lunes, 20 de julio de 2009

Casi todo sigue igual en Wolfsburgo

Estamos en pleno verano, pero el fútbol va recuperando la normalidad. Las pretemporadas y los partidos amistosos se suceden, mientras que en algunos países como Holanda o Bélgica están a solo 10 días de que comiencen sus respectivas ligas, sin olvidar que el próximo sábado tendremos la Supercopa francesa y que hoy mismo hemos visto la Supercopa alemana.
El inicio de una apasionante edición de la Bundesliga no está muy lejos, ya que se dará el pistoletazo de salida el próximo 7 de agosto y hasta entonces repasaremos como se presentan los principales candidatos al título alemán...que no son pocos.


La gran estrella del Wolfsburgo, Edin Dzeko, está realizando la pretemporada con el Wolfsburgo y salvo sorpresa de última hora parece que seguirá en Alemania lo cual no me parece una mala noticia como ya comenté en su momento.
Y no está solo el bosnio, ya que no ha habido bajas importantes, sino que se ha ido un hombre secundario como Okubo y varios jugadores del filial o que estaban cedidos en otros equipos como eran Sergiu Radu y Cedric Makiadi.
El mayor déficit del Wolfsburgo el año pasado era sin duda su escasa profundidad de banquillo, que parece haberse remediado con la llegada de dos jugadores que vuelven tras cesión (Daniel Baier y Jonathan Santana) y con los fichajes de Karim Ziani, Thomas Kahlenberg y Fabian Johnson.
Todo parece perfecto: siguen los cracks que fueron artífices de la pasada Bundesliga, buenos refuerzos...y un único cambio: el entrenador.
Se fue Felix Magath y su baja se cubre con un entrenador que sabe lo que es ganar la Bundesliga y que sabe lo que es jugar la Champions, se trata de Armin Veh, un técnico capaz de hacer campeón -dando la sorpresa- al Stuttgart.
Veh tendrá la difícil tarea de hacer olvidar a Magath en una ciudad en la que la gente sueña con hacer una buena Champions y porqué no con meterse en octavos de final y dar que hablar en Europa.


1) Jugadores a seguir

Josué:
El capitán del Wolfsburgo y eje del centro del campo. Pieza clave en el 4-3-2-1 de Magath y que seguirá siendo el pulmón del equipo. Pivote defensivo aparentemente frágil, pero incansable y muy sacrificado, con una gran colocación que compensa sus carencias con el balón.

Zvjezdan Misimovic: El cerebro de este equipo, un mediapunta a la sombra de Grafite y Dzeko, que acapararon todas las portadas y todos los elogios. Pero no debemos pasar por alto las ¡20 asistencias de gol! que dio Misimovic en la pasada Bundesliga.
Por él pasa el juego ofensivo de un Wolfsburgo que juega al ritmo que marca el bosnio y que puede ser una de las revelaciones de la próxima Champions League.

Grafite:
Su continuidad en Wolfsburgo seguramente no sorprenda tanto como la de Dzeko debido a su edad. 28 goles la temporada pasada le avalan y la pareja que forma con Dzeko fue una de las grandes sensaciones de la última campaña. Grafite se implica como el que más y él es el primero que presiona. Si es necesario hasta cae a banda para cubrir la subida del lateral. En el área es letal y por si fuera poco es capaz de hacer goles maradonianos.

Edin Dzeko:
Ni la Premier ni el Milan han podido sacar a Dzeko de Wolfsburgo -de momento- y los aficionados ven cada vez más probable la posibilidad de ver al bosnio disputar la Champions con el equipo con el que ha saltado a la fama. Está disfrutando de su gran año, tanto por sus éxitos individuales como por los éxitos del Wolfsburgo y los de la selección bosnia. Delantero alto, pero con muy buenos movimientos, inteligencia en el desmarque y una aceptable técnica individual. Siempre está en el sitio oportuno y además es generoso y un jugador con una gran capacidad asociativa. Debe ser este el año de su confirmación y no olvidemos que si Bosnia sigue igual Dzeko puede que no tenga solo el escaparate de la Champions, sino también un Mundial.


2) Jóvenes revulsivos

El mayor deficit del Wolfsburgo durante la pasada temporada estaba en la escasa profundidad de plantilla. El buen rendimiento de todos los titulares hizo que aguantasen el tirón y realizasen una segunda mitad de campeonato casi perfecta y que no pagaran su falta de banquillo, como sí pagaron el Hertha y sobre todo el Hoffenheim. Sabiendo que este año habrá que afrontar la Champions y que el calendario ha cambiado sustancialmente en Alemania ya que se ha reducido mucho el parón invernal, el Wolfsburgo afrontó este mercado veraniego con la necesidad de reforzarse y parece haberlo hecho muy bien.

El jugador nº12 debe ser Ashkan Dejagah, el joven delantero de origen iraní que vio como Dzeko y Grafite le quitaban muchos minutos. Corre el riesgo de estancarse y no será titular en el Wolfsburgo, pero debe dar un paso adelante en su carrera. Saliendo desde el banquillo puede hacer mucho daño con su velocidad y su buen disparo. Por sus características, se complementaría muy bien tanto con Grafite como con Dzeko.
Su compañero en la Sub-21 Fabian Johnson es uno de los fichajes que ha realizado el Wolfsburgo. Un jugador que aportará algo que escaseaba hasta ahora en el equipo: jugadores específicos de banda. Johnson es un volante derecho que también puede actuar como lateral y que tiene un buen físico, aportará bastante trabajo, aunque le falta algo de calidad. Cuando las necesidades del partido requieran ensanchar el campo no solo estará Johnson en la recámara, sino también Karim Ziani, un volante argelino que hace solo un par de años llegó al Olympique de Marsella como sustituto de Ribery pero que fracasó con estrépito en Marsella y que intentará rehacer su carrera en Alemania.
Dudo mucho que Johnson y Ziani tengan un hueco en el once titular, pero como plan B no está nada mal, ya que Armin Veh seguirá con el 4-3-1-2 de Magath, con algunos matices.
Josué seguirá siendo el mediocentro, pero quizás Riether pierda su puesto como interior. Un centro del campo en el que el físico y trabajo de Gentner más la calidad del danés Kahlenberg servirían para mejorar un poco más. Todo dependerá de cómo se adapte Kahlenberg, destinado a entenderse y asociarse con Misimovic.
Por otro lado, jugadores como Daniel Baier, Caiuby y Makoto Hasebe serán otros de los hombres habituales en las rotaciones, así como el central Alexander Madlung, quien peleará por un puesto con Simunek.


3) Especialistas a balón parado

Una de las muchas claves del éxito del Wolfsburgo son sus buenas aptitudes a balón parado.
Y en ello tiene mucho peso la figura de Misimovic, el futbolista encargado de lanzar las faltas y los córners; un mediapunta muy técnico especialista en los lanzamientos de falta y que tiene un guante en sus botas.
A balón parado no solo hay que tener en cuenta las faltas de Misimovic, sino también el peligro que crean en el juego aéreo los centrales Barzagli y Simunek, así como Gentner, Dzeko y Grafite.
Aunque lo que más asusta a los rivales son los 54 goles que marcó la pareja Grafite&Dzeko, sin menospreciar las 11 y 10 asistencias de gol que dieron, respectivamente.



4) Velocidad e intensidad

Además de la indudable calidad de la plantilla, hay otras razones por las que el Wolfsburgo se llevó la Bundesliga más disputada e igualada que se recuerda. La confianza ciega que los jugadores tenían en sus posibilidades fue fundamental y la intensidad con la que jugaron fue fundamental. Una intensidad que ahogaba a los rivales y que era todavía mayor cuando el equipo jugaba en el Volkswagen Arena. Con jugadores como Barzagli, Josué, Gentner, Grafite o Dzeko la intensidad está asegurada.
Pero hay algo que los rivales no deben descuidar, y es que a pesar del aspecto de Dzeko y Grafite, ambos son más veloces de lo que pueda parecer y son mortales con espacios. No solo son delanteros de área, sino que son rápidos y buscan la espalda a la defensa. Una clara muestra de esta velocidad es el gol marcado a la contra por Grafite en la Supercopa alemana que hoy mismo ha perdido el Wolfsburgo (1-2) contra el Werder Bremen.

Sobre el papel tenemos un Wolfsburgo mejor que el de la temporada 2008-2009, pero en el fútbol 2+2 no siempre son 4 y nada está escrito. Felix Magath colocó el Wolfsburgo en lo más alto, ¿lo mantendrá Armin Veh ahí arriba?

Lectura recomendada: Radiografía de un campeón

8 comentarios:

Pablo dijo...

Dzeko es pata negra. Este año le verá más gente y con el escaparate de la Champions el Wolfsburgo sacará un buen pellizco por él.

Un saludo.

Luis Rodríguez del Teso dijo...

Buenas Sergio.

Sinceramente pienso que el Wolfsburg este año no lo va a hacer también como en el anterior, es muy complicado, no digo ganar la Bundesliga, sino entrar entre los tres primeros, por varios factores, uno de ellos porque jugará Champions y otro es que Veh me parece muy inferior a Magath.

Pienso que el equipo ha ganado en calidad con los fichajes, pero no tanto como para subir al siguiente nivel. Espero mucho de los Kahlenberg o Dejagah, y creo que Madlung se hará con la titularidad. Después, me genera muchas dudas Grafité, y a Dzeko lo hubiera vendido sin ningún tipo de dudas. Este verano era el momento idóneo.

Un abrazo.

Diego dijo...

Hola Sergio.

Gran post otra vez más, muy currado. Yo tampoco creo que el Wolfsburgo de el mismo nivel de este año, sobre todo porque veremos como compagina jugar Champions y Bundesliga. De todas formas, espero que haga un buen papel en ambas competiciones.
Por lo pronto, hoy ha perdido la Supercopa alemana por 2-1 con el Werder. El gol lo ha marcado Gafité.
Un saludo.

Sergio Santomé dijo...

@ Pablo

Teniendo ese escaparate de la Champions...y quién sabe si el Mundial con Bosnia, Dzeko podría revalorizarse. Económicamente el Wolfsburgo puede sacar más dinero en 2010 (si todo sale bien) que lo que ofrecía el Milan este año.

@ Luis & Diego

No me atrevo a hacer un pronóstico. En las próximas 2 semanas voy a analizar hasta 10 equipos alemanes, porque no me atrevo a descartar a ninguno de los 10 primeros clasificados de la pasada Bundesliga...y eso dice mucho de esta liga en la que todo puede pasar.

Escribo Futbol dijo...

Grafitte es el mejor. Lo sigo desde Sao Paulo. Wolfsburgo es un buen equipo. Tiene chance hasta cuando lo empiecen a despedazar. Grafitte se va a ir porque es bueno y los grandes ponen plata... es inevitable. La plata la tienen que usar en jugadores buenos o si no les va a pasar como a Real Sociedad despues de salir segundo en espanha y vender a medio plantel y dos temporadas despues a la B. Tambienle paso algo parecido a Udinese que por poco se salvo despues de clasificar a la champions.

Bueno, saludos.

Pablo G. dijo...

Buen post. No soy muy seguidor de la Bundesliga pero con blogs como el tuyo, me va picando el gusanillo. Saludos

Chechu dijo...

El Wolfsburgo mantiene el bloque de jugadores buenos de la temporada pasada, lo cual le va a venir de lujo para afrontar la Champions League. Lo nuevo es la marcha de Maggath, aunque han contratado a Veh, que hizo campeón a aquel Stuttgart. Tengo curiosidad por ver el nivel del Wolfsburgo con Dzeko y Graffite a la cabeza.
He leído tu comentario acerca de la emisión de ligas internacionales de Digital +. Me alegra que den la Bundesliga si bien me gustaría que dieran la Ligue 1. Yo contrataría GolTV pero me parece que está en una plataforma vasca. Estaremos atentos. Gracias por la información, Sergio.

Saludos

No, gracia a vo´ dijo...

El mayor desafio del Wolfsburgo será mantener el gran nivel presentado la temporada anterior. El desafio será doble porque con la disputa de la Champions tendrá que hacer un esfuerzo mayor. Tiene más banquillo pero no todos mantendán un nivel parejo. Se fue Magath y llega un técnico que trabaja distitos.
Es totalmente impredecible imaginarnos con exactitud que temporada realizará el equipo alemán.

Saludos y buen post!

Migue