lunes, 9 de noviembre de 2009

El aspirante ganó; el partido decepcionó

Ambos venían de conseguir su pase a 1/8 de final de Champions, sufriendo para sacar sendos empates pero logrando la clasificación, que es lo que importa. Pero era el Chelsea quién actuaba como local y quién poseía el liderato, mientras que el Manchester había dejado dudas en su último partido fuera de casa.
Ancelotti repitió el once -que después de varias probaturas- se ha convertido en "su once": con Essien, Lampard, Ballack y Deco en mediocampo; Anelka y Drogba en punta.
Ferguson tuvo que hacer frente a las bajas y sacar un once de circunstancias: con la pareja de centrales formada por Brown y Evans, con un trivote formado por Fletcher, Carrick y Anderson, y con un único punta como fue Wayne Rooney. Mucho "mediocampismo" en ambos lados, que se tradujo en mucho músculo y poco fútbol.

Teniendo en cuenta los precedentes de esta temporada, me sorprendió gratamente el Manchester. Está a años luz del equipo que ha dominado el fútbol inglés en los últimos 3 años y la falta de talento en su plantilla es plausible, pero compitieron bien en Stamford Bridge y aprendieron de los errores cometidos en Anfield Road. Si perdieron no fue porque fueran inferiores a su rival sino porque subió al marcador un gol de John Terry que nunca debió haber subido al marcador. No obstante, ese gol dio lugar a los mejores minutos del encuentro. El Manchester tenía 15 minutos por delante, para tratar de conseguir el empate y se fue a por el gol con más corazón que fútbol. Nada cambió el marcador, un marcador a todos luces injusto: porque el gol fue ilegal y porque ayer el Chelsea no fue superior.
El aspirante al título venció al vigente campeón, pero el partido decepcionó y cada vez está más claro que el nivel del Big Four ha bajado con respecto a años anteriores. Solo hay que ver el bajón dado por el ManU y la galopante crisis que acecha Anfield Road y que amenaza con poner a Rafa Benítez en las listas del paro.

PD1: El Arsenal se sitúa 2º en la tabla -con un partido menos-, a tan solo 5 puntos del Chelsea. Y Wenger, al igual q
ue yo, cree que ganar la Premier League este año no es una utopía. Los datos son rotundos: 36 goles en 11 partidos, por parte de unos gunners que no conocen la derrota en sus últimos 13 partidos oficiales.


PD2: El Birmingham acentúa la crisis del Liverpool. 2-2 en Anfield tras piscinazo de N'Gog...

PD3: España ha vencido a Uruguay -en los penaltis- en los 1/4 de final del Mundial Sub-17.
Notabilísimo partido de Sarabia y Borja, que han sido un quebradero de cabeza para los charrúas.

8 comentarios:

Willy dijo...

Yo veo al Chelsea como máximo favorito.El Manchester sin Ronaldo ha perdido muchísima pegada y va a echar en falta sus goles.El Arsenal siempre empieza bien en la Premier y luego decae en cuanto se lesiona alguna pieza clave.Esperemos que este año no pase .Del Uruguay-España,las defensas nefastas.Me gustaron Sarabia e Isco de España y Barrento y Polenta de Uruguay

Saludos

Erik Bretos Loidi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Santomé dijo...

@ Erik Bretos

A mi el Chelsea me parece el mejor equipo de la Premier; y el mejor equipo de Europa...después del Barça.

El problema no es la falta de creatividad, sino que se echa en falta algo de calidad diferencial, talento puro. No me quiero ni imaginar lo que sería este equipo si en lugar de tener un Anelka tuviese un Agüero, un Ribery, un Silva, un Robinho...

Vanenburg dijo...

Coincido contigo, Sergio, en que con un jugador imaginativo el equipo ganaría una barbaridad, porque después es un equipo enormemente sólido -creo que la vuelta de Essien ha sido capital para ello- pero ni es predecible ni es plano, sino que presenta alternativas.
Es un ejemplo de cómo no hay que hacer tropecientos refuerzos todos los años para conseguir solidez y de cómo un grupo motivado puede luchar año tras año por lograr diversos objetivos

Vanenburg dijo...

Coincido contigo, Sergio, en que con un jugador imaginativo el equipo ganaría una barbaridad, porque después es un equipo enormemente sólido -creo que la vuelta de Essien ha sido capital para ello- pero ni es predecible ni es plano, sino que presenta alternativas.
Es un ejemplo de cómo no hay que hacer tropecientos refuerzos todos los años para conseguir solidez y de cómo un grupo motivado puede luchar año tras año por lograr diversos objetivos

CARLOS MATEOS GIL dijo...

Se enfrentaron dos equipos muy igualados que se caracterizan por su efectividad y acabó llevandose el partido el Chelsea. Un buen empujón de cara a pelear por la Premier. Un saludo
http://deparadinha.blogspot.com

Martí dijo...

De momento el Chelsea muy sólido y ganando casi siempre. Seguramente este año sí es el "ahora o nunca" para la Champions.

De todos modos, ¿tienen margen de mejoría, están un estado de forma difícilmente superable? Lo adecuado es estar así a partir de febrero y no ahora... Aunque visto lo visto puede ganar la Premier bastante fácil y centrarse en la Champions, si la Copa de África no lo impide.

P.S.: ¿Dan la eliminatoria Francia-Irlanda en alguna televisión?

Sergio Santomé dijo...

@ Martí

El Chelsea es el equipo que menos necesita "estar en forma". Es tal el poderío físico de los Terry, Cole, Essien, Mikel, Lampard, Ballack, Drogba y cía que no tiene de qué preocuparse. Estarán al 100% en los momentos claves de la temporada.

El partido del sábado se emite en Eurosport...o por lo menos en Eurosport Germany.