domingo, 1 de febrero de 2009

¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo vamos a tener que aguantar esto? ¿Hasta cuándo va a seguir en el cargo Scolari? ¿Hasta cuándo vamos a jugar como un equipo pequeño ante los grandes de la Premier, y a veces contra los que no son tan grandes? Preguntas como estas se las deben de estar haciendo los aficionados del Chelsea.

Cada semana vemos como el Manchester City toca fondo, una y otra vez, después de cada derrota del City pensamos: "A partir de ahora solo pueden ir hacia arriba y mejorar", pero no, nos equivocamos una semana sí y otra también.
A pesar de no ser tan delicada la situación del Chelsea, sí que da la sensación de que cada semana toca fondo, y el último mes de los blues es para olvidar. Lejos queda aquel equipo todopoderoso que nos enamoraba gracias a su hambre de victoria,gracias a que Mourinho salía a por todas, ya fuera en Champions o en Carling, le daba igual. Aquel equipo tenía una identidad, un carácter, un estilo, forjados por su entrenador.
Pero a lo que se está empezando a acostumbrar el actual Chelsea de Scolari es a empatar en casa ante el Southend (de 3ª división inglesa), a sufrir de lo lindo ante el Stoke y lo que es más grave, a no dar la cara en los partidos ante los grandes.

Todo esto se le ha ido de las manos a Scolari, cuyos primeros meses en el cargo parecían bastante ilusionantes, pero fue un espejismo, ya que no tardaron en llegar los problemas con Deco, con Drogba, la lesión de Essien y una multitud de factores adversos a un entrenador con una brillante carrera como seleccionador (disponiendo de una gran generación de brasileños primero y de una gran generación de portugueses después, todo hay que decirlo), pero que a nivel de clubes está perdiendo el poco crédito que podía tener.
Un entrenador que no es capaz de sacar más de esta extraordinaria plantilla y que está hundido en esta terrible dinámica negativa, solo puede ser destituido por parte de Abramovich, si es que el Chelsea todavía quiere luchar por la Champions.

Está a tiempo Abramovich o Peter Kenyon, o quien sea el que tiene que tomar la decisión, pero ahora es el momento de cambiar la inercia de un equipo. Todavía están a tiempo de salvar la temporada, porque cuesta mucho pensar que el Chelsea esté en disposición de levantar cabeza, sino es con la marcha de Felipao.

Hoy ha sido una nueva muestra de impotencia. Hemos visto 11 magníficos futbolistas sobre el césped de Anfield, pero parecía que ninguno tenía muy claro lo que tenía que hacer. Tiene delito que un jugador con 2 de los mejores laterales del mundo (Bosingwa y Ashley Cole) cree tan poco peligro por las bandas. Tiene delito que un centro del campo con Mikel, Lampard y Ballack no sea capaz de tener el más mínimo control del juego.

Recordó bastante el Liverpool-Chelsea al Manchester United-Chelsea de hace 3 semanas. Hoy nos aburrimos bastante en la 1ª parte, ¿quien lo diría?, ¿como es posible aburrirse en un Liverpool-Chelsea?
Después de bastantes minutos de bostezos y resignación, Mike Riley nos despertó de nuestro letargo cuando expulsó a Lampard (minuto 60). ¿Habría sido distinto el partido sin Frank no hubiese sido expulsado? No lo sabemos, pero tampoco influyó demasiado, ya que el Chelsea estaba jugando mal y siguió jugando mal, aunque con 10 jugadores estuvo a merced de un Liverpool que por fin dio un paso adelante. La posesión se inclinó hacia los reds y en el último suspiro apareció Torres para marcar los 2 goles que mantienen al Liverpool en la pelea por el título.

Si la reflexión que hago sobre el Chelsea, es la de la necesidad de un cambio, y por tanto, de la destitución de Scolari.
En el caso del Liverpool, hago la misma reflexión que Pol Gustems: seguimos entrando al trapo con Steven Gerrard. Uno se cansa de que le consideren ejemplo y que demuestre no serlo en tantas ocasiones. No es
el vídeo del youtube con las caídas libres, tampoco la obra teatral contra el Atlético ni por sus aferes en los bares. Es una voluntad constante de engaño para beneficio. Hoy, amonestado por hacer de la frontal del área una piscina de Marina d'Or.

6 comentarios:

Pol Gustems dijo...

Es que lo de Gerrard me saca de quicio, porque es un jugadorazo peor tiene estas salidas fuera de la deportividad que hacen que no podamos considerarlo un ejemplo como toda la afición red le tiene. En fin, gracias por el enlace y celebro que compartas mi visión sobre el tema. Estamos de acuerdo con City y Chelsea también. No hay carácter en el equipo de Scolari. El Chelsea de Mou, hasta el de Avram Grant, moría en el centro del campo, lo peleaba todo, no se conformaba con la derrota ni y sacaba una garra de dónde parecía no haberla. Lo peor es que no veo dónde está la solución para volver a ver ese Chelsea. Recuperación de Essien.. fichaje de un delantero centro TOP y un extremo TOP goleador. Por dinero no será supongo... pero sobretodo que se trate de gente con hambre, no más Deco's. (pese a ser buenísimos, no se necesitan ahora). Y en el banquillo... pues ah, alguien joven con ganas de comerse el mundo. Diría Roberto Martínez pero aparte de quererlo en el Swansea no se si sabría hacer funcionar una plantilla con tantas estrellas e imponerles disciplina - no lo sé, al menos ahora. Que vuelva Mou!!

Saludos Sergio!

Devo dijo...

Muy correcto el articulo, el Chelsea ha tocado fondo en cuanto a rendimiento y ni me quiero imaginar si es que salen del top 4 de la tabla. Otro caso es el City, que jugo una hora mas contra un equipo de 10 hombres y aun asi no acerto un tiro al arco, inentendible. Buen segundo tiempo vimos hoy, la verdad que Torres ha demostrado otra vez ser el numero nueve de Liverpool.

Un saludo Sergio!


El Balón Europeo

``They still have a dream´´

Brando dijo...

Hi! I see you love football too! Come on my blog http://ioamolaseriea.blogspot.com and we may exchange links?

Ramon dijo...

Suscribo el post de la primera palabra hasta la ultima,yo nunca entendi el fichaje de Scolari,la verdad que me sorprendió mucho.El equipo no juega a nada y ya hay problemas de vestuario lo cual es casi peor que que el equipo juegue mal,pero bueno el problema es aver a quien traes ahora....que te parece mi opcion,se que es muy arriesgado y quiza el no esté por la labor,ya que ha reiterado en varias ocasiones que quiere terminar su contrato con su ambicioso proyecto,¿que te parece que el Chelsea fichara a Roberto Martínez?

SALUDOS CRACK

Sergio Santomé dijo...

Yo a Roberto Martínez lo quiero dónde está. Además tampoco creo que sea el perfil de entrenador que necesita el Chelsea.
O mucho cambian las cosas en este final de temporada, o en verano habrá muchos movimientos en Stamford Bridge.

cityground dijo...

El Chelsea no juega una castaña esta temporada y el partido de Liverpool fue otro ejemplo, se ha vuelto un equipo aburrido hasta decir basta, con esos jugadores es difícil jugar tan mal.