domingo, 31 de agosto de 2008

Esperanzador debut de Ronaldinho

Ronaldinho naufragó en sus dos últimos años en España. Se dio a conocer con sus brillantes actuaciones con las categorías inferiores de Brasil, antes de que deleitase a todo el mundo con sus exhibiciones en el PSG, equipo que no estaba a la altura de un jugador que se convirtió en el buque insignia del Barcelona. Fue capaz de hacer renacer a un equipo que estaba hundido en la mediocridad y esa mediocridad la convirtió el astro brasileño en la brillantez propia de un equipo capaz de ganar dos ligas y una Champions. Sin embargo, todo cambió para Ronaldinho después de su decepcionante actuación en el Mundial de Alemania, al que siguieron dos temporadas aun más decepcionantes.

Muchos dudan de que pueda volver a ser el que fue, pero lo cierto es que ha llegado al club en el que más posibilidades tiene de renacer, ¿por qué? Pues porque el vestuario del Milan es una auténtica familia, con jugadores ejemplares y voces con mando como Maldini o Gattuso. Además hay que valorar el hecho de que Ronaldinho podrá dejar a un lado sus evidentes problemas físicos, ya que para eso esta el moderno y efectivo Milan Lab, que permite mantener un excelente estado físico a jugadores longevos como Maldini, Inzaghi y compañía.

La temporada pasada fue una de las más decepcionantes de los últimos tiempos en la Lombardia. Desde la primera semana hasta la última el nivel mostrado por el Milan fue impropio de un equipo de tanta calidad, por lo que no fue injusto que el Milan quedase en 5ª posición y se quedase sin jugar la Champions este año.
Desde hace tiempo se pide una renovación a los de San Siro, y esa renovación no se ha producido de la forma que podíamos esperar y desear, ya que los fichajes de Ancelotti se reducen a: Zambrotta, Flamini, Senderos, Cardaccio y el retorno de Shevchenko, Borriello y Abbiatti.
Pero a pesar de no ser una profunda renovación, sí que llega un poco de aire fresco, y no solo al Milan, sino también al Calcio, con la presencia de un 'jugón' como Ronaldinho.

La ilusión que ha provocado el fichaje de Ronnie, unida a la reciente llegada de Shevchenko, hacen que el Milan vuelva a soñar con el Scudetto y ese tiene que ser el objetivo; además parten con la ventaja de que no tendrá el despiste que provoca la Champions.

Como primer plato de la temporada en San Siro teníamos la visita del Bolonia, que vuelve a la Serie A. En la alineación de Ancelotti se echaba en falta a Kaká, que sigue recuperándose de un problema de rodilla, aunque ha declarado que espera jugar dentro de dos semanas en Génova.

Abbiatti ha sido el titular bajo los palos, Zambrotta, Jankulovski, Maldini y Kaladze han formado una defensa de 4. En el centro del campo, Flamini ha acompañado a Pirlo y Ambrosini; mientras que Seedorf y Ronaldinho han comenzado por detrás de Inzaghi.

Ya desde los primeros minutos del encuentro se pudo observar una forma de juego y una intensidad distinta a la mostrada el año pasado, ya que el Milan no cedió el balón, sino que se encargó de tenerlo, moverlo y crear peligro cerca del área. También tardamos poco en ver la nueva cara de Ronaldinho, que desde los primeros minutos se mostró voluntarioso, participativo y mostró de nuevo su típica sonrisa, que teníamos casi olvidada.
Pero ante esa buena imagen de los milanistas, apareció Marco Di Vaio,que batió a Abbiatti, después de un excepcional toque de balón de Amoroso. Era el minuto 17 y el Bolonia se puso por delante con una jugada eléctrica para superar la lenta y estática zaga del Milan.

No cambió de actitud el equipo 'rossonero' y siguió dominando el juego y consiguiendo algo que el año pasado no era muy habitual: ocasiones y disparos dentro del área.
El buen comienzo de Ronaldinho no era un espejismo, ya que fue el brasileño quien tomó el mando de la remontada, entrando totalmente en juego, aunque no en banda izquierda como
podíamos esperar, sino en una posición más centrada y cerca del área.
Estaba cómodo y quería entrar en juego, lo cual permitía crear espacios y, por supuesto, ocasiones que no eran capaces de aprovechar ni Inzaghi ni ningún jugador milanista.
Está claro que la condición física del nº80 del Milan no es todavía la adecuada, pero aun así su enorme calidad técnica, su manejo de balón y su capacidad para poner el balón en cualquier sitio le permiten aterrorizar defensas, como fue el caso de la zaga de los de Arrigoni, que cada vez que veían a Ronaldinho acercarse, simplemente reculaban.
El buen juego y las intenciones ofensivas del Milan tuvieron como recompensa el gol de Ambrosini a los 41 minutos, como no, con un excelente centro de Ronaldinho con la derecha.

En el descanso Shevchenko sustituyó a Jankulovski, de forma que Flamini se situó como lateral derecho, Zambrotta pasó al lateral izquierdo y el ucraniano se situó junto a Inzaghi.
En la reanudación el Milan continuó dominando, siendo dueño del balón y cerca del área del Bolonia, pero pasaban los minutos y el gol no llegaba, lo que provocó que la intensidad del equipo empezase a bajar, pero nadie se podía imaginar que el gol acabaría llegando por parte de Francesco Valiani, quien marcó un golazo desde fuera del área a los 78 minutos, que puso al Bolonia de nuevo por delante, 1-2.

Faltaban 10 minutos para el final pero el Milan estaba agotado y algunos jugadores como Ronaldinho o Pato (jugó algo más de 20 minutos) estaban bastante imprecisos. De esta forma, el Bolonia se lleva los tres puntos de San Siro en un partido que el Milan mereció ganar, ya que el Bolonia se mostró muy defensivo, pero además tampoco se puede decir que fuese algo meritorio, ya que los de Arrigoni defendieron más por acumulación que con orden.

Pero no podemos reducir todo a un resultado negativo, ya que las sensaciones son realmente buenas y el renacer de Ronaldinho está más cerca.
Lo que sí que tendrá que pulir Ancelotti es el gran defecto de este equipo: la nula profundidad por banda. Es un equipo repleto de talento por el centro, pero se atasca y no encuentra ni velocidad, ni desborde ni profundidad por las bandas. También deja algunas dudas la defensa milanista.

Habrá que ver cómo hace Ancelotti como juntar en el campo a Kaká, Pirlo, Ronaldinho, Shevchenko, Pato o Flamini porque lo que está claro es que todos juntos no caben. Pero más allá de nombres, como he dicho, el gran problema del Milan en el apartado ofensivo es la carencia de bandas.

Por cierto, justo cuando se produjo el pitido final con el que se certificaba la primera derrota de la temporada, la realización se fijaba en Berlusconi, que estaba en el palco y pudimos ver una amplia sonrisa por parte del mandatorio italiano, lo cual no es muy normal en alguien que ve como su equipo pierde, pero sí que si explica si pensamos que Silvio acababa de ver el ilusionante "nuevo" Milan, que promete tardes de buen fútbol.


Además el Calcio puede recibir un nuevo crack en la próximas horas, ya que el Inter está a punto de cerrar el fichaje de Ricardo Quaresma.

sábado, 30 de agosto de 2008

El Arsenal de siempre y el nuevo Inter

Había dejado muchas dudas el Arsenal en sus primeros partidos oficiales de esta temporada, salvando una buena eliminatoria previa de Champions ante el Twente. En el primer partido de liga vimos como el equipo se durmió y la semana pasada vimos los problemas de los 'gunners' en Craven Cottage. Sin embargo, lo más preocupante en relación al Arsenal es la sensación que hay de que necesita refuerzos, especialmente en el centro del campo, donde será difícil hacer olvidar a Flamini, aunque quizás no tanto porque hubo un día no hace mucho tiempo en el que se fue Vieira y casi nadie lo extrañó. Por cierto, Patrick Vieira estaba esta tarde viendo el partido del Arsenal, pues lo vimos en el palco junto a su compatriota Silvestre, que pronto debutará con el Arsenal.

En el día de hoy Wenger pudo disponer de Cesc, al que alineó junto a Denilson, por lo que Eboué por fin pasó a jugar como interior derecho(aunque a mi me gusta más como lateral). Nasri sigue siendo titular y no está defraudando, ocupando una posición escorado a banda izquierda, pero con tendencia a irse hacia el centro. Adebayor formó pareja de ataque con Van Persie.
Enfrente estaba el rocoso Newcastle de Keegan, en el que no estaba Obafemi Martins, pero sí que estaba Owen y el español José Enrique, además de los argentinos Coloccini y Jonás.

A los 2 minutos ya hubo una jugada dudosa, pues Coloccini derribó a Cesc en el área, pero el árbitro no pitó penalti. Sin embargo, la cosa no quedó ahí, ya que el comienzo del Arsenal fu arrollador, con un dominio absoluto de la posesión del balón, triangulando, creando y aprovechando espacios, y por supuesto teniendo ocasiones. Este juego del Arsenal provocó que en una de las muchas apariciones de Adebayor en el área, N'Zogbia tocase el balón con la mano, por lo que hubo penalti, que se encargó de transformar brillantemente Van Persie.
Con el primer gol, la intensidad de los de Wenger bajó, pero no lo suficientemente como para que el Newcastle se hiciese con el balón, y es que todo el peligro de las 'urracas' en la primera mitad se redujo a una ocasión de Owen, justo antes de que Van Persie anotase el segundo tanto del encuentro, y otra del propio Owen, que obligó a Almunia a intervenir.
Al descanso se llegó con ese 2-0 y la segunda mitad empezó con algo más de igualdad, aunque se notaba la alarmante falta de creatividad en el centro del campo del Newcastle, cuya propuesta era juntar a Butt y a Guthrie y situar como interiores a Jonás y a N'Zogbia(dos claros jugadores de banda que poco pueden aportar en la creación y salida de juego).


A los que les sobra talento y calidad técnica es a los de Wenger, que en otra de sus muchas llegadas al área de Given, consiguieron marcar el tercer gol, obra de Denilson.

El partido quedó visto para sentencia a media hora del final y en esa última media hora continuó el monólogo del Arsenal, en el que tuvieron oportunidad de participar Vela, Song y Walcott, los tres que entraron en la segunda mitad y que demostraron que cualquiera de ellos puede entrar en el 'once inicial'.
El Arsenal pudo y mereció marcar más goles, pero así quedó el partido, con un contundente 3-0 ante un Newcastle muy inferior al que vimos hace dos semanas en Old Trafford.
La nota negativa para los londinenses fue una nueva lesión de Van Persie, que se produjo en el minuto 60 y que motivó su cambio. Esperemos que no sea grave, porque vale la pena disfrutar de Van Persie y de Adebayor cuando están inspirados, como fue el caso de hoy.



En el Luigi Ferraris se estrenaba Mourinho en la Serie A italiana en esta primera jornada del Calcio. El proyecto de Moratti parece ser firme y decidido, pues la llegada de un excelente técnico como es Mourinho servirá para dar una forma de juego con la que se identifique el Inter. Las sensaciones del nuevo Inter fueron bastante buenas el pasado domingo, en la Supercopa de Italia, que ganaron en los penaltis ante la Roma.
Hoy tocaba pasar el primer examen liguero ante la Sampdoria, en un partido en el cual el portugués volvió a repetir el esquema 4-3-3 que se espera sea el habitual del Inter este año. Lo sorprendente es el posicionamiento de Stankovic como pivote, aunque seguramente esto cambie cuando Vieira reaparezca o cuando Cambiasso deje de jugar como central. Muntari volvió a jugar como interior izquiero, Zanetti de nuevo como interior derecho(posición que ya fue habitual para él la pasada campaña). Mientras que Mancini y Figo jugaron como extremos, cerca de Ibrahimovic.

Con esta alineación y este posicionamiento táctico era de esperar ver al Inter que José desea formar, es decir, un equipo que juegue con mucha intensidad, que trate de dominar el partido, que incluso mueva el balón y sobre todo que sea muy eficaz cerca de la portería rival. Y esa fue la intensidad y el orden que vimos a los 'neroazzurros' en los primeros cinco minutos, pero fue un espejismo, ya que a los pocos minutos la Samp empezó a controlar el partido, tuvo el balón y creó peligro con internadas por ambas bandas y con las intervenciones de Cassano.

No había hecho nada meritorio el Inter en la primera media hora, pero en el minuto 32 Ibrahimovic desequilibró el encuentro en un instante, después de una gran pared con Mancini, aunque el sueco se acomodó el balón con el antebrazo, por lo que el gol debía haber sido anulado, pero el árbitro dejó seguir la jugada, en la que Zlatan definió con la zurda y situó al Inter por delante en el marcador.
En el tramo final de la 1ª mitad no cambió demasiado la actitud de un Inter, cuya primera parte deja mucho que desear y con la que seguro que Mourinho no está nada contento.

La intensidad de los de Mazzarri siguió siendo la misma en la reanudación, aunque les costaba encontrar portería; mientras tanto, el nuevo planteamiento del Inter era salir a la contra y así aprovechar los espacios dejados por la defensa de 3 de los genoveses.

El Inter parecía recibir un poco de aire fresco con la entrada de Balotelli, pero poco después llegó el gol del empate, marcado por Gennaro Delvecchio, tras un centro de Padalino. Era el minuto 67, por lo que todavía faltaban bastantes minutos para el final, pero la entrada en el campo de Hernán Crespo y del chileno Luis Jiménez no cambió el curso de un partido, que en los últimos minutos se veía abocado al empate y apenas vimos nada reseñable en ninguna de las dos áreas en ese tramo final, por lo que el primer resultado de Mourinho en la Serie A es un empate a 1 en el campo de la Sampdoria, pero visto lo visto, al portugués todavía le quedan muchos detalles por perfeccionar.


Este ha sido solo un aperitivo del apasionante domingo de fútbol italiano que nos espera mañana, con el debut del "renovado Milan", con un prometedor Fiorentina-Juventus y con un Roma-Nápoles.
Y no hay que olvidarse de la Premier, cuyo plato fuerte es el Chelsea-Tottenham, en el que los de Juande deben reaccionar. También juega el Liverpool ante un Aston Villa con grandes aspiraciones esta campaña.
Mientras tanto, estaremos a la espera de si se cierra algún fichaje. Puede irse Robinho al Chelsea, Berbatov al United, Quaresma al Inter o cualquier otro.

viernes, 29 de agosto de 2008

¿Aún alguien duda de su talento?

Hace algún tiempo comenzó este brillante proyecto del Zenit, sobre el que se podrían escribir cientos de páginas, pero que tiene como primeros éxitos: la liga rusa conquistada hace a finales de 2007, una sobresaliente actuación en la Copa de la UEFA, dejando fuera a Villarreal, Olympique de Marsella, Bayer Leverkusen y Bayern Munich, con la conocida victoria en la final del torneo ante el Glasgow Rangers.
Pero no solo estamos viendo la ascensión de un equipo como el Zenit, sino que anteriormente ya habíamos disfrutado con el CSKA de Moscú, y además del Zenit también han alcanzado una nueva dimensión tanto Arshavin como la selección rusa que asombró a Europa en el mes de junio.

Ahora el nuevo reto de los de San Petersburgo es el asalto a la máxima competición continental, la Champions League, en la que no me sorprendería que dejasen fuera a la Juventus o al Real Madrid. Pero antes de debutar en la Champions había que jugar la Supercopa de Europa, frente al United.

Hace algo menos de una semana que se produjo el último bombazo del Zenit, al contratar al portugués Danny por 30 millones de euros. Si el Zenit tenía un potencial enorme, ahora con la llegada del mejor jugador de la liga rusa, con permiso de Arshavin, su nivel se eleva hasta límites incalculables, sobre todo en el plano ofensivo.

El equipo ruso todavía flojea en defensa, donde notan mucho la baja del lesionado Lombaerts, aunque parece ser que ellos piensan que la mejor defensa es un buen ataque, y por eso apuestan por jugadores como Tymoschuk, Zyrianov, Denisov, Danny, Domínguez y Pogrebnyak. Sin olvidarnos de un Arshavin que hoy ha sido suplente y que posiblemente siga en el equipo de sus amores.

En el primer cuarto de hora se produjeron un par de ocasiones de ambos equipos, pero el encuentro estaba bastante igualado. Sin embargo, alrededor del minuto 15 empezó a hacerse con el dominio del partido el Zenit y vimos los primeros detalles de Danny por la banda derecha, los movimientos de Domínguez y el sobresaliente trabajo en punta de un Pogrebnyak que se movió, buscó espacio, aguantó la pelota, creó peligro en el área,etc (partidazo del delantero ruso).
Ante el control que ejercían los de Advocaat, el juego del United se limitaba a alguna llegada muy aislada y a la lucha de un inconmensurable Tévez.

Las jugadas del Zenit se repetían más de una vez y vimos más de una vez como Anyukov subía por la banda derecha y trataba de encontrar en el área a Pogrebnyak o a Danny, que estaba por todas partes.
La superioridad del equipo ruso se vio recompensada con el gol de Pogrebnyak a la sálida de un corner en el minuto 44 de la primera parte.

En el descanso entró Arshavin y la segunda mitad siguió de forma similar a como había sido la primera.
Y llegó la jugada de la noche, una de las muchas acciones brillantes que veremos de Danny en el futuro, era el minuto 58 de partido. El portugués controló el balón con el pecho estando casi en el centro del campo y comenzó a avanzar con decisión, llegando al área, donde superó a Ferdinand y definió con muchísima calidad. Pero ese destello de auténtico 'crack' es solo uno de los muchos que veremos del que hasta hace poco maravillaba a los aficionados del Dinamo de Moscu.


El 2-0 parecía sentenciar el encuentro, sobre todo porque entonces el Zenit se hizo dueño y señor del balón, cuando lo normal sería que el Manchester tratase de remontar, pero la capacidad técnica e imaginativa del Zenit era suficiente como para evitar que los ingleses tuviesen el balón.
No había hecho nada el ManU por recortar diferencias, cuando en una jugada puntual Rooney y Tévez volvieron a trenzar una gran acción que aprovechó Vidic para marcar el 2-1.

Faltaban casi 20 minutos para el final y ahí comenzó el sufrimiento del Zenit, cuyos jugadores estaban agotados y veíamos como Danny o Denisov apenas se daban movido, y lo peor era que Advocaat había hecho ya los 3 cambios, por lo que el último cuarto de hora fue un monólogo del United, aunque les faltó claridad y también se encontraron con Malafeev, que hizo varias intervenciones destacadas.
A falta de 1 minuto para el final, Scholes marcó un gol con la mano, pero el árbitro lo vio, anuló el gol y expulsó al inglés.

No fue capaz el Manchester de arrebatar la Supercopa al Zenit y mucho tendrán que mejorar 'los diablos rojos' porque no se pueden permitir un partido tan pobre en el planteamiento ofensivo.
Hay que destacar la buena actuación de Tévez, pero hay que preocuparse por la alarmante intermitencia de Nani, que no acaba de responder a lo que se espera de él.
Y es que el United necesita la vuelta de Cristiano Ronaldo más de lo que podíamos pensar.

Y no puedo dejar pasar otra brillante noche de fútbol del Zenit para comentar que este equipo sigue consolidando un proyecto que tiene como objetivo ganar la Champions y esa posibilidad está más cercana de lo que muchos pueden pensar.
Defensivamente el equipo deja mucho que desear, aunque el fichaje de Puygrenier es una ayuda, pero no es suficiente como para suplir al lesionado Lombaerts. El nivel del centro del campo es muy elevado con un trabajador Tymoschuk, dos todoterrenos como Denisov y Zyrianov, mientras que los goles están asegurados con Pogrebnyak.

La pregunta es: ¿veremos juntos a Danny y a Arshavin? Si es así nos harán disfrutar a los espectadores y harán sufrir a los rivales, porque el portugués y el ruso son dos de los jugadores más talentoso que nos podemos encontrar ahora mismo en el fútbol mundial y puede que ambos levanten una Copa de Europa algún día.

video

jueves, 28 de agosto de 2008

Sufrimiento del City y sorteo de Champions

Uno de los ejemplos más claros de club que trata de mejorar a base de grandes inversiones económicas es el Manchester City, un equipo que en la temporada 2006-2007 tuvo una actuación lamentable. Era un equipo sin fútbol ofensivo, casi sin jugadores destacados y sin gol.

Terminó aquella desastrosa campaña en la que se temió por el descenso y llegó el ex –primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra al club, que prometía invertir un pastizal y comprar jugadores de renombre. En ese verano de 2007 llegaron jugadores como Corluka, Martin Petrov, Bianchi, Bojinov, Giovanni, Elano o Gelson Fernandes.

Era toda una incógnita el nivel que darían los de Manchester, que comenzaron la liga a un nivel asombroso y jugando muy bien, aunque con el paso de las jornadas fue decayendo la intensidad del equipo y los resultados empeoraron bastante, de forma que el equipo cuajó una discreta segunda vuelta y terminó en 9ª posición de la Premier.
Durante esa campaña llegaron dos buenos delanteros como Benjani y Caicedo, además de Nery Castillo, este último en calidad de cedido.

De cara a este verano se rumoreó sobre un fichaje que habría sido de gran repercusión, el de Ronaldinho, pero el brasileño desestimó la posibilidad y Mark Hughes(nuevo entrenador del equipo) se ha tenido que conformar con los fichajes de Jo, Kompany o el Shaun Wright-Phillips(este se ha producido hoy mismo).

En la 2ª ronda de esta edición de la UEFA el City se encontró con el Midtjylland danés y sorprendentemente cayó 0-1 en el partido de ida en Inglaterra.
El equipo de Hughes no se podía permitir caer ante el modesto equipo danés a las primeras de cambio, ya que se acabaría el camino a uno de los principales objetivos de la temporada.

Así que este 28 de agosto se presentaba como un día muy importante de cara al futuro del club esta temporada y ante la necesidad de la remontada, Hughes tuvo que sacar todo su arsenal posible, dando la titularidad al recientemente olímpico Jo para suplir las bajas de los lesionados Vassell, Benjani y Bojinov(¡qué mala suerte la del talentoso búlgaro!).

El Midtjylland es recordado por ser el descubridor de Mohamed Zidan, cuyo número ha sido retirado por parte del club.
Viendo la alineación del equipo danés vemos al experimentado central estadounidense Danny Califf, al internacional danés Thygessen y sobre todo llama la atención la presencia de dos nigerianos: Salami y Nworuh.

En los primeros 10 minutos vimos un par de ocasiones para cada equipo, protagonizadas Salamy y Borring, por un lado, y por Ireland y Jo, por parte inglesa.

Y con el paso de los minutos, sorprendentemente, veíamos como al City le costaba un mundo tener el balón en su dominio, siendo un equipo superior técnicamente debería manejar el juego, tener el balón y crear ocasiones para remontar la eliminatoria, pero los de Hughes eran incapaces de superar el fuerte centro del campo de los daneses, a pesar de la presencia como doble-pivote de los jóvenes Micah Richards y Michael Johnson. Pero lo que más daño hacía a la zaga inglesa era la velocidad de Nworuh, así como las incorporaciones al área de Danny Olsen y de Borring.

Solo en los últimos minutos de la primera mitad, el Manchester tuvo algo más dominio de la posesión de balón, pero estuvo unida a un bajón en el ritmo y la intensidad del partido.

Floja 1ª mitad de los de Hughes, que no demostraron su superioridad técnica, pero dejaron entrever una inexistente pegada, ya que el peligro creado por Jo, Elano, Ireland y Petrov, fue casi inexistente.

Con ese resultado de 0-0 al descanso y la eliminatoria todavía a favor los daneses seguían soñando con dejar fuera a los ingleses.

El pequeño SAS Arena estaba repleto para ver a su equipo, que últimamente le está dando bastantes alegrías, ya que terminó 2º la temporada pasada y este año tratarán de luchar de nuevo por la liga danesa, cuyo liderato perdieron en la última jornada.

En los primeros compases de la 2ª parte parecía cambiar el sino del encuentro, ya que el City se adueñó del balón e inquietó por primera vez al internacional sub-21 Lasse Heinze.
Sin embargo, al City le faltó continuidad y creatividad, ya que con el transcurrir del encuentro fueron desapareciendo las ocasiones.

Alrededor del minuto 70, el Midtjylland tuvo la sentencia en su mano, ya que el nigeriano Babatunde tuvo un par de ocasiones, pero no las aprovechó, cuando era un momento en el que el Man.City estaba sin ideas, agotado y no conseguía acercarse a la portería rival, por lo que tuvo que ser sustituido Jo(flojo partido en su debut) por el joven galés Ched Evans.

Pero las ocasiones más claras seguían siendo para el equipo danés, que las seguía desaprovechando, tanto Danny Olsen como Salami perdonaron la vida a los ingleses.

Parecía casi imposible que se le escapara el partido al Manchester y por eso el narrador de Setanta Sports estaba diciendo que las opciones de los ingleses prácticamente se habían acabado, justo cuando Ball puso un centro desde la izquierda, que se encontró, desafortunadamente, con el rostro de Califf, que envió el balón al fondo de la portería. Necesitó el City ese desafortunado gol en propia puerta para ganar 0-1 e ir a la prórroga.

Los daneses quedaron hundidos con el gol en propia de su mejor jugador defensivo y parecía que ese ‘bajón’ podía facilitar la victoria en la prórroga del City, sin embargo esta comenzó igualada y con poca intensidad, ambos equipos hacían gala de su miedo a perder y les faltaba ambición, lo cual hizo que en la primera parte solo viésemos un mano a mano en el que Evans no pudo superar a Heinze y el peligro que causó en el área el joven Sturridge.

La segunda mitad de la prórroga comenzó con un disparo del rumano Florescu y alguna llegada más del Midtjylland; aunque el genial Michael Johnson poco tardó en probar su buen disparo desde fuera del área. Pero en los 30 minutos que duró la intensidad y las ocasiones no fueron demasiadas y ambos equipos veían como llegaban a los penaltis, para definir la eliminatoria.

En los penaltis, el primero en fallar fue Michael Johnson y a continuación lo haría Borring, pero también falló Afriyie, por lo que el City tenía el pase en su mano, y Corluka no falló su penalti.

El fútbol ha sido cruel con el modesto Midtjylland y con sus aficionados.

Muchos recordábamos al club danés por haber sido quién dio a conocer a Zidan, pero ahora habrá que seguir a algunos de sus jugadores, porque en esta difícil eliminatoria hemos visto a un equipo muy sólido defensivamente.

En el centro del campo destaco a Borring, un centrocampista ofensivo, de ban izquierda, muy buen físico y que se incorporó mucho al ataque; demostraron su calidad Thygessen y el nigeriano Salami. Sin olvidarnos, del veloz y peligroso delantero Nworuh, o el también nigeriano Babatunde, que entró en la segunda parte.


SORTEO DE LA CHAMPIONS


GRUPO A

El Chelsea ha tenido un sorteo bastante benévolo y es el gran favorito de este grupo, en el que la Roma será su gran rival, aunque difícilmente los capitalinos estén al nivel del Chelsea. La Roma tiene mayor nivel que el Girondins de Burdeos, pero no me extrañaría que los franceses diesen un susto a Totti y compañía. Los de Blanc cuentan con un muy buen equipo.

Escasas opciones para el Cluj, cuyo gran éxito ya fue haber ganado la última liga rumana. Tiene jugadores interesantes como Yssouf Kone, Sixto Peralta, Oberman o Trica.

GRUPO B

La cuenta pendiente y gran objetivo del Inter es la Champions y con Mourinho tratarán de asaltar el título continental, y para ello han comenzado con buen pie, ya que el sorteo les ha dado un grupo muy sencillo, frente al Werder Bremen (un equipo que ya llegó a su techo y cuyos mejores años ya pasaron). Es favorito el club alemán, aunque hay que tener en cuenta las opciones del Panathinaikos que entrena Ten Cate, y en el que juegan Josu Sarriegi, Gilberto Silva, Ivanschitz y sobre todo dos jugadores muy prometedores: Ninis y el delantero Ante Rukavina. Una de las 'cenicientas' de la competición es el Anorthosis chipriota, que ha hecho historia al llegar hasta aquí.

GRUPO C

El gran agraciado del sortero ha sido el Barcelona, cuyo grupo es realmente sencillo. Entre los rivales hay un denominados común: la presencia de jóvenes talentos. El Sporting de Lisboa tiene sus opciones de ser segundo de grupo, pues mantiene a Moutinho y a Veloso. Menos opciones tiene el Basilea, del que hay poco que destacar, quizás el prometedor Derdiyok, al que ya vimos en la Eurocopa con Suiza. Mi apuesta en este grupo es que la segunda posición será para el Shakhtar Donetsk, un equipo que se merece avanzar a los octavos de final y que cuenta con un equipo ofensivo, joven y de juego vistoso. En los próximos días posiblemente hable en profundidad de este equipo ucraniano que me encanta y que cuenta con jugadores como Brandao, William, Fernandinho o Jadson. Todo un espectáculo ver a los de Lucescu.

GRUPO D

No se pueden quejar los rojiblancos, ya que partiendo del bombo 4 las posibilidades no eran demasiados optimistas, pero ha habido bastante suerte, sobre todo porque del bombo 2 ha tocado un PSV que no tiene nada que ver con el equipo que cayó en las semifinales en 2005 y que casi llega a la final de la Champions aquel año. El grupo tiene el morbo de ver a Torres en el Calderón, y el Liverpool debe ser el dominador del grupo, aunque visto lo visto en la eliminatoria ante el Standard todo puede pasar. En principio, Agüero y compañía lucharán por la 2ª plaza con el Olympique de Marsella y con el PSV.

GRUPO E

Hace tres temporadas el Villarreal y el Manchester United se vieron las caras en la primera ronda de la Champions, pero fue el Villarreal el que avanzó a la siguiente ronda(acabó llegando a semifinales), mientras que el United cayó en aquella primera ronda. Veremos dos partidos apasionantes los que disputen estos dos equipos, prototipos del fútbol vistoso. También en el grupo está el Celtic, cuyas opciones de clasificarse son pocas. Además está otra de las 'cenicientas' el Aalborg, por lo que el United volverá a Dinamarca, donde hace un par de años perdió ante el Copenhague.

GRUPO F

Se reencuentran Luca Toni y la Fiorentina, ya que los italianos forman parte del grupo en el que también están el O.Lyon, el Bayern Munich y el Steaua de Bucarest. Las opciones de los rumanos en un grupo como este son nulas. Pero se presenta apasionante la lucha entre un Lyon que aspira a llegar lo más lejos posible, un Bayern Munich que vuelve a la Champions después de un año de travesía por la Uefa y la Fiore. La lógica hace pensar que los de Florencia no tienen demasiadas opciones, pero yo deseo que hagan una muy buena Champions, y es que los de Prandelli son el modelo a seguir en el fútbol actual. Cada año dan un pasito adelante, siempre manteniendo el fútbol alegre y ofensivo que impone el genial Prandelli. Se clasificaron para la Champions, dejando fuera al Milan y este verano se han preparado para disputar la Champions.

¿A quién no le gustaría ver a Vargas, Mutu, Gilardino, Jovetic o Kuzmanovic siendo la revelación de la competición?

GRUPO G

De nuevo el Arsenal al asalto de Europa, pero es toda una incógnita el rendimiento que pueden dar los de Wenger. Calidad no falta, pero sí resultados(¿debido a la falta de un mediocentro?).

El Oporto sigue siendo un equipo muy sólido y con opciones de llegar lejos en la competición, al igual que el Fenerbahçe, aunque los de Luis no convencieron en su primer partido liguero. La lucha por el segundo puesto debería estar entre estos dos, aunque el Arsenal no se puede descudir. El Dinamo de Kiev tratará de lavar la triste imagen que dieron el año pasado en la fase de grupos. Arrollaron al Spartak de Moscu en la previa y mantiene jugadores como Bangoura o Milevsky, pero su nueva estrella es el talentoso mediocentro croata Vukojevic.

GRUPO H

El gran perjudicado del sorteo ha sido un Real Madrid sumergido en un mar de dudas a punto de empezar la temporada y que se reencontrará con la Juventus, el equipo que lo eliminó la última vez que los blancos llegaron a unas semifinales. Es indiscutible la calidad del Madrid, pero es dudosa su superioridad en este grupo, ya que la Juventus es un equipo que ha recuperado parte de su esencia. Los de Ranieri son muy fiables en defensa y tienen una pegada descomunal con Trezeguet, Del Piero, Iaquinta o el fichaje estrella Amauri. Sin duda serán dos apasionantes encuentros entre los dos equipos en los que el gran Zidane jugó fuera de su país.

Además hay que unir la presencia del Zenit, que asombró a Europa ganando la Uefa y que promete dar espectáculo en la Uefa. La base de este brillante equipo es la misma que cuando empezó la presente liga rusa, pero hay que añadir la contratación de Puygrenier y la del fenomenal Danny.

La otra 'cenicienta' de la Champions es el BATE Borisov de Bielorrusia, un equipo del que Áxel Torres ya habló hace un año. Todo un éxito que hayan llegado hasta aquí, ahora solo pueden disfrutar, al igual que haremos todos con otra edición de la mejor competición de clubes del planeta.


miércoles, 27 de agosto de 2008

Noche histórica en el Calderón

Hoy era uno de los días más importantes que ha habido para el Atlético en la última década y acabó siendo una noche mágica, en la que han conseguido la clasificación para la fase de grupos.

Aguirre dispuso en el terreno de juego a un 'once' casi de gala, para disfrute de un Vicente Calderón que se acabó llevando una gran alegría.

En el inicio del encuentro las sensaciones del Atlético no eran demasiado buenas y era incapaz de mantener el balón en su posesión. Además se vieron un par de despistes en defensa, aunque el Schalke no los aprovechó.
Pero lo bueno que tiene este equipo es que una pegada descomunal y muchísimo talento ofensivo, que muy a menudo saca adelante los partidos, dada la falta de creación que hay en la medular.

El Schalke es un equipo desconocido por su buen trabajo defensivo, pero seguro que Rutten no quedó nada contento cuando vio como 4 de sus jugadores estaban cerca de Agüero, pero ninguno cubrió al ‘Kun’, que se encontraba totalmente libre de marca en el área chica y puede rematar con comodidad, consiguiendo el primer tanto del encuentro.
En ese minuto 18 llegaba la igualada de la eliminatoria y eso hizo que se acrecentará el ánimo de la afición, clave para ganar.

El Schalke se vino abajo y reflejó su incapacidad para tener el balón, para crear juego y para crear ocasiones. Todo eso hizo que el Atleti controlase el partido y que tuviese la posesión del balón, aunque lo cierto es que el juego realizado por los de Aguirre en la 1ª mitad no fue nada brillante, pero la intensidad de juego y el apoyo de la afición fueron suficientes como para que el Atlético fuese dueño de la 1ª mitad, aunque creó muy pocas ocasiones, siendo la mejor un disparo al palo de Simao.


La 2ª parte comenzó con una ocasión clarísima para Raúl García, que fue el aviso del que sería el segundo tanto, que llegó a los 50 minutos, tras una sensacional jugada e impecable disparo de Forlán.

La eliminatoria estaba encarrilada, pero el Atleti cedió el balón al Schalke, aunque los de Gelsenkirchen no supieron qué hacer con el balón en los pies.
Sin embargo, la posesión de balón del Schalke no se tradujo en ocasiones de peligro, es más, apenas llegaron al área, por lo que apenas inquietaron a Leo Franco.

Rutten metió en el campo a Rafinha, pero su entrada fue insignificativa, no como la entrada de Luis García, que fue clave, y es que en los minutos que estuvo sobre el terreno de juego entendió a la perfección el juego, se movió y anotó el tercer gol, después de una asistencia de Agüero. Hoy el Kun no solo marcó y asistió, sino que se desgastó y corrió constantemente, haciendo un último esfuerzo para poner el balón.

En los últimos compases llegó el 4º gol de los ‘colchoneros’, al transformar Maxi un penalti, que significó la expulsión de Pander.

El Atlético consiguió la clasificación para la fase de grupos de la Champions en una noche mágica para los atléticos y en la que el aliento del público se hizo sentir.

OTRAS ELIMINATORIAS

En la jornada del martes, vimos como el Barça superaba el trámite en Cracovia y la Juventus hacía lo mismo frente al Artmedia. También ayer, el Panathinaikos superó al Sparta de Praga, al que ya había ganado en la ida.

En la jornada de hoy, miércoles, pudimos ver cómo se el BATE Borisov se convierte en el primer equipo bielorruso en participar en la fase de grupos de la Champions. Otro de los equipos noveles será el Aalborg, que venció al FBK Kaunas.

El Shakhtar ya había ganado en la ida al Dinamo de Zagreb, e hizo lo mismo en Croacia, demostrando que es un equipo a tener en cuenta.

El otro equipo ucraniano, el Dinamo de Kiev, había goleado al Spartak en Moscú y repitió victoria en su estadio.

La Fiorentina ya había encarrilado su eliminatoria en Florencia y sacó un empate a 0 en Praga, ante el Slavia, por lo que los de Prandelli estarán en la Champions.

El Olympiacos de Valverde no pudo remontar el 3-0 ante el Anorthosis, ya que solo ganó por 1-0 y eso hace que no podamos ver el interesante equipo que han armado los de El Pireo.

El Olympique de Marsella venció al Brann Berger con una inspirada actuación de Niang, al que veremos en la Champions una vez más.

El campeón turco, Galatasaray, había empatado a 2 en la ida ante el Steaua, pero los rumanos han ganado en la vuelta y eso hace que los de Becalli vuelvan a la Champions. No podremos ver al campeón turco.

Al que sí veremos es al Fenerbahçe, que venció 2-1 al Partizan y se aseguró su participación en el sorteo de la fase de grupos.

El Basilea suizo ganó 2-1 al Vitoria Guimaraes, por lo que habrá un equipo suizo en la Champions.

El Arsenal goleó por 4-0 al Twente, con goles de Nasri, Gallas, Walcott y Bendtner, por lo que los de Wenger estarán en la fase de grupos de la Champions por undécimo año consecutivo.

El Liverpool sufrió mucho más de lo esperado, ya que en la ida no había merecido ganar pero se fue con un 0-0. Sin embargo, hoy fue un día para sufrir en Anfield,¿quién se lo diría a Torres? Su Atlético festejando una noche histórica y él en el Liverpool a punto de caer eliminados en lo que sería un fracaso. Incapaces de marcar los de Benítez, por lo que los 90 minutos acabaron con empate a 0. En la prórroga los minutos fueron pasando y el gol no llegaba.
El salvador fue Kuyt, que anotó en el minuto 118. De esta forma, los reds consiguen el pase al sorteo de mañana, pero las sensaciones de este comienzo de temporada no son muy buenas.
Se supone que esta debe ser la campaña en la que los de Anfield luchen por la Premier y mejoren su rendimiento, pero el comienzo de campaña no es muy esperanzador, ya que han ganado los 2 primeros partidos de Premier, pero los 3 goles que marcaron hasta ahora fueron en los últimos 10 minutos de ambos encuentros. Ante el Standard han tardado 208 minutos en marcar un gol al campeón belga.
¿Preocupante? Quizás, pero con Benítez nunca se sabe.

Los 3 grandes de Portugal

Una de las ligas que ha dado comienzo este pasado fin de semana es la Superliga portuguesa, que actualmente es dominada por un Oporto muy superior a sus rivales.

El dominio del Oporto, hoy en día, es absoluto, ya que ha ganado los 4 últimos campeonatos ligueros y el año pasado la diferencia entre él y los demás no sólo no se recorta, sino que aumentó y vimos como la liga fue un paseo para un Oporto que ganaba partido sí y partido también.

Poco después de que terminase la pasada campaña, el equipo de Pinto da Costa estuvo a punto de tambalearse cuando salió a la luz la operación ‘Silbato dorado’. En un primer momento parecía que el Oporto se quedaría sin participar en la Champions como sanción por parte de la UEFA y eso habría sido un golpe muy duro que posiblemente provocaría la marcha de algunos de los mejores jugadores del equipo. Sin embargo, la UEFA desestimó la posibilidad de sancionar al club y las cosas siguen igual, ya que comienza una Superliga en la que el Oporto es claro favorito, el Sporting tratará de hacerlo lo mejor posible con su equipo repleto de canterazos, mientras que el Benfica tratará de mejorar la imagen del año pasado.


OPORTO

Será la 3ª temporada de Jesualdo Ferreira en el banquillo del equipo y el objetivo no es únicamente revalidar título liguero, sino que hay aspiraciones de llegar lo más lejos posible en la Champions, en la que el año pasado cayeron en los octavos de final ante el Schalke.

En la portería es indiscutible Helton, el internacional brasileño, que se muestra tan brillante como fallón. Es capaz de hacer las paradas más difíciles, pero también suele cometer fallos de bulto que hacen que baje su cotización.
Sus suplentes son: el veterano Nuno y el joven Ventura.

La gran baja del Oporto este verano no ha sido ni Lucho G., ni Quaresma (siempre están las quinielas para dejar Oporto, pero ahí siguen). Uno de los mejores jugadores de los últimos años, Bosingwa, se ha ido rumbo a Londres, pues el Chelsea ha desembolsado 20 millones de euros por él.
Para cubrir esta baja, Jesualdo cuenta con varias opciones. Una de ellas es situar como lateral derecho al recientemente fichado Sapunaru, que es lo que hizo en el primer partido de liga, ante Os Belenenses.

Pero otra posibilidad sería colocar al uruguayo Fucile en el lateral derecho, ya que puede jugar en ambos lados. El año pasado jugó en la izquierda, pero podría ocupar el puesto de lateral derecho. Es muy ofensivo, talentoso y veloz.
Jesualdo debería confiar más en él, porque es un jugadorazo.

El argentino Nelson Benítez llega desde Lanús para tratar de arrebatar a Fucile el puesto de lateral izquierdo.

En el centro de la defensa es imprescindible Bruno Alves, un central poderoso físicamente, con buena salida de balón y buen juego aéreo.

Su acompañante no está decidido, ya que el veterano Pedro Emanuel todavía puede tener sus partidos. Sin embargo, el serbio Stepanov tiene opciones de jugar y además uno de los fichajes veraniegos es el de Rolando, un joven central que brilló en Os Belenenses y que llega al campeón con la etiqueta de ser uno de los defensas de mayor futuro del fútbol portugués. Posee un impresionante físico, que le permite dominar el juego aéreo, siempre bien colocado y con unas cualidades que le auguran un futuro similar al que tuvo Pepe. Pero lo primero será que se haga con la titularidad.

El éxito del Oporto en estas últimas campañas se sustentaba, entre otras cosas, en un excelente esquema táctico, con las ideas muy claras, de forma que en ese 4-3-3, Assunçao acompañaba a Lucho y Meireles.

Sin embargo, Paulo Assunçao se ha ido al Atlético de Madrid, por lo que el equipo se tendrá que recomponer y para ello han pensado en Tomás Costa, un mediocentro argentino, que se encargará de guardar las espaldas a Meireles y Lucho.

Raúl Meireles suele jugar como volante izquierdo y está bastante infravalorado, ya que es un jugador de muchísima calidad y que en el Oporto está a un nivel excelente. Trabaja constantemente, ayuda en la contención, pero además tiene bastante incidencia en ataque, ya que son habituales sus llegadas al área rival, pues posee un potentísimo disparo.

Lucho González se ha convertido en el mejor jugador de la Superliga, junto a Quaresma, y es que sus años en el Oporto vienen marcados por una regularidad impecable.

Juega como interior derecho, con bastante libertad. No es un prodigio de técnica ni de visión de juego, pero por él pasa el juego ofensivo del equipo. Es incansable, por lo que está continuamente en movimiento y eso hace que ayude en labores de contención y que también sea importante cerca del área (con su buen disparo y sus goles).

El colombiano Guarín ha llegado a Oporto, después de no triunfar en el Saint Etienne. Maravilló con su fútbol en las categorías inferiores, ya que sus actuaciones con la sub-20 en 2005 le dieron mucho caché, pero desde entonces ha demostrado bastante poco y parece difícil que se pueda adaptar al esquema del Oporto. Calidad no le falta, pues es un mediocentro de buena distribución de balón y con talento para crear peligro cerca del área.

Lo normal durante esta temporada será ver en ataque a Lisandro, con Quaresma moviéndose en ambas bandas y queda la duda de quien será el otro jugador. Seguramente tenga minutos el talentoso Sektioui, pero en el primer partido la titularidad fue para Cristian Rodríguez y para Mariano González (este jugó debido a la baja de Quaresma).

‘El cebolla’ Rodríguez llegó hace un año al Benfica, tras pasar por el PSG y habiendo brillado en la Copa América. No defraudó a las órdenes de Camacho y fue uno de los jugadores que más rendimiento dio el año pasado en el Benfica. Puede ser uno de los grandes aciertos del Oporto en este verano, ya que el uruguayo es un centrocampista que puede jugar en ambas bandas, o por el centro, es sacrificado, trabajador y también aporta en ataque, a pesar de sus limitaciones técnicas. Apunta a titular.

El argentino Mariano González ya jugó el año pasado en Do Dragao, estando cedido por el Palermo, y ahora tratará de entrar en las rotaciones. Puede actuar como extremo en ambas bandas, aunque también puede ser situado como enganche.

Otro de los jugadores con opciones para entrar en el ‘once’, y que a priori formará parte de las rotaciones, será el marroquí Tarik Sektioui. Es un atacante talentoso, con regate y desborde, pero falto de gol y muy irregular.

Ricardo Quaresma se ha convertido en el mejor jugador de la Superliga y me sorprende que no haya dejado el Oporto en los dos últimos veranos. Es un extremo que puede hacer daño en ambas ambas, es vertical, veloz, tiene regate y es decisivo en el Oporto. Sensacional técnicamente, capaz de deleitarnos con sus centros con el exterior del pie, que también le hacen tener un disparo letal. Va a cumplir 25 años y sería una pena que no lo viésemos en una de las grandes ligas, sería un gran reto para él y quizás se convertiría en uno de los mejores jugadores del mundo. De momento, trabajará para darle otra liga al Oporto.

Lisandro López tardó dos años en adaptarse al fútbol europeo, aunque también le perjudicó el hecho de jugar muy lejos del área, prácticamente como extremo. El año pasado explotó y sus cifras goleadoras fueron excelentes (24 goles y pichichi). Es un atacante de mucha movilidad, capaz de crear peligro lejos del área, pero también es un buen rematador. Veremos si los 24 goles del año pasado fueron ‘casualidad’ o si es capaz de reafirmarse como un goleador.

Como recambio de Lisandro y con opciones de entrar en las alineacione, está el recientemente fichado ‘Hulk’(este es el apodo de Givanildo Vieira de Souza). Solo tiene 22 años y viene de marcar goles en la liga japonesa, donde ha estado varios años. En la pretemporada ya marcó goles y en el primer partido de liga, salió como suplente y en poco tiempo ya marcó un golazo. Puede ser una de las sensaciones de la Superliga, ya que es un delantero de buen físico, con talento y un remate excepcional.

En la recámara queda el argentino Farías, que no consigue triunfar en el fútbol europeo, ya que no tuvo suerte en el Palermo, después de haber brillado en Estudiantes. Luego tuvo una exitosa etapa en River, pero en el Oporto ni siquiera es titular.


SPORTING DE LISBOA

Paulo Bento ha implantado sus ideas de fútbol ofensivo y de trabajo con la cantera, lo cual le ha permitido formar un bloque de talentosos jóvenes, pero les falta algo de competitividad para dar el salto de calidad y siguen estando lejos de poder plantar cara al Oporto.

La pasada temporada no fue demasiado buena, pero el desastre producido en el Benfica hizo que el Sporting quedase en 2ª posición.

Una de las grandes noticias de la pasada campaña fue el descubrimiento del joven portero Rui Patricio, que a sus 20 años ya es dueño de la portería, debido a sus excelentes reflejos y soltura bajo palos.
Al portero serbio Stojkovic le perjudicó su irregularidad, que le hace cometer graves errores, por lo que ha perdido la batalla por la titularidad.

Abel se ha asentado en el puesto de lateral derecho, aunque ahora tendrá que luchar por el puesto con el argentino Grimi, que llegó hace un año y medio al Milan, pero que no fue capaz de jugar con asiduidad ni en San Siro ni en su cesión al Siena. Llegó en calidad de cedido al Sporting en enero y ahora ha sido fichado por los lisboetas.

El brasileño Anderson Polga es indiscutible en el centro de la defensa lisboeta desde hace varios años y su acompañante durante la última campaña fue el portugués Tonel. Sin embargo, el puesto del central portugués no está asegurado, ya que Marco Caneira puede jugar como central.

Caneira ofrece la posibilidad de situarlo en cualquier puesto de la defensa, por lo que también tiene opciones de jugar como lateral izquierdo.

Sin embargo, aquí está el brasileño Ronny, que siempre ofrece espectáculo, ya que es un lateral izquierdo muy ofensivo, aceptable técnica y sobre todo un potentísimo disparo que emplea en lanzamientos lejanos o en faltas directas. Defensivamente es un poco despistado y suele perder el sitio, aunque se beneficia de sus cualidades físicas.

Uno de los jugadores europeos con más futuro es Miguel Veloso, un joven que comenzó como central y que se ha acabado convirtiendo en uno de los mejores mediocentros jóvenes del planeta. Se ha hablado de su marcha al Arsenal o a algún otro grande, pero aquí sigue, aunque todo puede pasar hasta el día 31.

Enormes cualidades físicas, perfecta colocación sobre el terreno de juego, trabajo de contención e incluso buen disparo. Estas son las credenciales de un mediocentro que marcará una época en Europa.

La otra estrella del equipo es Moutinho, un jugador que no acaba de explotar y que no consigue dar el salto de calidad. Necesita estar en contacto con el balón y tiene calidad para ello, ya que tiene visión de juego, técnica e incluso llegada al área rival. Debería ser más determinante en el juego del Sporting.

Fabio Rochemback ha sido uno de los fichajes de esta temporada y en principio su función será de jugador de recambio que dé descanso a titulares como Veloso, como en el primer partido de liga.

El ruso Izmailov también ha sido fichado, aunque ya estuvo en Lisboa durante la pasada campaña en calidad de cedido. Puede jugar en ambas bandas y es talentoso, pero es demasiado irregular y el año pasado aportó bastante poco al equipo, por lo que tiene muchas opciones de ser suplente, aunque se puede ganar un puesto.

El argentino Romagnoli fue titular durante la pasada campaña y todo indica que ese año lo volverá a ser, aunque su nivel no sea el mismo que en su día exhibió en San Lorenzo. Paulo Bento lo sitúa en banda derecha, aunque también puede jugar como enganche. No tiene excesivo protagonismo ofensivo, pero a cambio ayuda bastante en el centro del campo.

El montenegrino Vukcevic tuvo sus oportunidades el año pasado y dejó destellos de su calidad, pero no convenció, por lo que ahora parte como suplente.

Dos de las futuras estrellas del equipo serán Adrien Silva y Pereirinha.

Silva solo tiene 19 años, pero es un mediocentro completo, con criterio y capacidad para mover el balón, por lo que le espera un gran futuro en el Sporting.

Bruno Pereirinha tuvo bastantes minutos durante la pasada campaña y quizás este año pueda hacerse con la titularidad. Es un extremo derecho veloz, vertical, con regate y bueno técnicamente.

El gran referente en el ataque lisboeta sigue siendo Liedson, un delantero con una regularidad admirable, siempre aporta goles. Es un delantero de buenos movimientos, velocidad y sobre todo, un gran remate y olfato de gol.

Paulo Bento no consigue encontrar el acompañante ideal para Liedson y hay varios candidatos.

Por un lado, está Derlei, el veterano jugador brasileño que ya jugó en Oporto y Benfica. No debería tener demasiados minutos, a priori, pero sus cualidades hacen pensar que se complementaría bien con Liedson y que ayudaría al equipo.

El joven Djanick Djalo surgió con fuerza hace un par de años, pero no ha conseguido asentarse. Puede jugar como segundo punta o escorado a la banda, tiene velocidad, regate. Es muy vertical y talentoso, pero le falta capacidad goleadora, que si la consigue lo convertirá en uno de los jugadores más valiosos de la Superliga.

Para reforzar la delantera ha sido fichado Helder Postiga, que va camino de convertirse en un trotamundos, pues ha pasado por Oporto, Tottenham, Saint-Etienne y Panathinaikos, antes de llegar a Lisboa.

Es un delantero de buenos movimientos, aunque le falta remate y técnica. Puede tener opciones de ser titular.


BENFICA

La temporada pasada fue para olvidar. Había bastantes ilusiones en verano, pues se acometieron muchos fichajes interesantes, pero el equipo nunca carburó y su rendimiento fue lamentable, lo cual hizo que los de Camacho acabasen en 4ª posición y sin clasificación para la Champions.

El proyecto del Benfica tendrá como patrón a Quique Sánchez Flores, quien tendrá que devolver al equipo a la lucha por la Superliga.

En la portería la titularidad es para el veterano Quim, mientras que en la suplencia están Moreira y Moretto.

Uno de los jugadores más destacados del Benfica en los últimos años ha sido el lateral derecho Nelson, un carrilero muy ofensivo, de buenas condiciones físicas y que peligro en sus subidas al ataque. Sin embargo, en estos últimos días el Betis ha insistido en su contratación y se ha hecho con sus servicios, por lo que el puesto de lateral derecho queda desguarnecido, quizás a la espera de algún fichaje.

En principio, no está claro quien ocupará el lateral derecho.
Aunque tras la marcha de Nelson todo hace indicar que será el uruguayo Pereira quien juegue como lateral derecho. Es un jugador muy polivalente que puede jugar como interior, volante o incluso como lateral; muy trabajador, de buenas condiciones físicas, aunque algo limitado técnicamente.

El brasileño Luizao es indiscutible en el centro de la zaga, pues es un central experimentado, fuerte, bueno en el juego aéreo y que lleva varios años destacando en Lisboa.

Camacho tuvo muchos problemas con los centrales y acabó poniendo muy a menudo a Katsouranis ahí, pero ahora Quique puede dar la titularidad a Edcarlos, quien llegó hace un año después de destacar en el Sao Paulo. También debería pensar en el joven y prometedor David Luiz, quien ya dejó muestras de su calidad en su primer año y medio en el club.
En la recámara queda el jovencísimo Sidnei, quien acaba de llegar desde Internacional de Porto Alegre.

El dueño del lateral izquierdo viene siendo el brasileño Leo, pero su rendimiento ha bajado y ya tiene 33 años; además ha sido fichado Jorge Ribeiro, quien tratará de hacerse con la titularidad.

El griego Katsouranis podría tener un hueco en el centro del campo, pero todo dependerá de si Quique acaba decidiendo ponerlo como central.

En el centro del campo se producirá un profunda renovación este año ya que han llegado bastante jugadores nuevos, entre ellos Amorim y Martins.

Carlos Martins solo duró una temporada en el fútbol español, en el Recreativo, ya que su fantástica temporada le ha convertido en un jugador muy cotizado, al que Quique considera como una pieza importante en su equipo. Es un centrocampista trabajador, con criterio y con llegada al área rival.

Una de las adquisiciones de futuro es la de Rubén Amorim, un joven que llega procedente de Os Belenenes. Es un mediocentro muy completo, que ayuda en defensa y que es un gran organizador de juego. De su adaptación al esquema de Quique dependerá su futuro a corto plazo.

El francés Yebda es otro de los fichajes, y su función debería ser la de jugador que entre en las rotaciones, al igual que el joven y prometedor Fellipe Bastos, un mediocentro brasileño de 18 años, al que vimos en el pasado Mundial sub-17.

Con tantas llegadas de nuevos jugadores el que perderá mucho terreno será el camerunés Binya, que decepcionó en su primer año, y al que muchos solo recuerdan por su brutal entrada sobre un jugador del Celtic en la Champions. Su futuro en Lisboa no es muy halagüeño.

Balboa llega desde el Madrid y tratará de jugar la mayor cantidad de minutos, pero lo tendrá muy difícil y su papel se limitará a jugador de banquillo con apariciones puntuales.



La gran apuesta de Quique es el fichaje de Aimar, que no pudo evitar el descenso del Zaragoza el año pasado y tratará de reconducir su carrera en Portugal. Si rinde a su mejor nivel elevará notablemente el rendimiento del equipo y es que el argentino tiene calidad para convertise en el mejor jugador de la Superliga. Es de esperar que juegue con mucha libertad, como enganche, aprovechando su visión de juego, conducción de balón y claridad de ideas.

Di María llegó hace un año al Benfica, pero su rendimiento estuvo por debajo de lo que esperaba, aunque es cierto que con el paso de las jornadas se fue notando su adaptación al equipo y vimos bastantes destellos de su calidad. Acaba de ganar los JJOO y ahora tendrá que hacerse cargo del ataque benfiquista. Posee una excelente zurda, es veloz, desequilibrante y capaz de jugar pegado a banda o como segundo punta. Le falta tener más constancia y acierto en el área.

Habrá que ver que puede demostrar José Antonio Reyes, que acaba de llegar después de dos años faltos de constancia en el Madrid y en el Atlético. Nunca ha vuelto a jugar al nivel que estuvo en el Sevilla y en sus inicios en el Arsenal.

Tendrá que luchar por la titularidad y dejar a un lado su irregularidad si quiere hacerse con un sitio en el once. Calidad no le falta, y además puede jugar en ambas bandas o como segundo punta.

El paraguayo Cardozo fue uno de los grandes fichajes de hace un año y se vio recompensado con una titularidad casi indiscutible, pero le costó adaptarse al fútbol portugués, ya que estuvo lejos de su nivel en Newell’s, más que nada por su falta de acierto en el área. En esta, su segunda temporada, debe convertirse en el referente ofensivo del Benfica y asegurar una importante cifra de goles.

Nuno Gomes sigue siendo un delantero de banquillo, que aporta goles cuando hacen falta, lo cual lo convierte en un excelente suplente. Sigue teniendo olfato de gol, como demostró en el primer partido de liga, en que marcó un gol saliendo desde el banquillo.

Seguramente Gomes tendrá más opciones de jugar que el angoleño Mantorras y que Ariza Makukula, quien llegó en enero al Benfica, después de brillar en los meses que estuvo en el Marítimo, aunque Ariza se quedó sin ir a la Eurocopa.

Otra de las apuestas de futuro del Benfica es el uruguayo Urretavizcaya, también conocido como ‘Urreta’, quien acaba de llegar procedente de River Plate de Uruguay y que solo tiene 18 años, pero que ya ha sido titular en el primer partido de la Superliga. Aun así deberá conformarse con los minutos que tenga, progresar y formarse de cara a su prometedor futuro.



Mi pronóstico es que el Oporto ganará la Superliga con relativa facilidad, mientras que Benfica y Sporting mejorarán con respecto al año pasado. Sin embargo, el Sporting puede perder a sus jugadores más importantes en cualquier momento, pero el proyecto del Benfica podría convertir a los de Quique en un equipo competitivo dentro de poco.

lunes, 25 de agosto de 2008

El Portsmouth no es rival

Esta noche se cerró la segunda jornada de la Premier League, con la disputa del partido entre el Portsmouth y el Manchester United, en Fratton Park.

Los de Harry Redknapp fueron barridos por el Chelsea en la 1ª jornada y llegaban al encuentro de esta noche con algunas bajas importantes, ya que no podían contar con Kranjcar, pues se lesionó con la selección croata el pasado miércoles.

En Stamford Bridge vimos los problemas de un inoperante Portsmouth, en el que ni Defoe ni Crouch han comenzado a buen nivel, por lo que se están notando más de lo debido las bajas de Kanu y Nugent.

La lesión de Michael Carrick en el partido frente al Newcastle provocó que Ferguson se quedase casi sin efectivos en el centro del campo, por lo que Anderson (quien acaba de participar en los JJOO) era necesario para el técnico, ya que también causaron baja por lesión, Park Ji Sung y Hargreaves.

Pero los problemas del United no se acababan ahí, ya que a la baja de C.Ronaldo se une una vez más la de Nani, quien estaba sancionado.

Ante este panorama de bajas y jugadores ‘tocados’, Ferguson optó por situar a Fletcher, Scholes y O’Shea en el centro del campo, con Anderson con mayor libertad ofensiva, aunque casi pegado a la banda izquierda. Mientras que arriba vimos a la dupla Rooney-Tévez.

En la alineación del ‘Pompey’ lo más llamativo era ver a Kaboul en su posición natural de central, pero en cambio, Distin comenzó como lateral izquierdo y Armand Traore se situó como interior/extremo derecho, lo cual se vio que fue uno de los grandes errores del planteamiento de Redknapp hoy.


A los 12 segundos ya se produjo la primera ocasión del encuentro, con un disparo de Bouba Diop y parecía que el Portsmouth salía decidido y ambicioso, pero fue un espejismo, ya que poco tardamos en ver como el duelo se igualaba y cada equipo trataba de jugar sus bazas: el United intentaba mover el balón con rápidas triangulaciones; mientras que el ‘Pompey’ intentaba sacar provecho de los envíos en largo hacia Defoe y Crouch.

El partido estaba empezando a decaer, nadie era capaz de hacerse con el mando del encuentro y el ritmo era bastante lento, cuando Tévez cambió el sino del encuentro con un acertadísimo pase a Evra, quien entró por la banda con su habitual velocidad y puso un centro que serviría para que Fletcher adelantase a los ‘diablos rojos’. Era el minuto 32 y faltaba casi un cuarto de hora para el final del primer tiempo pero en todo ese tiempo y con el marcador en contra, el Portsmouth fue incapaz de hacer algo en ataque, ante la falta de ideas y de calidad en su medular.

Terminó la 1ª mitad con el ManU por delante sin haber hecho gran cosa, simplemente aprovechó los errores del Portsmouth, que fue un ‘coladero’ en ambas bandas, ya que Distin jugaba fuera de lugar, Armand Traeré no ayudó a su lateral, y Glen Johnson…digamos que lo suyo no es defender.


La segunda parte siguió la tónica de la primera, de forma que el Manchester jugó con bastante comodidad, ya que el Portsmouth continuó demostrando su falta de calidad en el centro del campo y su incapacidad para hacer algo en ataque, y es que los de Redknapp ni siquiera fueron capaces de hacer daño a la contra.
Vimos como Rooney, Tévez y Anderson llegaban al área de James de vez en cuando, pero lo cierto es que el partido era bastante aburrido, dada la inferioridad del 'Pompey' y lo único interesante era un marcador de un 0-1 que no permitía al United confiarse.
Redknapp no pudo cambiar la cara de su equipo con los cambios que hizo y solo se atisbó algún peligro en alguna jugada a balón parada en los últimos 10 minutos que no acabó en gol, por lo que el Manchester gana su primer partido en esta Premier, en la que le toca defender título.

Llevan 4 puntos, pero no es el Manchester brillante de otros años, aunque debemos esperar a que Ferguson cuente con toda su artillería,¿se unirá Berbatov a este arsenal?

Es cierto que el Portsmouth ha jugado en estas dos primeras jornadas frente a los 2 primeros clasificados el año pasado, o lo que es lo mismo, frente a los dos finalistas de la última Champions. No son los rivales ante los que el 'pompey' tenga que ganar, pero el equipo transmite malas sensaciones, ya que en defensa hay lagunas, a pesar de que ha sido uno de los puntos fuertes estos últimos años. Pero lo peor lo tienen de mediocampo hacia delante, donde no hay solidez, ni capacidad para mover el balón, ni jugadores para desbordar por banda, y además la delantera no funciona.

Así que...Kanu, recupérate pronto.



Superando las adversidades

Vimos hace una semana al Valencia ganar en el partido de ida de la Supercopa, por lo que llegaba con ventaja al Bernabéu.
Fue una semana convulsa en Madrid, ante la inminente marcha de Robinho, a pesar de la cual hoy fue convocado y estuvo los 90 minutos en el banquillo.

El Madrid pudo contar con Pepe y Ramos en defensa, lo cual fortaleció mucho la zaga con respecto al partido de ida.
En el centro del campo, Diarra guardó las espaldas a Guti y Van der Vaart. Mientras que Robben jugaba por ambas bandas y Raúl y Van Nistelrooy formaban la dupla de ataque.
Emery repitió la alineación de la ida, con el ataque formado por Silva, Joaquín, Mata y Villa.

El partido comenzó con algunas llegadas de ambos equipos, pero el ritmo de juego pronto se vio que era lento. El Valencia presionaba la salida del balón, por lo que al Madrid le costaba mucho mover el balón, pues Guti y Van der Vaart no eran capaces de tocar el balón e intervenir en el juego.
Con el paso de los minutos fue decayendo el partido y lo único destacado que vimos fue un centro de Miguel Torres, en el que Raúl y Van Nistelrooy no fueron capaces de rematar, ya que se estorbaron entre sí.
A los 32 minutos, Silva no perdonó con su disparo desde la frontal del área y sorprendió a Casillas. El Valencia se adelantaba y estaba más cerca de ganar el título.

No fue capaz de reaccionar el Madrid en el último cuarto de hora de la 1ª mitad, y para colmo fue expulsado Van der Vaart por roja directa, tras una peligrosa entrada sobre Mata. Esa acción solo servía para ratificar la mala 1ª parte del equipo de Schuster.

La 2ª parte comenzó con una jugada decisiva, en la que Albiol tocó el balón con la mano tras un remate de Van Nistelrooy, que luego se encargó de transformar la pena máxima.

Con el gol del empate, el Valencia se vino un poco abajo, pero el Madrid aun tardó en dominar e irse a por la portería rival, ya que en los minutos posteriores vimos a un Valencia más incómodo y el Madrid creaba más peligro, especialmente por parte de Robben(el mejor del encuentro), que desbordó una y otra vez, incluso creó peligro por la derecha.

Sin embargo, las posibilidades del Madrid parecían diluirse cuando Van Nistelrooy fue expulsado a los 72 minutos, por lo que los blancos se quedaron con 9 hombres(2 más que el Valencia).
Pero entonces volvimos a ver a Robben volviendo locos a los defensas y en un corner embarullado Sergio Ramos anotó el segundo gol del Madrid.
Por primera vez en el encuentro, el Valencia perdía la ventaja y estaba por detrás en el marcador, pero poco pudo hacer, ya que De la Red marcó un golazo desde fuera del área y Gonzalo Higuaín aprovechó la falta de entendimiento entre Alexis y Hildebrand para marcar el 4-1.
El tramo final del encuentro fue realmente alocado y eso hizo que Morientes marcase en tiempo de descuento el 4-2 final, que da al Real Madrid la Supercopa 2008.

El título se lo lleva el Madrid, pero ha quedado claro que aun queda trabajo y que de mediocampo hacia delante todavía no funciona el equipo y en el primer partido de liga, no estarán ni Sneijder ni Van der Vaart, y a ver qué pasa con Robinho.

Sin embargo, en esta Supercopa hemos visto al Valencia con las ideas bastante claras(hoy no tanto) y Emery acabará imponiendo su fútbol y seguro que devuelve a los chés a su lugar.