lunes, 26 de octubre de 2009

Volvió, vio y venció

Llegaba el clásico de Inglaterra y si el Liverpool perdía estaríamos hablando de la peor racha del club desde los años 50. Una quinta derrota consecutiva podía ser un obstáculo casi insalvable incluso para Benítez. Enfrente de un obligadísimo Liverpool estaba un Manchester que no tenía tanto que perder y sí mucho que ganar.


Planteamiento Liverpool

Había alguna duda sobre si Fernando Torres iba a ser titular, pero una vez recuperado de su lesión estaba claro que iba a ser titular, ni Benítez tiene un recambio de garantías para el madrileño, ni tampoco podía prescindir de la presencia del "niño" en un partido de este calibre. Su titularidad ayudaba, además, a minimizar -si es que es posible- la baja de Steven Gerrard, cuyo puesto ocupó una vez más Benayoun.
Así pues, 4-2-3-1 en los 'reds' con Lucas y Mascherano en el doble pivote, F.Aurelio como volante izquierdo, Benayoun mediapunta, Kuyt en la derecha y Torres como único '9'. Sin embargo, vimos constantes permutas entre Dirk Kuyt y Yossi Benayoun, de esta forma el holandés aparecía por momentos cerca de Torres, mientras que el israelí caía a banda.


Planteamiento Manchester United
Al igual que Benítez, Ferguson dispuso de su delantero estrella, y es que su participación estuvo en duda hasta última hora, pero finalmente Rooney jugaría aunque su actuación no sería determinante. Mantuvo el 4-4-2 Ferguson, esta vez con Scholes y Carrick en mediocampo, con Valencia y Giggs como volantes. La apuesta del United era ceder la iniciativa al Liverpool, jugar muy replegado e intentar hacer daño a la contra (aunque no disponga del personal idóneo para ello).


Iniciativa que no se traduce en ocasiones de gol

Desde el pitido inicial, la iniciativa del juego corresponde al Liverpool, que domina la pelota, marca el tempo del partido y se siente cómodo sobre el terreno de juego.
A pesar de no solucionar sus problemas en la salida de balón, el Liverpool es capaz de tener el balón gracias a la escasa presión del United, que permite a los 'reds' llegar a 3/4 de campo con relativa facilidad y sin encontrarse con muchos obstáculos por el camino. Es ahí donde se echa en falta algo más de profundidad, ya que Glen Johnson no estuvo tan brillante como nos tiene acostumbrados -y enfrente tenía a todo un Patrice Evra- y la banda izquierda -Insúa y Fabio Aurelio- no generó todo el fútbol que debiera. Por suerte, está Benayoun, que sin llegar a cuajar una gran 1ª parte, si deja varias perlas y recuerda al rival que si alguien tiene último pase y capacidad para asistir ese es él.
Pobre, pobrísima 1ª parte del United, que no solo juega gran parte de la misma en campo propio, sino que sus transiciones dejan mucho que desear y sólo es capaz de llegar al área de Reina con un par de llegadas por el costado que, a decir verdad, no debieron inquietar mucho al portero español, que tendría una tarde mucho más tranquila de lo esperado.
Mejora el United en el tramo final de la 1ª parte, pero son los peores minutos -futbolísticamente hablando- del partido. Si bien es cierto, que esta leve mejoría del Manchester nos hacía pensar que podíamos ver una espectacular 2ª parte, jugada de tú a tú.
Aun así, esa superioridad 'red' no se traduce en goles, ni siquiera en ocasiones de gol.


Grande Yossi, grande Fernando...

La tónica de la 2ª parte es, a grandes rasgos, la misma de la 1ª mitad. Pero dos jugadores aparecerán para marcar las diferencias. Si algo tiene Benayoun es visión de juego y calidad para el último pase, y ayer le sirvió para inclinar la balanza del lado 'red'. Había hecho méritos el Liverpool para ir por delante en el marcador, pero esto es fútbol y por muchos méritos que hagas puede darse el caso de que siga el 0-0 pasada la hora de juego.
La magia de Benayoun y la calidad de Torres fueron determinantes para abrir la lata. El partido de Torres volvió a ser extraordinario, demostrando que se le da bien el Manchester y convirtiéndose en la bestia negra de Nemanja Vidic.
Solo entonces y tras casi 70 minutos, el United reaccionó -tímidamente- y adelantó líneas. Los 'red devils' crearon más ocasiones en el último cuarto de hora que en el resto del partido...con eso está todo dicho. El 1-1 estuvo cerca -Valencia lo tuvo en sus botas- pero acabaría sentenciando N'Gog.

Ahora bien, muchos se preguntan por qué Benayoun no es titular en el Liverpool. Pues por la sencilla razón de que comparte posición con el estandarte del club y uno de los mejores futbolistas del planeta (Gerrard). Son perfiles diametralmente opuestos, pero al fin y al cabo el israelí es un mediapunta y en el actual Liverpool ese es el hábitat del capitán. Otra cosa es que Benayoun debiera jugar más partido como volante izquierdo. El rendimiento de Riera, Babel y F.Aurelio en esa demarcación no es como para echar cohetes, así que quizás Benítez tendría que valorar seriamente la posibilidad de hacer un hueco al israelí en esa banda izquierda, pero tampoco debemos olvidar que su rendimiento bajaría con respecto al que ofrece como mediapunta y por ello Benítez prefiere aprovechar la banda con un volante (Fabio Aurelio) o con un extremo (Riera o Babel). Yossi, difícilmente perderá su rol de jugador nº12, que por cierto lo hace muy bien, así que ¿por qué dejar de ser el nº12?

3 comentarios:

Sergio Santomé dijo...

@ Willy

Sobre lo que comentabas (sobre Benayoun) en el anterior post: no creo que Benítez infravalore a Benayoun, quizás a lo largo de estos últimos años ha habido algún momento en que no ha sabido sacar el 100% del potencial del israelí, eso sí es cierto.

Pero al fin y al cabo, todo se reduce a lo que comento en este post: Benayoun es mediapunta, y esa posición la ocupa Gerrard, así que ¿qué hacemos?, ¿ponemos al israelí de volante izquierdo o lo dejamos como nº12 de la plantilla? Yo lo tengo claro, prefiero a Yossi como jugador nº12.

Diego dijo...

Buena visión del partido. A mi no me gustó demasiado. El Liverpool puso empuje y el Manchester United prácticamente nada. A los centrales del ManU se les da mal Torres, tanto Vidic como Ferdinand no estuvieron a la altura de lo que se supone que son, una de las mejores parejas de centrales del mundo. Al final, ganó el Liverpool que se lo mereció más. El problema que tiene Benayoun es que Benítez tiene 2 mediocentros fijos, más Gerrard, Torres y Kuyt, así que solo queda una plaza, y cuando este Riera bien creo que será para él, aunque Rafa debería pensarselo.
Un saludo.

Sergio Santomé dijo...

@ Diego

Es que si de algo carecen Vidic y Ferdinand es de velocidad. Y precisamente Fernando es la velocidad y la potencia personificadas, así que no debe pillar a nadie por sorpresa lo que pasó.