domingo, 27 de diciembre de 2009

25 minutos de magia

El pinchazo del Chelsea en Birmingham era la mejor noticia que podía recibir el Arsenal en el Boxing Day, o mejor dicho, la segunda. Porque lo que todos los gunners queríamos leer ayer era que Cesc Fábregas reaparecería ante el Aston Villa, sin embargo Wenger no despejó nuestra duda y se presumía que Cesc empezaría en el banquillo.

En las últimas semanas el Arsenal había tenido un par de compromisos complicados, que se saldaron con derrota ante el Chelsea y victoria ante el Liverpool. El de hoy era un partido de la misma importancia, o incluso más. El Aston Villa se ha aupado a la zona alta de la Premier y llegaba al Emirates con los mismos puntos que el Arsenal (35), así que el duelo era clave en la lucha por consolidar los puestos Champions, y en el caso del Arsenal, para acercarse un poquito más al líder.
La baja de Cesc obliga a Wenger a repetir con Song, Denilson y Diaby en la medular; Nasri, Eduardo y Arshavin en punta.


La primera parte fue sinónimo de inconsistencia gunner. La falta de fútbol en un mediocampo formado por Song, Denilson -el más técnico de los tres- y Diaby obligaba al Arsenal a recurrir a otros recursos, en cuanto surgieron esos nuevos recursos el Arsenal trenzó jugadas de gran belleza. Las subidas por banda de Sagna y Traore unidas a la presencia de Diaby, Nasri y Arshavin cerca de la frontal del área daban lugar a paredes, creación de espacios, desborde, velocidad...pero ¿dónde estaba la puntería? Ni Arshavin ni Eduardo encontraban portería y esa falta de acierto en el área rival mantenía el 0-0 en el marcador.
Estábamos viendo un Aston Villa algo gris, poco ambicioso; cuya única propuesta parecía ser defender bien y sorprender a la contra, lo cual parecía bastante probable visto lo visto en una primera parte en la que, por desgracia, Agbonlahor y Ashley Young brillaron por su ausencia. El guión no era el que Wenger quería, quizás fuese el que Martin O'Neill había planeado.


Pero Arsene Wenger tenía un as bajo la manga -¡y qué as!-. Sustituyó a Denilson cuando se había disputado un cuarto de hora de la segunda parte. Pocas veces una sustitución puede ser más decisiva de lo que fue hoy la entrada de Cesc. Desde el primer balón que tocó se vio que el juego gunner adquiría una nueva dimensión, la grandeza de Fábregas reside, entre otras cosas, en que su mera presencia hace mejores a sus compañeros. Su golazo de falta es solo uno de los muchos detalles que dejaron los 25 minutos de Fábregas, 25 minutos memorables. Es imposible jugar mejor de lo que lo ha hecho Cesc en los pocos minutos en los que ha estado sobre el césped. Puso la puntilla al Aston Villa marcando el 2-0 (¡su 9º gol en solo 16 partidos!) en otra jugada para enmarcar...en la que el catalán se resintió de sus molestias físicas que le habían tenido KO durante un par de semanas.

Para prevenir males mayores fue sustituido -aunque todavía hubo tiempo para que Diaby hiciese el 3-0-...y ovacionado. El Arsenal se mantiene en la lucha por la Premier y Cesc es un argumento de mucho peso para seguir soñando conque este puede ser un gran año para los gunners. Desde luego, se cuentan con los dedos de una mano los futbolistas que pueden hacer lo que hoy ha hecho Cesc, una exhibición en toda regla. Exhibición que no debería pillar por sorpresa a nadie, ya que este es el nivel de juego al que nos tiene acostumbrados el interior español desde hace mucho tiempo, sus exhibiciones podríamos decir que son habituales. Lo que no es tan habitual ver cómo un duelo entre 3º y 4º de la Premier lo decide un futbolista que no está al 100%, que entra, juega, gana y se va del campo como entró, "tocado".

9 comentarios:

Helion dijo...

Gran exhibición de Cesc. Ha hecho un partidazo estando tocado y saliendo desde el banquillo. Espero que su recaída no sea grave y pueda volver pronto a jugar al 100%.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Pepe Sarria dijo...

Genial Cesc. De todas formas creo que no vale la pena exponerse a una recaída y me da la sensación de que Wenger se ha precipitado un poco, espero que ahora le de tiempo suficiente para recuperarse, todavía queda mucha temporada por delante.
Un saludo

Sergio Santomé dijo...

@ Pepe Sarria

Wenger ha dicho que sabía que no estaba en perfectas condiciones y que de ir ganando no lo hubiera puesto, pero también ha dicho que "lo haría otra vez porque a veces hay que seguir el instinto y se hace lo que se cree necesario para ganar un partido".

http://www.guardian.co.uk/football/2009/dec/27/premierleague-arsenal

A mi sí me parece que merece la pena sacar a tu mejor futbolista cuando estás empatando a 0 contra el 4º clasificado. También hay que tener en cuenta que el de hoy era un partido decisivo, mientras que en las próximas fechas el Arsenal tiene partidos asequibles ante Portsmouth, Bolton, Everton y otra vez Bolton.

Mañana sé sabrá con exactitud el alcance de la recaída, que puede ir desde unos cuantos días de reposo hasta -en el peor de los casos- 3 semanas KO.

albert calvo dijo...

Grande Cesc! Pero yo soy un poco del Chelsea asi que del pinchazo no me alegro tanto, pero ojala se pongan las pilas y directos al segundo lugar!

Pasaos por nuestro blog:
http://caviardefutbol.blogspot.com/

Pepe Sarria dijo...

Pues ya ves, el instinto de Wenger le ha dejado sin Cesc 3 semanas más. Los partidos "asequibles" que le vienen al Arsenal valen 3 puntos, igual que contra el Aston Villa, hay que ganarlos sin Cesc y sin Van Persie y yo espero que Wenger tome nota, no me parece inteligente lo que ha hecho. En esto me encanta Guardiola cómo maneja este tipo de cosas, arriesgó a Iniesta porque era la final de Champions, pero después ya vimos el tiempo que tardó en volverlo a poner. Hay muy pocos partidos decisivos en liga y una derrota contra el Aston Villa para nada hubiese sido definitiva con media liga por delante. En cambio, una lesión nunca sabes cuánto va a durar...

Sergio Santomé dijo...

@ Pepe Sarria

Guardiola??

¿El mismo Guardiola que después de haber jugado contra Chelsea, Valencia, Madrid y de nuevo Chelsea pone a un tocado Iniesta -y a todos los titulares- en un partido de trascendencia dudosa ante el Villarreal -en el Camp Nou- días antes de la final de la Copa y cuando podía haber reservado no solo a Iniesta sino a algún otro hombre importante, con vistas a las dos finales que tenía por delante?


"arriesgó a Iniesta porque era la final de Champions, pero después ya vimos el tiempo que tardó en volverlo a poner"

....El tiempo que tardó en ponerlo no porque no quisiera ponerlo, sino porque la lesión acabó siendo MUCHO más grave de lo que todos pensaban que sería una hipotética recaída.

SergioLDLC dijo...

El partido contra el Villa era muy importante y Wenger no lo veia nada claro. Lastima la jugada del 2-0 donde Cesc hizo un sprint nada reo recomendable en su estado.

Aún así agranda aun mas su leyenda, es una de las mayores exhibiciones que he visto en un campo.

Y del v¡Villa que decri, decepcionó a muchos.

Pepe Sarria dijo...

Hombre, estamos hablando de decisiones tomadas en el mes de mayo, no en diciembre y con media liga por delante. El Barça todavía no era matemáticamente campeón y yo quizá hubiese reservado titulares para la final de copa pero también entiendo que Guardiola quisiese amarrar la liga cuanto antes. Si se lesionó Iniesta en ese partido no fue porque estuviera tocado, su anterior lesión muscular había sido en febrero. En cuanto a su recaída sería todo lo grave que quieras pero Guardiola tuvo la prudencia de hacerlo entrenar bastante tiempo con el grupo antes de irlo introduciendo muy poco a poco en el equipo titular. Prudencia que le faltó ayer a Wenger, y esperemos que la lesión de Cesc no se prolongue más de la cuenta, las roturas musculares son muy traidoras.

Pablo G. dijo...

Para mí es el FUTBOLISTA con mayúsculas y no necesito una exhibición para reafirmar un pensamiento que tengo desde que lo vi jugar por primera vez hace 7 años. Saludos y felices fiestas