discreto, ha logrado algo muy importante como es dejar la portería a 0, pero tiene una noticia malísima, y son, la lesión de Márquez y la sanción de Puyol.
Todo esto hará que veamos un partido de vuelta mucho más atractivo, en el que todo puede pasar, pero que sobre todo, no nos va a aburrir.

1) Alineaciones con pequeñas sorpresas. Nos sabemos la alineación del Barça de carrerilla, y la del Chelsea también, aunque en ambas suele haber un par de jugadores que pueden variar.
Un par de detalles sobre el planteamiento de Guardiola: Puyol se queda en el banquillo por decisión técnica (algo comprensible, comparando el estado físico actual de Carles con Piqué o Márquez) e Iniesta juega como interior izquierdo, como viene haciendo en este tipo de partidos, de forma que Henry ocupa el flanco izquierdo. El resto, lo de siempre.
La alineación de Hiddink parece que tenía como único objetivo adaptarse a lo que proponía Guardiola, totalmente condicionada por esta. Entró Obi Mikel, a diferencia de otros partidos, pero varió el la distribución de los blues. Essien abandonó la parte central, para situarse en banda derecha, dejando a Mikel como mediocentro con Ballack a su lado. Malouda evidentemente en banda izquierda, con Messi-Alves entre ceja y ceja, Lampard por detrás de Drogba. Lo único sorprendente es la inclusión de Mikel como mediocentro, que provocó ciertos cambios, ya que por ejemplo ante el Liverpool Ballack y Essien se repartieron el mediocampo, jugándose ambos en zona central.
Alineación muy conservadora de Hiddink y pensado en cómo anular a los jugadores determinantes del Barcelona.

2) Hay balón, no hay ritmo ni ocasiones. Una de las estadísticas más llamativas del partido es la del primer disparo a puerta del Barça, que llegó sobre el minuto 20, hasta entonces dueño y señor del balón, pero impotente e incapaz de encontrar espacios. Se podía pensar que sería solo un problema "temporáneo", pero no, se prolongó y acabaría siendo la tónica de buena parte del encuentro. Estamos hablando de un Chelsea mucho menos trabajado tácticamente que el de Mourinho, con peores conceptos futbolísticos y que no tiene tantos recursos ofensivos como aquel Chelsea de Mou, que sin ir más lejos, era un equipo que ejecutaba el contrataque a la perfección. Por ejemplo, en la alineación del Chelsea en el Camp Nou no hay especialistas a la contra, no hay jugadores determinantes al contrataque, ni gente especialmente rápida: Malouda estaba más pendiente de "su tarea"...y en velocidad no le gana a Alves, Essien ocupaba la banda derecha, pero con escasísima profundidad y prácticamente sin incorporarse, los laterales tampoco brillaron -ni se esperaba que lo hicieran-, así que si el Chelsea no hizo daño a la contra, salvo en un par de ocasiones, fue porque su estilo de juego no se corresponde con eso y porque no cuenta con los jugadores idóneos.
Sin embargo, hay que alabar su trabajo de contención.

3) Missing. Se hablaba como es lógico de que tenía que explotar el mejor Messi en esta eliminatoria, de momento está fuera de combate. No se le ha visto en el Camp Nou, y parece haber consenso en que Messi ha llegado agotado a este tramo de la temporada, lleva varias semanas en un estado físico preocupante y hoy se ha vuelto a ver. No tiene esa velocidad, no tiene esa arrancada, ni esa agilidad que lo caracterizan, veremos si tiene todo esto en Stamford Bridge, es vital para su equipo. Se puede hablar del buen trabajo de Bosingwa, Malouda...y Mikel sobre Messi -y sobre Dani Alves-, pero sin olvidarnos de qué versión hemos visto del argentino.
Otros jugadores que no se han dejado ver sobre el campo son Lampard y en menor medida Alves. Parte de lo comentado sobre Messi, se puede aplicar al discreto partido de Alves, un lateral que tiene que ser determinante en este tipo de partidos, y no lo ha sido. Malouda ha trabajado bien sobre él, pero aun así, se ha visto un Alves muy acelerado, precipitado y quién sabe si influenciado por la escasa aportación de Alves.
Claramente son Piqué y sobre todo Henry los que han brillado (en menor medida Valdés y Yaya Touré) en un Barça en el que no ha estado demasiado activo Iniesta, sin embargo, Andrés habiendo jugado un partido tan por debajo de lo que nos tiene acostumbrados, ha sido capaz de dejar un par de destellos y jugadas de muchísima calidad. Un jugador que puede cambiar el rumbo de un partido...y de una eliminatoria, ¿lo hará en Londres?

Si hablamos de decepciones y de jugadores desaparecidos hay que hablar de Frank Lampard, que llegaba en un momento de forma temible...pero que parece haberse reservado para la vuelta. De los partidos más flojos que recuerdo de Lampard, quien además, se crece en las grandes citas. El partido no era el idóneo para él, fútbol muy lento, su equipo muy replegado y él teniendo un papel secundario. Está claro que no era un partido para que brillase, pero muchos esperábamos que en algún momento de los 90 minutos tuviese ese momento de inspiración que cambiase el partido: una asistencia que solo él ve, un contrataque dirigido con maestría, una llegada al área desde segunda línea...pero no. Aunque seguro que tiene más de un momento brillante en Stamford Bridge y esa sería una noticia nefasta para un Barça que tendrá que salir a por el partido.

4) Todo sigue igual...y además, aparecen los imprevistos. El partido fue tan "pobre", que no se puede decir gran cosa sobre lo sucedido en el campo en la 2ª parte, que fue una continuación de lo visto en la 1ª. Un Barça incapaz de jugar, incapaz de mover el balón, con escasa movilidad y sin ideas, parece que me repito, pero es que no hay mucho más.
El global de los 90 minutos es muy negativo para el Barcelona, no tanto el 0-0, sino más bien, lo visto a nivel futbolístico, el hecho de ver esta cara mala del Barça...ante un Chelsea muy "light" y lejos de la perfección.

Pero como digo, lo peor no eso, lo peor es la defensa que tendrá que jugar en Stamford Bridge por parte del Barcelona. Puyol se perderá el partido por sanción y la desgracia llegó con la lesión de Márquez -out for season-. Pierde mucho el Barça sin el mexicano, y jugará contra Drogba y cía con Piqué&¿Abidal? o Piqué&¿Cáceres?
Problema muy serio, y juegue quien juegue, será una pareja propensa a cometer errores...la posibilidad de fallar jugando contra Drogba es mayor...y el marfileño perdonó hoy, pero no suele hacerlo.
El partido de vuelta será radicalmente diferente...esperemos que el Manchester-Arsenal de mañana también lo sea.

lunes, 27 de abril de 2009

Ronaldo. Objetivo: Sudáfrica 2010

Hace 14 meses, "el Fenómeno" caía de nuevo, la rodilla le volvía a jugar una mala pasada a ese jugador que Áxel Torres definió perfectamente: "...un fenómeno capaz de arrollar muros pero frágil ante las piedras del camino..."
Su carrera profesional ha sido, es y será, brillante, ha sido uno de los mejores futbolistas de la última década. Pero entre 1998 y 2002 solo jugó 46 partidos, y en ese periodo de tiempo se rompió 2 veces el tendón rotuliano, tuvo varias tendinitis y demás problemas físicos.
4 años de calvario, lo peor que le puede pasar a un futbolista de élite. Todo había comenzado con la final del Mundial de Francia, perdida por Brasil y donde horas antes, Ronaldo sufriera un ataque epiléctico que no le impidió jugar. El Mundial fue el punto de partida de sus desgracias, que se acabarían en 2002, cuando poco a poco fue saliendo de sus lesiones, y volvió a los terrenos de juego. Scolari confió en él y tuvo claro que debía llamar a Ronaldo para jugar con la canarinha, no se equivocaría Luis Felipe, ya que esa decisión haría pentacampeona a una selección brasileña que fue a Corea y Japón repleta de talento, pero que seguramente no hubiera llegado dónde llegó de no ser por la inestimable participación de Ronaldo, que recuperó la felicidad y los goles en la cita mundialista. Se reencontraba con el fútbol, pero nunca lo haría con Cúper, el por entonces entrenador del Inter, que acabó provocando su fichaje por el Real Madrid.

Esas horas de rehabilitación, esos viajes a Paris en busca de la mejor ayuda médica y ese sufrimiento -acompañado de muchísimo sacrificio y ganas de volver a sentirse futbolista- reportaron beneficios al Madrid, que disfrutó de una versión muy cercana a la del mejor Ronaldo. Tuvo tiempo de sembrar el pánico en Old Trafford -que cambiaría la vida de Abramovich, por cierto- y de rozar una final de Champions, pero ni a él ni al Madrid se le daría bien una Champions que no pudo conquistar. Sin embargo, sus cifras goleadoras en el Madrid de Florentino fueron asombrosas, sus arrancadas a la espalda de la defensa eran marca de la casa y formó un temible ataque con Raúl, Figo y Zidane. Aunque los títulos colectivos no fueran demasiados, el Madrid disfrutó del que, por entonces, era el mejor delantero del planeta, con permiso de Henry (un peldaño por detrás colocamos a Van Nistelrooy y a Shevchenko).
Pudo jugar su 4º Mundial en Alemania, donde se convirtió en el máximo goleador de la historia de los Mundiales, aunque la actuación de Brasil fue muy decepcionante. Con solo 30 años, asistiríamos al declive de Ronaldo, que con Capello perdió el sitio en Madrid y se tuvo que ir a Milan, donde nunca se asentó, dejó destellos, regaló varios goles a la hinchada de San Siro, pero los problemas físicos le tuvieron muchas semanas recluido en Milanello recuperándose de lesiones que no entrañaban ninguna complicación, pero que para el estado de su rodilla eran muy delicadas.

Un día cualquiera del mes de febrero de 2008, en un partido cualquiera, los viejos -y desagradables- fantasmas volvían a la figura de Ronaldo. En el recuerdo estaba aquella noche de infausto recuerdo en el Olimpico de Roma (abril de 2000, su lesión más grave). De nuevo la rodilla se rompía y esta vez ya era un jugador de 31 años, camino de 32. En las horas posteriores a la lesión, parecía claro que su retirada del fútbol era un hecho. Otros 12 meses de recuperación eran demasiado para esa rodilla, torturada durante muchos años. Ronaldo fue contudente: "Tornerai".
Prometía volver, pero parecía el impulso de la rabia y de las ganas de volver a disfrutar de ese deporte que tanto ama, difícil de creer lo que decía el Fenómeno.
Ronaldo lo tenía claro, tenía entre ceja y ceja un nuevo objetivo: volver a jugar al fútbol, para eso habían de pasar cientos de horas de recuperación en su Brasil natal, que se narran de forma brillante en este reportaje de Informe Robinson:






Muy rebelador lo que vemos de Ronaldo en este magnífico reportaje. Esa pasión por el fútbol y esa dedicación fueron acercando a Ronaldo a la vuelta profesional, mientras avanzaba en su rehabilitación irían llegando ofertas de equipos pequeños italianos, quizás del M.City, y de equipos tan exóticos como los de la MlS y quién sabe si desde el fútbol árabe. Sin embargo, la decisión estaba tomado, el próximo destino sería el fútbol brasileño, probablemente el Flamengo...pero sería el Corinthians el que se llevaría el gato al agua al contratar a un Ronaldo que cumpliera 32 años meses atrás.

Enero de 2009, faltan 17 meses para Sudáfrica 2010, "nadie" se acuerda de Ronaldo y pocos lo ven capaz de llegar en forma a la cita mundialista. Ronaldo firma con "el Timao", que en breve comenzaría el Paulista, en el que no participaría hasta marzo, mediado el campeonato.
Corinthians no era el favorito para ganar el Paulista, y estaba siendo inferior al Sao Paulo y sobre todo al Palmeiras de Keirrison. Llegó Ronaldo y empezó a marcar goles, el equipo se plantó en semifinales, tumbó al Sao Paulo y ayer dejaron sentenciada la final en el partido de ida, en campo del Santos. 1-3 con doblete de Ronaldo, que ya lleva ¡10 goles en 11 partidos!...y eso que todavía no está al 100% y aún tiene que perder un par de kilos.
Vean y disfruten:







Ayer se demuestra que esta versión de Ronaldo (muy lejana de la mejor) no tiene nada que envidiar a los Vagner Love, Luis Fabiano, Grafite y cía. A este nivel, nadie puede poner a los mencionados por delante del Fenómeno. ¿Quiénes son los rivales de Ronaldo para Sudáfrica 2010? Básicamente 2 : Pato y Keirrison, pero visto lo visto en el Paulista, o mucho cambian los cosas o Keirrison no está en disposición de estar por delante de Ronaldo en el Mundial. Entonces, Pato podría ser su rival, si hace una temporada sobresaliente en Milan en la 09/10, Pato podría ser titular en el Mundial, pero sino las opciones de Ronaldo crecerán.

Aunque yo lo tengo claro, el rival de Ronaldo no es ni Pato, ni Keirrison, ni ningún futbolista de carne y hueso, el enemigo del Fenómeno tiene nombre y se llama: rodilla.

domingo, 26 de abril de 2009

Hat-trick pre-clásico

Si los resultados hubiesen sido favorables al Barcelona este fin de semana, estarían en disposición de cantar el alirón la próxima semana en el Bernabéu, pero los resultados no han sonreido al Barça, sino al Madrid, que recorta 2 puntos, no sin mucho sufrimiento -como casi siempre-.
4 son los puntos de ventaja de un Barcelona que tienen 2 obstáculos en lo que queda de liga: viaje a Madrid y su calendario (mientras que el Madrid no juega entre semana, el Barça jugará 2 partidos de Champions y la final de Copa en las próximas 3 semanas). Aun así, el Barcelona depende de sí mismo gracias al valioso punto sacado de Mestalla, un punto que no es malo visto lo visto, en un partido en el que el Valencia dio la cara y plantó cara al equipo de Guardiola. Presión asfixiante, mucha intensidad y buena colocación, unido a la velocidad y calidad de los hombres de arriba del Valencia. Así fue como se puso por delante el Valencia, que ponía al Barcelona contra las cuerdas, pero este tuvo capacidad para reaccionar y sacar un valiosísimo empate a 2 (tanto a nivel anímico como por lo que significa ese punto en la clasificación).

La pelota estaba en el tejado de un Madrid que comienza su particular cuesta arriba del campeonato (Sevilla, Barcelona, Valencia, Villarreal...Mallorca y Osasuna) y que lo empieza de la mejor manera posible: dando un puñetazo sobre la mesa, con este 2-4 en el Sánchez Pizjuán.

1) Alineaciones novedosas, lo esperado sobre el campo. Guti se va a haciendo poco a poco -no ha sido sin tiempo- con un puesto en los esquemas de Juande, hoy su inclusión en la mediapunta provocó la reubicación de Higuaín en la banda derecha, y la presencia de Raúl como delantero, o lo que es lo mismo, la suplencia de Huntelaar. Como viene siendo normal últimamente, Marcelo volante izquierdo, por detrás del diestro Miguel Torres.
De laterales fuera de posición natural va la cosa también en el Sevilla. Si Torres juega a pierna cambiada, Manolo Jiménez está haciendo lo mismo con Adriano en un Sevilla que lleva toda la temporada con problemas en el puesto de lateral derecho. Eso ha provocado la reubicación del brasileño como lateral derecho, donde rinde bastante por debajo de su mejor nivel, pero parece mejor solución que poner a Mosquera.
Apostó por la velocidad y por la profundidad por bandas Jiménez, si Navarro y Adriano eran los laterales, Navas y Perotti serían los encargador de hacer diabluras y de desbordar a Torres y Ramos (aunque el argentino también se movió entre líneas buscando a Kanouté).
El guión del partido acabó siendo el esperado, ese en el que el Sevilla manda, juega con mayor intensidad, es superior en los primeros minutos y tiene las ocasiones de gol...pero las falla. Adriano y Perotti hacen mucho daño con sus apariciones en banda, Renato y Romaric llegan desde atrás, y Kanouté hace todo eso a lo que nos tiene acostumbrado, pero perdona el Sevilla.
Sin embargo, tuvo recompensa a su superioridad el Sevilla con el gol de Renato (gran centro de un Perotti cuyo peso en el equipo sigue aumentando) a los 16 minutos.

2) 1...2...y 3! Se relajó el Sevilla con el paso de los minutos (había sido muy superior en la primera media hora) y el Madrid se fue haciendo con el balón, sin hacer nada del otro mundo, pero equilibrando la balanza y acercándose al área de Palop. Justo antes del descanso: gol psicológico, inmenso Metzelder (compensando alguno de sus errores en su área) llegando al área -y recordando sus buenos tiempos en Dortmund...y la jugada que "quitó" una liga al Schalke- y asistiendo a Raúl, que empuja el balón. No había hecho méritos el Madrid como para empatar el partido, pero con ese 1-1 se llegó al descanso, y ese era solo el primero de los goles de Raúl.
El Sevilla seguía ambicioso en la 2ª parte, como demuestra la entrada de Luis Fabiano por Duscher, pero justo entonces...gol de Raúl...y otro gol del capitán. Los 3 goles de Raúl responden a un mismo perfil: balón que llega desde una de las bandas, Raúl está en todas las acciones muy bien situado (aprovechando el hecho de jugar como 9) y no falla en el remate. 3 de 3 para "sentenciar" un partido que no pintaba demasiado bien para el Madrid.

3) Arreón del Sevilla...y otro gol de Marcelo. El Sevilla tenía que sacar provecho de la alineación que tenía (había metido a Luis Fabiano) y además entró Capel. Mientras que Juande lanzó un mensaje repleto de miedo con el cambio de Javi García por Guti, con el que perdió muchas opciones de tener el balón, que pasó a ser cosa del Sevilla, que sin poner en práctica su mejor fútbol fue capaz de apretar y de marcar el gol de la esperanza. Centro de Navas y Capel le roba la cartera a Ramos (fallo importante el de Sergio) y marca el 2-3 que complicaba la vida al Madrid, al que le quedaban algo más de 10 minutos de sufrimiento.
Pero la guinda la pondría Marcelo, que lleva ya unos cuantos goles en las últimas semanas. Lejos quedan ya los silbidos del Bernabéu, se ha asentado en la alineación como volante izquierdo, aunque su mejor versión se ve como lateral izquierdo, donde está por encima de Heinze y de Torres, a pesar de sus lagunas defensivas.

Otra victoria del Madrid, que sigue con unos números impresionantes desde la llegada de Juande y que ha recortado distancia -quizás no sea suficiente- con el Barça, por lo que el clásico del próximo sábado será apasionante. Antes, disfrutaremos con un Barcelona-Chelsea y un Manchester United-Arsenal. La semana tiene una pinta casi inmejorable...y eso que no hemos hablado de cómo está la Bundesliga y la Ligue 1.

jueves, 23 de abril de 2009

La Bretagne también convulsiona Francia

Son tiempos de convulsión futbolística en el país vecino, un país que ha visto -y sufrido- una larga hegemonía del Lyon durante los últimos 7 años, y que parece estar cerca de tocar a su fin.
Vimos como hace 2 jornadas, el Lyon perdía el liderato -¡lo nunca visto!- para ponerse 2º a 1 punto del nuevo líder, el Olympique de Marsella. Eso no era lo peor, lo peor estaba por venir, y sería una dura tarde-noche de domingo para la afición de Lyon. El Marsella ganaba en Lorient, no sin sufrimiento, antes de que el Lyon cerrase la jornada a las 21h en Burdeos. ¿Resultado?, otra derrota de los de Claude Puel (1-0) ante un Girondins que ganó sin hacer gran cosa. Golito de Alou Diarra, orden e intensidad defensiva, pero sin ser un gran partido de los Gourcuff, Wendel, Chamakh y cía; sorprendentemente, fue suficiente para doblegar al "rey", que daba de nuevo una muy mala imagen.
Ya habrá tiempo para hacer análisis, pero hace tiempo que Juninho Pernambucano sobra en este equipo, como mínimo en el once titular, pero ahí sigue, penalizando a su propio equipo, cuyo potencial ofensivo se ha visto muy mermado. Veámoslo con un ejemplo, partido en Burdeos: mediocampo con Toulalan-Makoun-Juninho-Ederson con Keita en tierra de nadie y Benzema SOLO. Desolador el panorama de Karim, al que le llegaron -como casi siempre- un escaso número de balones, y que está más solo que la una, en un equipo cuyo ciclo se acaba y que necesita una renovación, no muy grande, ya que los mimbres son fantásticos. Sin embargo, jugadores como Juninho o incluso Govou penalizan demasiado, y el planteamiento de Puel resulta muy decepcionante, anclado en el doble pivote Toulalan-Makoun y generando muy poco fútbol. Nada que ver con el gran Olympique que hemos visto en tiempos de Essien, Tiago, Diarra y cía.

4 son los puntos de ventaja que tiene el Marsella, y el Lyon ya no depende de sí mismo. Jugará el 17 de mayo en el Velodrome, pero quizás no sea suficiente para recortar esos puntos. Anímicamente el equipo está destrozado y mañana tendrán una prueba de fuego, sí mañana, fecha y horario extraños para la Ligue 1: mañana a las 20:30h el Lyon recibe al PSG ;no se puede permitir otra derrota. Otro pinchazo significará la caída definitiva del "rey".
Así está Francia, viendo con asombro esta situación, difícil de imaginar hace algunos meses.
Y futbolísticamente, el país galo sigue siendo noticia durante la semana, en este caso por la copa francesa que tan buenos momentos deja siempre.

La Coupe de France no es muy "amiga" de los grandes, que no suelen ser habituales en las rondas finales. Esta vez, Toulouse y Guingamp se enfrentaban en una semifinal; Rennes y Grenoble en la otra.
El Rennes ya había obtenido su billete para la final el martes, y ayer era el día para el Toulouse (uno de los equipos fuertes de Ligue 1) y el Guingamp (mitad de tabla en Ligue 2), un Guingamp que siempre será recordado como ese equipo que juntó a dos "desconocidos" Didier Drogba y Florent Malouda. Corría el año 2002 y uno de los más modestos equipos de la primera división francesa se convirtió en la gran revelación del campeonato, acabó 7º (billete para la Intertoto) tras ganar 1-4 en Lyon en la última jornada. ¿Los artífices?, un joven, desconocido y todavía por pulir, Didier Drogba (17 goles que le valieron el traspaso al Marsella) y un brillante extremo zurdo: Malouda. Son junto a Jean-Pierre Papin los grandes nombres de la historia de este entrañable club, cuya ciudad tiene tan solo ¡8000 habitantes!, mientras que su estadio es el doble de grande (aforo de 18000 espectadores).
Todos han de tener su momento de gloria, y Guingamp lo ha vuelto a tener hoy, siendo portada de L'Equipe (con un "Immense Guingamp"), lo cual no ha de extrañarnos si tenemos cuenta que jugaban en Toulouse, con un Toulouse que salió con todo en su once titular (Gignac incluido), pero que no fue suficiente para doblegar a un voluntarioso Guingamp. Se adelantó con gol de Eduardo, al que respondió Gignac (¿quién sino?) ¡después de que el Guingamp se quedase con un hombre menos!

1-1 que llevaba el partido a la prórroga, el "pequeño" perdía parte de sus opciones (jugando con 10)...pero apareció el salvador, de nombre Badara Sene, que entraba al campo en el minuto 89, y que marcaba en el descuento el gol de la victoria, el gol de la alegría y que hizo que Guingamp viviese un día de fiesta. Ya lo han logrado, están en la final de la copa de Francia, una final de la que se han apoderado los equipos de la Bretaña francesa, un partido que tendrá mucho interés, aunque no tanto como el Marsella-Lyon (16 de mayo) o el más inminente Lyon-PSG (mañana...¿se acabará el reinado "mañana"?).

miércoles, 22 de abril de 2009

El día que Arshavin calló Anfield

Mientras que el Madrid sigue su remontada heroica y asombrosa, con victoria in extremis ante el Getafe, al Liverpool se le escapa la Premier, aunque todavía queda mucho y después de ver al United en las últimas semanas, nada es descartable. Ahora mismo, ManU y Liverpool tienen los mismos puntos, pero el Manchester tiene un partido menos (lo juega mañana); sin embargo, el Liverpool se centrará única y exclusivamente en la liga, cuando el United estará jugando semifinales de Champions contra el Arsenal...sin olvidarnos de un Chelsea, que está agazapado en 3ª posición.
El de hoy no era, a priori, un partido excesivamente para los reds: jugando en Anfield, ante un Arsenal que ya no se juega casi nada y que está muy mermado por las lesiones y con las vista puesta en la Champions. Escenario propicio para que el Liverpool se acostase esta noche como líder provisional, pero no, no fue así.

El partido fue extraño desde el inicio, el fútbol brilló por su ausencia durante buena parte del mismo, y parecía que asistíamos al partido de los despropósitos defensivos, pero sobre todo era una mala 1ª parte del Arsenal, que a diferencia de otras veces, encontró el gol sin jugar a nada. Gol de Arshavin, empieza el show...pero Torres empata...y Benayoun pone el 2-1 poco después. El partido tiene entonces toda la pinta de que no se le escapa al Liverpool, después de haber remontado el primer gol todo hacía indicar que el Liverpool tenía su objetivo un poco más cerca.

Pero no, aún quedaba mucho por sufrir, aún quedaban muchos fallos que ver y aún había que ver como, en un abrir y cerrar de ojos Arshavin marcaba no uno, sino ¡2 goles! en poco menos de 5 minutos para dejar con la boca abierta a quién se hubiese despegado del televisor un instante. Ya no era 2-1, estábamos ante un 2-3 que no duraría nada.
Porque otro crack, como es Fernando Torres, se sumaba a la fiesta del espectáculo, de los goles, de los cracks y de los que marcan diferencias en los momentos importantes. Su gol, otra obra de arte, a las que ya nos está acostumbrando, pero no era suficiente para un Liverpool que se fue a por el partido, que lo mereció -fue mejor y creó bastantes más ocasiones- y que lo "perdía" en el minuto 90.
El 4º gol del Arsenal -¡cuántas veces no le ha entrado al Arsenal ni un mísero gol!- era la puntilla, ¿de quién sino?, sí, de Arshavin, su 4º golito, broche de oro a una gran actuación individual. Como muchos dijeron: Great finish...pero no, esperen, que esto no está acabado. Todavía podía pasar algo, en un partido con 7 goles, con tanta emoción y con un equipo -el Liverpool- desesperado por sumar puntos, el tiempo de descuento se hace molto longo que diría aquel.
Tiempo más que suficiente para que Benayoun marcase el 4-4 de un partido de infarto, lo que no sabemos es si ese gol del israelí servirá al Liverpool en las próximas semanas.
No depende de sí mismo, pero el duelo ManU-Liverpool, por la Premier, sigue estando muy igualado. Al fin y al cabo, siempre puede haber un partido loco como este, y siempre puede aparecer un ruso que te meta 4 goles y te quite buena parte de tus esperanzas.

domingo, 19 de abril de 2009

2 años después...

El fútbol hace justicia. En un primaveral día de 2007, domingo 29 de abril para ser más concretos, el AZ Alkmaar lloraba y la afición de este modesto equipo -siempre a la sombra de los Ajax, Feyenoord, PSV- veía con impotencia como se le escapaba la Eredivisie al equipo de Van Gaal en el último partido de liga, ante el Excelsior. Había sido una liga loca, que a mediados de temporada el PSV tenía ganada -con una ventaja de 11 ó 12 puntos-, pero que recobró la emoción con una épica remontada del AZ, que a diferencia del PSV de Koeman, desplegaba un fútbol vistoso y ofensivo (la antítesis de lo que era el PSV de Koeman). Sin embargo, los nervios, la inexperencia, o lo que fuese, privó al AZ de levantar un título, que se había repartido el Ajax, el PSV y el Feyenoord desde 1981. El año después de la "debacle" fue traumática y el AZ fue un equipo de mitad de tabla en la temporada 2007-2008. Y parecía que la 08/09 comenzaba igual de mal que la anterior campaña; 2 derrotas era el balance de las dos primeras jornadas del AZ, desde entonces los pupilos de Van Gaal no conocieron la derrota ¡hasta ayer!

Los viejos fantamas y los nervios volvían a Alkmaar, pero la derrota -paliza- del Ajax esta tarde ante el PSV dan el título al AZ, aunque seguro que hubieran preferido ser campeones después de su partido. No es lo mismo ganar la Eredivisie "en el campo" que festejarla el día después de jugar, pero lo importante ya está hecho. Louis Van Gaal hace campeón al AZ, lo veremos en la Champions el próximo año y veremos si los refuerzos de este verano convierten al AZ en un equipo competitivo en Europa.
SERGIO ROMERO: Este equipo empieza atrás, con un porterazo, que ha confirmado las expectativas creadas. Podemos hablar de este argentino como una de las grandes promesas en lo que a guardametas jóvenes se refiere. Solo tiene 22 años y ya ha brillado en el Mundial sub-20 de 2007 que ganó la Argentina del Kun y cía, y también formó parte de la selección albiceleste que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Pekín. Portero alto, con buena planta, que va muy bien en el juego aéreo, pero que también tiene reflejos, es rápido e inteligente. No durará muchos en las filas del AZ. No solo acabará en un grande de Europa, sino que probablemente será el portero titular de la selección argentina en un futuro no muy lejano.

GILL SWERTS: Uno de los fichajes del último verano. Internacional absoluto belga y "semidesconocido" hasta ahora. No triunfó en el Feyenoord, y pasó por ADO Den Haag y Vitesse antes de recalar en el proyecto de Van Gaal. Aun así, es un jugador de perfil bajo. Lateral derecho, muy impetuoso, bastante bueno técnicamente y cumplidor defensiva y ofensivamente.

KEW JALIENS: Internacional absoluto con Holanda. Uno de los veteranos del equipo, aunque solo tiene 30 años, lleva siendo pieza clave de esta defensa desde hace un lustro, tanto, que incluso fue convocado por Van Basten para el Mundial de Alemania, lo llevaba debido a su gran labor como lateral derecho (había sido nombrado mejor lateral de la Eredivisie en 2006). Pero desde entonces ha sido más habitual verlo en su otro puesto, el de central, desde el que se ha convertido en el líder defensivo del equipo. Bueno físicamente, va bien por alto y también es potente, aunque tiene algunos problemas para sacar el balón jugado.

NIKLAS MOISANDER:
Una de las apariciones del equipo, jugador que llegó en verano con solo 23 años y que ya se ha afianzado como titular en el centro de la zaga. Muy buena planta, poderío físico y todavía mucho margen de mejora. No se complica la vida cuando tiene el balón en sus pies. Veremos qué pasa el próximo cuando, quizás, vuelva al equipo Ryan Donk. Además el mexicano Héctor Moreno, a mi juicio, tiene más potencial que el finlandés. Varios jóvenes centrales lucharán por un puesto...que de momento es de Moisander.

SEBASTIEN POCOGNOLI: Uno de los miembros de esta prometedora generación belga.
Van Gaal le echó el ojo en el Europeo sub-21 de 2007 -en el que Pocognoli tuvo una destacada actuación- y semanas después ya era jugador del AZ. Titular indiscutible casi desde el primer día, y pretendió por importantes equipos europeos. Ahora, a sus 21 años, llegarán ofertas a Alkmaar por un lateral izquierdo muy completo. Impecable en el aspecto defensivo, y con potencia para sumarse al ataque creando peligro. Aun así, debe confiar más en sus condiciones, para ser más determinante en la faceta ofensiva.


MENDES DA SILVA: Van Gaal se fijó en él, a pesar de que hasta entonces no había demostrado gran cosa -año 2006- y que no había tenido éxito en el Ajax. Sin embargo, Van Gaal fue moldeando un centrocampista dominante, poderoso, con físico y unas condiciones para ser de lo mejorcito de la liga holandesa. Sin embargo, las lesiones son su cruz y le han impedido tener continuidad. Hace un par de años apuntaba mucho más alto y se está quedando algo estancado. Interior derecho muy poderoso físicamente -recuerda a Yaya Touré- que ayuda en las dos facetas: defensa y ataque. Más que correcto con el balón en los pies, buen recuperador y todo un pulmón en la medular.

DEMY DE ZEEUW: La piedra angular del equipo, no será el jugador que se lleve las portadas de la prensa, ni el que se lleve más elogios, ni el que reciba la mayor cantidad de ofertas de otros equipos, pero sin él, el AZ no funcionaría tan bien. Con la selección holandesa ya lleva tiempo siendo importante y no debería sorprender a nadie que De Zeeuw llamase la atención de algún grande. Jugador muy interesante, pivote defensivo que destaca por estar siempre muy bien colocado, se encarga de dar equilibrio y de realizar ayudas defensivas. Un trabajador incansable, con cierta claridad en la salida de balón...y que solo tiene 25 años.

STIJN SCHAARS: El capitán del equipo, un jugador que hace 2 años (cuando al AZ se le escapa la liga en la última jornada) ni siquiera era titular por culpa de las lesiones. Entonces tenía mucho peso en el equipo Danny Landzaat, y tras la marcha de este al Wigan, Schaars tomó los galones del centro del campo. Interior izquierdo de mucha calidad, encargado de dirigir el juego ofensivo del equipo y de asistir a los puntas. Pero forma parte de este centro del campo con De Zeeuw y Mendes, y al igual que ellos, también se sacrifica y trabaja.

MAARTEN MARTENS: Uno de los que ya estaba en el equipo hace 2 años, y que sigue siendo importante, aunque no es tan decisivo como otros jugadores. Belga, 24 años, de mucha calidad técnica, que puede jugar como mediapunta o como extremo izquierdo. Se le ha visto -sobre todo en otras temporadas- como mediapunta y enlazando con el delantero, sin embargo el 4-3-3 de Van Gaal lo "obliga" a jugar en banda izquierda. No desborda hasta línea de fondo, le gusta más buscar la diagonal, el área y asistir a El Hamdaoui. Tiene buen disparo, visión de juego y técnica, pero le falta regularidad. Desaparece demasiado a menudo de los partidos, y eso le perjudica.

MOUSSA DEMBELÉ: Otro de los belgas del equipo, el de mayor potencial y futuro (21 años). Muchos lo recordareis por su brillante papel en los JJOO que provocó varios rumores que hablaban sobre su posible fichaje por algún equipo inglés. Las lesiones le apartaron del equipo durante varias semanas y sus números no son demasiado buenos -tampoco es que sea un gran goleador-, pero talento no le falta. Delantero muy completo, que puede jugar como referenciar o caer unos metros más atrás, con Van Gaal se escora a la derecha, aunque ese no es su mejor puesto, si bien saca provecho de su potencia y velocidad. Tiene muy buen disparo -no exento de calidad-. Parece estar hecho para jugar -y brillar- en la Premier League; el tiempo dirá.

MOUNIR EL HAMDAOUI: Ya ha ganado la Eredivisie el AZ, pero El Hamdaoui seguirá hasta el final luchando por ser el máximo goleador del campeonato (22 goles lleva hasta ahora).
Una de las grandes revelaciones del continente en esta temporada. Un delantero que llegó al Tottenham en enero de 2005, pero que estuvo un año y medio pasando totalmente desapercibido. En 2006 volvió a Holanda - al Willem II- pero lo que de verdad le cambió la vida fue fichar por el AZ en verano de 2007, a pesar de que en la primera temporada tuvo un papel secundario. Sin embargo, este año se ha dado a conocer y ha explotado como futbolista.
Estamos hablando de un delantero letal, al que le gusta jugar en el área y que además de ser muy efectivo, destaca por su impresionante disparo, arma la pierna con una rapidez que le ha servido para anotar muchos tantos. Recuerda en algunos movimientos y características de su juego a Afonso Alves, veremos si este 9 marroquí se lleva el "pichichi" holandés, en el que tendrá que seguir peleando con el mejor jugador del campeonato: Luis Suárez ¿os imaginais al uruguayo en el esquema y en el equipo de Van Gaal?-.


Podriamos considerar al brasileño Ari -o incluso al italiano Graziano Pelle- como jugador nº12, muchas veces compañero de El Hamdaoui arriba, y que ha tenido muchos minutos saliendo desde el banquillo o siendo titular en detrimento de alguno de los teóricos titulares.
Necesita mejorar su profundidad de banquillo el AZ si quiere hacer algo en la Champions, y jugadores como Ari y Pelle pueden tener un papel muy importante. Aunque antes de hablar de la Champions, habrá que ver cuántos jugadores dejan la ciudad de Alkmaar porque no faltaron equipos interesados en los De Zeeuw, Pocognoli, Dembele, El Hamdaoui y compañía.
Sin embargo, mantener a Louis Van Gaal como entrenador y director de este proyecto es motivo de seguridad para un AZ que debe soñar con ganar otra liga holandesa -¿por qué no?- porque si el PSV ha tenido un reinado durante los últimos años, ¿por qué no lo puede tener la ciudad de Alkmaar?

Soñando con el triplete

El Barcelona, el Manchester United, el Dinamo Kiev y el Hamburgo son los equipos en disposición de conseguir el triplete esta temporada. En el caso del Dinamo y del Hamburgo, sería si ganan la UEFA, su liga doméstica y la copa de sus respectivos países. Matemáticamente también tiene opciones el Shakhtar, pero en su liga está a 15 puntos del Dinamo, así que la liga ucraniana ya tiene dueño.
De momento, el Chelsea se mantiene en la terna de candidatos al triplete, aunque la Premier la tienen prácticamente perdida: a 4 puntos del United (teniendo un partido menos los red devils). Así que el Chelsea de Hiddink -¡grande Guus!- se ilusiona con las 2 copas en juego: FA y Champions.

Hoy han dado un paso adelante hacia la consecución de un título, la copa inglesa, ya están en la final después de ganar al Arsenal en Wembley, en un partido que ¿quién sabe?, puede ser la final de la próxima Champions -por soñar que no quede-. Si los últimos partidos del Arsenal invitaban al optimismo y hacían pensar que la eliminatoria de Champions ante el ManU era más igualada de lo que parecía, el de hoy es un paso atrás de los de Wenger, la peor versión gunner se ha visto en Wembley.
Lo más sorprendente posiblemente sea la suplencia de Arshavin, que no juega Champions, sin embargo sí jugó Van Persie que sale de lesión, y cuyo estado físico no es el idóneo. Además, Wenger apostó por meter a Denilson y a Diaby junto a Cesc, y salió mal. Si bien el Arsenal se adelantó pronto con "gol inglés", es decir, centro de Kieran Gibbs -¡qué buena pinta tiene este lateral izquierdo!- y remate de Theo Walcott (otro que está en muy buen momento de forma); el Arsenal nunca fue dominador del encuentro. Tampoco lo estaba siendo el Chelsea en el tramo inicial, pero con el paso de los minutos los "blues" se adueñaron del balón, del juego y de las ocasiones. Un juego demasiado lento y sin claridad en tres cuartos de campo, pero que era un aviso de lo que veriamos en el tramo final de la 1ª parte y en la 2ª parte.
Y como es lógico, Lampard se echó el equipo a las espaldas, empezó a dirigir el juego, robó balones, anuló a Cesc, asistió a Malouda -buen partido del francés-, se asoció como solo él sabe, con Drogba y llegó al área de Fabianski. Lo hizo todo, un Lampard que recuerda por momentos al mejor Frank L., aquel de hace 3 ó 4 años, que brillaba con luz propia en el mejor Chelsea de Mourinho, y que sino fuera por Ronaldinho, sería Balón de Oro.
En momentos como estos es en los que uno valora seriamente la posibilidad -y está todavía más convencido de ello- de elegir a Lampard por encima de Gerrard, eterno debate en las islas.
El partido se había equilibrado -numéricamente- con el gol de Malouda, pero en líneas generales la 1ª parte del Chelsea había sido mejor...y la 2ª p. fue todavía mejor, si cabe. Manteniéndose las claves del primer tiempo: Cesc desaparecido -o anulado por sus rivales-, Van Persie y Adebayor sin balones, Walcott intentándolo sin suerte, en definitiva, un partido horroroso del Arsenal ante un Chelsea en el que ha habido de todo: desde la "exhibición" de Lampard y Drogba (impresionante la superioridad del marfileño ante la pareja Toure-Silvestre) hasta la paupérrima participación de Anelka en el juego (hace tiempo que ha bajado su rendimiento).

Pero la superioridad vista en el campo no se plasmaba en el marcador. No merecía el Arsenal jugar la prórroga, pero a falta de 10 minutos, el 1-1 era una "buena" noticia para los gunners. Pero faltaba la puntilla, que podría ser un "resumen" del partido: pase milimétrico de Lampard -¡quién sino!-a la espalda de la defensa y a la carrera de Drogba, que supera a Silvestre con una asombrosa facilidad y que bate a Fabianski. Las estrellas del partido, las estrellas del Chelsea inclinaron la balanza del lado del equipo que espera rival en la final, saldrá del Manchester United-Everton. Soñar con el triplete en Stamford Bridge se antoja demasiado, pero la FA Cup está ahí...y este Chelsea tiene mucho que decir en Champions, porque para mi es el segundo equipo -por detrás del Barça- más en forma del continente, ligeramente por encima de Liverpool, Inter, Arsenal, ManU y ¿Madrid?
Porque el Madrid sigue vivo en la liga, aunque después de que el Barça ganase en Getafe, parece más difícil recortar esos 6 puntos. La rachas del Madrid de Juande es impresionante pero...todavía necesitan que el Barcelona pinche, y eso se antoja complicado.

viernes, 17 de abril de 2009

Casi sin emoción

Ya están definidas cuáles serán las semifinales europeas, tanto en Champions como en UEFA.
Hablamos del inolvidable Liverpool-Chelsea, el mismo día que el Barcelona cumplía con el trámite. A priori, el Arsenal no lo tenía fácil, era favorito, pero quizás no tanto como para que sucediese lo que luego vimos en el Emirates: un Villarreal que en ningún momento tuvo opciones, ante un Arsenal que mejora día a día -como llevo diciendo desde hace 2 meses y medio- y cuyo juego alcance cotas dignas de mención. Por todos es conocida la inmensa calidad de Cesc, pero para el Arsenal es motivo de esperanza ver el juego que están desplegando Nasri y Walcott, y sobre todo Van Persie y Adebayor (¡espectacular racha del togolés desde que volvió de su lesión!).

Por tercer año consecutivo, veremos 3 equipos ingleses en semifinales, y el Arsenal se enfrentará al Manchester United, una eliminatoria más igualada de lo que mucha gente pueda pensar. El Arsenal, a diferencia del ManU, está en un gran momento de forma y una plantilla con tal cantidad de talento no puede quedar descartada, y mucho menos viendo lo que ha sufrido el Manchester para vencer al Oporto (0-1). Golazo de Cristiano Ronaldo (de momento, ha brillado en la eliminatoria ante el Inter y ante el Oporto) a los 5 minutos y partido de cara. La estrategia del Manchester fue tener el balón, pero sin arriesgar, mucho toque, mucha calma intentando "dormir" el partido. El Oporto tenía que jugar otro partido casi perfecto para pasar...y no lo hizo. Hulk no fue Hulk, Lucho se lesionó, Lisandro no estuvo fino...en definitiva, nada le salió bien a un Oporto que ha hecho una grandísima Champions. Al igual que el Villarreal, este es un equipo cuyo mérito es enorme, año tras año pierden a los Anderson, Forlán, Pepe, ¿Cazorla?, ¿Diego López? y cía...y aun así, son capaces de mantenerse en la élite, y sus resultados en el último lustro son mejores que los de equipos como el Real Madrid, Inter de Milan o algún otro peso pesado del fútbol europeo.

En UEFA, como se prevía, veremos una final germano-ucraniana, pero antes veremos en semifinales el duelo de alemanes (Hamburgo y Bremen) y por otra parte el duelo del Este (Shakhtar-Dinamo de Kiev). Preciosas semis, después de ver cómo el Dinamo daba un "repaso" al PSG...el Shakhtar ya lo tenía encarrilado ante el Marsella, y no sufrió en el Velodrome, gracias al gol de Fernandinho que dio mucha tranquilidad a los de Lucescu.
Tampoco hubo demasiada emoción en el City-Hamburgo, los alemanes hicieron un partido casi perfecto en la ida, y en la vuelta comenzaron marcando, el City creyó en la remontada en algún momento, pero se quedó corto (2-1).
Así que, si hay que hablar de emoción solo nos queda hacerlo refiriéndonos al Udinese-Bremen, en el que además de emoción y buen fútbol, hubo golazos, cortesía de Inler, Quagliarella y Diego. Todo ello en una 1ª parte en la que Udinese había igualado la eliminatoria (3-1) y su superioridad -jugando en casa- hacía que muchos creyésemos que lo tenían en la mano, se lo merecía Marino...pero no menos que Schaaf, a quien Diego y Pizarro le regalaron un par de goles en la 2ª parte para poner al Werder Bremen en disposición de luchar por ese título europeo que se le ha resistido al Bremen últimamente.

En semifinales de Champions y UEFA esperamos ver más emoción y mejores partidos, cosa que me atrevo a decir que sucederá.

martes, 14 de abril de 2009

¿Quién dijo imposible?

Lo avisamos: Sin ir más lejos, el Chelsea -más allá de su excelente partido- hoy mete 2 goles en un intervalo de 5 cinco minutos ¡en jugadas puntuales!: un corner, y una rápida triangulación que acaba en gol. ¿Por qué no va a hacer lo mismo el Liverpool dentro de 6 días?
Era misión casi imposible esa remontada que necesitaba el Liverpool, aunque nadie perdía la esperanza. Sin embargo, la tristeza y el pesimismo se apoderaban de la parroquia red cuando poco antes del inicio del partido, se sabía que Gerrard no sería de la partida, y que vería el partido desde la grada...y ¡qué partido!

El Liverpool salió decidido, sabiendo que todas sus opciones pasaban por buscar el gol desde el primer minuto. No sabemos si eso sorprendió al Chelsea o si simplemente no pudieron con el vendaval red, porque el inicio del partido fue muy esclarecedor. Con más corazón que cabeza (o fútbol, en este caso) el Liverpool fue encerrando a los de Hiddink, y sobre todo fue llegando a la portería de Cech. Y la grandeza del fútbol es tal que bastó conque Fabio Aurelio sorprendiese a Cech con un disparo de falta, para que se abriese la eliminatoria, para que los incrédulos empezasen a creer que el milagro era posible...si todavía había algún incrédulo, Ivanovic (después de su brillantísima actuación en Anfield) los debió dejar con los ojos abiertos con el penalti que cometió. De nuevo, Xabi Alonso transformando un penalti (igual que hace 4 años en la final de Estambul -aquel gol fue tras el rechace-), entonces, Xabi marcaba el tercer y último gol que necesitaba el Liverpool para culminar la remontada...hoy era el 2º y al Liverpool le hacía falta otro gol más.

Pero no todo iba a ser idílico para los reds, lo triste fue ver a Reina cometer un error garrafal, de esos que te hunden anímicamente. No fue capaz de detener el remate de Drogba, minuto negro para el Liverpool...pero eso se prolongaría unos minutos más. Si el fallo de Reina había sido doloroso, el golazo de Alex parecía la definitiva puñalada, ¿y qué me dicen del 3-2 obra de Lampard? Demasiado cruel estaba siendo el fútbol con el Liverpool, que se había ido a por el partido con todo y que lo acabó pagando con esos 3 goles encajados.
Un equipo que por un momento (con el 0-2) soñaba -como es normal- con plasmar la remontada en el marcador, veía como los goles del Chelsea caían como losas, cada una un poco más pesada que la anterior.
Faltaban 10 minutos para el final...el Liverpool necesitaba 3 goles (ahora sí que sería normal dejar de creer en el milagro)...y marcó Leiva...y marcó Kuyt...y nos veíamos inmersos en una auténtica batalla épica.

El partido había adquirido unas dimensiones inimaginables pocos minutos antes cuando, por ejemplo, el Chelsea ganaba 3-2. Estamos hablando de 10 minutos que acabarán elevando un buen partido a la categoría de partido histórico, memorable o el calificativo que le queramos poner, porque este es el tipo de partido que se recuerda con el paso de los años, que merece la pena revivir. El resultado "era lo de menos", el espectador neutral disfrutó del encuentro, el del Chelsea guardará el DVD de este partido como oro en paño...y los del Liverpool simplemente están orgullosos -y no es para menos- de la exhibición de orgullo, coraje y esfuerzo que han dado sus jugadores sobre el césped de Stamford Bridge.
La obra ¿dramática? acabó siendo tan buena, que Lampard hizo llorar a más de uno con su gol, era el 4-4...pero tampoco se había acabado. Un minuto después (¡minuto 89!) Essien sacaba bajo palos el que podría haber sido el 5º tanto del Liverpool. Este posible gol no subió al marcador -para desgracia red- pero sirve para entender porqué en el fútbol moderno, que se ha apoderado de nosotros...en unos 1/4 de final de Champions...hemos visto (¡ojo al dato!): 16 disparos a puerta de cada equipo y los ya comentados 4 goles de cada equipo.
¿Quién sabe si en semifinales el Barcelona-Chelsea nos deparará algo similar? Después de ver esto, todo puede pasar, y si es como esto...¡bienvenido sea!

Mención especial:
Drogba sigue siendo grande (2ª parte). Vimos de nuevo la mejor versión del marfileño en Anfield, dio una clase magistral de lo que es un delantero. Hoy lo volvió a bordar, como dije hace una semana: las rodillas, las lesiones y la edad impiden a Drogba rendir a su máximo nivel, ya nunca volverá a regalar una temporada completa en su pleno esplendor, pero si -en un mundo "ficticio"- me dan a elegir para un partido importante (véase final de Champions o similar) a todos los delanteros del planeta y solo puede quedarme con uno...posiblemente su nombre sea Didier Drogba...y si a Skrtel y Carragher les preguntas que delantero no quieren volver a ver en su vida, su respuesta probablemente contenga el mismo nombre que la mía.
No entraremos a valorar la aportación de Drogba al juego ofensivo, ni cómo fija a los centrales, ni su inteligencia en el campo, basta con ver su gol, su desmarque -ganándole la espalda a la defensa- en la jugada que acabaría con asistencia de gol del marfileño a Lampard, y un par de jugadas individuales en las que Drogba vuelve absolutamente loco a Carragher y sin olvidar su faceta "generosa", que Ballack desaprovechó de mala manera.


Lampard, Drogba, Essien, Terry, ¿Deco? vs Messi, Eto'o, Xavi, Iniesta, Alves...¡que llegue ya!

domingo, 12 de abril de 2009

Macheda II, el trono y el trío moscovita

¿Quién fue el protagonista del pasado fin de semana?...Macheda, of course. ¿Y el de este?...Macheda, de nuevo.
Se mantiene líder de la Premie el United gracias a sus dos últimas victorias por la mínima -en ambas marcó Macheda el gol decisivo-, así que podriamos decir que la aportación de Federico son 4 puntitos para su equipo. Hace una semana ya dije:
En su debut, Macheda marcó un gol que hoy se celebra, y que cuando termine la liga puede ser recordado para siempre como el gol que "dio" una liga al United, casi nada.
Pues ya son 2 los goles decisivos. Gane o no la Premier el Manchester, Macheda ya es "famoso", ya se ha dado a conocer y está teniendo sus primeros minutos -veremos si esta es la tónica en su carrera- de gloria...pero si el United gana la liga con una ventaja inferior a 4 puntos, nos acordaremos mucho de que si Macheda no marca al Villa y al Sunderland, la historia sería otra, ¿quién sabe si el joven italiano "cambió" el rumbo de la historia? Por lo menos ha mantenido 2 veces el liderato en Manchester, que por cierto, sigue teniendo un partido menos en su haber, así que la ventaja quizás no sea tan pequeña como parece. Otra cosa es el aspecto anímico, en el que seguramente influya bastante lo que suceda el miércoles en Oporto.


Macheda ha sido el protagonista en un fin de semana en el que la Serie A sigue como siempre: el Inter empata porque juega a medio gas (sabiendo que tiene el Scudetto "ganado" desde hace tiempo) y la Juventus pierde...porque ahí están sus limitaciones y ahí está un Genoa que hace méritos para colarse en esa 4ª plaza, que cada día parece más lejana para la Roma. En segundo plano queda la 9ª victoria consecutiva del Wolfsburgo...aunque el Bayern ganó (perdió el Hamburgo) y mi apuesta sigue siendo esa: Bayern Munich campeón. Ahí queda dicho, 3 puntos es la ventaja de Grafite y cía.
Aunque a diferencia de otras semanas, la Bundesliga no ha tenido trascendencia esta semana, ya que en realidad hoy es un día ¿histórico? en Marsella, donde miles de personas ven cada vez más posible la Ligue 1.¿Por qué?, pues porque además de ganar, han visto como el Lyon empataba -por los pelos- ante el Monaco, y ¡en el mes de abril, el Lyon no es líder, lo es el O.M.! Sorprendente, ¿verdad?
Los titulares de France Football son significativos: Lyon perd son trône (el Lyon pierde su trono) y l'OM, nouveau patron (el Marsella, nuevo líder).

Pero para mi lo mejor no es cómo está la Ligue 1, sino su calendario, un calendario que dice que el Lyon jugará ante Burdeos y PSG las dos próximas semanas, ahí es nada. Pero sobre todo hay que apuntar en el calendario el 16 (o 17) de mayo: Olympique de Marsella-Olympique de Lyon...jugándose el título...en el Velodrome...antepenúltima jornada, más emoción imposible.


Pero todavía tengo en mi retina la exhibición que el CSKA Moscú dio esta mañana, un 4-1 contundente ante el Lokomotiv de Bilyaletdinov, Dujmovic y Fall.
Siempre se agradece disfrutar y pasarlo bien viendo un partido de fútbol, y eso se consigue a menudo viendo al CSKA, un CSKA en el que Vagner Love era baja, pero en su lugar jugó el prometedor Tomas Necid (pasó bastante inadvertido). Lo verdaderamente importante de este equipo es la línea de 3 que juega por detrás del punta: Zhirkov-Dzagoev-Krasic, un trío absolutamente espectacular, 3 futbolistas (sobre todo los 2 rusos) destinados y preparados para jugar en una de las ligas importantes. Su velocidad, sus regates, su calidad, su inteligencia y su entendimiento hacen estragos, Zhirkov y Krasic por las bandas y Dzagoev poniendo la pusa y la visión de juego desde el puesto de mediapunta. Una combinación casi perfecta que coloca al CSKA en la pole "position". De momento, es 5º el equipo de Zico, cuyo ex-equipo (el Fenerbahçe) perdió casi todas sus opciones de luchar por la liga turca después de empatar a 0 en el Ali Sami Yen, del Galatasaray. Partido malo, 2ª parte realmente mediocre, aunque lo verdaderamente triste no fue el espectáculo dado durante los 90 minutos, sino la trifulca que hubo en los últimos minutos entre Arda, Emre Asik, Lugano y Semih (principales protagonistas), aunque por suerte la cosa no fue a mayores, ya que por momentos llegó a dar la sensación de que podían ir a peor las cosas.
El fútbol brilló por su ausencia en Estambul, a diferencia de lo que pasó en Moscú y de lo que pasará en Marsella el 16 (o 17) de mayo.

viernes, 10 de abril de 2009

¿Uefa germano-ucraniana?

Hemos podido disfrutar de todos los partidos de esta ida de la UEFA gracias a la buena cobertura que da Digital+ a la competición y ya tenemos 3 eliminatorias prácticamente sentenciadas, aunque nadie puede cantar victoria, ya que todo puede pasar en la vuelta, si bien es cierto que los dos equipos alemanes -Werder Bremen y Hamburgo han encarrilado sus eliminatorias tan bien como el Shakhtar Donetsk; además los 2 alemanes se enfrentarían entre sí en semifinales y el rival del Shakhtar saldrá del PSG-Dinamo, por lo que unas semis entre alemanes y otras entre ucranianos parecen estar cerca, por lo que la UEFA tiene color germano-ucraniana.

Empezamos en Ucrania, donde el Shakhtar salió con su típico equipo ofensivo (Ilsinho, Srna, Jadson, Fernandinho, Luiz Adriano) pero enfrente estada todo un Olympique de Marsella que le plantó cara, todos sabemos lo bien que juega el Shakhtar en su campo, pero el O.M. lo neutralizó en una 1ª parte muy igualada y con poco fútbol. Normalmente los de Lucescu juegan muy bien, dan mucho espectáculo, pero dentro del área desesperan a sus aficionados -fallan muchas ocasiones, no tienen pegada-...pues todo lo contrario sucedió hoy. Jugó mal el Shakhtar, no fue superior, el Marsella incluso hizo daño con Niang y Bakari Koné a la contra, pero el Shakhtar tuvo una pegada inusitada: gol de Hubschman poco antes del descanso y gol de Jadson en la 2ª parte (en una jugada de toque, para enmarcar), lo nunca visto en Donetsk. Y la verdad es que este 2-0 no hace justicia a lo visto sobre un campo en el que el Marsella no fue inferior -pero le faltó gol-, visto de otra forma podemos pensar que el Shakhtar ha tenido la suerte que no tuvo en Champions, donde mereció pasar a octavos...y no lo consiguió.

No fue un gran partido de fútbol, como tampoco lo fue el peor partido que vimos ayer: el PSG-Dinamo Kiev (0-0), en un partido en el que parecía que ambos estaban con la mente puesta en sus respectivas ligas. Le Guen dio descanso a Giuly y Makelele, por lo que el único que puso algo de fútbol en el campo fue Sessegnon...pero ¡qué forma de jugar la del extremo de Benín! Decepcionaron Hoarau, Milevskiy y en cierto modo Vukojevic. En general partido muy malo y aburrido, sin fútbol, todo se decidirá en la vuelta. El duelo Dinamo-Shakhtar en semis está muy cerca, o sea, que la presencia de un equipo ucraniano en la final está cerca de cumplirse.

Sin duda, el partido más apetecible a priori era ese Hamburgo-Manchester City, con el lógico interés de ver a Robinho, un crack que nos volvió a deleitar en el primer minuto de juego: balón a la espalda de la defensa buscando al brasileño que se va en brasileño, este llega al área donde centra la atención de ¡hasta 3 rivales! y en un acto de generosidad e inteligencia pone el 0-1 en bandeja a Ireland. Se ponía muy bien el partido para un City que podría seguir haciendo daño a la contra con Ireland, Wright-Phillips, Bellamy, Sturridge y el propio Robinho...pero no fue así. El Hamburgo tomó el testigo, Pitroipa y Trochowski adquirieron protagonismo y el resto fue un monólogo del Hamburgo. Con el gol de Mathijsen a los 9 minutos el partido se ponía precioso, aunque habría sido más interesante si el City hubiese sido rival para un Hamburgo muy superior, que tuvo el balón y las ocasiones durante toda la 1ª parte...aunque sin suerte, Given salvaba a los suyos de la derrota.
La nota negativa del partido -además de la enorme inferioridad del City- es ver de nuevo una actuación tan desastrosa de uno de los defensas más prometedores del continente: Micah Richards, partido para olvidar el suyo: comete penalti al tocar el balón con las manos dentro del área...y Trochowski lo desborda con una facilidad asombrosa...ambas jugadas acaban en gol, es decir, para poner el 3-1, se hacía justicia a lo visto en el campo, incluso el Hamburgo mereció algo más. El Hamburgo se puede dar por satisfecho pensando que ha marcado un gol y que un 2-0 está en semis, pero parece complicado que le den la vuelta a la eliminatoria.

El mismo resultado ha cosechado el otro equipo alemán, el Werder Bremen, 3-1 al Udinese. En un duelo entre dos equipos ofensivos y que practican buen fútbol lo lógico era pensar que veriamos un partidazo. Diego, Tziolis, Frings, Ozil, Pizarro y Almedia en un lado; Inler, D'Agostino, Pepe, Alexis Sánchez, Asamoah Gyan y Quagliarella en el otro...buah!, qué espectáculo. Pues no, el Udinese no fue fútbol fiel a su estilo, solo en cuanto a la alineación, porque fútbol muy poquito, tampoco es que el Bremen hiciese gran cosa. Diego estaba pasando inadvertido, pero cuando cogió el balón...¡gol! En la 2ª parte la tónica del partido era la mismo, aparece Diego...y ¡golazo! Dos minutos después Almeida marca el tercer gol y eliminatoria sentenciada, más que nada porque Quagliarella no aprovechó las dos ocasiones manifiestas de gol que tuvo...pero en el último suspiro sí, a la tercera fue la vencida. Quagliarella perdonó lo que no está escrito, pero a la tercera fue la vencida y los de Udine recuperan la esperanza, más o menos tienen tanta como el Marsella y el Manchester City. Todavía pueden pasar muchas cosas la próxima semana, en la ida "el factor campo" se hizo notar, ¿en la vuelta?

jueves, 9 de abril de 2009

Goles para sentenciar la eliminatoria

Ayer era el día de los empates, de la igualdad, el día en el que todo quedaba en el aire y a la espera de lo que suceda en la vuelta...todo lo contrario de lo que ha sucedido en la jornada de miércoles.
No nos extenderemos mucho en el partido del Barcelona, en este nuevo baño del Barça (4-0) ante un Bayern netamente inferior. La eliminatoria resuelta en 45 minutos, el tiempo que necesitó el Barça para fabricar 4 goles. Pero no olvidemos que el Barça no apretó el acelerador, no puso en práctica todo su repertorio, las carencias de este Bayern son tantas que el Barça no necesitó gran cosa para romper una defensa que llegó tocada a Barcelona (en forma de lesiones) y que sale ridiculizada: Lell desbordado por Messi, Breno decepcionante al no estar a la altura del partido, un centro del campo alemán sin fútbol, sin intensidad y sin nadie que tuviera la más remota idea de lo que había que hacer...bueno sí, Ribery, pero es que esa es otra, el francés jugando en banda izquierda completamente aislado, de forma que cuando tocaba el balón se tenía que pelear él solo contra el mundo, por lo menos pudo tocar el balón, no como Luca Toni. Si el nivel general del Bayern fuese acorde al de estos dos, otro gallo cantaría.
Poco más se puede decir, Iniesta y Xavi creando fútbol, Henry a un nivel espectacular (se nota que mejora físicamente, solo hay que ver la jugada que hace en el segundo gol de Messi) y Eto'o y Messi poniendo la puntilla.
La vuelta será un trámite, no debe relajarse el Barça, pero tampoco debe forzar, jugando a medio gas no debería tener problema para mantener el tipo en Munich y probablemente para ganar allí también. El Barça mirando ya con el rabillo del ojo al que seguramente será su rival en semifinales: el Chelsea.


1) El Chelsea se sobrepone al gol inicial. Hablábamos y pensábamos que esta sería la típica eliminatoria con pocos goles, decidida por detalles y en la que la diferencia sería mínima; partiendo de esa premisa, resulta muy difícil afrontar un partido en Anfield en el que ya pierdes a los 5 minutos, eso fue lo que le pasó al Chelsea. Situación realmente complicada, jugar un partido de ida en Anfield perdiendo casi desde el inicio es un "marrón", pero al Chelsea le ayudó mucho el lavado de cara que ha sufrido desde la llegada de Hiddink (los resultados y el juego están ahí) y le ayudó mucho por supuesto, la alineación y la mentalidad del equipo.


2) Recompensa al trabajo bien hecho. Al contrario de lo que podíamos pensar, el Chelsea mantuvo el tipo y de qué manera. Salió sin ningún miedo, recordando en cierto modo -salvando las distancias- al mejor Chelsea de Mourinho: intensidad, orden, trabajo y ambición ofensiva; suficiente todo esto para contrarrestar el poderío del Chelsea y su "factor campo". En una 1ª parte de ida y vuelta, fue el Chelsea quién tuvo las mejores ocasiones (el Liverpool también tuvo alguna), perdonó Drogba -sorprendentemente-, pero los blues no le perdieron la cara al partido y la igualdad era la tónica de un partido apasionante en todos los aspectos.
Pero de poco sirve todo esto sino hay goles, que es lo que cuenta en Champions, y los goles fuera de casa ya sabemos el valor que adquieren, lo que difícilmente nos podiamos imaginar era que el Liverpool de Benítez encajaría un gol en una jugada de estrategia...pues así fue: gol psicológico -poco antes del descanso- de Ivanovic (titular hoy como lateral derecho) para igualar la contienda, primer mazazo para un Liverpool que pagaría caro este gol del defensa serbio.

3) Essien anula a Gerrard. Una de las claves tácticas del partido es esta, quizás no tenga demasiada trascendencia esto e incluso puede existir la idea de que Gerrard se ha "borrado" y que no ha respondido. Nada más lejos de la realidad, si Gerrard ha pasado inadvertido es ni más ni menos porque Essien ha vuelto a tener una actuación sobresaliente -y lleva muchas en los últimos años-, lo hemos visto otras veces como interior e incluso como lateral con toda la banda para él (también ha marcado diferencias jugando ahí), pero hoy Hiddink le asignó la difícil tarea de anular y ensombrecer al líder del Liverpool: el gran Gerrard, labor realmente complicada...pero que el ghanés cumplió. Inmenso Essien siempre bien colocado, corrigiendo errores de sus compañeros, corriendo cientos de metros, peleando, en definitiva, haciendo lo que sabe hacer.
Ahí es dónde entra en juego la duda de ¿qué hubiera pasado si estuviese Mascherano?, nunca lo sabremos, seguramente el Liverpool mejorase, pero la presencia de Mascherano hubiese servido para limitar el peso ofensivo de Lampard o Ballack, que estuvieron bastante por encima de Xabi Alonso y del joven Lucas Leiva.

4) Drogba sigue siendo grande. Lleva más de un año sufriendo lo indecible debido a las lesiones, perdiéndose muchos partidos y estando parado más de una vez, todo ello hace que Drogba ya no sea exactamente el mismo de hace 2 ó 3 años. Ya no te dará 38 partidos de Premier sobresalientes, ni siquiera está capacitado para jugar una cifra similar de partidos, pero en pequeñas cantidades -o lo que es lo mismo: en partidos concretos- sigue siendo letal, de lo mejor que hay en el planeta fútbol, hoy lo demostró. El planteamiento de Hiddink le beneficia, abriendo el campo con Kalou y Malouda, y como siempre con Ballack y Lampard llegando desde segunda línea. La exhibición que ha dado Didier es para enmarcar, peleándose él solo con una pareja sólida como es la formada por Skrtel y Carragher, pero haciendo su juego: aguantar el balón para dar aire a su equipo, para generar fútbol, para sacar provecho de las llegadas de sus compañeros, etc. Además estuvo listo y lo suficientemente rápido como para disponer de un par de ocasiones manifiestas de gol, ahí está su único pero, ya que perdonó y no pudo batir (sin olvidarnos de la aparición providencial de Carragher para sacar un balón en la línea de gol) a Reina.
Ivanovic volvió a romper el partido...con otro gol en una jugada a balón parado (¡el Liverpool encajando 2 goles a balón parado!) en el minuto 62, jarro de agua fría...y 5 minutos después Drogba ponía la puntilla.
Jugadas para los nostálgicos -entre los que me incluyo-: por banda izquierda Malouda profundiza y Drogba no perdona (de nuevo reeditan su conexión que ya comenzara en sus tiempos en Guimgamp).

5) ¿Visto para sentencia? Un Liverpool de Benítez -con bastante menos plantilla- fue capaz de remontar un 3-0 en 45 minutos en una final de Champions. Vale que el Liverpool posiblemente se centre en la Premier ya desde el próximo sábado y que juega en Stamford Bridge teniendo que meter 3 goles, pero la historia está plagada de remontadas, de partidos épicos, y no olvidemos que hacer un 3-0 es dificílisimo, pero a nadie se le escapa que a veces el fútbol es tan sencillo como meter un gol en un córner al poco de empezar el partido...y a partir de ahí todo llega. Sin ir más lejos, el Chelsea -más allá de su excelente partido- hoy mete 2 goles en un intervalo de 5 cinco minutos ¡en jugadas puntuales!: un corner, y una rápida triangulación que acaba en gol. ¿Por qué no va a hacer lo mismo el Liverpool dentro de 6 días? De lo que sí estoy seguro es de que el Bayern-Barcelona no me despierta demasiado interés -prácticamente ninguno-, pero el Chelsea-Liverpool sí...por algo será.

miércoles, 8 de abril de 2009

Empates con sabor a victoria

Lo avisamos, y todos lo sabiamos, el Villarreal-Arsenal solo podía ser una cosa: par-ti-da-zo.
Era más difícil imaginar o predecir que el Oporto haría lo que hizo en Old Trafford, pero esto es fútbol y todo puede pasar. Los visitantes (Arsenal y Oporto) han empatado fuera de casa, y salen como vencedores anímicos de sus respectivos partidos; los duelos de vuelta serán apasionantes.



1) Gol de Senna a los 9 minutos. El Villarreal hizo valer su condición de local en el inicio del encuentro, salió a tener el balón y a controlar el juego. Y mejor imposible: golazo de Senna nada más comenzar, situación ideal, ventaja en el marcador, ventaja sobre el terreno de juego y con la sensación de que el segundo gol no estaba lejos. Al final, Pellegrini arriesgó y metió a Ibagaza como falso volante izquierdo, para así tener dos delanteros (Rossi y Llorente); el argentino nunca mostró su mejor versión, necesita jugar en su posición, pero aun así aportó mucho a su equipo, que a pesar de no tener profundidad por banda era capaz de triangular gracias a Senna, Ibagaza, Cani y Rossi, más inadvertido pasó Llorente.
Comentábamos que con Ibagaza en la izquierda, Capdevila podía sufrir sobremanera, pero no fue así, no se prodigó en ataque y se centró en anular a Walcott, y lo hizo realmente bien. Impreciso el inglés y sin intervenir demasiado en juego, además Sagna no provocó demasiados 2x1 en esa banda.

2) Cesc desubicado. Lo diremos cuántas veces haga falta: esa no es la posición de Cesc, está claro que un futbolista de su nivel siempre hará grandes cosas jugando como mediapunta, pero su fútbol alcanza la plenitud cuando juega en su puesto natural, el de interior, unos metros por delante de un mediocentro defensivo. No hay que criticar a Wenger por situarlo ahí, ya que sin Van Persie, la mejor opción seguramente era esa, meter a Song y Denilson por detrás del catalán, y también hay que tener en cuenta que Cesc acaba de salir de una lesión importante y que su estado físico no es el idóneo y podía sufrir en transición defensiva si estuviese en su puesto de interior derecho.
Lo que vimos, sobre todo en la 1ª parte fue a un Fábregas que no estaba en contacto con el balón, y eso se hizo especialmente palpable en una 1ª parte en la que el Villarreal tuvo el balón, de forma que las pocas veces que el Arsenal tenía el balón, Cesc no era protagonista. Permutó posición alguna vez con Nasri, pero el contexto del partido en esos primeros 45 minutos jugaba en su contra, además ni siquiera era previsible que Wenger sacase a Song para retrasar unos metros a Cesc. Pero el partido cambiaría de sino en la reanudación.

3) Enorme Senna vs Song-Denilson. No necesita presentación este hispano-brasileño que ha sido clave en la consecución de la Eurocopa. Hoy ha vuelto a dar una clase magistral, lo ha hecho todo: ha dado equilibrio, perfecto tácticamente, dando salida de balón...y por si fuera un poco marcó un golazo (poco faltó para que marcara otro).
Denilson ha estado a la altura, ha crecido mucho en los últimos, ante la baja de Cesc durante 3 meses ha tenido que tomar más responsabilidades y tiene más peso en el equipo, le ha venido bien este periodo en el que ha evolucionado y hoy lo ha puesto en práctica. No solo ha estado muy bien colocado, sino que con su calidad, velocidad y agilidad mental ha provocado buenas transiciones ofensivas. Estamos ante un mediocentro que marcará una época en el Arsenal y que en breve será indiscutible con la absoluta brasileña -debe ser titular en Sudáfrica 2010-.
El caso es que la pareja era Song-Denilson y ha quedado demostrado que el brasileño está un par de escalones por encima del camerunés, limitadísimo con el balón e impotente ante los movimientos de Rossi entre líneas o las apariciones de Ibagaza y Senna en esa zona. Ha dado un paso atrás Song, era titular porque Wenger no disponía de Diaby ni de Van Persie, pero el camerunés ha quedado en muy mal lugar, y tardará bastante en recuperar la titularidad -si es que la recupera algún día-, en el Emirates no será titular.

4) Mejoría gunner en la 2ª parte. Cambió la mentalidad del Arsenal en la reanudación, siguieron jugando los mismos 11 jugadores, pero el objetivo era otro y sobre el terreno de juego se impusieron a un Villarreal que se iría diluyendo como un azucarillo. Una clave: la presión del Arsenal, fundamental para cambiar el rumbo del partido. Hasta entonces el Villarreal había estado cómodo, pero la presión hecha desde el inicio de la 2ª parte asfixió a los de Pellegrini, no tuvieron capacidad de reacción ante esto, y el primer cambio que hicieron, Matías F. por Cani no funcionó, tuvo un resultado francamente negativo, el chileno no aportó nada.
El partido cambiada y en tres cuartos de campo el Arsenal imprimía velocidad al juego tratando de buscar los espacios a la espalda de la defensa. Momento este en el que empiezan a coger peso en el partido Nasri y Cesc, se convertían en protagonista y llevaban las riendas de su equipo. Del control del Villarreal en la 1ª parte pasábamos al control del Arsenal.

5) Conexión Cesc-Adebayor. La vimos más de una vez el sábado ante el City, jugaba Cesc en la misma posición que hoy y Adebayor como único punta. Fábregas supo ser protagonista desde su rol de mediapunta, calidad le sobra y cuando apareció fue para hacer mucho daño al Villarreal. Pase milimétrico al pecho de Adebayor, que recibe en el área -hay que saber ganar la posición como hace el togolés- y se saca un espectacular remate de chilena. Así de fácil lo hacen parecer estos dos genios, la clase de Cesc y Adebayor gestó un gol memorable. El Arsenal empezaba a ser mejor, pero eso sirve de poco sino se ve reflejado en el marcador. En momentos como estos es cuando los jugadores como Adebayor y Cesc tienen que aparecer. Hicieron olvidar, en cierto modo, al lesionado Van Persie.

6) Imprevistos en forma de lesiones; y cambios improductivos. Al poco de empezar Almunia se lesionaba y tenía que entrar el joven Fabianski, en frío y en un partido complicado en una situación como esta, pero el joven polaco respondió bien, tiene carencias que pulir, pero destaca por sus reflejos y su velocidad, puso en práctica y sacó un par de balones complicados. Era una prueba de fuego -y muy difícil de aprobar- para Fabianski y cumplió con creces.
Por si fuese poco, se lesionó Gallas minutos después, casi al final de la 1ª parte, entró Djourou en su lugar, un jugador sensiblemente inferior al francés, pero que sufrió poco debido a que ya en la 2ª parte el Villarreal estaba desdibujado y no inquietaron al joven Djourou.
En el caso del Villarreal no hubo lesiones, pero sí cambios: el principal fue el de Matías por Cani en el descanso, pero el chileno (situado en banda derecha) no aportó nada, apenas tocó el balón, no desbordó y su rendimiento fue claramente inferior al que había dado Cani.
Los que no tuvieron demasiado tiempo para intervenir fueron Pires y Guille Franco, ambos saliendo desde el banquillo, pero sin tiempo para mostrarse.

7) Actores secundarios: Nasri, Denilson, Rossi, Ibagaza... En esta preciosa batalla no solo hubo primeros espadas (Cesc, Adebayor, Senna...) también hubo actores secundarios que tuvieron su cuota de protagonismo.
No hay tiempo para hablar de todos y cada uno de los futbolistas, así que elegimos un par de actores secundarios de cada equipo. Nasri fue de menos a más, al igual que Cesc, estuvo en contacto con el balón y generó muchísimo fútbol, una pena que la otra pieza del ataque gunner (Walcott) no estuviese especialmente brillante, destellos de Theo pero lejos de ser determinante.
Hay que alabar el trabajo de Denilson, del que ya hablé anteriormente, no solo estuvo bien tácticamente, sino que se sacrificó, trabajó, corrió, peleó y me gustó especialmente como sacó el balón jugado -lo hace a las mil maravillas-. Denilson iniciando una contra es el hombre ideal, lo volvió a demostrar. No merece la pena hacer comparaciones entre Denilson y Song.
En el caso del Villarreal, hay que agradecer a Rossi lo mucho que nos hace disfrutar: su velocidad, su agilidad, sus regates, sus movimientos, solo le faltó el gol. Volvió loca a la zaga gunner en la 1ª parte, aprovechándose de la presencia de un 9 como Llorente y de la inestimable ayuda de Ibagaza jugando unos metros por detrás. No marcó diferencias "el caño", pero su clase está fuera de toda duda, y es un peligro para el rival.

Se puede decir que el resultado es un fiel reflejo de lo visto en el campo: mejor el Villarreal en la 1ª parte -aunque el Arsenal no sufrió demasiado atrás-, control del Arsenal en la 2ª parte y todo abierto para un partido de ida en el que el Arsenal es favorito, el resultado le favorece, juega en casa, recupera a Van Persie y esperemos que Cesc vuelva a dónde le corresponde. Sea como sea, no cabe ninguna duda de que veremos otro par-ti-da-zo en el Emirates.


1) Alineaciones y planteamientos. Dice mucho de ambos entrenadores y de ambos equipos los onces titulares en el día de hoy. Ferguson sale con un único delantero (Rooney), refuerza el centro del campo con Scholes, Carrick y Fletcher; y deja las bandas para Park y C.Ronaldo.
Sin embargo, Jesualdo sale con todo, fiel a su 4-3-3 y a sus hombres de confianza: Fernando como mediocentro, como interiores Meireles y Lucho; y arriba Hulk, Lisandro y "el cebolla" Rodríguez. El duelo táctico lo ganó Jesualdo desde el primer minuto y el Oporto estuvo cómodo en todo momento, nunca a merced del United.

2) Errores que desembocan en goles. Es realmente sorprendente que en un encuentro de esta magnitud, que en unos cuartos de final de Champions, los 2 primeros goles provengan de dos fallos defensivos tan clamorosos. Dejó buenas sensaciones el joven Johnny Evans en sus primeros partidos como titular, pero ya lleva un par de encuentros dubitativos, y este no ha sido menos. Se equivoca gravemente realizando un defectuoso despeje y luego no hace nada para parar al "cebolla" Rodríguez, que ponía al Oporto por delante nada más comenzar.
Sin embargo, a los 15 minutos, en el otro lado, Bruno Alves comete un error de bulto al jugar hacia atrás buscando a Helton...está listo Rooney le roba la cartera y empata el partido.

3) La intensidad del Oporto frente a la calidad del ManU. Con el paso de los minutos, veiamos -asombrados- como el United era incapaz de imponer su juego, jugando en casa ante un rival inferior, pero sin estar cómodo. La clave es la intensidad del Oporto con Meireles, Lucho y Fernando ahogando el juego del Manchester, ahogando a Scholes y a Carrick, y por tanto, limitando las posibilidades de un United en el que ni Ronaldo aparece ni da la sensación de que sea el partido más idóneo para Park o Fletcher.
Mientras que el Manchester intenta romper el partido -sin éxito- con su estilo, el Oporto aprieta y gracias a un impresionante derroche físico impide que el United llegue a imponer su juego. En ningún momento el Manchester controla el partido.

4) Más ocasiones...el Oporto. Es difícil pensar que un equipo tan ofensivo como el United -j¡ugando en casa!- no tenga demasiadas ocasiones, pero así fue. El Oporto tuvo más ocasiones de gol (y bastante mejores). Hay que alabar el trabajo de Fernando-Meireles-Lucho, pero no menos impresionante es lo que aportan arriba Lisandro, Hulk y Rodríguez: permutas constantes, movilidad, calidad, desborde. Ya fuera buscando la espalda a Evra o mediante triangulaciones, el daño que crearon fue enorme y Van der Sar volvió a estar inmenso.
El United creó bastante menos peligro, y en las pocas que tuvo, Helton estuvo realmente bien, todo hay que decirlo.

5) Gana el Manchester...no! Empate. Ferguson tenía algunas armas en el banquillo, optó por meter a Giggs y luego a Tévez. El argentino no tuvo demasiado tiempo, pero sí el suficiente como para dejarse la piel por el equipo, para trabajar, para correr y para -a falta de 5 minutos- marcar un gol que le hacía mucha falta a su equipo. No merecía ese resultado el ManU pero lo acababa de lograr y parecía que la victoria era suya...pero a un minuto del final Mariano González vuelve a callar Old Trafford. Lo peor para Ferguson es ver cómo una vez más en el gol tiene buena parte de culpa un desasjuste defensivo que permite a Mariano recibir dentro del área completamente solo y batir a Van der Sar.
Noche para olvidar por parte de los red devils. Noche histórica para el Oporto, of course. Pero más allá de eso, llama la atención la cantidad de errores defensivos que está cometiendo el United en las últimas semanas, le están costando bastantes goles y lo están pagando. Errores a corregir si quieren mantenerse vivos en las 3 competiciones en las que aun compiten, al igual que un Oporto vivo en 3 competiciones y que ya solo piensa en un partido de vuelta que será otro partidazo...y quién sabe si será otro momento histórico.