martes, 30 de junio de 2009

Alemania reina en categorías inferiores

Un día después de que concluyese la Copa Confederaciones (con victoria de Brasil), acaba el Europeo Sub-21, y por tanto quedan cada vez menos competiciones en juego: empezará en breve la Copa de Oro de la CONCACAF, se reanudará la liga rusa, se jugará el Europeo Sub-19 y sobre todo veremos la resolución de la Libertadores. Así se puede resumir lo que veremos a lo largo de un mes de julio dominado por los fichajes, los rumores, las presentaciones de futbolistas, las pretemporadas y por supuesto los partidos amistosos.

La final del Europeo Sub-21 entre Inglaterra y Alemania estaba marcada por las bajas; en el bando inglés no estaban Joe Hart ni Gabriel Agbonlahor, mientras que Alemania no podía contar con Ashkan Dejagah a lo que había que añadir los problemas físicos de Marko Marin -que le impidieron ser de la partida-.
Así que todo estaba listo para ver sobre el campo a dos selecciones cuyo sueño sería un partido a la contra, a ninguna de las dos se la ha visto como un equipo que hiciese daño cuando tenía el balón, pero ambos habían sido letales a lo largo del torneo a la contra.
Inglaterra estaba especialmente necesitaba de esos contrataques, porque la sanción de Agbonlahor y Fraizer Campbell provocaba que un extremo como Theo Walcott tuviese que jugar como nueve, un serio problema para una selección cuya centro del campo (Muamba, Noble y Cattermole) es principalmente trabajador y físico. Pero en el inicio del encuentro, Alemania cedió el balón y los ingleses no supieron que hacer con él, al igual que en anteriores ocasiones, tuvieron poca claridad y escasa brillantez en mediocampo, solo alguna arrancada de Adam Johnson por banda izquierda o las intervenciones de Milner parecían entrañar peligro.
El inglés estaba siendo un equipo lento, apático, sin un jugador que tomase las riendas y también sin movimientos sin balón. Todo esto ante una Alemania replegada, bien ordenada y esperando atrás...esperando su oportunidad, que llegaría. 22 fueron los minutos que tardó en aparecer el genial Mesut Ozil, el cerebro de esta selección germana y el hombre que decidiría la final. Pase milimétrico a la espalda de Cranie, para que Gonzalo Castro definiese ante la salida del portero.
Primera intervención de Ozil en el partido y primer gol de Alemania.


El gol alemán complicó aun más las cosas al seleccionado inglés, que con 0-0 tenía problemas para elaborar juego y que perdiendo 1-0 tenía que buscar el gol del empate, pero eso podía dar más opciones a Alemania a la contra. La tónica del partido fue la misma que antes del gol de Castro: una Inglaterra impotente y sin capacidad para crear peligro y siendo incapaz de hacer daño a un equipo que no ha encajado más que un gol en todo el torneo, pero con serios problemas en el juego aéreo y con un portero -Neuer- que se ha mostrado muy inseguro y con problemas enormes en balones aéreos o jugadas a balón parado. Pero ninguno de estos defectos fueron aprovechados por los de Pearce.
Viendo el banquillo inglés también nos quedaba claro que Inglaterra no tenía nada de lo que tirar y que Pearce lo tendría muy difícil para cambiar el rumbo de un partido que quedaría sentenciado con un gol del MVP del partido: Ozil, que sacó un tiro libre directo desde lejos, que a priori no entrañaba ningún peligro. Sin embargo, la estúpida tarjeta amarilla recibida por Joe Hart en la tanda de penaltis ante Suecia le hacía perder la final, por lo que tuvo su oportunidad Scott Loach, que sería protagonista del partido debido a su fallo en esa acción en la cual el disparo de Ozil debía ser atrapado por Loach, pero que sin embargo se lo "comió".

Con el 1-0 las opciones inglesas seguían vivas, pero el 2-0 fue el mazazo definitivo, quedaba más de media hora para buscar la remontada, pero Inglaterra siguió igual y solo un gol en una jugada puntual podía levantar el ánimo del equipo...ese gol no llegó y un joven alemán casi desconocido hasta ahora tendría su momento de gloria.
A 12 minutos del final Sandro Wagner ponía la puntilla, un jugador al que ya pudimos ver hace dos temporadas en el primer equipo del Bayern Munich pero que el año pasado fue traspasado al Duisburgo.
Por si fuera poco, 6 minutos después, Wagner repetía, pero esta vez no era un gol cualquiera...¡era un golazo! Encara al defensa, se perfila y desde la frontal del área saca un colocado disparo, al más puro estilo 'Titi' Henry. Una forma perfecta de poner punto y final al torneo conquistado por los alemanes.


El 4-0 final es un resultado bastante exagerado y engañoso que no refleja el verdadero nivel exhibido por el combinado alemán a lo largo alemán, pero al fin y al cabo lo que cuentan son los resultados y Alemania es campeona de Europa Sub-21. De la misma forma, que Alemania es campeona de Europa Sub-17 este año -con Chris Buchtmann a la cabeza-...y lo fue de categoría Sub-19 el año pasado.

Y es que, si de algo puede presumir Alemania, es de que la salud de sus categorías inferiores es envidiable.

3 comentarios:

Devo dijo...

Bueno, la verdad que no puedo quejarme mucho de la final que vi esta tarde. Sinceramente me ha gustado, sobre todo tras el primero gol de Castro, que abrio un poco mas el partido que era bastante monotono en los primeros minutos.

Las bajas tomaron un papel importante, increible que Hart no pudiese estar en la final por una estupidez tan grande, y como se noto su ausencia. Un portero seguro, con experiencia comparado con su sustituto, que tuvo gran responsabilidad en el gol de Ozil que practicamente sentencio el encuentro.

Enorme Ozil, estos son los partidos donde te enamoras de Mesut (aunque lo mio con el ya lleva tiempo, es uno de mis futbolistas predilectos). Como se nota cuando se hace dueño del partido, toma la pelota, encara, remata, pone pases en habilitacion... Si puede superar su timidez y su irregularidad, sera grande.

El planteo de Inglaterra fue logico, nada mejor se podia hacer sin tener un 9 definido, aunque claramente se podria haber llamado a alguno otro como precaucion (recordemos lo que le sucedio a Inglaterra en el Mundial 2006, justamente con un juvenil Walcott en su plantel.)

Me ha gustado mucho el centro del campo aleman y sinceramente no comporto la idea de Pearce de utilizar tres jugadores defensivos como Cattermole, Muamba y Noble (este un poco mas suelto). Yo creo que lo ideal hubiese sido un 4-4-2 con Muamba + Rodwell en el centro del campo, Walcott y Milner por las bandas y Agbonlahor con Campbell en la ofensiva. Lastima que no se dio.

Alemania continua dominando en las categorias inferiores, impresionante. Atentos, algun dia estos chicos creceran y esperemos que mantengan su gran nivel.

Saludos Sergio, ya estoy de vuelta.

El Balón Europeo

hoeman dijo...

Enorme torneo de Özil... aunque personalmente me quedo con Neuer. YA es uno de los 5 mejores porteros del mundo.

Alemania viene pegando fuerte desde abajo.

Pablo G. dijo...

No pude ver la final, pero leí que fue floja aunque estoy viendo opiniones contrarias. Saludos