viernes, 31 de julio de 2009

Con Özil como heredero de Diego

Se acabó un ciclo en Bremen, una ciudad que ha disfrutado del buen fútbol en el último lustro gracias a Thomas Schaaf, que hizo campeón de liga al Werder allá por el año 2004 y que desde entonces ha dado un toque muy personal y particular al equipo: defensa adelantada, posesión de balón y un equipo de corte muy ofensivo. La guinda de este proyecto fue el fichaje del brasileño Diego en 2006, un jugador que ha marcado las diferencias y que se ha convertido -con el permiso de Ribery- en el mejor jugador de la Bundesliga, hasta que sucedió lo inevitable: su marcha a otro club, la Juventus, por 25 millones de euros.
Ahora se antoja más complicado ponerse los objetivos que podía haber otros años, ya que el club se encuentra en una fase de reconstrucción, aunque no me cabe ninguna duda de que Schaaf será fiel a sí mismo...y eso se agradece.


1) Jugadores a seguir

Tim Borowski: Alcanzó un nivel impresionante en la temporada 2005-2006 (10 goles marcados), pero entonces llegó Diego y Borowski quedó en un segundo plano, además tuvo algunos problemas físicos y acabó dejando el club el pasado verano -fichó por el Bayern, por donde pasó con más pena que gloria-.
Ahora vuelve a la que fue su casa e intentará retomar su mejor nivel, lo cual sería una gran noticia para el equipo. Schaaf lo utilizaba y lo seguirá utilizando como interior izquierdo, posición en la que tiene bastante libertad, pudiendo incorporarse al ataque, que es una de sus grandes virtudes. Gran físico, hace daño en el juego aéreo, le pega bien desde lejos y sobre todo es un llegador con mucho peligro.

Mesut Özil:
Sorprendentemente el Schalke 04 dejó escapar el pasado verano a Ozil, por tan solo 5 millones de euros. En Bremen convivieron durante un año Diego y Ozil, quien pudo aprender del gran Diego y ahora tendrá que tomar el testigo.
Mediapunta de muchísima calidad, veloz, con capacidad de desborde y visión de juego. Le falta mejorar su definición y su disparo a puerta, a veces se precipita cerca del área. Su mayor defecto siempre ha sido su irregularidad, capaz de pasar inadvertido durante un partido, pero parece estar subsanando esto.

Marko Marin: La apuesta de Schaaf, el joven alemán por el que se peleaba media Europa. Un año en la Bundesliga le ha servido para demostrar su calidad. Puede jugar en cualquier posición en ataque, como segundo punta o como mediapunta, pero principalmente como extremo izquierdo. En un equipo como el Bremen posiblemente tenga que reconvertirse y dejar la banda para situarse como segundo punta con mucha libertad de movimientos. Pequeñito, velocidad, regate, desborde...y un mal Europeo Sub-21 a sus espaldas, lo cual crea dudas sobre si será titular indiscutible.


2) Peleando por la titularidad

Si hay una línea definida en este equipo es la defensa: Fritz, Mertesacker, Naldo y Boenisch (con Wiese en portería) son indiscutibles...a partir de ahí todo puede pasar.
La primera posibilidad -y la más probable- es que formen un rombo en mediocampo, con Frings como mediocentro, la duda de quien jugará como interior derecho (puede ser Niemeyer, Vranjes o incluso Jensen), la vuelta de Borowski al interior izquierdo, con Ozil como mediapunta. Esta sería la alineación más realista, sin descartar que Schaaf ocupe las bandas, donde encajaría perfectamente Marko Marin. Sin embargo, un 4-4-2 con Marin en una banda complica la ubicación de Ozil, quien difícilmente podría jugar en la otra banda, equipo más descompensando de lo habitual.
Es por eso, por lo que pienso que veremos un rombo en el mediocampo del Bremen y se mantendrá la delantera con dos puntas y ahí es donde puede entrar Marin, en un equipo en el que en lugar de jugar como extremo puede acabar asentándose como segundo punta.


Marin, a pesar de su caché y de ser el flamante fichaje del Werder, no tiene la titularidad asegurada y tendría que pelear con el resto de delanteros: Almeida, Moreno, Rosenberg, Sanogo y en menor medida Hunt. La competencia en el ataque del Bremen es altísima y todos tienen opciones similares de ganarse un puesto. La temporada pondrá a cada uno en su sitio y decidirá quienes son los delanteros titulares del equipo.

Quizás los resultados no sean los que muchos esperan, pero el fútbol del Werder Bremen seguirá siendo el que conocemos.

2 comentarios:

el hombre del futbol dijo...

Pues en líneas generales de acuerdo contigo, pero hay un asunto: ¿No preferirías a Marin como mediapunta y a Mesut como segundo delantero? Aunque así está muy bien igual, sabiendo que Marin utiliza mucho las bandas.

Esta temporada va a ser muy importante esa oxigenación y organización que le daba Borowski al Bremen, además de esas comentadas llegadas desde atrás que teme media Europa.

Habrá que ver como se comportan los irregulares Özil y Marin, aunque si hacen lo de las últimas temporadas, nos podemos ir preparando para el espectáculo.

Un saludo Sergio, ya estoy otra vez por aquí. Me encantan estos análisis de los favoritos.

Sergio Santomé dijo...

@ el hombre del fútbol

Yo es que a Marin lo veo como hombre de banda, es donde se siente cómodo, es donde desborda, es donde sabe jugar en definitiva. Y dadas sus características, pues puede ser muy aprovechable su velocidad y su técnica para jugar como segundo punta pero como mediapunta me cuesta mucho imaginármelo...lo sacas de su posición natural y como consecuencia sacas también a Ozil de su posición natural.

No descarto en absoluto que Schaaf acabe utilizando en algún partido o en segundas partes a Ozil y a Marin ambos como volantes. Un 4-4-2 con Marin escorado a una banda+Ozil escorado a la otra+2 puntas es una alineación ultraofensiva como gusta a Schaaf, quizás no sea la habitual, pero sí puede ser muy utilizada sobre todo viendo la cantidad de buenos delanteros de los que dispone.

Saludos y encantado de que te esté gustando este repaso a los 10 mejores equipos -en mi opinión- de la Bundesliga.