sábado, 26 de diciembre de 2009

Debut con victoria

De los últimos 11 partidos de Premier disputados por el Manchester City, los skyblues únicamente ganaron 2 ; eso y el poco rendimiento sacado a una plantilla -también es cierto que las lesiones han hecho daño a la plantilla- que aspira a mejores resultados fueron argumentos más que suficientes para poner a Mark Hughes de patitas en la calle. Sin embargo, la solución no parece la mejor y, ni mucho menos, la más ilusionante. Con un entrenador como Roberto Mancini será difícil que el City saqué el máximo provecho de sus cracks, así que no parece un movimiento muy acertado, sobre todo teniendo en cuenta que en verano Frank Rijkaard estaba sin trabajo o que el próximo verano el dinero y el proyecto citizen podría atraer a todo un Jose Mourinho.
Sea como fuere, Mancini es el elegido para cumplir el objetivo de meter al equipo entre los 4 primeros, veremos si para lograrlo llegan refuerzos en el mes de enero. Sorprende que el contrato de Mancini sea hasta junio de 2013...el Inter ya sabe lo que es verse obligado a destituir a Mancini con un par de años restantes -y muchos millones- en su contrato.

No obstante, tardaremos un tiempo en poder evaluar el trabajo del técnico italiano. Después de vencer hoy al Stoke City, sus próximos rivales no deben suponer un gran problema (Wolverhampton, Blackburn, Everton, Stoke, Portsmouth, Hull y Bolton), por lo que los verdaderos exámenes del City llegarán a finales de febrero cuando reciban al Liverpool y posteriormente viajen a Stamford Bridge. Así pues, los próximos 7 partidos deben servir para que el italiano dé forma a su equipo y para que este alcance un pico de forma a finales de febrero y principios de marzo, donde el City tendrá que demostrar sí está -o no- en condiciones de asaltar el 'Top 4'.

El debut de Mancini en Inglaterra -sus últimos partidos como futbolista fueron en el Leicester- se salda con victoria, pero sin demasiadas notas positivas, las diferencias con respecto a la era Hughes no serán muchas.
4-2-3-1 con De Jong y Barry en el doble pivote y por delante 4 futbolistas realizando permutas y con mucha movilidad: Petrov como extremo izquierdo, Ireland escorado a la derecha, con Robinho por detrás de Tévez (no estaba Adebayor). El partido "duró" poco menos de media hora, el tiempo que tardó Petrov en adelantar en el marcador a su equipo. Hasta ese momento habíamos visto algunas cosas interesantes: Tévez cayendo a banda derecha y Robinho ocupando su espacio cerca del área, Ireland bajando a recibir y moviéndose entre líneas. Muy voluntarioso el búlgaro Petrov, jugador inferior a sus compañeros en ataque pero que suple sus carencias estando muy activo e intentando desbordar constantemente.


Algunos detalles interesantes en esa primera media hora -nada del otro mundo- pero poco más. Poco antes del descanso, Tévez sentenció el partido y la segunda parte fue propicia para echarse una siesta; el Stoke debía marcar dos goles para igualar la contienda...pero los números ofensivos del Stoke son para echarse a llorar (menos de un gol por partido), así que las opciones de remontada eran escasas. Discreto partido -y discreto Boxing Day-, del que tampoco se esperaba gran cosa; todo lo contrario de lo que debe ser mañana el Arsenal-Aston Villa -¿volverá Cesc?-, auténtico partidazo que puede acercar al Arsenal al líder, Chelsea, que ha vuelto a dejarse dos puntos en el camino.

No hay comentarios: