jueves, 6 de agosto de 2009

No será fácil resurgir

Nadie dijo que fuera fácil, pero la reconstrucción del Milan se complica más de lo previsto.
Leonardo fue el elegido para ponerse a los mandos de una nave a la deriva, que además perdía a su jugador franquicia: Kaká. Los 65 millones pagados por el Madrid no serían destinados a fichajes, sino a sanear las arcas de un club venido a menos tanto deportiva como económicamente.
No fue capaz el Milan de fichar a Edin Dzeko, tampoco pudo hacerse con Luis Fabiano, pero se ha hecho con Huntelaar, cuyo rendimiento podría ser superior al que hubieran dado el bosnio o el brasileño. El Calcio necesita que el Milan resurja de sus cenizas, como también lo necesita el fútbol europeo en general.


1) Del 4-3-2-1 al 4-3-1-2 pasando por el 4-3-3

La llegada de un joven entrenador como Leonardo era un soplo de aire fresco, muy necesario para este proyecto. Se marchaba Ancelotti, pero también se iba Kaká y con ello se perdía la pieza clave del 4-3-2-1 de 'Carleto', fue entonces cuando la prensa italiana empezó a especular sobre el sistema que usaría el nuevo entrenador. Las primeras pistas indicaban que Leonardo quería construir el equipo partiendo de la base de un 4-3-3 y así comenzó la pretemporada.
Comenzó la pretemporada milanista y aparecieron las primeras dudas: empate ante los Galaxy, derrota ante el América, derrota ante el Chelsea, derrota ante el Inter y goleada a cargo del Bayern. Un par de semanas para olvidar, no eran más que amistosos de pretemporada pero la imagen dada por el Milan era lamentable, impropia de un equipo que pretende salir de su particular crisis.Vimos un equipo lento, sin ideas, sin fútbol, que no sabe a lo que juega y cuya actitud no es la mejor. Las malas sensaciones que dejaron esos partidos hicieron que Leonardo se diese cuenta de que no tiene la plantilla idónea para ese modelo.

Así que, Leonardo fue claro y conciso
: Servono un attaccante e un difensore (hace falta un atacante y un defensa). Dicho y hecho, una semana después de pedir el ansiado delantero se concreta por fin el fichaje de Huntelaar, 15 millones es el precio de un fichaje que puede acabar siendo una gran inversión. Hablamos de un delantero que marcó 76 goles en los 92 partidos que jugó con la camiseta del Ajax y que en el Madrid -aun siendo suplente- dio muestras de lo que es capaz.
Y es ahora cuando el técnico del Milan comprende que con estos futbolistas el mejor sistema posible es un 4-3-1-2, que ya fuera utilizada durante buena parte de la época de Ancelotti.
De esta forma, Ronaldinho será la clave del equipo, el trequartista, dejará de jugar en banda a jugar como enganche puro.
Seguiremos viendo un Milan con las líneas muy juntas, eso no cambiará, lo que sí debe cambiar es la lentitud y falta de recursos que ha tenido el equipo en estos últimos años.


2) Recuperar a Ronaldinho

Desde que Leonardo fue nombrado entrenador ha insistido en que quiere recuperar a Ronaldinho, su mejor versión o algo cercano a ello.
Durante la pretemporada se ha hecho hincapié en el trabajo físico y el que otrora fue el mejor futbolista del planeta no iba a ser menos. Ha manifestado su deseo de recuperar la forma y de trabajar duro para ganarse el puesto en el equipo. Si hay un lugar ideal para ponerse en forma, para trabajar y para que Ronaldinho se ponga a punto, ese no es otro que Milan Lab.
El brasileño ha sido uno más y según ha publicado la prensa italiana, no se ha perdido ni un solo entrenamiento y su actitud está siendo mejor que la del año pasado. Su condición física a día de hoy está lejos de ser la deseable, pero hay esperanza. Sin embargo, hemos podido comprobar en los últimos partidos del Milan que el problema del jugador va más allá de su físico, y que hay un componente mental y de actitud que es clave para comprender el declive del crack de Porto Alegre. Su "cabeza", su entorno y su actitud sirven para entender su conformismo cuando era el mejor futbolista del planeta y cuando lo tenía todo para lograr un puesto entre los 10 mejores futbolistas de todos los tiempos. Ese Ronaldinho se acabó, ya nunca lo volveremos a ver, el futbolista que devolvió la ilusión al barcelonismo hace tiempo que no disfruta jugando al fútbol y esa era una de sus señas de identidad.
Su cambio de ritmo, su velocidad, su desborde o la confianza en sí mismo son factores decisivos en la mejor versión de 'Ronnie' y que por desgracia no volveremos a disfrutar los amantes del fútbol. Pero todavía tiene algunas cosas que lo pueden mantener a un nivel aceptable, si su actitud es buena, y su comportamiento no "contamina" el vestuario milanista será el Milan el que disfrute de la calidad técnica de Ronaldinho, de su disparo, de su visión de juego, de su imaginación o de su inteligencia.



3) Huntelaar llega, Pirlo...

"The Hunter" ya ha sido catalogado en Milan como el nuevo Inzaghi. Es junto a Alexandre Pato uno de los pocos fichajes interesantes que ha hecho el Milan en el último lustro, y curiosamente ambos formarán la delantera del Milan, una delantera de la que espero grandes cosas.
Huntelaar y Pato, Pato y Huntelaar, dos delanteros que se complementan a la perfección y que se entenderán sobre el campo. Ambos son sobradamente conocidos, el holandés es un killer, un jugador con un olfato de gol fuera de lo normal, el balón no estará mucho tiempo en su poder, pero cuando lo esté será para definir en uno o dos toques; su excelente colocación dentro del área es
otra de sus claves (similitud con Pippo Inzaghi). Es sinónimo de gol.
En un Madrid pobre futbolísticamente, que juega a la contra y lejos del área...poco puede hacer; en un Milan como este sus cifras pueden ser de escándalo. Mi apuesta es clara: si no hay lesiones Huntelaar supera los 20 goles en la Serie A, sin duda.
Si Huntelaar es el gol, Alex Pato es la ilusión, la juventud y el futuro del Milan, sin olvidar que estamos ante un futbolista destinado a hacer grandes cosas y que ya es un jugador diferencial, con talento para ser uno de los mejores futbolistas del planeta a corto-medio plazo.
Pato es talento puro y, por tanto, es capaz de explotar su fútbol en cualquier posición. Se mueve constantemente y le gusta aparecer por cualquiera de los costados, le gusta desmarcarse, entrar en juego. En el Milan hemos visto que puede ser decisivo jugando entre líneas y un incordio para las defensas rivales: tiene dribling, velocidad, disparo, picardía y su fútbol es de los que nos levante de nuestros asientos. Si hay alguien que puede hacer olvidar a Kaká, dentro de lo que cabe y salvando las distancias, ese es Pato, un jugador querido e idolatrado por los tifosi desde el primer día. Esta temporada explotará, y él sabe que el Mundial de Sudáfrica está cerca y no se lo puede perder.

Pero si hay habido un nombre propio en Milan desde que se fue Kaká, ese ha sido Pirlo. Se va, no se va, lo quiere Ancelotti, los tifosi amenazan y se rebelan contra Galliani y Berlusconi. El culebrón veraniego parece tocar a su fin y Andrea Pirlo seguirá en Milan, salvo sorpresa.
Pirlo: 30 años, debilidad personal, un mediocentro clave en los éxitos milanistas y en el éxito de la selección italiana. Ancelotti supo protegerlo y sacar el máximo partido a un jugador al que rodeaba con dos interiores físicos y trabajadores como Gattuso y Ambrosini, incluso Seedorf. Una forma de desahogar a Pirlo, un jugador limitado físicamente y cuya aportación defensiva ha ido bajando, como ha bajado su rendimiento, en general. A sus 30 años, su estado físico no es el ideal y hace tiempo que arrastra problemas, le cuesta estar al 100% y su participación en el juego disminuye, lo cual no se puede permitir el Milan. Mediocentro elegante como pocos, con una visión y una calidad técnica asombrosas, cuyo disparo y desplazamiento en largo han dado muchos goles al Milan.
Sus problemas físicos no son comparables con los de Ronaldinho, pero tampoco son un tema despreciable para Leonardo, ya que el Milan -ahora que no está Kaká- necesita a Pirlo al 100%.

No olvido las palabras de Leonardo pidiendo un defensa y un delantero. Ha llegado el 9, falta ese defensa, pero viendo que el Milan estrenará pareja de centrales (Onyewu-Thiago Silva) se supone que busca un lateral, o quizás un defensa joven que pueda suplir por momentos a los titulares.
Muchas dudas en este Milan, principalmente sobre las figuras de Ronaldinho y Pirlo, pero certezas como la de que la pareja Pato&Huntelaar promete goles y fútbol. Seré un ser extraño por pensar que el Milan puede mejorar con respecto al año pasado e incluso pelear con el Inter, pero confio en este Milan y tengo ganas de verlo en acción

4 comentarios:

Ramon dijo...

el Milan vuelva a recuperar su nivel,pero sinceramente no lo creo,aparte no me convence el equipo principalmente en mediocampo.Deberian haber fichado un jugador que ayude a Pirlo en la creacion y le quite de tanta responsabilidad.Aparte de que no le vendria mal algun hombre de banda.

SALUDOS

Chechu dijo...

Este equipo no me convence nada. No han hecho cambios aparentes y el sistema parece que volverá a ser calcado al de Ancelotti. No hay jugadores de bandas, no ha habido retoques, los partidos de pretemporada han sido lamentables. Sí, Huntelaar es un gran fichaje y tienen una pareja de centrales nueva. Pero el centro del campo es el mismo, los laterales son los mismos, el sistema es el mismo. Había que renovar en todos los sentidos. Aun así, en el Milán están Pato, Huntelaar y ¿Ronaldinho?, suficientes para ilusionar. Si el Milan quiere cambiar la actitud de R10 debe vigilar sus salidas nocturnas, como la que tuvo estos días en una discoteca de Barcelona.

Saludos

el hombre del futbol dijo...

Yo creo que a Thiago Silva le falta experiencia para ser central titular en un Milan en reconstrucción. Y a Onyewu le falta la dureza de un equipo Calcio, pero eso es cuestión de acostumbrarse.

Y lo que es la faceta ofensiva no me convence del todo. Hace falta alguien que enganche la el mediocampo del Milan con los delanteros, que ninguno de ellos es de los que bajan a buscar balones. Y Ronaldinho no es la mejor opción, deberían intentar buscar a alguien con los millones que les dieron por Kaká y que les sobren para cubrir esa posición porque si no lo van a pasar mal.

Un saludo Sergio.

josé sellés dijo...

Hola Sergio,
creo que el Milan no volverá a ser el de antes por lo menos hasta dentro de 3 años, se está reconstruyendo y creo que Onyewu es un acierto total para la zaga.
Saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com